Hestia: La diosa griega del hogar

Hestia es la diosa griega del fuego del hogar

A la hora de hablar sobre mitología griega, nos vienen a la cabeza muchísimas deidades y héroes diferentes. Claro está, algunos son más conocidos que otros, en parte también por las películas y series que se han popularizado a lo largo de los años. En este artículo queremos hablar sobre una de las deidades más importantes de aquella época, pero menos conocidas a día de hoy: Hestia, la diosa griega del fuego del hogar.

No sólo explicaremos quién es, si no que también hablaremos sobre el poder que tenía y sobre los mitos relacionados con ella. Sin lugar a dudas, es una lectura que merece mucho la pena si os interesa la mitología griega, sobre todo por la relevancia que tuvo Hestia para el pueblo.

¿Quién es la diosa griega Hestia?

Hestia no aparece apenas en los relatos mitológicos

Entre las deidades del Olimpo, hogar de los dioses griegos, se encuentra Hestia, la diosa del fuego del hogar. Era hija de Cronos, el titán principal de esta cultura y padre de los dioses griegos, y de Rea, titánide hermana y esposa de Cronos y madre de los dioses griegos. Si bien es cierto que es una de las deidades principales de la mitología griega, no aparece apenas en los relatos. Esto se debe a que no solía inmiscuirse mucho en las disputas de los demás habitantes del Olimpo, lugar del que apenas salía como buena representante del hogar.

El equivalente en la mitología romana de la diosa griega Hestia es Vesta, hija de Saturno y de Ops y hermana de Júpiter, el dios romano principal. Otra deidad romana con la que está estrechamente relacionada es Fornax, la diosa de los hornos y de los hogares.

Hay que destacar que los griegos construyeron muchos templos para Hestia. Entre los más famosas se encuentran el de Olimpia, el de Esparta y el de Atenas. Incluso el oráculo de Delfos estuvo dedicado a la diosa del hogar, pero más adelante pasó a ser una ofrenda a Apolo, dios del sol, del arco y de las artes.

¿Qué poder tiene la diosa Hestia?

Uno de los motivos por los que la diosa griega Hestia destacaba, era por ser la inventora de la construcción de las casas. Además, se la atribuía el poder de proteger los sentimos más tradicionales e íntimos, de los cuales dependían tanto la armonía familiar como la felicidad conyugal. Esta habilidad suya se extendió incluso por palacios, templos y Estados que eran considerados como un hogar. Con el paso del tiempo, Hestia incluso llegó a ascender a protectora del mismísimo universo. De esta manera se asumía que un fuego sagrado le daba vida a todo lo que se conocía por aquel entonces.

Por lo general, los embajadores extranjeros se recibían en los templos dedicados a esta diosa. Además, cuando los guerreros partían para ocupar y colonizar otras tierras, los nuevos altares los encendían con el fuego de Hestia, transportado mediante antorchas. De esta manera, los griegos simbolizaban la unión con la metrópoli. En el caso de que este fuego se apagara, no se podía encender de nuevo así sin más. Para hacerlo, era imprescindible llevar a cabo un rito sagrado. De hecho, en la cultura romana existían las Vestales. Ellas eran las responsables de cuidar y mantener ese fuego. Si no cumplían adecuadamente con su labor, el castigo que recibían era muy severo.

Mitos sobre Hestia

Hestia es una de las diosas griegas más importantes

Cuando hablamos de la diosa griega Hestia, nos referimos a la deidad que representa el fuego del hogar, aquel que da calor y vida a las familias de los mortales. Es la primogénita de Cronos y de Rea. A pesar de haber sido devorada por su padre poco tiempo después de nacer, ha conseguido ser una de las deidades más importantes de la religión griega y también de la romana, donde la denominan Vesta.

Cabe decir que tanto Apolo, hijo de Zeus y de Leto, como Poseidón, el dios de los mares y hermano de Zeus, querían ganarse el amor y afecto de Hestia. No obstante, ella optó por jurarle a Zeus, el dios principal de las deidades griegas, que permanecería virgen para siempre. Así fue como la diosa del fuego del hogar consiguió los lugares preeminentes de las casas. Además, fue la primera víctima en cuanto a sacrificios públicos, ya que gracias a su decisión de rechazar a ambos pretendientes, evitó que tuviera lugar una disputa importante entre ellos.

Como ya hemos mencionado anteriormente, Hestia, al ser la diosa de la familia y del hogar, no solía salir del Olimpo ni entrometerse en la vida de las demás personas, ya sean dioses o meros mortales. Por este motivo no suele aparecer en relatos mitológicos, incluso siendo una de las diosas griegas principales. De hecho, Hestia era la primera de entre todos los dioses, incluyendo a Zeus, en recibir las ofrendas cuando se celebraban banquetes. Además, era bastante frecuente sacrificar terneros que tuvieran menos de un año de edad, aludiendo de esta manera a la virginidad de la diosa.

Príapo

Ovidio, un poeta romano muy famoso, narra un breve episodio bastante peculiar sobre Hestia y Príapo, un dios menor que representa la fertilidad y al que se relaciona habitualmente con la vida agrícola. Según cuenta Ovidio, ambas deidades asistieron a una fiesta, después de la cual la mayoría de dioses quedaron dormidos. Fue entonces cuando Príapo intentó violar a la diosa del fuego del hogar.

Artículo relacionado:
Las Metamorfosis de Ovidio ¡Un poema de 15 libros!

Afortunadamente, el asno de Sileno, sátiro y dios de la embriaguez, rebuznó justo cuando Príapo se estaba abalanzando sobre Hestia. Ella se despertó por el ruido del animal y su agresor huyó asustado. Gracias a este acontecimiento, los asnos se convirtieron en los animales favoritos de las diosa griega del fuego del hogar. Tanto, que en sus festividades eran engalanados con diversas guirnaldas hechas con hogazas de pan.

​Pues ya conocéis a una deidad de Grecia más. Hestia, la diosa griega del fuego del hogar, suele quedar algo en el olvido por las pocas apariciones que hace en los relatos mitológicos. Pero, a pesar de ello, no deja de ser una deidad principal en esta cultura religiosa tan amplia.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.