La Inmunodeficiencia Felina (Sida Felino)

Si eres el dueño de un pequeño gato, sabrás muy bien lo adorable y fieles que pueden ser, por ser tu mascota y miembro de tu familia, desearás cuidarlo. Sin embargo, una de las primeras cosas que debes saber al momento de cuidar a tu mascota, son todas las enfermedades a las que se podría llegar a enfrentar y de esta forma, prevenirlas lo más posible. Sí deseas aprender más acerca del virus de la Inmunodeficiencia Felina, o sida felino, no pienses ni un momento en irte sin antes haber leído este gran artículo.

INMUNODEFICIENCIA FELINA

Sida Felino

El virus de la inmunodeficiencia felina, o sida felino, en conjunto con la leucemia felina, son dos de las enfermedades que más afecta a todos los miembros de la población gatuna. Sin embargo, a pesar de que el sida felino al día de hoy no posee ninguna vacuna, lo cierto es que si puede tratarse con resultados muy buenos. Infórmate muy bien, dale todo tu apoyo y tu amor a tu gato y sobre todo deja que tu veterinario de confianza empiece a tratarlo de la forma adecuada.

VIF – El virus de inmunodeficiencia felina

El virus de la inmunodeficiencia felina, o conocido también por sus siglas VIF, es un lentivirus que afecta únicamente a los gatos. También, a pesar de que ésta sea la misma enfermedad que podemos evidenciar en los seres humanos, la realidad es que el virus que la causa es completamente diferente, por esto mismo, el sida felino es totalmente imposible que lo contraiga un humano.

El virus de inmunodeficiencia felina ataca de una forma directa a todo el sistema inmunitario, destruyendo poco a poco los linfocitos-T, esto mismo trae como consecuencia principal, que el gato sea mucho más vulnerable a sufrir de diferentes infecciones o enfermedades de menor gravedad, sin embargo, sumado al sida felino, cualquier enfermedad o infección podría llevar a tu gato a la muerte. Este virus es una enfermedad crónica y justo en el momento que afecta a las células del sistema inmunitario, las empieza a dañar y destruir, que con el pasar del tiempo, causa el deterioro progresivo de toda la función inmunológica del gato.

Si el sida felino se detecta a un tiempo en el que la enfermedad no ha avanzado mucho, esta puede ser una enfermedad completamente controlable, y mientras se siga con un buen tratamiento, tu pequeño gato podrá gozar de una vida muy larga y sobre todo, saludable.

Transmisión y Contagio del Sida en los Gatos

Para que nuestro gato sea contagiado de esta desafortunada enfermedad, solo tendrá que haber tenido algún contacto con la sangre, o bien, con la saliva de algún otro gato infectado. En primer lugar, al día de hoy se tiene constancia científica de que el sida felino se contagia a través de la mordida de los gatos infectados, por esto mismo, los gatos callejeros son los más propensos a portar esta enfermedad.

INMUNODEFICIENCIA FELINA

A diferencia de la conocida enfermedad en el caso de los humanos, a día de hoy, no se ha podido comprobar científicamente que en el caso de los felinos el sida se pueda contagiar a través de la vía sexual, incluso si estos pequeños gatos comparten el mismo bebedero o comedero. Ahora, las gatas que han sido contagiadas por el virus de la inmunodeficiencia felina, pueden transmitir muy fácilmente esta enfermedad a sus crías durante la lactancia o también, durante la gestación. Actualmente no se tiene un conocimiento exacto de sí los parásitos hematófagos como las garrapatas o pulgas, pueden llegar a ser un medio de contagio de esta enfermedad.

En el caso de que tu gato siempre haya estado en el hogar, no tienes nada de lo que preocuparte, sin embargo, si tu gato no está castrado y suele salir normalmente en las noches, lo más aconsejable es que lo sometas a un análisis de sangre para corroborar completamente que la salud de tu gato esté en orden. Siempre ten en cuenta, que los gatos son felinos bastante territoriales, por lo tanto, es muy común que suelan estar en diferentes peleas que lleven a los mordiscos.

Síntomas del Sida Felino

De la misma forma que pasa en los seres humanos, los gatos pueden llegar a tener el virus de la inmunodeficiencia durante varios años sin presentar ningún tipo de síntoma muy característico o hasta que puede llegar a detectar bien la enfermedad. Sin embargo, a pesar de esta característica, una vez que la destrucción en los linfocitos-T empiece a debilitar cada vez más la capacidad inmunitaria que posee cada felino, cualquier tipo de bacteria o de virus a los que nuestra mascota se enfrenta en su día a día sin ningún tipo de problema, empezarán a afectarlo cada vez más y causar diferentes afecciones desastrosas para la salud de nuestro felino, y es ahí cuando los primeros síntomas aparecerán.

