¿Sabes qué es y como invertir en agua? En el siguiente artículo te diremos todo lo que necesitas saber para hacerlo correctamente y sus beneficios.

invertir-en-agua-1

Invertir en agua

Cada día, la bolsa se mueve constantemente, miles de personas compran y venden productos todos los días ganando y perdiendo dinero constantemente. En la bolsa se pueden comprar y vender una gran cantidad de cosas, desde acciones de empresas reconocidas como Netflix, hasta fondos de inversiones de grandes grupos de empresas, sin embargo, uno de los productos más importantes que se mueven en la bolsa son los commodities.

Los commodities son todos aquellos bienes destinados a usos comerciales, son básicos y a partir de ellos se elaboran otros productos del mercado, es decir, son materias primas. Además, estos bienes básicos poseen la característica especial de no contar con algún valor agregado, generalmente se encuentran sin procesar y tienen la misma calidad.

Existen distintos tipos de commodities, entre ellas se encuentran las de carácter energético, los metales industriales, los agrícolas y energéticos. Dentro de estas clasificaciones, alguno de los commodities más populares son el trigo, el maíz, el petróleo o el gas, no obstante, existe un recurso, que es también un bien básico, presente en la fabricación de casi cualquier otro producto del mercado, el agua.

El agua, el tesoro líquido

El agua es, junto con el oxígeno, uno de los recursos de mayor vitalidad no solo en nuestra vida sino en la supervivencia de todo el mundo. El agua es necesaria para la vida humana, una persona promedio toma aproximadamente 3.8 metros cúbicos de agua al mes y utiliza alrededor de 2500 a 5000 litros al año.

El agua es necesaria de igual forma para la supervivencia de todo tipo de especies de animales en la tierra. Todas las plantas requieren de agua para vivir, algunas más que otras, pero todas necesitan del agua, en esencia, el agua es uno de los recursos con mayor utilidad e influencia en la vida de la tierra.

El agua, por lo tanto, es utilizada en la elaboración de casi cualquier producto en el mercado. Desde una manzana en un árbol hasta la producción de un filete, el agua está presente en cualquier lugar; un ejemplo de esto es observable al analizar que para producir una naranja hacen falta 50 litros de agua, 650 litros de agua para 500 gramos de pan, 2500 litros para 500 gramos de queso y 4500 litros para 300 gramos de filete de res.

Por lo tanto, invertir en agua es invertir en uno de los productos más usados en todo el mercado. El agua es una opción de inversión a largo plazo muy viable con buenas remuneraciones para las personas, no obstante, muchas personas no conocen que esto es posible.

El problema del agua en el mundo

La tierra se encuentra cubierta en un 75% solamente de agua, lo cual podría dejarnos con la idea de que en realidad el agua podría no tener valor por su vasta cantidad. Sin embargo, al colocar la lupa sobre estos valores podremos darnos cuenta que, de esta cantidad de agua en el mundo, un 97.5% es salada y sólo un 2.5% es agua dulce, apta para el consumo humano.

Cuando observamos incluso aún más a fondo esta cifra nos damos cuenta que la cifra se reduce aún más. Dentro de este 2.5% de agua dulce 70% proviene del hielo en los polos y un 29% se encuentra en la forma de aguas subterráneas; solo el 1% de esta agua dulce se encuentra en la superficie y se manifiesta a través de lagos o ríos.

Tomando como total este 1% de agua dulce que se encuentra en la superficie, el 70% de esta es usada para el riego de campos agrícolas y el 20% de esta agua es usada de forma industrial en la elaboración de los productos en el mercado. Por último, el 10% restante lo encontramos en nuestras casas pues es para el uso doméstico.

Por lo anteriormente mencionado es posible observar que de por sí el agua para el consumo humano es  sumamente reducida si la comparamos con el agua no apta para el consumo. Además de esto, el agua potable que se utiliza en la elaboración de productos es muy escasa también, por lo cual lo hace uno de los bienes más importantes en la bolsa.

El International Food Policy Research Institute indicó de forma alarmante que en los próximos 15 años se incrementará la brecha en todo el mundo entre la oferta y la demanda del agua potable hasta un total del 40%. De igual forma, Bank of America informó que los servicios de infraestructura correspondiente al agua a nivel global van a aumentar entre un 5% y un total de 8% anual.

Considera invertir en Agua

Al observar el problema actual del mundo con el agua nos damos cuenta de manera muy rápida que en el futuro la demanda del agua subirá y la oferta se verá reducida. No es de extrañarse que con el problema del calentamiento global y por ciertas obras del ser humano, cada vez exista menos agua apta para el consumo humano, por lo tanto, invertir en agua implica invertir en algo que cada día tendrá más valor.

