José de San Martín: Familia, estadía, expedición, y más

José de San Martín, un hombre que nació con grandes ideales de lucha y libertad, realizó estudios militares consiguiendo la liberación de varias naciones entre las que se mencionan Perú, Chile y Argentina. Es una interesante historia de un gran prócer, no se la pierda.

José-de-San-Martín-1

José de San Martín: Familia

José de San Martín, nació en el seno de una familia compuesta por sus padres Juan de San Martínez Gómez, quien nació el 3 de febrero del año 1728, en Cervatos de la Cueza, Palencia España, quien falleciera un 4 de diciembre de 1796 en Málaga España, a los 68 años de edad fue sepultado en el Cementerio de la Recoleta, Buenos Aires Argentina.

El padre de José de San Martín, conocido como Juan de San Martín era hijo de Andrés de San Martín e Isidora Gómez, originario de la villa de Cervatos de la Cueza, actualmente es la provincia de Palencia, anteriormente Reino de León en España, era el teniente gobernador del departamento.

Prestó sus servicios como militar a la Corona española, y en el año 1774 fue designado como gobernador del Departamento Yapeyú, que forma parte de la Gobernación de las Misiones Guaraníes, fundada para llevar la administración de las treinta misiones jesuíticas guaraníes, después que la orden fue desterrada de América por instrucciones de Carlos III en el año 1767, con sede en Yapeyú.

Juan de San Martín se casó con Gregoria Matorras mediante poder, siendo representado en este acto legal por el capitán de dragones de nombre Juan Francisco de Somalo, siendo en fecha 1 de octubre del año 1770, pero, con la bendición del obispo Manuel Antonio de la Torre, en Buenos Aires.

Luego, viajaron a Calera de las Vacas, hoy en día conocido como Calera de las Huérfanas en Uruguay, para ocupar el cargo de administrador de la estancia jesuítica, estando en ese lugar nacieron tres de sus hijos.

Fue nombrado teniente gobernador de Yapeyú, en el año 1775, sus otros hijos también nacieron en ese lugar, José fue el menor de sus hijos. Juan de San Martín, planificó y llevó a cabo la organización del cuerpo militar de naturales guaraníes conformado por una cantidad de 500 hombres, que tenían la responsabilidad de vencer el progreso por parte de los portugueses y las invasiones de los indígenas charrúas.

Para el año 1779, Juan de San Martín es promovido al grado de capitán del ejército real, luego que Gregoria Matorras regresara junto a cinco hijos a Buenos Aires encontrándose con su esposo en el año 1781. En el mes de abril de 1784, Juan de San Martín junto a su familia arribaron a Cádiz.

Gregoria Matorras, a causa del fallecimiento de su esposo, le dieron una sencilla pensión y vivió en compañía de su hija María Elena y su nieta Petronila. Falleció en Orense, Galicia, el 1 de junio del año 1813.

Su madre Gregoria Matorras del Ser nació el 12 de marzo de 1738, en Paredes de Navas, Castilla, España, fue bautizada el 22 de marzo del año 1738, en Paredes de Navas, Castilla, España. Falleció el 1 de junio de 1813, en Orense, Galicia, España a la edad de 75 años.

Sus abuelos, tíos y tías

Entre sus abuelos paternos, tíos y tías se encuentran: Andrés de San Martín y de la Riguera, y Micaela Baez; Andrés de San Martín de la Riguera, Isidora Gómez. Entre sus abuelos maternos, tíos y tías, se mencionan a Domingo Matorras y González de Nava, y María del Ser Anton, Miguel Matorras del Ser, Domingo Matorras del Ser, Paula Matorras del Ser, Francisca Matorras del Ser, Ventura Matorras del Ser, Gregoria Matorras del Ser.

Sus hermanos y hermanas

Entre sus hermanos y hermanas se encuentran María Elena de San Martín y Matorras, casada con Rafael González y Álvarez de Menchaca, su hermano Manuel Tadeo de San Martín, casado con Josefa Manuela Español de Alburu, y su hermano Justo Rufino de San Martín y Matorras, Juan Fermín de San Martín y Matorras.

Estando en España todos sus hermanos continuaron con la carrera militar y se comunicaban escasamente. Pero, José de San Martín se comunicaba con sus hermanos mediante cartas, de igual manera lo hacía su hermana María Elena.

José-de-San-Martín-2

Quizás expatriado en Europa, San Martín no tenía noticias de su hermano Juan Fermín, quien había fallecido en Manila y es probable que concibió dos hijos;  por lo que se suponía que la única descendiente de todos sus hermanos era Petronila González Menchaca, la hija de María Elena.