Los síntomas más comunes y característicos del virus de la inmunodeficiencia felina, o por sus siglas VIF, pueden empezar a manifestarse muchos meses después de que ocurra la infección. Entre estos síntomas nos podemos encontrar algunos como:

  • Gingivitis
  • Deterioro mental
  • Inflamación del tejido conjuntivo
  • Pérdida de peso progresiva
  • Fiebre
  • Estomatitis
  • Pérdida de apetito
  • Abortos y problemas de fertilidad
  • Infecciones recurrentes
  • Pelaje sin brillo
  • Diarrea

De forma general, el principal síntoma que se manifiesta en este virus, es la aparición muy recurrente de diferentes enfermedades menores. Por lo tanto, es de suma importancia que mantengas muy vigilado a tu gato, y tengas un buen control de las veces que se enferma; a su vez, también vigila muy bien si tu gato se enferma de una forma repentina y le cuesta salir de esa afección, o bien, recae varias veces en el tiempo.

INMUNODEFICIENCIA FELINA

Diagnóstico del Sida en los Gatos

Para tener un diagnóstico acertado, tu veterinario de confianza deberá tener en cuenta todos y cada uno de los síntomas que esté manifestando tu gato y todos los síntomas característicos del virus de la inmunodeficiencia felina. Sin embargo, principalmente los veterinarios aplicarán diferentes pruebas para identificar la presencia de alguno de los anticuerpos específicos contra el sida felino.

Todas estas pruebas pueden realizarse sin ningún tipo de inconveniente en cualquier clínica veterinaria, sin embargo, en muchas ocasiones los resultados no son 100 % exactos, por esto mismo, es aconsejable y bastante común que se repitan las pruebas, o bien, que se ejecuten pruebas mucho más completas en laboratorios especializados, así como también usar diferentes técnicas para aislar al virus.

Tratamiento para Gatos con el Virus de la Inmunodeficiencia

La mejor cura para este horrible virus es la prevención; sin embargo, a pesar de que el virus de inmunodeficiencia felina no tenga ningún tipo de vacuna, la realidad es que un gato infectado puede llegar a tener una vida muy plena y feliz, siempre y cuando se le administre el tratamiento adecuado y a tiempo.

Lo más aconsejable para prevenir que tu gato se infecte del virus del sida felino, es controlar bastante bien todas las salidas que tiene, y sobre todo, evitar a toda costa cualquier pelea o enfrentamiento con un gato callejero. También, es muy bueno que le hagas diferentes pruebas al menos una vez al año, especialmente si ves que tiene alguna lesión, corte, o mordedura cuando vuelve a casa. En el caso de que esto no haya sido suficiente, y tu gato haya resultado contagiado, deberás llevarlo inmediatamente al veterinario, en donde trabajarán a fondo todo el fortalecimiento de su sistema inmune y también, de todas sus defensas.

A su vez, existen en el mercado distintos fármacos microbianos que pueden ayudar mucho a controlar todas las infecciones o las bacterias que estén atacando a tu mascota. Es importante siempre considerar que estos tratamientos deben ser administrados de una forma regular, de lo contrario, tu mascota podría llegar a tener una nueva recaída con diferentes infecciones. A su vez, también hay antiinflamatorios que te ayudarán bastante a reducir diferentes síntomas del sida como la gingivitis o la estomatitis.

INMUNODEFICIENCIA FELINA

A pesar de que el tratamiento principal se basa en distintos fármacos, la alimentación de los gatos infectados con sida juega un papel crucial y deben ser alimentados de una forma muy específica. Lo más aconsejable por todos los veterinarios, es que se le dé una dieta con un alto contenido calórico, así mismo, las latas y toda la comida húmeda para gatos serán tu aliado principal, y también uno de los principales factores que ayudará a combatir con el deterioro progresivo de tu mascota.

Debes tener en cuenta que desafortunadamente, ningún tratamiento actúa de una forma directa sobre el virus de inmunodeficiencia felina en sí, si tu gato resulta contagiado, lo único que podrás hacer es ayudarlo con diferentes tratamientos a vivir una vida mucho más tranquila y digna. Recuerda que el objetivo principal del tratamiento contra el sida felino, es mantener a raya todas aquellas enfermedades menores y oportunistas que puedan aprovechar para atacar a tu gato cuando todo su sistema inmune se encuentra débil.

