Helecho: Tipos, Cuidados, ¿Cómo Plantarlo? Y más

El helecho posee el nombre científico de Filicopsida. Son plantas muy populares para a decoración del interior de los hogares, esto debido a que los mismos tienden a transmitir la sensación de frescura en el lugar donde se encuentre. No obstante, los helechos no son sencillos de cuidar debido a su falta de semilla.

¿Cuáles son las características del helecho?

Los helechos, son plantas que se encuentran dentro del grupo de las plantas perennes, sin embargo, a diferencia de muchas otras, el helecho, no posee semillas, es por ello que, también forma parte del grupo pteridofitas.

Estas plantas se caracterizan por tener hojas grandes, las cuales siempre han sido comparadas con las plumas debido a su distintiva forma, además de ello, estas plantas se pueden encontrar creciendo de forma natural en los sotobosques.

Este tipo de Flora debe reproducirse por medio de las esporas o por sus plántulas ubicadas en los rizomas ya que las mismas no poseen ningún tipo de semillas ni flores por las cuales pueda reproducirse. Para que sus esporas se puedan reproducir, los helechos deben de estar en aquellos climas donde exista una mayor humedad, ya que la humedad es el factor más importante para que la reproducción pueda realizarse de manera efectiva.

Por lo general, la planta de helecho no llega a medir más de 2 metros de altura, no obstante, el tipo de helecho arborescentes, pueden llegar a medir hasta alrededor de 15 metros de altura, mientras que, los epifitos, pueden llegar a crecer sobre un Árbol, especialmente en sus troncos o sobre sus ramas.

Lo regular de esta planta, es que crezcan en lugares de alta humedad y sobre los mandos de humus, sin embargo, existen algunos otros tipos que, pueden ser mucho más sencillos de cultivar y mantener.

Característica del helecho

¿Cómo es el cultivo y el cuidado del helecho?

Lo ideal es que el cultivo de esta planta se realice las estaciones de primavera u otoño, para ello, se debe tener un terreno perfectamente preparado, de lo contrario, el cultivo podría ser infructuoso. El sustrato que se vaya a usar para el cultivo, deberá tener un buen paso de aire, además de ello, su consistencia deberá ser moderada, por ello, es que muchas personas hacen uso de la mezcla de tierra de brezo y arena, la cantidad de tierra debe ser mayor al de la arena.

Además del sustrato, es indispensable que se le coloque un pequeño manto de hojas u obtener un poco de abono de los que son preparados con hojas trituradas. En conclusión, el sustrato que se utilice, debe ser suave y poseer un drenaje óptimo. Además de lo ya mencionado, también se pueden agregar a su zona de cultivo, algunos hongos o microrganismos, esto asemejaría el hábitat natural en el que crecen los helechos y ayudaría a que el mismo tenga un mejor desarrollo.

Los cuidados de los helechos pueden ser complejos, dependiendo del tipo que tengamos a nuestro alcance, sin embargo, lo recomendable es que, si deseas tener uno en casa, primero te informes de todo lo que debes hacer para que el mismo tenga el mejor cuidado y así pueda vivir por mucho más tiempo. Recuerda que, las plantas también son seres vivos que requieren de ciertos cuidados para poder sobrevivir, por ello, debes conocer Cómo crece una planta de helecho.

Tips para el cuidado de los helechos

  • Colocarlo en lugares donde no le dé la luz de manera directa y que sea, preferiblemente, húmedo.
  • No dejar que la luz del sol les dé directamente ya que puede secarlos y dañarlos.
  • Es recomendable que el helecho se plante en un lugar amplio donde pueda poder crecer sin problemas.
  • Es necesario podar las hojas que se encuentren secas o dañadas.
  • Lo ideal es que estas plantas pueda trasplantarse de forma anual.
  • Recordar que estás plantas deben tener una humedad constante, por lo que es recomendable regarlas de manera diaria o interdiaria (cada dos días) siempre recordando no excedernos ya que podríamos ahogarla.
  • Rociar de manera indirecta las hojas, ya sea usando un rociador, spray o un dispensador.
  • Pueden ser colocadas dentro del hogar o en el jardín, siempre y cuando no se olvide alejarla de la luz solar directa.

