La gran ola, una obra del pintor Katsushika Hokusai

En el presente artículo te diremos todo lo referente a La Gran ola de Kanagawa, una de las principales obras de arte japonés, haciendo una pintura como eje principal la gran ola y la montaña Fuji, una montaña que es el símbolo de la nación japonesa ¡Sigue leyendo sobre el artículo y entérate de todo lo que paso el pintor para ser la gran obra maestra!

LA GRAN OLA

La Gran Ola de Kanagawa

La gran ola de Kanagawa es una famosa estampa que también se conoce como La Gran Ola o La Ola. Que fue pintada entre los años 1830 y 1833 por el pintor ukiyo-e, Katsushika Hokusai, durante el periodo Edo en la historia de Japón.

Esta obra realizada por el pintor ukiyo-e, Katsushika Hokusai es la más famosa y conocida que tiene el pintor y es la primera de una célebre serie conocida como Fugaku sanjūrokkei la cual contiene Treinta y seis vistas del monte Fuji.

De igual forma la Gran Ola es una de las imágenes más conocidas en el mundo ya que del molde que utilizo el pinto se sacaron muchas copias de ella, las cuales llegaron a las manos de importantes coleccionistas en el continente europeo. Y en el año 1870 la estampa de la gran ola de Kanagawa se volvió muy popular en Europa.

Llegó a tener tanta fama que los coleccionista de varios países pagaban una fortuna por tenerla entre esos coleccionistas estaban los franceses que la gran ola causo gran apego a la estampa.

En la actualidad muchos museos poseen ejemplares de la estampa de la gran ola de Kanagawa. Entre los cuales destacan los siguientes: Museo Guimet, el Museo Metropolitano de Arte, el Museo Británico, la Biblioteca Nacional de Francia y el Museo Nacional de Arte de Cataluña, según se cuenta todas estampas llegaron a los museos de colecciones privadas  en el siglo XIX.

LA GRAN OLA

Característica de la Estampa

Siendo una de las obras más famosas del arte en Japón, La gran Ola de Kanagawa ha llegado a obsesionar a grandes pintores como fueron Van Gogh y muchos otros ya que es una imagen que representa el yin y el yang.

Pero también representa lo romántico y lo sublime del oriente japonés. Por lo que se sabía del artista de la Gran Ola de Kanagawa es que fue una persona muy humilde y estaba muy seguro de la grandeza de su trabajo ya que firmó la estampa en la parte superior izquierda. Entre las principales característica de la estampa tenemos:

La montaña: es la que se ve al fondo de la estampa y se conoce como el monte fuji, ya que la cumbre de esta montaña siempre está nevando, y es la figura central de la Gran Ola. También la estampa pertenece a una serie de treinta y seis estampas que realizó el pintor de las vista de la montaña Fuji desde diferentes ángulos.

Se debe tomar en cuenta que en Japón la montaña Fuji se considera sagrada y es el símbolo de identidad de la nación japonesa. También se le considera un símbolo de belleza.

Los Barcos: en la estampa de la gran Ola la escena hace una muestra de tres barcas conocidas en Japón como oshioki-bune, estas barcas son utilizadas en Japón para poder transportar los peces, desde las penínsulas hasta los puertos de Izu y Bōsō y luego de allí a los mercados de la bahía.

Estos tres barcos se hallan en la gran Ola en un sitio que se llama la prefectura de Kanagawa, ya que Tokio se encuentra hacia el norte y la montaña de Fuji al noroeste. La bahía de Sagami al sur. La bahía de Tokio al este del país.

En los barcos que se localizan en la estampa de la gran ola se encuentran ocho remeros quienes están aferrados a sus remos para no perder la vida y en el frente de cada barco hay dos pasajeros más. Por lo que sacando cuenta en la estampa de la gran ola hay un total de veinte hombres. Estos barcos usualmente tenían una longitud de 12 metros hasta los 15 metros.

El Mar y sus olas: en la estampa de la gran ola el mar es un elemento importante ya que se basa en la forma de una gran ola que se va extendiendo a lo largo del cuadro y va dominado toda la escena hasta volver a caer.

