El Leopardo cuyo nombre científico es Panthera Pardus se trata de un animal mamífero carnívoro muy temido, que forma parte de la familia de los félidos, es oriundo de los continentes asiático y africano y si quieres saber más sobre sus características y costumbres, te invitamos a leer este artículo.

leopardo-1

El Leopardo

Como ya hemos indicado, el leopardo es un animal felino, concretamente pertenece a la subfamilia de los panterinos y se le conoce porque es uno de los que tiene la habilidad para rugir, tal como lo hace el león, pero además, es una de las cinco especies que han sobrevivido del género Panthera.

Etimología

En la época antigua, se pensaba que el leopardo era cruce entre un león y una pantera negra, razón por la cual le fue impuesto el nombre de leopardo, que está conformado por las palabras griegas de leōn que es literalmente león y pardos que significa pantera macho.

Características

El leopardo forma parte de los que han sido llamados los grandes felinos, y tiene el quinto lugar en tamaño porque sólo son mayores que él, el puma, que no está inmerso entre los grandes felinos, a pesar de ser el félido de cuarto tamaño, el jaguar, el león y el tigre, en ese orden.

Se trata de un cazador que es muy ágil y sigiloso, aunque se trata de uno de los más chicos entre los grandes felinos. El leopardo es capaz de cazar presas más voluminosas que él, en razón de la estructura y la fuerza que poseen los músculos de su mandíbula.

Leopardo de Amur

Es un animal que posee similitudes considerables con dos félidos, que son el jaguar y el guepardo. El guepardo es algo parecido, pero de menor tamaño, largo y delgado, la mayos similitud la vamos a encontrar entre el leopardo y el jaguar, ya que éste último es muy parecido, aunque las diferencias se pueden observar en sus tamaños, manchas, color del pelaje, zona donde habitan y métodos de cacería.

leopardo-2

El leopardo tiene un cuerpo muy macizo, posee una cabeza redonda y una cola larga y estilizada. Sus patas son extraordinariamente fuertes, con la característica de que posee 4 dedos en las patas posteriores y 5 dedos en las patas delanteras, y todos ellos poseen garras que son retractiles.

Dependiendo del ejemplar, pueden llegar a medir desde 91 centímetros hasta 1,91 metros de longitud, teniendo que adicionarle el tamaño de la cola, que puede estar entre los 58 a los 110 centímetros, y pueden alcanzar una altura en la cruz de 45 a 78 centímetros. Los machos adultos pueden llegar a tener un peso que oscila entre los 37 y 90 kilos, y las hembras pueden estar entre los 28 y los 60 kilos. En líneas generales, su cuerpo es largo y su cola tiene la misma longitud que la de un tigre.

La forma de su moteado puede depender de la subespecie a la que pertenece y del hábitat en que se encuentre. El leopardo del este de África, tiene la tendencia a tener manchas de tipo circular, mientras que el leopardo del sur de África tiene manchas más cuadradas, así mismo, las manchas de los leopardos asiáticos suelen ser más grandes. Pero todos ellos poseen 30 piezas dentales.

Variantes de color

El leopardo, del mismo modo que ocurre con el jaguar, puede exhibir una modificación de colores por causa de un gen recesivo. A los ejemplares a los que les ocurre esta variación se los llama panteras negras y son absolutamente similares al jaguar melánico. Esta variación de color es muy corriente en la selva ecuatorial de la península de Malaca y en las laderas de algunas montañas africanas como en el Monte Kenia.

Hay una inusual variación melánica que fue observada en una reserva sudafricana. Es comúnmente conocida como el Strawberry Leopard que quiere decir el leopardo fresa. En este caso en concreto, el leopardo encontrado exhibe los síntomas de una probable enfermedad genética llamada en inglés erythrism, que es una enfermedad muy poco conocida, y que tiene como efecto originar un exceso de pigmentación rojiza o baja producción de pigmentos oscuros en la piel y por eso el leopardo parece de color rosa.

Otras raras mutaciones observadas con los que han sido llamados leopardos rey, que al igual que en el guepardo, se presenta con un pseudo-melanismo que altera el color de su piel. En este caso las manchas se fusionan modificando las formas de las mismas. Una mutación aún más extraña, pero que sí existe es de las criaturas que han sido llamadas panteras blancas, aunque son supremamente raras.

Alimentación

El leopardo es un animal carnívoro, oportunista y versátil, que probablemente no tenga un gran tamaño, pero que posee una enorme fuerza y velocidad. Lo usual es que tienda a cazar presas que posean un tamaño pequeño o mediano, pero no le tendrá miedo a cazar a una presa que tenga un mayor tamaño que él.

Su dieta es muy variada, porque puede alimentarse de una mayor variedad de animales que cualquier individuo de la familia Panthera. Es capaz de cazar y comer desde insectos hasta el antílope eland, por lo común machos, aunque es más frecuente que cace presas que tenga un peso promedio de menos de 200 kilos, que es el equivalente a unas 400 libras. Hasta el momento ha podido catalogarse que en su dieta se encuentran incluidas 92 especies de animales.

Su dieta es compuesta por ungulados y primates. Aunque siendo un animal oportunista, no le importa alimentarse de peces, anfibios, reptiles, roedores, insectos, aves, en particular las que son terrestres como pintada vulturina y algunas veces caza a otros depredadores de menor tamaño como a los chacales, las martas, los zorros y algunos felinos de tamaño pequeño. Se tiene conocimiento de que un leopardo llegó a cazar a un joven cocodrilo del Nilo. Pero los del continente asiático también se alimentan de cérvidos como el chital y el muntiacus.