En fecha 8 de agosto del año 1793, su hermano Justo Rufino de San Martín, pidió entrar al ejército español y fue aceptado en el Real Cuerpo de Guardias de Corps el 8 de enero del año 1795. Luego fue incorporado al Regimiento de Caballería Húsares de Aragón, con el grado de capitán. Participó en la Guerra de Independencia, así como en significativos acontecimientos vinculados a ésta.

Una vez que José de San Martín, es desterrado, su hermano Justo, en muchas oportunidades lo acompaña en sus viajes a Bruselas y a París entre los años 1824 y 1832. Muere en el año 1832 en Madrid.

Otros

Su padrino de bautizo el señor José Patricio Thomas Ramón Balcare Roca Mora.

Su matrimonio

Contrajo nupcias el 12 de septiembre del año 1812, en Buenos Aires, Provincias Unidas del Río de la Plata, con María de los Remedios de Escalada, con tan sólo 14 años de edad, nació el 20 de noviembre de 1797, en Buenos Aires, Virreinato del Río de la Plata, Imperio Español, fue bautizada el 21 de noviembre de 1797, en Buenos Aires, Virreinato del Río de la Plata, Imperio Español.

Hija de Antonio José Escalada y Tomasa de la Quintana y Aoiz. Pertenecía a una familia rica y de gran prestigio, relacionada a la causa patriota. Su familia tuvo gran influencia para fundar el Regimiento de Granaderos a Caballo.

Luego, establecidos en Mendoza, Remedios de Escalada, fue la creadora de la Liga Patriótica de Mujeres, con el fin de apoyar al naciente Ejército de los Andes. Colaborando con la entrega en donación de todas sus joyas.

José-de-San-Martín-3

Pero antes de tomar camino a Europa en el año 1824, su esposo contribuyó a que edificará un panteón en el Cementerio de La Recolecta,y  en su lápida insertará un escrito que señalaba:  “Aquí yace Remedios de Escalada, esposa y amiga del general San Martín”

Murió el 3 de agosto de 1823, en Buenos Aires Argentina, cuando tenía 25 años de edad, fue sepultada en el Cementerio de la Recolecta.

Como testigos de su matrimonio estuvieron presentes Manuel de Olazábal y Laureana Ferrari Salomón.

Sus hijos

Sus hijos Mercedes Tomasa de San Martín y Escalada, siendo la única hija concebida por San Martín y su esposa. Nació en Mendoza un 24 de agosto del año 1836, murió en Brunoy Francia, el 28 de febrero del año 1875.

Estuvo casada con Mariano Antonio Severo González Balcarce Buchardo. Sus nietos María Mercedes Balcarce y José de San Martín, Josefa Dominga Balcarce y San Martín, casada con Eduardo María de los Dolores Gutiérrez de Estrada y Gómez de la Cortina.

En el año 1830, San Martín emigra de forma perenne a Paris, que va junto a su hija. A causa de muchas revueltas revolucionarias, la familia resuelve viajar a un pueblo más lejano, conocido como Boulogne-sur-Mer.

Estando en este lugar, contraen la enfermedad de cólera, mientras que el galeno y diplomático argentino de nombre Marino Severo Balcarce, se encargó de prestarles  atención médica.

Finalmente con el fallecimiento de su padre, así como el retiro de Balcarce de la diplomacia, la familia decide trasladarse a Brunoy, próximo a París. Mercedes, muere en este lugar cuando contaba con 58 años edad.

Para el año 1951, sus restos fúnebres, los de su esposo y su hija mayor, fueron repatriados y actualmente reposan en el panteón de la basílica de San Francisco en Mendoza.

José-de-San-Martín-4

José de San Martín nace en fecha 25 de noviembre de 1778 en Yapeyú, una ex misión ubicada a las orillas del río Uruguay en el Gobierno de las Misiones Guaraníes del Virreinato de Río de La Plata, en la conocida Provincia Argentina.

Siendo muy niño, ya mostraba interés por la carrera militar y un carácter de mando, entre sus diversiones se encontraba cantos de guerra, voces de mando.

Estadía en Europa

En el mes de abril de 1784, a la edad de seis años, llegó en compañía de su familia la ciudad de Cádiz, España, antes permanecieron en Buenos Aires, y más tarde se establecido en la ciudad de Málaga.

