Descubre la historia de la Imprenta y quién la inventó

Iniciándose con las impresiones rupestres del hombre primitivo hasta llegar a lo más avanzado tecnológicamente de la impresión 3D, la Historia de la imprenta ha recorrido un largo camino lleno de avances y satisfacciones, acompañando al ser humano en su camino hacia el progreso.

HISTORIA DE LA IMPRENTA

Historia de la Imprenta

La imprenta es un instrumento mecánico que mediante presión aplicada a una superficie entintada reproduce textos o formas en una superficie que pudiera ser papel, tela u otro material apropiado. La invención y la difusión por todo el mundo de la imprenta fue uno de los eventos que tuvieron más relevancia en la historia mundial debido a su contribución a la masificación de la comunicación y de la cultura.

Evolución de la impresión 

Para hablar de la historia de la imprenta primero en necesario hablar de la historia de la impresión. Las primeras impresiones encontradas se lograron mediante el uso de plantillas  y datan de aproximadamente de treinta y cinco mil años y se trata de huellas de manos hechas apoyando la mano sobre una pared y soplando alguna sustancia colorante, las más antiguas se encuentran en Asia y Europa y de fechas posteriores en otros continentes.

Otra técnica antigua de impresión fue el estarcido, consistente en estampar en una superficie el dibujo que se encuentra en una plantilla perforada esparciendo tinta sobre ella mediante el uso de un pincel, brocha o tela empapada. El uso de plantillas se prolongó por mucho tiempo, siendo su máximo nivel de sofisticación el método japonés de katazome utilizado para estampar telas de seda durante el periodo Edo.

Entre el primer milenio antes de Cristo hasta los inicios del periodo moderno la fabricación de monedas se hacía mediante la acuñación martillada, que consistía en colocar una plancha de metal lisa de peso adecuado entre dos troqueles grabados y luego golpear el troquel superior con un martillo.

Los sellos son una técnica utilizada en china por lo menos desde la dinastía Shang, durante el segundo milenio antes de Cristo. Los sellos se utilizaban para dejar impresiones en cerámica. Se han encontrado evidencias de que en las dinastías del norte se usaron sellos de madera que contenían hasta ciento veinte caracteres. En occidente se utilizaron sello para marcar documentos con la insignia personal normalmente grabadas en un anillo. Este uso se inició durante el Imperio Romano y se extendió durante los imperios bizantinos y el Sacro Imperio Romano.

Desde la antigüedad se han usado bloques de piedra, de arcilla y de bronce para plasmar estampados en telas. En China se han hallado pruebas arqueológicas de estampados en telas mediante bloque que provienen del año doscientos cuatro antes de Cristo.

HISTORIA DE LA IMPRENTA

La impresión mediante el uso de tablones de madera, que hoy se conoce como xilografía, fue la principal técnica que se usó para imprimir sobre el papel. Al principio esta forma de imprimir, fue bastante usado en todo el este del continente asiático paras imprimir sobre tela, posteriormente, gracias a la influencia del budismo se comenzó a usar para imprimir sobre papel.

La imprenta y su desarrollo

La historia de imprenta da inicio con el inventor chino Bi Sheng creó el primer método de impresión mediante fases móviles fabricadas en piezas elaboradas en porcelana en donde estaban tallados los signos chinos. Debido a la gran cantidad de estos signos usados para hacer una escritura china el proceso era lento y engorroso. Utilizando los conocimientos adquiridos por los chinos en el manejo de los tipos móviles, en el año 1234, durante la dinastía Koryo, fueron creados un conjunto de tipos móviles fabricados con metal pero por su poca eficiencia tuvieron poco uso.

Los libros que se distribuían antes del año 1540 eran copias elaboradas manualmente por copistas que por lo general eran frailes o monjes cuya única actividad era rezar y elaborar distintos ejemplares que casi siempre eran solicitudes del clero o de miembros de la realeza. Muchos de estos copistas no sabían leer ni escribir y se limitaban a imitar los signos de los cuales por lo general no entendían el significado, lo cual era importante para el solicitante ya que muchos de estos textos contenían temas que se consideraban prohibidos.

Entre el siglo V y el siglo X se utilizaban los bloques de madera en Europa para publicar panfletos con fines publicitarios o para enviar mensajes políticos, también etiquetas o escritos de pocas páginas. Esto se hacía perforando el texto y los dibujos en una plancha de madera que luego se sujetaba a una mesa de madera impregnándola de tinta con uno de los colores que existían para la época (azul, rojo o negro) después se colocaba el papel y mediante un rodillo se fijaba el color.

La madera se desgastaba muy rápidamente por lo que las copias que se podían imprimir eran muy limitadas. El papel era fabricado por el propio impresor y cada impresor le colocaba a su papel su propia marca de agua con la cual se identificaba.