Su modo de cazar no es muy elaborado ni difiere de la de otros felinos, porque se trata de un cazador solitario. Lo usual es que aseche con mucho cuidado a su presa, hasta que se encuentra a una distancia cercana y después se lanza sobre ella. Su método de matar es por estrangulación en la garganta. De esa forma logra matar a antílopes, impalas y hasta gacelas.

leopardo-3

Con la intención de proteger a las presas que ha cazado, tiene la costumbre de subirlas a los árboles, para así evitar que otros depredadores oportunistas como él, se la roben. Para realizar esa actividad tienen una extrema fuerza, que les permite poder cargar y subir a los árboles presas que pueden tener el doble de su tamaño y peso. Un leopardo fue observado subiendo a una jirafa joven en un árbol, estimándose que su presa tenía un peso de alrededor de 125 kilos, que son unas 280 libras.

Reproducción

La época de apareamiento va a depender de la región en la que habite el leopardo. Hay regiones en las que pueden aparearse durante todo el año. En las regiones de Manchuria y Siberia, se aparean únicamente durante los meses de enero y febrero. Su ciclo estral tiene una duración de hasta 46 días y la hembra permanece en celo de 6 a 7 días. La gestación se prolonga por alrededor de 90 a 105 días. De cada parto nace una camada que puede oscilar entre 2 y 4 cachorros. Pero se ha estimado que la mortalidad de los cachorros se encuentra entre el 41% y el 50% en su primer año de vida.

Las hembras acostumbran buscar lugares tranquilos y seguros para dar a luz, por lo que usualmente lo hacen en cuevas, grietas entre rocas, árboles huecos o matorrales. La piel con la que naces los cachorros suele ser más larga y rolliza que la de un adulto. Al nacer, su pelaje es de un color gris y las manchas no se encuentran definidas.

Cuando los cachorros han cumplido aproximadamente unos 3 meses de edad, comienzan a seguir a la madre cuando ésta se va de cacería. Ya cuando alcanzan el primer año de edad es muy probable que las crías sean capaces de ser independientes y de valerse por sí mismas, pero continuarán junto a su madre por un tiempo aproximado de entre 18 y 24 meses.

Son animales que han soportado vivir en cautiverio. De hecho mientras están en cautiverio su expectativa de vida puede llegar hasta los 21 años. En algunos zoológicos y centros de investigación han logrado cruzar a los leopardos con otras especies y hoy se conservan especies híbridas como el Leopón, el Leojagupardo, el Lijagupardo, el Lepguar y el Jagupardo

Comportamiento

El leopardo es un animal que es muy huidizo y solitario, principalmente de hábitos nocturnos. Aunque su nivel de actividades cambiará en razón del hábitat en que se encuentre y de la clase de presa que cace. En un estudio sobre un radio de seguimiento y análisis en África Occidental  se pudo demostrar que los leopardos de la selva tienen la tendencia a tener más actividad diurna y crepuscular.

Estos animales adoran estar subidos en los árboles, comen encima de ellos y se les puede observar descansando sobre ellos. Se ha demostrado que son muy buenos nadadores, pero no son individuos a los que particularmente les guste el agua, como ocurre con los jaguares y los tigres. Son animales muy ágiles, que pueden llegar a correr hasta los 58 kilómetros y alcanzar distancias de hasta 6 metros al saltar de manera horizontal y hasta 3 metros de manera vertical.

Estado de Conservación y Amenazas

El leopardo está incluido en la lista roja de la UICN, dentro de la categoría de animal Casi Amenazado. Otros depredadores se han constituido en una amenaza para los leopardos, ya que compiten con ellos por el alimento y refugio con relativo éxito.

leopardo-4

El leopardo no es un animal que suela perder en una contienda por una presa, a menos que sea atacado por un depredador mayor o por una manada. Esto último ocurre con los leones y las hienas que son los competidores que mayor peligro representan y no solo atacan a los leopardos para quitarles a su presa, sino que también lo hacen para matar a sus crías.

Hábitat

El leopardo es uno de los pocos grandes felinos que son más adaptables. Excepto en los hábitats desérticos, puede vivir en toda clase de hábitats, siempre que allí encuentre un sitio en el que pueda encontrar escondites y existan suficientes presas que pueda cazar para sobrevivir. Esta clase de animal tiene presencia en todo tipo de selvas y bosques, en las sabanas, en los sembrados y en los lugares rocosos.

Dependiendo de la clase de hábitat en el que se encuentre, el leopardo logra desarrollar métodos que le permiten eludir a los otros depredadores mayores o que sean más numerosos, como lo que ocurre con el león y las hienas en África y el tigre en Asia. En realidad, la única variable que ha logrado afectar al leopardo de forma infranqueable y lo ha limitado en su hábitat son los seres humanos

Subespecies

En el transcurso de los años, han podido existir aproximadamente 20 subespecies de leopardo, sin embargo, de acuerdo a los análisis más recientes y a los adelantos en los estudios del ADN, de han descartado a muchas subespecies, incluyéndolas como individuos que debían estar dentro de otra subespecie y no formar una aparte.

leopardo-5

Al día de hoy, son conocidas solo 13 subespecies de leopardo, una de las cuales lamentablemente ya se encuentra extinta. Algunos especialistas afirman que en realidad solo existen 9 subespecies. Esto se debe a que de las 13 que han sido reconocidas, hay algunas que se encuentran a punto de perder su categoría de subespecie individual para ser incluidas dentro de otra subespecie, por lo que serán descartadas.

Si te ha gustado este artículo, entonces es probable que también disfrutes al leer:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here