Cursó estudios en el Real Seminario de Nobles de Madrid, y también estudió en la Escuela de Temporalidades de Málaga en el año 1786. En esta casa de estudios, aprendió distintos idiomas y artes como: castellano, latín, francés, alemán, danza, dibujo, literatura poética, esgrima, oratoria, matemática, historia y geografía.

Carrera militar en el Ejército Español

Para la fecha del 21 de julio del año 1789, cuando contaba con escasos once años de edad, San Martín, ingresa al ejército español, labrándose su carrera militar en el Regimiento de Murcia, comenzando como cadete.

Al tanto comenzaba la Revolución francesa. Participó en los combates del norte de África, combatiendo a los moros en Milla y Orán, así como en contra la batalla napoleónica de España, y luchó en contra de Bailén y La Albuera.

Para la fecha del 9 de junio de 1793, fue promovido al grado de subteniente segundo, a causa de sus intervenciones en los Pirineos, combatiendo a los franceses. En el mes de agosto de ese año, su pelotón, quienes habían combatido en las luchas navales en contra de la flota inglesa en el mar Mediterráneo, se venció.

José-de-San-Martín-5

Para el 28 de julio del año 1794, llegó al grado de subteniente 1º, para el 8 de mayo de 1795 alcanzó el grado de teniente 2º, y para el 26 de diciembre del año 1802, logró el grado de ayudante 2º.

En el año 1802, fue sorprendido y fuertemente herido, mediante el asalto de ladrones, mientras que llevaba el pago de la tropa, lo que le trajo como consecuencia que fuera castigado por este acontecimiento. Si deseas conocer más de historia y de personajes importantes te recomendamos la lectura del artículo Emiliano Zapata.

Para el 2 de noviembre del año 1804, fue ascendido al grado de capitán. Durante este tiempo, batalló con el grado de capitán 2º de infantería ligera, en muchos sucesos, en la Guerra de las Naranjas en contra de Portugal, siendo el año 1802, y en el año 1804 en Gibraltar y Cádiz contra los británicos.

En fecha 11 de agosto del año 1808, le fue otorgada la Medalla de Oro de los Héroes de Bailén, galardón militar español que le es entregado a San Martín, por decreto de la Junta Suprema de Sevilla, en reconocimiento a su gran actuación en la batalla venciendo a los franceses, motivo por el que también fue promovido a teniente coronel.

En el año 1808, el ejército del emperador francés Napoleón Bonaparte, atacaron la península ibérica, mientras que Fernando VII de España fue apresado. Al poco tiempo, comenzó el estallido de la rebelión que estaba en contra del emperador y su hermano José Bonaparte, quien había sido anunciado como rey de España.

De inmediato se instaló una Junta Comunal de Gobierno, actuando primero en Sevilla y más tarde en la ciudad de Cádiz. Entonces, San Martín, fue promovido por la Junta Central de Gobierno al grado de ayudante 1º del Regimiento de Voluntarios del Campo Mayor. Igualmente, prestó sus servicios durante un año a la fragata de guerra Dorotea.

José-de-San-Martín-6

Por sus destacadas actuaciones durante la Guerra de la Independencia Española contra las tropas francesas, fue promovido al grado de capitán del Regimiento de Borbón. Su acción más sobresaliente fue en el triunfo de la batalla de Bailén, acontecimiento en fecha 19 de julio del año 1808, por su valiosa acción como ayudante del general Marqués de Coupigny, en el hecho de Arrodilla, que con el apoyo de sólo veintiún hombres, dominó absolutamente a una tropa mayor.

Este triunfo fue el primer vencimiento más significativo contra el ejército de Napoleón, lo que permitió a las tropas de Andalucía rescatar a la ciudad de Madrid. En reconocimiento a su honorable evento, San Martín le fue otorgado el grado de teniente coronel en fecha 11 de agosto del año 1808. Igualmente, le fueron entregadas a todo el ejército la Medalla de Oro de los Héroes de Bailén.

De esta manera prosiguió su batalla en contra de las tropas que estaban bajo el mando de Napoleón unido en el Rosellón, Portugal, Inglaterra y España. Durante la batalla de La Albuera combatió al mando del general inglés William Carr Beresford, quien dos años previos, en la primera invasión inglesa, había pretendido sin éxito tomar a Buenos Aires y Montevideo.

