Descargar gratis el guion de Joker y El irlandés
Descargar gratis el guion de Joker y El irlandés

Sumergirse en la lectura del guión de una película que te ha gustado puede ser una tarea fascinante. Supone adentrarse en las entretelas que conformaron esa cinta que tan buenos ratos nos dio y entender, desde sus costuras y cuando la película aún era sólo un montón de papeles, el modo en que opera la industria del cine.

Hoy, 28 de diciembre, los estudiantes de guión están de enhorabuena. Y también los fans del cine en general. Joker y El irlandés, dos de las mejores películas del 2019, tienen sus guiones completos disponibles para descargar (y de manera legal) en Internet. Y no, no es una inocentada.

Pulsa en este enlace para descargar el guión de El irlandés
Pulsa en este enlace para descargar el guión de Joker

Aunque hay infinidad de guiones disponibles online (muchos incluso se venden encuadernados en librerías especializadas), es llamativo que dos estrenos tan recientes como éstos ya tengan sus guiones online al alcance de cualquiera y a un par de clics de distancia. De forma completamente gratuita.

Han sido los propios responsables de Joker El irlandés quiénes, para celebrar sendos éxitos, han subido a Internet los textos completos de las películas.

El irlandés: una película inusual con guión improvisado

El guión de El irlandés (de tres horas y media de duración) está firmado por Steve Zaillian y ocupa 145 páginas. Zaillian, que ya se llevó un Óscar en 1994 por haber escrito La lista de Shindler, ha sido nominado tres veces más por Moneyball, Despertares Gangs of New York (también con Martin Scorsese a los mandos).

Tal y como descubrimos en la interesante entrevista al responsable de efectos visuales de El irlandés, en la última cinta de Martin Scorsese hubo bastante improvisación. ¿Sabías, por ejemplo, que toda la conversación de Jimmy Hoffa sobre el pescado fue improvisada? Eso es al menos lo que asegura el argentino Pablo Helman, supervisor de Industrial Light& Magic (ILM). También se improvisó el arrebato que le entra a Jimmy Hoffa en Miami por culpa de una tardanza de 15 minutos. En total, se añadieron 30 páginas adicionales de guión con respecto a la versión definitiva que entregó Steve Zaillian.

El angustioso mundo de Joker

Tanto El irlandés como Joker han causado cierta sorpresa porque, a pesar de su calidad mayúscula, las críticas que han recibido han sido de todo tipo. Algunos las catalogan de obras maestras y, otros, aseguran que son películas sobrevaloradas. Sea como sea, Joker ha sido sin duda la más sorprendente de los dos, pues ha supuesto el mayor éxito de la factoría DC desde que ésta estrenase su universo cinemático. 

Joker no sólo se ha convertido en la película para adultos que más ha recaudado en la historia. La cinta de Todd Phillips ha sido toda una luz indicativa de hacia qué dirección debe enfilar DC si es que de verdad pretende hacerle sombra al todopoderoso imperio Marvel.

De tono muy serio, sosegado (casi de cine de autor) y con una ausencia total de superhéores, Joker es una historia sobre la soledad, la influencia que las percepciones de la sociedad pueden tener sobre el individuo y, también, sobre la sociedad en sí y el mundo del espectáculo.

Al empezar la lectura del guión de Joker (escrito por Todd Phillips y Scott Silver) llama la atención el siguiente párrafo:

This story takes place in its own universe. It has no connection to any of the DC films that have come before it. We see it as a classic Warner Bros movie. Gritty, intimate and oddly funny, the characters live in the real world and the stakes are personal. Although it is never mentioned in the film, this story takes place in the past. Let’s call it 1981. It’s a troubled time. The crime rate in Gotham is at record highs. A garbage strike has crippled the city for the past six weeks. And the divide between the «haves» and the «havenots» is palpable. Dreams are beyond reach, slipping into delusions.

Esta historia tiene lugar en su propio universo. No tiene conexión con ninguna de las películas anteriores de DC. La vemos como una película clásica de Warner Bros. Cruda, íntima y extrañamente graciosa, los personajes viven en el mundo real y los riesgos son personales. Aunque nunca se menciona en la película, esta historia tiene lugar en el pasado. Digamos 1981. Son tiempos turbulentos. La criminalidad en Gotham está en récords históricos. Una huelga de basuras ha mutilado la ciudad las últimas seis semanas. Y la división entre los que tienen y los que no tienen es palpable. Los sueños están fuera del alcance, resbalándose en desilusiones.

Sin duda, imposible expresar mejor (y con menos palabras) la angustiosa atmósfera opresiva de Joker. Lo mismo con El irlandés, también ambientada en décadas atrás en el tiempo. ¿No es mágica esta virtud del cine para transportarnos durante unas horas a otro mundo inexistente pero tan real?