HISTORIA DE LA IMPRENTA

La imprenta moderna

Varios avances tecnológicos precedentes fueron combinados y perfeccionados por Johannes Gutenberg y añadiéndole varias invenciones e innovaciones propias perfeccionó el sistema de impresión. Estos avances, que contribuyeron con la historia de la imprenta, fueron la creación del papel, el desarrollo de nuevas tintas y la xilografía.

También adoptó la prensa de tornillo, que se utilizaba desde la época del imperio romano para el prensado de uva o de aceitunas para la fabricación de vino y de aceite de oliva, respectivamente. Gutenberg copio la idea básica para perfeccionar la impresión. Modificó el diseño para que la presión sobre el papel fuera aplicada uniformemente, agregó una mesa movible con una superficie lo suficientemente plana para que el papel pudiese ser reemplazado rápidamente.

Gutenberg perfeccionó el procedimiento desuniendo la disposición tipográfica y la impresión en dos fases separadas. Fabricó las piezas tipográficas con una aleación basada en plomo que resultó bastante adecuada, a tal punto que todavía es usada. Luego de muchos intentos y experimentos, Gutenberg logró la fórmula de una tinta a base de aceite ideal para la impresión de gran calidad con tipos de metal superior a la tinta a base de agua que se utilizaba hasta ese momento.

Gutenberg realizó una prueba de impresión a color para su Biblia en los encabezados de algunas páginas solo en unas cuantas copias. En la actualidad existen muy pocas copias de la Biblia de Gutenberg y muchas menos están intactas. En España se encuentra una completa en Burgos y otra que sólo contiene el Nuevo Testamento se encuentra en Sevilla.

La revolución de la imprenta

Pocos años después de haberse inventado la imprenta mecánica de tipos móviles la actividad de impresión se multiplicó. De una sola imprenta que existía en la ciudad alemana de Mainz se multiplicaron en más de doscientas setenta ciudades en toda Europa.

A partir del año 1480 la producción de libros se masificó en todo el continente. En el año 1500 los impresores de Europa occidental contaban con más de veinte millones de copias publicadas y para el siglo siguiente se calcula que se publicaron más de doscientos millones de copias.

HISTORIA DE LA IMPRENTA

Mientras que en el lejano oriente, utilizando métodos arcaicos de impresión se producían cuarenta páginas diarias, los impresores europeos llegaban a imprimir más de tres mil seiscientas páginas por jornada de trabajo. El abaratamiento de los costos y la rapidez de impresión permitieron la publicación de los primeros periódicos lo que causó una revolución en la distribución de información al público.

En la península ibérica la historia de la imprenta se inició a la ciudad de Segovia en 1472 siendo la auténtica y principal obra publicada: el Sinodal de Aguilafuente. En la Nueva España se estableció la primera imprenta en México en el año 1539 y en el virreinato del Perú el primer libro impreso fue La Doctrina Cristiana editado en Lima en el año 1584.

Imprentas Industriales

A pesar de que los nuevos materiales de fabricación de imprentas habían incrementado paulatinamente la eficiencia en la impresión, en los inicios de la Revolución Industrial la prensa manual diseñada por Gutenberg continuaba operando prácticamente sin cambios.

Lord Stanhope fabricó en 1800 una imprenta totalmente de hierro fundido lo que redujo drásticamente la presión requerida e incrementó el área de impresión multiplicando la capacidad de impresión a cuatrocientas ochenta páginas en una hora.

Friedrich Koenig diseñó una imprenta parecida a la imprenta manual pero conectada a una máquina de vapor, también sustituyó la plataforma de impresión por un sistema de cilindros rotatorios. Con el financiamiento de Thomas Bensley y la asistencia del ingeniero germano Andreas Friedrich Bauer fabricó su primera imprenta en el año 1811.

The Times de Londres adquirió los primeros modelos de la imprenta de Koenig y Bauer en 1814, esta imprenta tenía la capacidad para producir mil cien impresiones diarias. Los fabricantes siguieron perfeccionando su máquina y lograron la impresión por ambas caras de la hoja de papel al mismo tiempo. La historia de la imprenta tuvo un gran impulso ya que gracias a esto la producción de periódicos se aceleró y aumentó aún más su masificación.

Prensa rotativa

El estadounidense Richard M. Hoe inventó en 1843 la imprenta rotativa accionada por vapor la cual permitía la impresión de millones copias en un día. En el año 1863, el inventor de Estados Unidos William Bullock mejoró la imprenta rotativa al agregarle un sistema de alimentación del papel mediante el uso de rollos de papel, evitando el lento proceso de alimentación manual. Gracias a esta innovación la imprenta llegaba a imprimir hasta doce mil hojas por cada hora con otras mejoras incorporadas más tarde se elevó la velocidad imprimiendo treinta mil hojas.

Impresión offset

La impresión offset es una tecnología de impresión que implica la aplicación de una tinta de base grasa, por lo general, sobre una plancha de aleación de aluminio. Esta técnica fue ideada por el británico Robert Barclay quien la utilizó para imprimir sobre estaño en 1875. Posteriormente, en el año 1903, el estadounidense Ira Washington Rubel la adaptó para imprimir sobre papel.

