Causas de los Hongos en Perros, Tipos y Tratamiento

La infección provocada por hongos en la piel de los perros es una condición muy contagiosa que puede ser muy fácilmente transmitida entre perros e incluso afectar a los humanos. Son muchos los síntomas que el can manifestará y solo mediante la evaluación profesional del veterinario se podrán diagnosticar las causas y obtener un tratamiento curativo. Entérate a continuación de muchos más sobre los Hongos en Perros.

Hongos en perros

Los Hongos en Perros

Una caída en el sistema inmunitario, algún efecto secundario de los antibióticos o un entorno de gran humedad y calor son algunos de los causantes de las infecciones por hongos en perros. En efecto, hay numerosas clases de hongos que pueden aquejar a nuestro fiel compañero, particularmente en patas y orejas. Por ello, si llega a manifestar síntomas en su piel, debes acudir con prontitud al veterinario para que le sea aplicado un tratamiento apropiado.

La denominación científica que se le adjudica a este padecimiento es dermatofitosis o micosis cutánea, aunque frecuentemente se le conoce como “tiña”. Las variedades de hongos involucradas son muy diversas, por lo que, en los párrafos a continuación nos enfocaremos en las que más se manifiestan, así como compartiremos algunos de los tratamientos más efectivos para combatirla.

Tipos de Hongos en la Piel de los Perros

Las variedades de hongos implicados pueden ser cuantiosos, aunque sobresalen tres especies primordialmente, que son las que conseguimos más frecuentemente. Pueden manifestarse casos de infecciones con otras clases de hongos más inusuales, por lo que es de suma importancia efectuar un buen diagnóstico para reconocer siempre la especie activa para que el tratamiento sea el apropiado. Es rasgo común de estos organismos es que su alimento es la queratina, que se localiza en la piel canina, por lo que afectan toda la superficie cutánea y folículos pilosos (raíces del pelo).

Hongos en perros

A continuación presentamos las tres clases de hongos que afectan con más frecuencia a los canes, ellos son:

  • Microsporum canis. Es un hongo zoófilo, lo que quiere decir que su hábitat se localiza sobre los animales y la transmisión se lleva a cabo por contacto directo. Esta variedad es la que provoca zoonosis más a menudo, es decir, que desencadena la enfermedad en personas, que se contagiaron a partir de una infección canina. Su desarrollo es muy raudo y la apariencia clínica exhibe parches alopécicos (sin pelo) a lo largo de todo el cuerpo del animal afectado
  • Microsporum gypseum. Este es un hongo geófilo, lo que quiere decir que su hábitat se localiza en el suelo pero puede provocar infecciones focales en los perros. Puede ocasionar la hinchazón y abultamiento de la piel en las áreas más distales (patas, orejas, cabeza y cola). Usualmente aparece una lesión típica denominada “querion”, nódulos engrosados, de forma redondeada y, regularmente, sin pelo que se transforman en costras gruesas
  • Trichophyton mentagrophytes. Es un hongo zoófilo, pero con una apariencia semejante a Microsporum gypseum. Provoca engrosamiento de las capas cutáneas y formación de querion. Igualmente puede desarrollar zoonosis (enfermedad que se transmite de perros a personas)

Hongos más comunes en Patas y Orejas

Existen numerosas clases de hongos que pueden perjudicar a un perro. Sin embargo, algunos se concentran en ciertas áreas del cuerpo. Así ocurre con malassezia pachydermatis, el cual es un hongo usualmente se manifiesta en las patas del can, por ser zonas que se mantienen húmedas por más tiempo y donde poco circula el aire entre los dedos.

Numerosos canes tienen este hongo, pero la mayor parte de de las veces ello no implica problema alguno. Aún así, cuando el sistema inmune del perro se encuentra débil por alguna enfermedad, alergia o irritación cutánea, la malassezia pachydermatis puede propagarse y ocasionar molestias. En efecto, existen ciertas razas caninas más susceptibles a las infecciones por hongos en las patas que otras. A saber: los poodles, los terriers, los chihuahuas o los pastores alemanes.