Una persona no puede invertir en el agua en sí, tal es el caso de los bienes como el algodón, el oro o el petróleo. Invertir en agua no significa necesariamente comprar los derechos de algún lago o río puesto que, tal como sucede en varios países como China y todos los que conforman latinoamérica, el agua es propiedad del Estado.

De igual forma, aunque es poco usual, las personas en ciertos lugares compran fondos de ríos que alquilan el uso del agua a empresas. Sin embargo, esto no es muy rentable porque los precios suelen variar en exceso según la temporada de sequía o lluvia; invertir en agua significa realmente invertir en una o varias empresas que trabajan y manejan este recurso tan valioso.

En el mundo industrial existen empresas que trabajan con el suministro, tratamiento o depuración del agua, al invertir en agua en realidad estás invirtiendo en estas empresas. Cuando el valor del agua aumente, estas empresas aumentarán también su valor y tus inversiones sobre ellas también, esto significa que invertir en agua es un movimiento con miras al futuro, algo que podría recompensar tu cartera dentro de unos años.

Invertir en Agua implica ganancias pasivas

El agua, a pesar de ser una de las commodities más resaltante, es un recurso básico muy diferente a otros. Mientras que productos como el maíz o los granos se compran y se venden de forma recurrente en la bolsa, el agua se comporta de forma muy diferente en la bolsa.

El proceso de comprar y vender de forma recurrente se le llama especulación y se realiza con el propósito de generar ganancias a corto plazo debido a la diferencia de las ventas. A la persona que realiza esto no le importa mantener el valor, sino venderlo y generar ganancias con la venta., en el mercado de los commodities, los especuladores compran y venden en estos bienes básicos o materias primas.

En el caso del agua, no es posible especular con ella debido a que no existe un producto directamente derivado de esta, por lo tanto, no puedes invertir en el agua en sí.  Sin embargo, es posible obtener ganancias, no a través de la especulación sino por la inversión.

Los inversores, en contraste con los especuladores, buscan comprar valores o acciones y mantenerlas en el tiempo. Estas personas generalmente ven sus ganancias con el paso del tiempo a través de la revalorización de sus acciones y el pago de sus dividendos, por lo tanto, los ingresos que se generan son ganancias pasivas.

Si quieres tener más conocimiento sobre lo que son los ingresos pasivos, te invitamos a visitar el siguiente artículo para más información: Ingresos pasivos ¡Las mejores formas de generarlos!.

¿Cómo invertir en el agua?

Es posible invertir en el nicho del agua teniendo la mirada en el futuro y previniendo la revalorización de este tan preciado y útil recurso. Existen tres formas principales por las cuales podemos invertir en el mercado de este bien básico y en este artículo te las vamos a explicar.

Estas formas de invertir en agua son la inversión mediante ETFs, la inversión en Acciones de empresas que trabajan directamente con el agua y la inversión en proyectos de crowdfunding. Cada una de estas inversiones tiene sus características propias junto con sus ventajas y desventajas.

invertir-en-agua-2

Inversión en Empresas a través de Acciones

Invertir en acciones significa comprar una pequeña parte de una empresa, si bien es menos diverso que una cesta de valores es la forma más directa y práctica de invertir. La inversión por compra de acciones de empresas suele ser riesgosa debido a que únicamente compramos una parte de una sola empresa por lo que el valor de la inversión depende del desarrollo o descenso de esta.

En el sector del agua existen cientos de empresas que se encargan del tratamiento, la calidad, la generación de infraestructura, el suministro y la depuración del agua. Estas empresas trabajan a lo largo y ancho de diferentes países ofreciendo estos servicios manejando el valioso recurso.

Para saber cómo invertir en una de las tantas compañías de agua que existen en el mundo, es necesario reconocer las características demográficas del país y las probabilidades de crecimiento de las compañías en el país. Es necesario tomar en cuenta aquellos países donde existe el presupuesto necesario para realizar trabajos de creación de infraestructuras necesarias o, de igual forma, será necesario evaluar aquellos países en los cuales se prevé que tendrán problemas de agua a futuro.

Invertir en compañías de agua es invertir en el futuro

Es cierto que las ganancias que podemos percibir por las acciones o las inversiones que tengamos en las compañías o fondos que trabajan con el agua son grandes, pero no lo son todo. Cuando hablamos de invertir en agua hablamos de invertir en algo más importante todavía, es invertir en el futuro del agua.

