Tyler the creator disfrazado de Igor para su último disco de... ¿rap?
Tyler the creator disfrazado de Igor para su último disco de... ¿rap?

El mismísimo Tyler the creator avisó vía tuit el mismo día del lanzamiento de su nuevo disco: «No esperéis un disco de rap». Ayer, el estadounidense se llevó el premio grammy 2020 al mejor disco de rap. ¿Qué ha pasado aquí?

Para empezar, Igor es más un disco de fusión entre pop y electrónica. La etiqueta de Mejor disco de rap 2020 es extraña. Igor es rap, pero es mucho más que eso. Es una experiencia auditiva. Se hace extrañoa compararlo a, por ejemplo, el Championships de Meek Mill.

El problema está en el precedente. En Cherry Bomb, en Flower Boy y en Wolf, En todos los discos anteriores de Tyler. Y también en que es negro. El productor y cantante (y rapero) Tyler the creator lo tiene claro. En su opinión, se trata de racismo. Poco importa que Lizzo fuese la artista con más nominaciones: los Grammys son racistas, dice Tyler the creator. Aunque con otras palabras:

«Estoy muy agradecido de que lo que yo he hecho haya recibido reconomiento en un mundo como este. Pero también, jode un poco que cuando gente como yo (y me refiero a gente que tiene mi aspecto) hace cualquier cosa que sea fusión de géneros, siempre lo incluyan en la categoría de rap o de música urbana».

Tyler the creator

«No me gusta esa palabra, «urbana», ha añadido Tyler. Y sigue: «Simplemente es una forma politicamente correcta de decir la palabra que empieza con n [nigger, nigga, negrata]. Siempre que escucho eso estoy en plan, «¿Por qué no podemos estar en la categoría de música pop? La mitad de mi siente que la nominación de rap es tan solo un halago con doble intención».

¿Cuánto de rap hay en Igor?

El primer corte del disco de 2019 de Tyler deja bien claras las intenciones con su medio minuto introductorio de pura distorsión. El estribillo poppy Ridin’ ‘round town, they gon’ feel this one tampoco suena demasiado a rap, por no hablar de toda la magnífica progresión sintética que domina el resto de la canción y que sirve de fondo para el single Earfquake y la práctica totalidad del album, de 39 minutos de duración. Hip Hop Numbers ha llegado al extremo de cifrar la porción de rap que incluye el disco: «El 41% de las vocales/voces de Igor son de Tyler rapeando».

En los grammy 2020 celebrados ayer, Igor se ha impuesto a raperos de los que no caben dudas similares alguna: Meek Mill (Championships), 21 Savage (i am > i was), YBN Cordae (The Lost Boy), y J. Cole & amigos (Dreamville) (Revenge of The Dreamers III).

Sea como sea, lo que está clarísimo es que Tyler the creator tiene plaza fija en el mejor de los cajones: el de los artistas inclasificables que, como Billie Eilish o Rosalía, están haciendo girar más que nadie los engranajes de la innovación musical. De escuchar melodías que nos motiven va el asunto. Qué más da la etiqueta.