Pero justamente en ese momento la gran ola realiza una espiral muy perfecta cuyo centro de la obra pasa por el centro de la estampa. De esta forma se deja ver a la montaña fuji al fondo del cuadro. Un especialista de arte conocido como Edmond de Goncourt describió la gran ola de la estampa de la siguiente manera:

“El dibujo de la ola es una especie de versión divinizada del mar hecha por un pintor que vivió el terror religioso del océano abrumador rodeando por completo su país; impresiona por la súbita furia de su salto a través del cielo, por el azul profundo del lado interno de su curvatura, por el salpicar de su cresta que desparrama un rocío de pequeñas gotas en forma de garras de animales”

De igual forma otra especialista del arte hizo una tremenda acotación a la estampa que realizó el pintor japonés ukiyo-e, Katsushika Hokusai, ya que llegó a comentar lo siguiente:

«un paisaje marino con el Fuji. Las olas forman un marco a través del cual vemos el monte. La gigantesca ola es un gran yang para el ying de espacio vacío bajo de ella. El inevitable estallido de agua que esperamos imprime tensión a la pintura. Al fondo, una pequeña ola en pico, que forma un monte Fuji en miniatura, está reflejada a cientos de millas de distancia por el enorme monte Fuji original, encogido en perspectiva.

La olita es más grande que la montaña. Los pequeños pescadores se sujetan a sus delgadas barquichuelas, se deslizan sobre un monte submarino buscando esquivar la ola. La violencia yang de la naturaleza es vencida por el yin de la confianza de estos experimentados pescadores. Extrañamente, a pesar de que haya una tormenta, el sol brilla en lo alto.”

LA GRAN OLA

La firma: la estampa de la gran ola cuenta con dos inscripciones la primera inscripción se relaciona con el título de la serie la cual se encuentra escrita en la parte superior izquierda de la estampa. La segunda inscripción se encuentra a la izquierda de la estampa y es la firma del autor que dice lo siguiente: Hokusai aratame Iitsu hitsu.

Aunque el pintor no tenía apellido ya que era de una región muy humilde, este la firmó con su primer apodo el cual era Katsushika, aunque el pintor llego a usar más treinta nombres distintos y nunca quiso un trabajo sin cambiar el nombre.

Concepción de la Gran Ola

En el momento que el pintor comienza a realizar la gran ola de Kanagawa este se encontraba en muchas dificultades, ya contaba con sesenta años de edad y tenía muchos problemas económicos. En ese momento también tenía un grave problema de salud. Según los estudios que se han hecho sería un infarto.

Es por eso que la obra de la gran ola tardó varios años en terminarse es por eso que los primeros diseños que se hicieron de la gran ola de Kanagawa fueron realizados en un material denso y uniforme.

De esta forma la estampa tenían una gran verticalidad y una fuerte rigidez que en vez de una gran ola parecía una montaña a la que le estuviera cayendo nieve. Por eso se fueron realizando cambios y la gran ola ahora luce más activa, agresiva y muy dinámica. Que da una sensación de amenaza.

La gran ola está muy marcada por la pintura japonesa, donde el público observador está viendo la estampa de ojos de pájaros. Aunque muchas personas que han detallado la estampa han llegado a afirmar que cuando miran la estampan sienten que van a ser aplastados por la gran ola.

LA GRAN OLA

En las primeras estampas que realizó el pintor japonés el horizonte se puede observar, pero en las últimas fue cambiando la perspectiva de la gran ola que el horizonte esta tan bajo que el espectador se centra en la gran ola.

En otra situación que cambió el pintor al ir modificando la obra poco a poco fue que los barcos se encontraban primero en la cresta de la gran ola. Pero esto interfiere con la dinámica y la curva de la gran ola por eso los elimino y los coloco más abajo para dar mayor drama a la estampa de la gran ola de Kanagawa.

Lo cierto es que en la estampa la gran ola es quien demuestra que tiene el control de toda la obra. Aunque la imagen tiene un diseño muy simple como lo hace creer al observador. Sin embargo la estampa llevó un gran trabajo  y un largo proceso de rediseños. Además de una reflexión metódica por parte del pintor.

Todos los cambios que fue haciendo el pintor los fue plasmando en una obra que realizó a la cual título Lecciones rápidas de dibujo simplificado, en el año de 1812. En ese documento el pintor Hokusai llegó a explicar de manera detallada cómo se dibuja un objeto mediante la relación de un cuadrado con un círculo.

Luego de haber pasado algún tiempo el pintor volvió a retomar la estampa de la gran ola, ya que empezó a trabajar en una obra llamada Kaijo no Fuji, que tenía como motivo principal realizar un segundo volumen el cual sería cien vistas del monte fuji.

En esa estampa que volvió realizar se encontraba la misma relación de un cuadrado con un círculo, además que en la última estampa sobre la gran ola el pintor no colocó ni barcos ni personas y los fragmentos de las olas coinciden con el vuelo de los pájaros. Pero el viaje de la Ola esta vez la hizo contraria a como es la lectura en japonés de izquierda a derecha.

Si te ha parecido importante el presente artículo sobre la Gran Ola de Kanagawa te invito a visitar los siguientes enlaces:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.