Durante estas batallas fue cuando conoció a James Duff, un distinguido escocés que lo ingresó a las reuniones ocultas que confabulaban para obtener la independencia de América del Sur. En este lugar, se contactó por primera con los grupos liberales y revolucionarios que apoyaban la batalla para la independencia americana. Les invitamos a conocer la interesante historia de Victoriano Huerta

San Martín intervino en 17 eventos de guerra, tales como:  Plaza de Orán, Port Vendres, Baterías, Coliombré, fragata de guerra Dorotea en un combate con el navío británico El León, Torre Batera, Cruz de Yerro, Mauboles, San Margal, Baterías de Villalonga, Bañuelos, las Alturas, Hermita de San Luc, Arrecife de Arjonilla, batalla de Bailén, combate de la Villa de Arjonilla y en batalla de Albuera.

Luego con el tiempo, en el año 1793,  su tropa pasó a formar parte del Ejército de Aragón, acto seguido al de Rosetón, que luchaba en contra de la República Francesa a las órdenes del general Ricardos, siendo unos de los principales generales españoles, con más condiciones, y quien fue un buen mentor para el joven cadete San Martín.

En el año 1794, cuando fallece el general Ricardos, conocido como el Murcia, el destacamento a donde pertenecía se rindió ante los franceses. En el año 1797, San Martín, fue bautizado bajo fuego en el mar, debido a que estaba en Murcia, a bordo de la flota española que combatía en contra de la inglesa en el Mediterráneo, también intervino en la contienda de Cabo San Vicente.

Durante los años 1800 a 1807, San Martín participó en los acontecimientos españoles que estaban en contra de Portugal, pero, finalmente por el convenio de Fontainebleau de la ciudad de Francia y España, se comparten a Portugal y sus diferentes colonias.

Londres

El día 25 de mayo de 1810, se llevó a cabo en la ciudad de Buenos Aires la Revolución de Mayo, que terminó destituyendo al virrey, por el Virreinato del Río de la Plata, y ejecutándose el nombramiento de la Primera Junta.

Durante el proceso independentista se abrieron nuevas circunstancias de índoles militares en beneficio de los militares sudamericanos, entre ellos José de San Martín, y exigiendo una modificación de lo que se trataba una absoluta lealtad, debido a que su patria nativa, no se encontraba dentro del Reino de España, en donde había emergido.

Para el 6 de septiembre del año 1811, San Martín renuncia a su carrera militar en España, dejando atrás toda su lucha, y solicitó al líder que le otorgará un pasaporte para viajar a Londres.  Lo que le fue concedido, al igual que cartas de recomendación, una dirigida al Lord Macduff, viajando en fecha 14 de setiembre de ese mismo año, para establecerse en la calle Park Road, número 23 del distrito de Westminster.

Estando en este lugar se encontró con Carlos María de Alvear, José Matías Zapiola, Andrés Bello y Tomás Guido, y muchos otros de sus compañeros.

Cuentan ciertos expertos en la materia de historia, que éstos integraban parte del grupo de la Gran Reunión Americana, una sociedad que supuestamente tenía procedencias masónicas, que fuera creada por Francisco de Miranda, quien al lado de Simón Bolívar, quien ya combatía por en América por la independencia de Venezuela.

José-de-San-Martín

Probablemente dentro de la hermandad, existieran vínculos políticos británicos que dieran a conocer el Plan de Maitland, una táctica para que América fuera liberada de España.

Regreso al Río de la Plata

Vuelve a Buenos Aires y reconocimiento de su grado de teniente coronel por el Primer Triunvirato

En el año 1812, a la edad de 34 años, con grado de teniente coronel, y después de una escala en Londres, trasladándose en la fragata británica George Canning, regresa a la ciudad de Buenos Aires, para entregarse al servicio de la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

Los oficiales se presentaron ante los miembros del Primer Triunvirato, quienes lo aceptaron para prestar sus servicios al gobierno.

Creación del Regimiento de Granaderos a Caballo

Con fecha 16 de marzo, el Primer Triunvirato, admite la proposición planteada por José de San Martín en formar un cuerpo de caballería, por lo que se le comisionó la fundación del Regimiento de Granaderos a Caballo, para salvaguardar las costas de río Paraná. En el año 1812, se dedicó a enseñar a los regimientos en las innovadoras técnicas de batalla, que tenía por su experiencia europea mientras que combatía contra los ejércitos de Napoleón.

Fundación de la Logia Lautaro

En compañía de Carlos María de Alvear, quien recientemente había retornado, creó a mitad del año 1812 una agencia de la Logia de los Caballeros Racionales, a la que le colocaron de nuevo el nombre de Logia Lautaro.

El nombre se origina de lonko mapuche Lautaro, quien fuera un destacado líder militar Mapuche en la Guerra de Arauco durante la primera fase de la conquista española, y que en el siglo XVI, se alzó en contra de los españoles.