Las infecciones a causa de hongos en perros igualmente pueden presentarse en el hocico, en la ingle o en las orejas. En este último caso, las infecciones más frecuentes son las producidas por el hongo de la levadura y deben ser tratadas para que no surjan problemas auriculares.

Principales Síntomas

Los síntomas varían de acuerdo a la variedad de hongo que afecta al animal. Por este motivo, la visita al veterinario es de suma importancia para que mediante el diagnóstico apropiado recomiende el tratamiento acorde al tipo de hongo que aqueja al animal.

  • Escozor en los dedos, en las almohadillas o en las orejas.
  • Caída de pelo en las zonas afectadas.
  • Piel descamada, hinchada o enrojecida.
  • El perro suele lamer frecuentemente las patas irritadas, buscando calmar el malestar que siente.
  • Si la infección se ubica en las orejas, éstas pueden enrojecerse.
  • Lesiones en las uñas.
  • El perro demuestra más ansiedad y molestia que de costumbre.
  • Menea la cabeza con energía, como si dijese “NO”.
  • Muestra residuos de cerumen o costras modestas en los oídos.
  • Caspa debido al resecamiento y erosión de la piel.
  • Querion. Formación de nódulos prominentes.
  • Costras gruesas en orejas, patas o cara desprendiendo un olor muy desagradable.
  • Pigmentación de la piel. Ciertas áreas de la piel pueden oscurecerse por la inflamación y engrosamiento.

Tratamiento

En lo relativo al tratamiento de la micosis cutánea (o tiña), de nuevo debemos resaltar la relevancia del diagnóstico correcto para definir el tratamiento apropiado, y para lo cual es fundamental la asesoría de un profesional veterinario.

Para determinar cómo deben ser combatidos los hongos en la piel canina, debemos comprender que ello va a depender de lo avanzado de las lesiones. El tratamiento puede ser de naturaleza tópica en base a cremas, pomadas y/o jabones específicos. Estos productos que son aplicados de forma directa sobre la piel, se componen de sustancias antifúngicas que frenan la proliferación de los hongos y conforman un ambiente inhóspito para estos organismos.

Por otra parte, si la patología está muy propagada, e inclusive se presentan infecciones bacterianas secundarias, se hará necesario un tratamiento sistémico. Este programa terapéutico consiste en el suministro de antifúngicos (inyectado u oral) en conjunto con la acción de antibióticos para el combate de las bacterias presentes.

Recomendaciones

Para salir de los hongos lo más pronto posible y, con ellos, desaparezcan las molestias que padece el perro en sus patas y orejas, es de importancia considerar las recomendaciones que serán de ayuda para que la infección no se expanda. Las principales son:

  • Evite bañar al perro de forma exagerada, para que los hongos no se reproduzcan con el calor y la humedad.
  • Si hay más mascotas en casa o niños, no permitas que el perro se acueste con ellos o comparta mantas o cepillos.
  • Asea bien tus manos luego de manipular al perro; igualmente desinfecta la casa y deshazte de los objetos que puedan encontrarse contaminados.
  • Si lo llevas en el automóvil o se sube al sofá, recubre antes estos sitios con una manta o una sábana y lávala frecuentemente.

Como habrás podido deducir con estas recomendaciones, los hongos en perros podrían contagiarse a humanos eventualmente, ya sea mediante contacto directo con las patas o las orejas afectadas o mediante ciertos objetos. Por ello, es importante mantener el tratamiento que nos recete el veterinario y tomar todas las medidas preventivas recetadas para que los hongos no perjudiquen a otros integrantes de la familia y dejen de incomodar lo antes posible a nuestro mejor compañero.

También te pueden interesar estos otros artículos:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.