Esperanza de vida

La esperanza de vida de un gato con sida es probablemente una de las principales dudas de todos aquellos dueños de gatos infectados, sin embargo, la realidad es que predecir la esperanza de vida de un gato contagiado con el virus de inmunodeficiencia felina es bastante complicado, todo depende enteramente de como vaya reaccionando su sistema inmune a todas aquellas infecciones o enfermedades oportunistas.

Al momento que se habla de una vida digna, se trata de que un gato infectado con sida felino puede llegar a tener una vida como cualquier otro gato, siempre y cuando se sigan una serie de cuidados bastante fáciles. A su vez, a pesar de que pueda llegar a parecer que la salud de tu gato está volviendo a la normalidad, siempre deberás estar muy alerta de diferentes aspectos físicos, como lo son el peso y su temperatura corporal.

Uno de mis Gatos tiene Sida pero los otros no

En el caso de que tengas varios gatos y uno de ellos se vea contagiado por el sida felino, debes tener en cuenta que si no existe ningún tipo de enfrentamiento físico, realmente no hay posibilidades de que alguno de tus gatos se pueda infectar, siempre ten en cuenta que el virus de la inmunodeficiencia felina solo se contagia a través de las mordeduras. Sin embargo, la realidad es que es muy difícil controlar que tus gatos no peleen entre sí, por esto mismo, lo más aconsejable es que aísles completamente al gato que se encuentra infectado, de la misma forma que harías si se tratara de cualquier enfermedad infecciosa.

Mi Gato ha muerto de Sida ¿es seguro llevar uno nuevo?

Sin algún portador, realmente el virus de la inmunodeficiencia felina, o sida felino, es bastante inestable. Por lo tanto, el virus morirá en tan solo unas cuantas horas; sin mencionar que debes recordar que este virus únicamente se transmite a través de la saliva o de la sangre de un gato infectado, por esto mismo, al haber una ausencia total de un gato con el virus, el contagio a un nuevo gato es muy poco probable. De igual forma, como si fuera una enfermedad infecciosa, a continuación podrás ver una lista de recomendaciones para tomar distintas medidas preventivas:

  • En primer lugar, vacunar a tu nueva mascota contra todas las enfermedades infecciosas más comunes.
  • Desinfectar, o bien, reemplazar todas aquellas pertenencias del gato que desafortunadamente murió a causa del sida felino.
  • Desinfectar completamente todas las alfombras, moquetas o lugares de tela donde haya estado tu gato infectado.

¿Un Gato con Sida puede infectarme?

No, el virus de inmunodeficiencia felina o sida felino, no es una enfermedad de tipo zoonótica, es decir, que no puede contagiarse a los seres humanos bajo ningún concepto, por lo tanto, un gato infectado nunca podría llegar a contagiarte incluso aunque este mismo te muerda. A pesar de que conceptualmente es la misma enfermedad que ataca a los seres humanos, el sida felino no es el mismo virus que el VIH, o virus de inmunodeficiencia humana.

Cuidados del Gato con Sida

Sí resulta que tu gato está contagiado de esta desafortunada enfermedad, puedes llegar a tomar diferentes medidas para intentar que tu gato pueda vivir una vida larga, y bastante digna. Entre todas estas recomendaciones nos encontramos con algunas como:

  • Someter a tu mascota a desparasitaciones con cierta frecuencia, tanto externas como internas.
  • Seguir con todo el programa de vacunación previamente estipulado.
  • Ofrecerle siempre una alimentación de calidad óptima, apetitosa, y sobre todo, muy nutritiva.
  • Mantenerlo el mayor tiempo posible dentro de tu hogar para evitar que pueda contagiarse de otro tipo de infecciones.
  • Suministrarle una homeopatía para gatos como una opción preventiva ante diferentes infecciones secundarias o menores.

Sí bien es completamente posible que tu gato infectado de sida puede vivir una vida muy larga y digna, como la de cualquier otro felino, lo cierto es que prevenir esta enfermedad puede llegar a ser incluso más difícil que intentar tratarla, pues, para asegurarnos que nuestro gato no tenga sida, debes prohibirle completamente las salidas o cualquier contacto con el exterior.

Sí deseas aprender mucho más acerca de todos los animales a lo largo y ancho del mundo, no pienses ni un solo momento en irte de esta página sin antes haber leído estos tres maravillosos artículos:

Gatos sin Pelo

¿Cómo cuidar un Gato de 2 Meses?

Pastor Alemán Negro


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.