La fundación estaba compuesta como las logias masónicas de Cádiz y de Londres, parecidas a las que existían para esa época en Venezuela, como miembros principales Francisco de Miranda, Simón Bolívar y Andrés Bello.

Tenía como principal función “trabajar con sistema y plan en la independencia de la América y sus felicidad”. Entre sus primordiales miembros, figuraban también San Martín y Alvear, eran José Matías Zapiola, Bernardo Monteagudo y Juan Martín de Pueyrredón.

Revolución del 8 de octubre de 1812

En el mes de octubre del año 1812, en Buenos Aires se difunde la información del triunfo patriótico del Ejército del norte en la batalla de Tucumán, que fuera gobernado por el general Manuel Belgrano. El 8 de octubre, se aprovecharon del acontecimiento, por lo que José de San Martín y Alvear, dirigen un alzamiento de tipo cívico militar instruido por la Logia Lautaro, siendo popularmente conocida como la revolución del 8 de octubre de 1812.

La contienda tuvo como fin la destitución del gobierno del Primer Triunvirato, quien era visto como “poco decido por la independencia”.

Encontrándose presionados por parte de los cuerpos armados y del pueblo, se nombró un Segundo Triunvirato, formado por Juan José Paso, Nicolás Rodríguez Peña y Antonio Álvarez Jonte. De igual manera se requería, llamar a una Asamblea General de delegados pertenecientes a todas las provincias, con la finalidad de declarar la independencia y pronunciar una nueva constitución.

En el diciembre de 1812 el Segundo Triunvirato, promovió a San Martín al grado de coronel y lo nombró Comandante de Granaderos de Caballo con fundamento de los tres escuadrones que ya existían.

Combate de San Lorenzo

Cuenta la historia, que el primer acontecimiento militar de San Martín junto a su recién formado Regimiento de Granaderos a Caballo, fue liderada a atajar las irrupciones con que los realistas de Montevideo, arrasaban las costas del río Paraná, siendo el afluente más importante el Río de la Plata, y una vía de comunicación necesario para la zona.

Entonces, el coronel José de San Martín, se estableció junto a sus tropas en el convento de San Carlos, camino a San Lorenzo en el sur, en la actualidad provincia de Santa Fe. En el mes de febrero de 1813, y por la llegada de 300 realistas, se libró la batalla de San Lorenzo, a las orillas del río y cercano al frente del convento.

Debido a que había fuertes dudas sobre la lealtad a la causa independentista, ante la llegada reciente de San Martín, él solventa continuar con el frente del pequeño ejército de granaderos a caballo.

Por lo que su caballo fue gravemente herido y San Martín, quedó aplastado bajo el animal, mientras que estuvo a tris de ser asesinado por un realista. Pero, por la intervención de un soldado correntino de nombre Juan Bautista Cabral, que colocó su cuerpo a que fuera herida a punta de bayoneta.

Este soldado, fue promovido después de muerto por parte de José de San Martín, por tal motivo es conocido como el Sargento Cabral. Fue una batalla, donde las dos tropas tenían gran cantidad de combatientes, mostrándose como un acontecimiento secundario, sin embargo, consiguió apartar para siempre a las tropas realistas que recorrían el río Paraná, asaltando las poblaciones vecinas.

Jefe del Ejército del Norte

A causa de las derrotas que Manuel Belgrano, general en jefe del Ejército del Norte, padeció enfrentando a los realistas en las contiendas Vilcapugio y Ayohúma, y por la victoria en la lucha de San Lorenzo, el denominado Segundo Triunvirato suplanto a Belgrano por San Martín como el comandante del Ejército del Norte.

En su encuentro con el líder saliente, a quien no conocía en persona, se ha calificado como el “abrazo de Yatasto”, debido a que la costumbre lo ha pactado en la casa de las caballerías de Yasto, ubicada en la provincia de Salta.

De acuerdo a las investigaciones realizadas por el estudioso Julio Arturo Benencia, afirma, que el encuentro se llevó a cabo el 17 de febrero del año 1814, a la salida de la posta de Algarrobos, a las proximidades del río Juramento y a una distancia de 14 leguas de Yatasto.

Actuando en calidad de comandante del Ejército Auxiliar del Perú, debió le tocó restablecer un ejército que estaba desvalido a causa de los dominios de Vilcapugio y Ayohúma. Con intenciones de precisar el hecho, se devolvió a San Miguel de Tucumán, lugar a donde acampó al ejército en un fortín que estaba en construcción, la que es llamada como Ciudadela, mientras que resolvió a hacerlo fuerte y darle adiestramiento de forma aplicada.