La impresión offset es parecida a la litografía. La imagen es aplicada sobre un formulario. Una vez reveladas, las partes expuestas del molde comienzan a absorber agua y repeler la sustancia aceitosa, es decir la pintura. Estas partes se denominan hidrófilas. Las partes restantes, a su vez, repelen el agua y atraen pintura, estas se denominan hidrófobas.

De este modo, la tinta se transfiere exclusivamente a las partes hidrófobas del molde, formando textos e imágenes. La imagen es transferida desde el rollo con la plancha de impresión al rollo offset, y de allí pasa al papel. El rodillo offset evita un gran desgaste de las formas y le da una mayor uniformidad de la tinta.

HISTORIA DE LA IMPRENTA

Con la impresión offset se logra una muy alta definición y una resolución muy buena de la impresión, además la calidad de impresión se mantiene incluso sobre superficies que no sean perfectamente lisas, sin embargo, por su gran tamaño y la necesidad de mucho mantenimiento solo es recomendable para producciones muy grandes.

La linotipia

La linotipia, fue un gran avance en la historia de la imprenta, es una máquina creada por el inventor germano Ottmar Mergenthaler en el año 1885, con ella se puede componer el texto que se desea imprimir. La linotipia conjuntamente con la impresión tipográfica fue de uso común en la edición de diarios y revistas desde finales del siglo diecinueve hasta la década de los años setenta del siglo pasado.

El texto es introducido mediante un teclado que contiene noventa caracteres, el mecanismo alinea los moldes de las letras (matrices) en una línea, esta línea es fundida en una pieza metálica en un proceso al que se conoce como “la composición tipográfica de metal caliente». Las matrices son guardadas para ser reutilizadas. La linotipia mecaniza un procedimiento que anteriormente debía ser realizado manualmente por los operarios colocando letras, puntuaciones y espacios uno por uno.

Esta automatización permitió la impresión de periódicos de muchas páginas y no solo de ocho como se hacía anteriormente. La linotipia fue ampliamente utilizada en la industria de la impresión antes de la llegada de la tecnología de fotolitografía y composición tipográfica por computadora.

Impresora láser

La impresora láser fue creada por Gary Starkweather en el año 1973 y fue comercializada a finales de la década de los setentas del siglo pasado por la empresa Xerox Corporation. Las impresiones realizadas de esta manera son resistentes a la humedad, la abrasión y la decoloración. La calidad de esta imagen es la más alta.

Una impresora láser es uno de los tipos de impresoras que le permite producir inmediatamente impresiones de texto y gráficos de alta calidad en papel de uso corriente en las oficinas. Al igual que las fotocopiadoras, las impresoras láser utilizan el proceso de impresión xerográfica en su trabajo, pero, la diferencia es que la formación de una imagen ocurre por exposición directa de los elementos fotosensibles de la impresora con un rayo láser.

Impresora 3D

La impresora 3D es una máquina diseñada para fabricar copias de trabajos en tres dimensiones, creando piezas a través de un diseño elaborado por computadora. Normalmente se usa para elaborar piezas y componentes para la industria y para la arquitectura. Actualmente su uso se ha extendido para la elaboración de objetos de toda índole, moldes para vaciado, piezas de alta tecnología, productos para la alimentación, prótesis médicas y muchos más.

La impresión 3D se puede realizar de múltiples formas y utilizando variados materiales, pero cualquiera de ellos se basa en el principio de creación capa a capa de un objeto sólido. Actualmente se comercializan muchos modelos: de sinterización láser, en el cual un dispensador deposita capas delgadas de polvo de diferentes metales según la necesidad; de estéreo litografía, donde una resina fotosensible es tratadas con rayos de luz ultravioleta, haciendo que se solidifique; de compactación, con una masa de polvo que se va compactando por capas.

El polvo utilizado es comprimido de diferentes formas por lo que se clasifican en: Impresoras 3D de tinta: comprime el polvo mediante una tinta de aglomeración; Impresoras 3D láser: un láser es aplicado al polvo para que adquiera diferentes tonalidades.

El futuro de la imprenta

Gracias a los avances tecnológicos alcanzados en las últimas décadas ya es posible distribuir, comercializar y leer un libro sin necesidad de imprimirlo. La aparición el papel electrónico o e-Paper y los libros electrónicos o eBooks permiten la adquisición de libros, revistas y otras publicaciones desde el propio aparato, esto reduce enormemente los costos de producción y distribución además de ser de gran valor ecológico.

El uso masivo del internet ha hecho posible que mucha información que anteriormente se distribuía por medios impresos, llegue ahora a manos del interesado por medio de páginas web y de correo electrónico, esto hace que muchos especialistas consideran que, después de haber sido fundamental en el desarrollo de la humanidad por más de cinco siglos, la historia de la imprenta al fin llegue a su fin.

A continuación le dejamos algunos enlaces de su interés:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.