Reproducción del helecho

Para conocer sobre la reproducción de estas plantas debemos tener en cuenta que, por lo general, los helechos poseen dos megafilos, estos pueden ser:

  • Trofoesporofilos temporales: son hojas que en algunas épocas del año se presentan como trofofilos (hojas que realizan el proceso de la fotosíntesis) mientras que en el resto del año son esporofilos (hojas que poseen esporas).
  • Trofoesporofilos sectoriales: son hojas que, pueden tener una parte fotosintética, mientras que la otra parte es portadora de esporangios, es decir, que porta esporas.
  • Esporofilos: hojas que poseen como única función el ser portadoras de las esporas.

Clasificación de los helechos

Los helechos han sido clasificados de diversas maneras desde hace ya mucho tiempo. Vamos a conocer como es esta clasificación:

Sensu Engler

Engel, es una de las clasificaciones usadas más antiguas de todas, esta había agrupado a los helechos dentro del mismo grupo, es decir, anteriormente, los helechos se encontraban dentro del grupo Filicopsida, en este grupo se encontraban todos aquellos helechos que contenían megafilos, los cuales son conocidos actualmente con los nombres de “Polypodiopsida, Marattiopsida y Ophioglossaceae”.

Más tarde, Engler finalmente notó que aquellos helechos que era eusporangiados, eran mucho más antiguos y primitivos, por lo cual, lo más seguro es que los mismos no tuvieran relación entre ellos, es por ello que, se asumió, que tanto las Ophioglossaceae como las Marattiaceae se encontraban dentro de una clasificación diferente, es decir, pertenecían a una subclase propia.

Ahora bien, cuando se hablaba de los leptosporangiados, esto no fueron considerados con un claro, por lo que, fueron colocados dentro de una subclase propia de su grupo a aquellos leptosporangios que pasaron por una modificación superior. Además de estos, los helechos heterosporados Marsileaceae y Salviniaceae tampoco fueron considerados como familias, esto debido a que los mismos parecían tener un origen muy distinto en sus esporocarpos.

Engler supuso que, la similitud que había entre ellos se debía a que, los mismos sufrieron una especie de transformación al tener que adaptarse a un ambiente acuático, y no porque compartieran a un descendiente.

Tras saber todo esto, so que podemos concluir es que, la clasificación de Sensu Engler es de la siguiente manera:

Clasificación taxonómica (taxonomía y morfología) 

Ya que los helechos son plantas que no poseen semillas ni flores, las mismas se reproducen por medio de las esporas, es por ello que se encuentran siendo parte de las plntas Pteridofitas. Las esporas que se encargan de la reproducción de estas plantas, necesitarán estar en constante humedad para que así las mismas, logren poder realizar su ciclo biológico de manera correcta y completa.

Las características más notables que poseen los helechos son los siguientes:

  • La forma de sus hojas.
  • Tener un tallo que es subterráneo.
  • Poseen una reproducción muy particular que los hace ser únicos.
  • Es una de las plantas en poseer un gran número de especies y géneros:
    o Reino Plantae
    o División Embryophyta asiphonogama (parafilético)
    o Subdivisión Pteridophyta (parafilético)
    o Clase «Filicopsida» (sensu Engler). Esta se encuentra dividida en otras subclases:
    • Marattidae
    • Ophioglossidae
    • Osmundidae
    • Filicidae
    • Marsileidae
    • Salviniidae

Pterophyta (Pteropsida si clase) 

La división Pterophyta se encuentra dividida en las siguientes clases:

  • Ophioglossopsida
  • Marattiopsida
  • Filicopsida (equivalente a Polipodiidae)

Sistema de Clasificación de Engler

Existen varios sistemas clasificatorios para los helechos, sin embargo, dentro de la clasificación realizada por Engler, todos los helechos se encuentras dentro del grupo de las plntas Filicopsidas, esto quiere decir que, los helechos eusporangiados, leptosporangiados, Marattiaceae y Ophioglossidae, se encuentras agrupados dentro del mismo.