Fue cristalizada su creación con la batalla de San Lorenzo. Luego, se le asignó la responsabilidad de la jefatura del Ejército del Norte, en sustitución del general Manuel Belgrano.

En esta gestión pudo alcanzó su plan continental, a sabiendas que la victoria patriota en la guerra de la independencia hispanoamericana, únicamente se conseguiría con la devastación de todos grupos realistas, siendo los principales centros de poder leales que mantenían el sistema colonial en América.

Plan Continental

A los pocos días de estar establecido en Tucumán, San Miguel, determinó que era inaccesible viajar por la vía de Alto Perú hasta la ciudad de Lima, capital del Virreinato del Perú y centro del poder realista en América del Sur. Lugar donde se enviaban invasiones con los fines de tomar los territorios desvalidos ante los independentistas.

Todas las veces que un ejército realista, procedía del Altiplano con destino a los valles de la provincia de Salta, de seguro era vencido, así como cuando el ejército patriota llegaba al Alto Perú, igualmente era derrotado.

La causa de tener una táctica ventajosa a la ruta altoperuana, había sido previamente alertada por ciertos líderes militares quienes formaban parte de las campañas al Alto Perú, entre los que se encontraban: Eustoquio Díaz Vélez, Tomás Guido y Enrique Paillardell.

José de San Martín un experto y estratega militar, velozmente agarra esta idea como suya y ejecutó su plan continental.

A partir de entonces, el general realizó su proyecto de atravesar la Cordillera de los Andes y asaltar la ciudad de Lima desde el océano Pacífico. Buscando mantener la frontera del norte resguarda, San Martín, se ocupaba de las tropas irregulares salteñas, que estaban bajo la orden del coronel Martín Miguel de Güemes, a quien le asigna la responsabilidad de proteger la frontera norte, e inició su elaboración de su próxima estrategia militar.

Por poco tiempo, le encargó el mando del Ejército del Norte en manos del general Francisco Fernández de la Cruz, retirándose a Saldán, provincia de Córdoba, con el propósito de hacerse tratamientos médico del padecimiento de una úlcera estomacal.

Mientras se encontraba en este lugar, se mantenía en constantes pláticas con su amigo de nombre Tomás Guido, quien lo convenció de que era necesario independizar el territorio desde Chile.

Gobernador de Cuyo

En el año 1814, el Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata, de nombre Gervasio Antonio de Posadas, designó como gobernador de la región de Cuyo, en la ciudad de Mendoza, Argentina, llevó a cabo su proyecto, luego de constituir al Ejército de los Andes, atravesó toda la cordillera que lleva el mismo nombre, siendo el líder de la emancipación de Chile durante las luchas de Chacabuco y Maipú.

Posicionamiento en la política de Chile

Pasado un tiempo, y luego de ocuparse de sus actividades, arribó el coronel de nombre Juan Gregorio de Las Heras, quien se había iniciado en las fuerzas argentinas de Chile, y además retirado por los desacuerdos con los patriotas chilenos.

Resolvió devolverlo con las intenciones de apoyarlos contra la tropa realista, pero este llegó luego del Desastre de Rancagua, en donde perdieron la independencia chilena. Lo único que consiguió fue salvar el cruce con destino a Mendoza de muchos refugiados chilenos.

Los chilenos se encontraban fragmentados en dos grupos incompatibles, siendo: los conservadores que estaban bajo la orden de Bernardo O’Higgins, y los liberales quienes estaban bajo el control de José Miguel Carrera.

Entonces José de San Martín, resolvió que deberían  adelantarse con velocidad, por lo que decidió por O’Higgins. Tras pretender de desconocer la autoridad por parte del gobernador de Cuyo, el general Carrera fue puesto preso, destituido de su mando, y más tarde desalojado de Mendoza.

El propósito del plan de José de San Martín, que según pensaba era implantarlo desde un Chile totalmente patriota; sin embargo, a causa de la toma de esta nación en manos contrarias el plan lucia que debería ser eliminado. Aunque, San Martín, decidió de continuar avanzando, pero con la intención que primero tenía como deber liberar a Chile.

Creación del Ejército de los Andes

Aunque haya existido resistencia por parte del nuevo director supremo, Carlos María de Alvear, a quien San Martín, tuvo la oportunidad de conocer en Cádiz, y además lo acompaño, y se propuso a ordenar el Ejército de los Andes.

