En el transcurrir de la vida se nos pueden presentar muchas situaciones difíciles y es allí donde debemos recordar la historia de Job nos cuenta cómo un hombre que pasó por una gran cantidad de calamidades, jamás perdió su confianza en Dios, y obtuvo su recompensa. Te invito a leer esta gran historia.

historia-de-Job 2

La historia de Job

Job un fiel creyente de Dios. Se caracterizaba por hacer la voluntad de Dios y vivir en obendiencia. Este personaje bíblico es considerado por  uno de los profetas de las religiones abrahámicas: el judaísmo, el islam y el cristianismo.

La gran historia de Job que nos deja una gran enseñanza como cristianos está relata en el Libro que lleva su nombre. Iualmente, se titula de la misma manera en el Antiguo testamento como en el Tanaj. En cuanto al Corán, habla sobre la paciencia de Job.

Esquema del libro de Job

Esta historia tan interesante y reflexiva la conseguimos plasmada en prosa en el prefacio corto y en el compendio, inclusive el contenido de la primera sección es en poesía hebrea. A continuación esquema del libro de Job:

  • 1:1 a 2:13: Prólogo: Satanás desafía a Dios y ataca a Job.
  • 3:1 a 31:40: Diálogo entre Job y sus tres amigos (tres ciclos).
  • 32:1 a 37:24: Los discursos de Eliú.
  • 38:1 a 42:6: Los discursos de Dios y las respuestas de Job.
  • 42:7-17: Epílogo: Dios reprende a los tres amigos y restaura a Job.

historia-de-Job 3

La historia de Job

El relato de la historia de Job nos describe cómo los individuos a menudo no son conscientes de las formas en que Nuestro Padre obra en las vidas de los fieles. Así como en la vida de cualquier persona. También en la vida de Job surge la pregunta ¿por qué suceden cosas malas a gente buena? Ciertamente, es una pregunta común y por supuesto muy difícil de responder.

Sin embargo, los fieles creyentes están muy claros que nuestro amado Dios está en control de todas las situaciones porque no hay casualidades y nada sucede por azar. Job fue un fiel creyente; además sabía que Dios se encontraba en total control, pero no tenía manera de saber y entender por qué tantas desdichas ocurrían en su vida. Su vida era tan recta que el Espítu Santo de Dios lo describe con recto y justo.

Job 1:1

 1 Hubo en tierra de Uz un varón llamado Job; y era este hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal.

Tuvo siete hijos y tres hijas, fue un hombre muy rico y con muchas bendiciones. La biblia nos relata que Satanás se mostró un día ante Dios, y éste le preguntó qué pensaba de Job. Satanás no dudó por instante en decir que Job sólo lo glorificaba porque lo había bendecido.

De allí, que el Señor consintió a Satanás para que le quitara a Job toda la fortuna y también a sus hijos. Después, Dios adicionalmente permitió que Satanás lo afligiera corporalmente. Job se desconsoló intensamente mas no inculpó al Señor con semejante barbaridad.

 

Job 1:22
22 En todo esto no pecó Job, ni atribuyó a Dios despropósito alguno.

Job 42:7-8
7 Y aconteció que después que habló Jehová estas palabras a Job, Jehová dijo a Elifaz temanita: Mi ira se encendió contra ti y tus dos compañeros; porque no habéis hablado de mí lo recto, como mi siervo Job.
8 Ahora, pues, tomaos siete becerros y siete carneros, e id a mi siervo Job, y ofreced holocausto por vosotros, y mi siervo Job orará por vosotros; porque de cierto a él atenderé para no trataros afrentosamente, por cuanto no habéis hablado de mí con rectitud, como mi siervo Job.

En su mayoría, el libro tiene que ver con las conversaciones de Job con tres de sus amigos Elifaz, Bildad, y Zofar, que vinieron a consolarlo, pero pensaban que había pecado para obtener un castigo tan fuerte. Sin embargo, Job siempre firme mantuvo su inocencia. Claro ante esta situación tan difícil para cualquier ser humano, él confeso que le gustaría morir y entonces le realizó preguntas a Dios. Luego de las oraciones del hombre más joven, Eliú, logra que finalmente Dios le hable a Job desde un torbellino.

historia-de-Job 5

Job da respuesta al discurso del Señor con suma humildad y arrepentimiento, le indica que él habló de cosas que no sabía (Job 40:3-5; 42:1-6). Dios le dice a los amigos de Job, que Él se encontraba muy enojado con ellos, a diferencia de Job, que había dicho la verdad (Job 42:7-8). El Señor también les indicó que prometieron sacrificios y que Job pediría por ellos y Dios aceptaría su oración. Así lo hizo Job, perdonando a sus amigos por su dureza.