Muchas compañías trabajan a favor de generar proyectos de descontaminación de agua o en proyectos para llevar agua a zonas donde aún no existe la infraestructura adecuada. De igual manera, el crecimiento de la población aumenta en estas áreas, el agua disminuye y la necesidad de agua se vuelve mayor.

En países donde la contaminación de las aguas está acrecentada como es el caso de India o Australia y varios países del continente africano, las compañías realizan grandes trabajos de saneamiento y depuración del valioso recurso del agua. A través de la compra de acciones tú también estás formando parte de estos proyectos.

Inversión mediante ETFs

Tal como mencionamos, a diferencia de muchos bienes y productos que se compran y se venden en la bolsa, no se puede especular con el agua. Una de las formas de invertir en el agua es a través de ciertos productos financieros llamado las ETFs, las cuales son fondos de inversión cotizados donde participan más de una empresa, por lo tanto, al invertir en un EFT estás invirtiendo en una cesta o grupo de valores cotizados a diferencia de las acciones.

Los ETFs son perfectos para empezar a invertir en el agua siendo una persona con pequeño capital, pero una gran visión. Los fondos de inversión cotizados no tienen un mínimo de entrada, por lo tanto, cualquier persona puede empezar a participar en ellas a partir de cantidades pequeñas.

Además de esto, puesto que te encuentras invirtiendo en una cesta de valores, el riesgo es mucho menor que si estuvieras invirtiendo en acciones de una sola empresa. El control de riesgo en la inversión, combinado con la inversión en uno de los recursos más valiosos de la tierra genera más confianza a la hora de invertir en agua.

Los ETFs se manejan a través de índices. Los índices simbolizan el comportamiento del mercado, si las empresas tienen resultados positivos, los índices suben como consecuencia, no obstante, si los resultados no son favorables, los índices caen; como estamos hablando de un grupo de empresas, es complicado realizar un análisis de cada una, por lo tanto, el índice tiene la función de representar la totalidad del mercado, en el mercado del agua existen dos índices que destacan por ser los más importantes:

World Water Index

El World Water Index está conformado por las 20 compañías principales que trabajan con el agua. Sus principales funciones en el mercado y, por lo tanto, sus ingresos, corresponden a la creación de infraestructuras, el suministro, la depuración o el tratamiento de aguas.

S&P Global Water Index

El fondo de inversión cotizado S&P Water Index está compuesta por las principales compañías que trabajan y manejan el agua en el mundo. Formando por un total de 50 empresas unidas, estas compañías trabajan con el tratamiento del agua y la infraestructura necesaria.

El problema de los ETFs

Si bien realizar inversiones en los fondos cotizados es una gran opción para las personas con pequeños capitales, algunas de las empresas de los fondos no trabajan completamente en el agua. En algunos casos las operaciones que estas compañías realizan con el agua suele ser tan solo una pequeña porción de lo que realmente hacen.

El problema que existe con esto es que la correlación que existe con el mercado puede llegar a ser un poco elevada lo cual podría implicar cambios en nuestras inversiones. Incluso si llegara a existir una crisis en un sector diferente al del agua, de igual forma terminaría afectando el valor de nuestras inversiones de forma negativa.

Sin embargo, es un riesgo que no debería ser tan preocupante puesto que nuestras inversiones se realizan con miras a largo plazo. Además de esto, en los próximos años es muy probable que el precio del agua suba al igual que los presupuestos al realizar todos los trabajos que conciernen al agua (Suministro, tratamiento, entre otros)

Invierte en agua mediante proyectos de crowdfunding

La posibilidad de realizar una petición de financiamiento colectivo ha abierto las puertas de las ideas y proyectos más originales hasta ahora. Muchas personas se encuentran preocupadas por el estado actual del agua, por lo tanto, esta creatividad en proyectos e ideas novedosas de personas comprometidas también se han visto en estas plataformas.

A través del crowdfunding o financiamiento colectivo es posible invertir en empresas de diferentes sectores de la sociedad. Dentro de plataformas de financiamiento colectivo muchos proyectos que tienen como propósito el manejo del agua ha visto la luz.

No obstante, el riesgo que se corre invirtiendo en proyectos de crowdfunding es más alto debido a que, si bien las ideas son originales y novedosas, no hay que olvidar que el índice de éxito de una start-up no es muy alto. Sin embargo, en caso de tener éxito, las ganancias que se obtendrían debido a la inversión en el proyecto pueden ser muy buenas; si se decide invertir en proyectos de financiamiento colectivo hay que ser muy cuidadosos a la hora de escoger.

Esperamos que disfrutaras este artículo y si quieres más información sobre como invertir en agua y sus ventajas, te invitamos a ver el siguiente vídeo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here