Este sistema de clasificación de Engler se encuentra subdividido en 7 subclases de la Filicopsidas, una de estas es la que acoge a todos aquellos helechos que ya se encuentra extintos:

  1. Primofílices: esta es la subclase donde se encuentran las especies que ya están extintas, la misma se ordena de dos formas: Cladoxylales y Coenopteridales.
  2. Ophioglossidae: Poseen solo un orden: Ophioglossales, y su única familia: Ophioglossaceae.
  3. Marattidae: Orden: Marattiales; familia: Marattiaceae.
  4. Osmundidae: Orden: Osmundales; familia: Osmundaceae.
  5. Filicidae: Posee diversos órdenes y familias, son los que se conocen comúnmente como helechos.
  6. Marsileidae: Orden: Marsileales; familia: Marsileaceae.
  7. Salviniidae: Orden: Salviniales; Familias: Salviniaceae, Azollaceae.

Hola de helecho

Ubicación ideal y humedad adecuara para el helecho

Este tipo de plantas no debe recibir directamente los rayos solares, por lo cual, lo ideal es que la misma se encuentre en un lugar sombreado donde la luz no le dé directamente, tal como ocurre en su hábitat natural.

Si tienes un helecho en casa, lo recomendable es que la coloques en un sitio que no se encuentre muy cerca de las ventanas y que sea posicionado hacia el norte o hacia el sur, ya que de esta forma, no recibirá tanta luz.

Como ya sabemos, los helechos necesitan de la humedad para poder seguir desarrollándose, es por ello que, debemos proveer de este tipo de ambientes para nuestra planta. Una forma de conseguir este tipo de humedad es plantar el helecho en una maceta sobre otra maceta, de esta forma, la humedad se mantiene más tiempo dentro, también tenemos la opción de poder colocar un humificador cerca de la misma que le proporcione la humedad adecuada.

Sin deseamos plantar nuestro helecho en una maseta doble, debemos tener en cuenta que, la segunda maceta deberá ser un poco más grande que la maceta donde se encuentre plantado nuestro helecho. El espacio que quede entre una y otra, deberá ser rellenado con musgo y un poco de agua, de esta manera, se podrá mantener la humedad del helecho por más tiempo. La maceta donde se encuentre cultivada nuestra planta deberá tener sobre ella un poco de tierra y musgo para ayudar a la humedad.

Una vez realizado esto durante el cultivo, se deberá esperar unos pocos días, luego podrá realizarse un nuevo riego, de esta forma, podremos asegurarnos que, el helecho se encuentre suficientemente húmedo.

Temperatura ideal para el helecho

La temperatura ideal para mantener un helecho sano, es de aproximadamente uno 20º centígrados, sin embargo, la misma, puede llegar a bajar hasta los 15º centígrados. No obstante, aun manteniendo estas temperaturas, puede que el helecho no crezca bien. Esto sería a causa de que, los mismos, al menos en su mayoría, pertenecen a los climas tropicales, por lo que, el ambiente de una casa no es ideal al que tienen en la naturaleza.

SI deseas darle un mejor ambiente a tu helecho, podrías colocarlo en un cuarto de baño, estos lugares suele ser más húmedos que el resto de la cada debido a las duchas que se realizan dentro del mismos y a los baños en las bañeras, si es que el espacio cuenta con una bañera. Así que, si tienes un espacio ideal para la planta, podrías colocarla dentro de ese cuarto, de esta forma su desarrollo podrá ser mucho mejor que tenerla en una sala o habitación regular.

Algo que debes tener en cuenta es que, no es nada recomendable que estas plantas sean colocadas cerca de los aires acondicionados o de las calefacciones, aun cuando parezca ser lo más ideal debido al control de las temperaturas, pues este tipo de electrónicos pueden afectar de manera negativa ya que causan sequedad en nuestro ambiente, algo que no es bueno para este tipo de plantas que viven de la humedad.

¿Cómo regar y abonar los helechos de forma correcta?