Dios restauró al doble la fortuna de Job (Job 42:10) y «bendijo el Señor el postrer estado de Job más que el primero» (Job 42:12). Job vivió 140 años después de su sufrimiento. Job en ningún momento perdió su creencia en Nuestro Señor, inclusive ante circunstancias desesperantes que lo pusieron a prueba hasta lo más profundo de su ser.

El hecho de perder en un día posesiones, propiedades inclusive los hijos representaría una gran aflicción, muchas personas caerían en depresión incluso hasta suicidio, luego de tan grandes pérdidas.

Y aunque muy agobiado y molesto suficiente como para denigrar la fecha de su nacimiento (Job 3:1-26), Job de ningún modo maldijo a Dios (Job 2:9-10), por el contrario, siempre creyó Dios estaba en control. Job conocía a el Señor lo sobradamente bien como para estar en cuenta que Él no obraba de esa forma; él tenía una íntima relación personal con Dios.

Incluso fue capaz de decir, «He aquí, aunque Él me matare, en Él esperaré; no obstante, defenderé delante de Él mis caminos» (Job 13:15).
La esposa de Job le propuso que maldijera a nuestro Dios y dejara este mundo, entonces Job le respondió:

Job 2:10
«Como suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas, has hablado. ¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos?»

Obediencia de Job

Job pasó por muchas pruebas, pero ninguna lo hizo flaquear desde la pérdida de sus bienes, la terrible muerte de sus hijos, el regaño de sus amigos y hasta la el martirio físico que soporto. Job no fue el único personaje bíclico que sufrió, tenemos por ejemplo la La historia de José
Las 7 pruebas específicas por las que pasó Job, A continuación se mencionan:

1. La inmensa pérdida de Job en cuanto a cosas terrenales
2. La Prueba Física de Job
3. El Matrimonio de Job se va Desmoronando
4. Job, el hombre que perdió su buena reputación
5. Los mejores amigos de Job y sus hermanos en el Señor se apartaron interiormente de él.
6. La prueba espiritual de Job
7. La coronación de la prueba – La revelación del Señor a Job.

Él supo siempre quién era su salvador, también sabía que Él era un salvador vivo, y era consciente de que algún día Dios estaría físicamente sobre la tierra (Job 19:25).
La profundidad espiritual de Job, aparece en todo el libro, Santiago se refiere a él como un ejemplo de perseverancia.

Santiago 5:10-11.
He aquí, tenemos por bienaventurados a los que sufren. Habéis oído de la paciencia de Job, y habéis visto el fin del Señor, que el Señor es muy misericordioso y compasivo».

La influencia de Satanás

La historia de Job nos permite ver el velo que aparta la vida celestial de la terrenal. Al inicio del libro, se puede ver como a Satanás y sus ángeles caídos aún se les dejaba entrar a los cielos, escuchando de las reuniones establecidas que allí se estaban realizando.

Lo que se puedes observar de estos pasajes, es que Satanás está ocupado planeando su maldad en la tierra tal como se registra en Job 1:6-7, también es un hecho que Satanás estaba detrás de las espantosos pruebas que Job afrontó, y que Dios lo permitió.

Inclusive, además nos muestra cómo Satanás es «el acusador de los hermanos», Apocalipsis 12:10, y demuestra su arrogancia y su orgullo, como se describe en Isaías 14:13-14. Es increíble ver cómo Satanás desafía a Dios; él no tiene escrúpulos para enfrentar al Dios Altísimo. El relato en Job, muestra a Satanás como realmente es, soberbio y perverso en toda su esencia.

Quizás el mayor significado que tiene el libro de Job, se traduce en que Dios no tiene porque rendir cuentas a nadie por lo que hace o deja de hacer. La historia de Job nos deja como aprendizaje que nunca lleguemos a estar en conocimiento de alguna razón específica de sufrimiento, pero de igual manera debemos confiar en nuestro Padre amado y justo Indudablemente sus caminos son perfectos (Salmo 18:30).

De allí que podemos confiar en lo que Él hace, y lo que permite, también es perfecto.
Es muy difícil que podamos entender sin miedo a equivocarnos la mente de Nuestro Señor, y por eso nos dice:

Isaías 55:8-9
«Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos… Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos»

Es responsabilidad de cada uno de nosotros obedecer y confiar en Él, pero sobre todo someternos a Su voluntad, bien sea que la entendamos o no.
Y cuando suceda, encontraremos a Dios en medio de nuestras luchas, posiblemente incluso a causa de nuestras pruebas.

Ciertamente vivimos en un gran mundo de desconcierto, dolor y amargura, sin embargo, debemos y podemos confiar en el propósito determinado de Dios. No te pierdas el siguiente material audiovisual de gran interés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here