Aglomeró en un único ejército a todos los refugiados chilenos, a las milicias locales de Cuyo, muchos de los voluntarios pertenecían a su provincia, y algunos oficiales del Ejército del Norte. Igualmente, solicitó y consiguió que los grupos del Regimiento de Granaderos a Caballo, quienes estaban regados por todas partes, fueron todos reunidos en Cuyo.

Viendo que Alvear, pretendió subyugarlo bajo su autoridad, le presentó de inmediato su renuncia al cargo que desempeñaba de gobernador. Entonces, Alvear enseguida colocó como reemplazo al coronel Gregorio Perdriel, sin embargo, fue rechazado por parte de todos los del pueblo de Mendoza. De manera, que San Martín, fue designado como gobernador por elección popular.

Al poco tiempo, luego de la designación como nuevo director supremo del general Juan Martín de Pueyrredón, mantuvieron una reunión en Córdoba, como punto principal trataron el tema del plan de campaña acerca de Chile y Perú.

Llegada la fecha del 20 de mayo de 1816, Tomás Guido, presentó la Memoria oficial, en donde mostró con detalles el plan, la que fue aprobada y dada la orden de ejecutar por órdenes del director Pueyrredón.

En ese entonces, José de San Martín influía para que los diputados cuyanos al Congreso de Tucumán, para conseguir declarar la independencia de las Provincias Unidas de Sudamérica, lo que logró en fecha 9 de julio del año 1816.

Para poder financiar su campaña, así como de los numerosos aportes de Pueyrredón, les exigió que paguen “contribuciones obligatorias” a todos los comerciantes y dueños de haciendas. Como canje se les entregaba un vale, que podrían cobrar “cuando las circunstancias se lo permitieran”.

Mientras que, tuvo escasas consideraciones para incautar los bienes pertenecientes a los españoles que no apoyarán en la causa de la independencia.

Llegó a fundar un gran campamento militar en El Plumerillo, con una distancia a unos aproximados siete kilómetros al noreste de la ciudad de Mendoza. En este territorio, entrenó a todos sus soldados y oficiales, consiguió fabricar armas como: fusiles, sables, cañones, uniformes, municiones y hasta pólvora. Se dedicó de engordar animales como mulas, caballos, y elaborar las debidas herraduras.

El líder de sus talleres, el monje Luis Beltrán, fue ingenioso al inventar un sistema de poleas que permitiera el paso de los barrancos con los cañones y cualquier tipo de puente colgante, se podían transportar.

La parte médica del ejército estaba a cargo del cirujano inglés James Paroissien. Mientras que el coronel José Antonio Álvarez Condarco, tenía a cargo de elaborar los planos de las diferentes travesías de la Cordillera de los Andes.

Previo a iniciar el recorrido junto a todos los caciques mapuches pidió autorización para penetrar a Chile mediante sus territorios. Mientras que ciertos de estos caciques le informaron al capitán general de Chile, de nombre Casimiro Marco del Pont, entonces éste llegó a pensar que el fuerte ataque se cometería por el sur, por lo que fragmentó sus fuerzas.

Contrario a lo imaginado por el director supremo Pueyrredón, junto a sus seguidores, entró en comunicación con el caudillo de nombre José Gervasio Artigas, al tanto que se negaba a entretener su esfuerzo de batalla de las campañas emancipadoras en Chile y en Perú, que les permitiera enfrentar a los federales en el litoral del Río de la Plata.

Esta fue la razón por la que los directoriales unitarios, en especial Bernardino Rivadavia, lo declararon como un traidor.

En una carta con fecha agosto del año 1816, San Martín hace referencia a las islas Malvinas. En su contenido, San Martín, solicitaba al gobernador de San Juan, que dejará en libertad a los prisioneros que estaban en Carmen de Patagones y Malvinas, Puerto de Soledad, para que se integrarán al Ejército de Los Andes.

Expedición libertadora a Chile

En fecha de enero de 1817, comenzó la travesía de cruzar los Andes con destino a Chile. El Ejército de los Andes fue considerado como uno de los más grandes contingentes militares que las Provincias Unidas del Río de Plata, dispersó en la Guerra de Independencia Hispanoamericana, en sus principios contó con tres brigadieres, veintiocho jefes, doscientos siete oficiales, y tres mil setecientos setenta y ocho soldados.

Contenían parte de los oficiales y soldados chilenos que emigraron a Mendoza, luego de la contienda de Rancagua.