Algo que siempre podemos hacer para mantener la humedad del helecho es, regar todos los días la tierra del mismo, claro, siempre teniendo presente que no es correcto hacerlo en exceso, por lo que debemos evitar que la tierra se llene completamente. Además de ello, también es aconsejable que, podamos rociar con agua a la planta, lo ideal es que se haga con un spray o un difusor, de esa manera se asemeja a la lluvia, aunque, si puedes hacerlo, lo mejor es que el agua que se use sea agua de lluvia, así que, puedes recolectar un poco de la misma para usarla con la planta.

Algo que también puede ser usado para regar a estas plantas es la “solución de alcohol desnaturalizado”, este tipo de soluciones no solo sirve para el riego, sino que también ayuda a que las plagas se mantengan alejada de nuestra planta. Eso sí, no es altamente recomendable que solo se use este tipo de productos para regar a los helechos, se debe también hacer uso del agua para ello. Sin embargo, la solución puede usarse al menos una vez por semana a modo de protección.

Ahora bien, hablando de la fertilización y el abono, estos se pueden comenzar a aplicar cuando la planta ya tiene unos 6 meses de vida. La aplicación de estos debe ser realizada mensualmente. Además de ello, se debe tener en cuenta que, el fertilizante, debe ser especialmente diseñado para las plantas helecho, de lo contrario, podría resultar contraproducente.

Podar y trasplantar los helechos

Por lo general, los helechos suelen ser plantas muy fuertes y resistente, sin embargo, no están exentas de sufrir enfermedades así como sucedes con las demás plantas, es por ello que, es muy conveniente poder podarlas o usar tijeras afiladas y desinfectadas para cortar aquellas zonas que han enfermado o que se han dañado. En el caso de que la planta se encuentre completamente enferma, es recomendable que, de tener otras, la mima sea separada de ellas para evitar el contagio.

Si en cualquier época de año notas que tu helecho tiene algunas zonas secas o que se ven muy viejas, es recomendable que las podes, sin importar el tiempo que sea, de esta forma podemos conservar la frescura de la planta.

Ahora bien, cuando el helecho ha crecido lo suficientemente, superando su tamaño, entonces es cuando debemos pensar en trasplantarlo hacia una maceta más grande. No existe un tiempo específico para realizar esta acción, el mismo va a depender de la especie de helecho que tengamos y la salud del mismo.

Así que, lo ideal es que el trasplante se realice cuando notamos que la maceta es muy pequeña para el mismo, pero también se puede realizar cuando notamos que existe algún inconveniente con el drenaje o con la tierra en donde se encuentra plantado nuestro helecho.

Beneficios de tener un helecho

  • Pueden usarse para aliviar los dolores menstruales.
  • Estas plantas poseen propiedades que son expectorantes, lo cual, disminuye las molestias y congestiones ocasionadas por la gripe y resfriados, además alivia la tos.
  • Ayuda con los problemas de arterias y ayuda a controlar la hipertensión.
  • Al ser una planta con efecto hipotensor, es muy bueno para poder controlar los dolores musculares así como la tensión arterial.
  • Pueden ser usadas como diurético, ya que ayuda a tener una mayor transición en el tracto urinario.
  • La unión entre el tallo y la hoja del helecho tiene una sustancia viscosa que puede ser usada para aliviar el dolor de una quemadura y tratar con la misma.
  • Cuando sus hojas se trituran, las mismas pueden usarse como un efectivo insecticida.
  • Son excelentes para la prevención y el control de diarreas.

Prepara una infusión de helecho

Si quieres preparar una infusión de helecho para aprovechar sus propiedades y beneficios, lo que debes hacer es colocar un manojo de sus hojas dentro de 2 litros de agua que se encuentre en estado de ebullición (hirviendo), apagar el agua y dejar que las hojas reposen en el agua por 15 minutos aproximadamente, luego de eso se debe colar para separar el agua de las hojas.

Así como sucede con cualquier otra infusión, la ingesta de este puede que traiga consigo alguno efectos secundario, por lo tanto, lo ideal es que primero consultes con tu médico antes de tomarlo, de esta manera, será el especialista quien te indique si es o no conveniente que bebas la infusión, para que puede servirte o si por el contrario, la misma puede perjudicar tu salud.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.