Kanye West, rey de Billboard con su nuevo disco Jesus is King.
Kanye West, rey de Billboard con su nuevo disco Jesus is King.

Y al séptimo día, a Kanye West le salió la jugada. Por mucho que Jesus is King, el disco en el que Kanye West te pide que cambies el Instagram por la iglesia, sea un disco un tanto extravagante, al rapero de Chicago no le han podido ir mejor las cosas en la primera semana de vida del proyecto. Absolutamente todas las once canciones con las que Kanye West ha construido los 27 minutos de su album góspel se han colado en el Billboard Hot 100, clasificación de referencia de la industria musical en Estados Unidos en lo tocante a cortes individuales.

¿Cómo funciona billboard hot 100?

Kanye West a.k.a. businessman AAA+: en Postposmo estamos seguros de que nada ha influido en esta fortuna marketiniana tener titulares sobre Kim Kardahsian, porno y sexo reventando Google precisamente la misma semana en la que se puso a la venta Jesus is King.

En cuanto a la clasificación de discos, Jesus is King se ha alzado con la primera posición del Billboard 200 (donde figura como banda sonora de la película del mismo nombre). Con este hito, Kanye West logra emular la gesta de Eminem, que también consiguió colocar nueve álbumes en el número uno de los más vendidos (todos los de su discografía salvo el primero, The Slim Shady LP). Porque esto es lo que mide la lista Billboard, ¿verdad? Las ventas, ¿no? Bueno, sí y no.

Hoy la fórmula mágica de Billboard obedece a un algoritmo ‘secreto’ que tiene en cuenta difusión en radio y reproduciones de streaming.

En la lista Billboard mandan Youtube & Cía

Está claro que Kanye West no ha vendido todas sus canciones en singles, tal y como se hacía no hace demasiado. Con el advenimiento de la era de Internet, las industrias de periódicos, revistas, películas y, por supuesto, la industria discográfica, se vieron obligadas a cambiarlo todo con tal de que todo cambiase lo menos posible.

Hoy mandan Youtube, Spotify, Tidal y Apple music. Si atendemos a lo que Billboard tiene que decir al respecto de los métodos de su cocina, descubrimos que aquello de las ventas de discos hace tiempo que dejó de calcularse como, literalmente, ventas de discos.

Hoy la fórmula mágica de Billboard obedece a un algoritmo más o menos secreto que tiene en cuenta difusión en radio y reproduciones de streaming.

Clics vs streams vs ventas físicas de CDs

Billboard lleva siete años devanándose los sesos para equilibrar la balanza de clics musicales. La última medida más innovadora, tomada hace dos años, concedió un mayor peso a los streams de canciones efectuados en plataformas de pago (y no Youtube estándar, por ejemplo). No se sabe a ciencia cierta cuántos clics equivalen a cuántas «unidades equivalentes de discos». Se sabe que los streamings ofrecidos con publicidad gozan de más peso y que, más o menos, la venta de un disco completo equivale a 1.500 reproducciones de Spotify o Youtube. Pero, ¿qué pasa con la radio?

Una de las mayores polémicas del momento en Estados Unidos (y, por lógica, en el resto de mercados) es la de la compra de minutos de disfusión de radio por parte de las discográficas, lo que hace de la nueva forma de medición casi un pay-to-win.

La última gran controversia vino este año de la mano de DJ Khaled. Billboard descontó unas 100.000 ventas de su nuevo disco después de considerar que la venta de Father of Ashad junto a un lote de bebidas energéticas (que hacía del disco más bien un regalo secundario) desobedecía las más básicas premisas de contabilidad de la lista de discos más vendidos.

Dj Khaled y su «misterious music»

DJ Khaled decidió darle un giro a la práctica, ya habitual entre Taylor Swifts y Katy Perries, de regalar el disco con la compra de una entrada para el concierto. Celoso por haber sido superado por Tyler the Creator en la lista de Billboard Hot 100 (ambos sacaron disco la misma semana), DJ Khaled rabió en un vídeo de Instagram donde denunció que había cierta «música misteriosa que nadie escucha» copando la lista de ventas. Pasada la pataleta, DJ Khaled borró el vídeo de su cuenta.

El último artista que rompió rércords en Billboard fue otro rapero: Lil Nas X. Su canción Old town road, junto a Billy Ray Cyrus, ha sido la que más tiempo ha estado en el número uno del Hot 100 Billboard con un total de 19 semanas en la cima. A este respecto, las canciones de Kanye West están lejos de emular algo parecido.  El corte de Jesus is King mejor colocado en la tabla es Follow God, en séptimo lugar. Le siguen Closed on sunday, en el puesto 17, y Selah en el 19.