Muchos literarios de origen chileno, como es el caso de Osvaldo Silva y Agustín Toro Dávila, hacen referencia a una gran cantidad de patriotas chilenos, sin embargo, ninguna hace mención de forma minuciosa la fuente documental que usaron en tal aseveración.

Mientras que Osvaldo Silva en su texto Atlas de la Historia de Chile 2005 sostiene que existían mil doscientos chilenos en el Ejército de los Andes que estaban aglomerados en Mendoza. Y Agustín Toro Dávila, en su texto Síntesis histórico militar de Chile, hace mención de una cantidad parecida.

Por lo que autor plasma textual:

De los 209 oficiales de dotación, alrededor de 50 eran chilenos, y el resto argentinos. No se conoce exactamente la proporción de chilenos en los 3778 hombres de tropa. Se estima que no sería más de un 30 %.

Con la finalidad de fragmentar a las tropas contrarias, San Martín autorizó el progreso de parte de las tropas por los pasos de Come Caballos, Guana, Portillo y Planchón. Siendo los pasos preferidos como contrafuertes principales, debido a que los dos primeros se encontraban al norte y los últimos hacia el sur.

Se trataba de un adelanto de ciertos sectores en un frente de más de 2000 kilómetros por el paso de una enorme cordillera. Acción con la que intentaban engañar a las fuerzas realistas de Chile, que no tenían ningún conocimiento de por dónde llegaron, obligándolos a fragmentar sus fuerzas y a su vez generar movimientos que les favoreciera a la revolución en territorios distantes de la capital, Santiago de Chile.

Entre las que se encontraba la liderada por Ramón Freire con destino a Chillán, llegando unos días previos adelantándose a los otros, y convenciendo al gobernador realista se iniciaría por el sur.

Finalmente, José de San Martin, su carrera militar, la concluyó después de tener una entrevista en Guayaquil con Simón Bolívar, en el año 1822, en la que le entregó su ejército y el logro alcanzado de la liberación de Perú.

El retiro

José de San Martin decidió retirarse cuando consideró que había cumplido con su deber de liberar a los pueblos. En el mes de octubre del año 1822 arribó a Chile y en el verano del año 1823 atraviesa Los Andes, pasando por Mendoza, con pensamientos de instalarse en esta región que estuviera fuera de la vida pública.

Sin embargo, a causa de muchos comentarios negativos que le acusaban de tener aspiraciones de mando, así como la muerte de su esposa, en el mes de febrero, lo llevaron a tomar como destino a Europa, en compañía de su hija Mercedes, quien para ese entonces contaba con escasos siete años de edad.

Estuvo viviendo cierto tiempo en Gran Bretaña, y luego se fue a Bruselas, Bélgica, donde viviendo con modestia; debido a su escasos ingresos, sólo tenía para pagar los estudios de Mercedes.

Para el año 1827, su salud se ve quebrantada, a causa del reumatismo y su parte económica: los ingresos escasamente le alcanzaban para su alimentación. En esos años que estuvo en Europa, sentía una fuerte nostalgia por su patria natal.

Su último intento de retornar se llevó a cabo en el año 1829, dos años previo, ofreció sus servicios ante las autoridades argentinas, y con su experiencia bélica para hacer frente al Imperio brasileño. En este entonces, se enrumbo a Buenos Aires, con el fin de conciliar en el destructor trance que mantenían los federales y centralistas.

Pero, al arribar lo que encontró fue a su patria en un estado de desintegración a causa de las batallas violentas que abandonó su intención, muy a pesar de la solicitud de muchos amigos, no lo llevó a pisar su anhelada costa argentina.

Retornó a Bélgica y en el año 1831 pasó por París, donde vivió al lado del Sena, en una hacienda de Grand-Bourg, lo que le agradece a su generoso amigo don Alejandro Aguado, quien fuera su compañero de armas en España. En el año 1848, se estableció su residencia en definitiva en Boulogne- sur-Mer, Francia, quedando su vida terminada a causa de la muerte el 17 de agosto del año 1850, a la edad de 72 años. Fue sepultado en la Catedral de Buenos Aires, el 28 de mayo del año 1880.

José de San Martín y Simón Bolívar, son considerados los dos más grandes libertadores más significativos de Sudamérica en la colonización española.

En Argentina se le considera como el padre de la Patria, se le rinde representativos tributos y se le valora como el primordial héroe y prócer de la nación. En Perú, se reconoce como el libertador de la nación, otorgándole los títulos de “Fundador de la Libertad de Perú”, “Fundador de la República”, y “Generalísimo de las Armas”. El Ejército de Chile, lo reconoce con el grado de Capitán General.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.