Grupos sanguíneos: la importancia de la diversidad y la compatibilidad

Eritrocitos

Los grupos sanguíneos son un componente esencial de la biología humana que ha fascinado a médicos, biólogos y científicos en general durante décadas. Estos grupos, determinados por antígenos en la superficie de los glóbulos rojos, desempeñan un papel crítico en las transfusiones de sangre y los trasplantes de órganos.

En este artículo, exploraremos en detalle los diferentes tipos de grupos sanguíneos, cómo se determinan, cómo se heredan y su importancia en la medicina, así como la compatibilidad entre ellos. Quédate con nosotros para comprender todo lo que necesitas saber sobre los grupos sanguíneos: la importancia de la diversidad y la compatibilidad.

Definición y tipos de grupos sanguíneos

Los grupos sanguíneos se definen por los antígenos presentes en los glóbulos rojos y los anticuerpos en el plasma sanguíneo. Los dos sistemas de grupos sanguíneos más ampliamente conocidos son el sistema ABO y el sistema Rh. El sistema ABO clasifica los grupos sanguíneos en A, B, AB y O (cero), según la presencia o ausencia de antígenos A y B. El sistema Rh se refiere a la presencia o ausencia del antígeno Rh en los glóbulos rojos, lo que determina si una persona es Rh positiva (+) o Rh negativa (-). Las siglas «Rh» provienen del nombre del género Rhesus de monos macacos, donde se descubrió por primera vez esta característica en 1937.

Grupos sanguíneos del sistema ABO

Sistema sanguíneo ABO

  • Grupo A: las personas con sangre de tipo A tienen antígenos A en la superficie de los glóbulos rojos y anticuerpos anti-B en su plasma sanguíneo. Pueden recibir sangre de los grupos A y O y donar a los grupos A y AB.
  • Grupo B: las personas con sangre de tipo B tienen antígenos B en la superficie de los glóbulos rojos y anticuerpos anti-A en su plasma sanguíneo. Pueden recibir sangre de los grupos B y O y donar a los grupos B y AB.
  • Grupo AB: las personas con sangre de tipo AB tienen ambos antígenos A y B en la superficie de los glóbulos rojos, pero no tienen anticuerpos anti-A ni anti-B en su plasma sanguíneo. Pueden recibir sangre de cualquier grupo (A, B, AB u O) y donar solo a las personas del grupo AB.
  • Grupo O: las personas con sangre de tipo O no tienen antígenos A ni B en la superficie de los glóbulos rojos (de ahí la designación de grupo O, de cero antígenos en las membranas de los eritrocitos), pero tienen anticuerpos anti-A y anti-B en su plasma sanguíneo. Son consideradas donantes universales, ya que su sangre puede ser transfundida a personas de cualquier grupo sanguíneo, pero solo pueden recibir sangre de personas del grupo O.

Grupos sanguíneos del sistema Rh

Además de los grupos ABO, el factor Rh es otro componente importante en la determinación de los grupos sanguíneos. Si una persona tiene el antígeno Rh en la superficie de los glóbulos rojos, se considera Rh positiva (+); si no lo tiene, se considera Rh negativa (-). La incompatibilidad Rh puede tener implicaciones en la transfusión de sangre y en el embarazo, especialmente cuando una madre Rh negativa lleva a un feto Rh positivo.

Importancia de los grupos sanguíneos en la medicina

Cirujanos realizando un trasplante a un paciente

La comprensión de los grupos sanguíneos es esencial en medicina por múltiples motivos de prevención y seguimiento de pacientes en distintas condiciones clínicas. Lo vemos:

Transfusiones de sangre

Los grupos sanguíneos desempeñan un papel crucial en las transfusiones de sangre. Es fundamental que los receptores reciban sangre compatible con su tipo de grupo sanguíneo para evitar reacciones inmunológicas adversas, como aglutinación y daño a los glóbulos rojos. La identificación y la compatibilidad adecuada de los grupos sanguíneos antes de las transfusiones son de vital importancia: un fallo en este sentido produciría la muerte del paciente clínico.

Trasplantes de órganos

La compatibilidad de los grupos sanguíneos también es esencial en los trasplantes de órganos. Los receptores deben recibir órganos de donantes compatibles en términos de grupos sanguíneos para minimizar el riesgo de rechazo del órgano trasplantado. Es de vital importancia hacer estas consideraciones de lo contrario el rechazo del trasplante estaría asegurado y además la vida del paciente correría un serio peligro.

Embarazo y riesgo de eritroblastosis fetal

Durante el embarazo, la incompatibilidad de los grupos sanguíneos puede ser un factor de riesgo para la eritroblastosis fetal (enfermedad hemolítica del recién nacido o enfermedad hemolítica del feto y del recién nacido: EHRN). El seguimiento y tratamiento adecuados son necesarios para evitar complicaciones graves.

Eritroblastosis fetal:

Si una madre Rh negativa lleva a un feto Rh positivo, su sistema inmunológico puede producir anticuerpos que atacan los glóbulos rojos del feto. El contacto de la sangre de la madre con la del bebé puede producirse por medio de la placenta, a través de la cual los anticuerpos de la madre pueden atravesarla y atacar los glóbulos rojos del feto, provocando anemia, ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos) y en los casos más severos daño cerebral  y otros problemas  potencialmente mortales para el bebé.

Determinación de los grupos sanguíneos

Técnica de hemaglutinación en placa para determinar grupos sanguíneos

Los grupos sanguíneos se determinan mediante pruebas de laboratorio. El análisis de sangre implica la mezcla de la sangre del individuo con sueros que contienen anticuerpos específicos para cada tipo de grupo sanguíneo. La aglutinación (formación de grumos) o falta de aglutinación indica el tipo de grupo sanguíneo. Las técnicas de aglutinación son las más recurrentes en laboratorio aunque por supuesto existen técnicas moleculares y de otra índole para análisis más refinados. Las técnicas referidas serían:

  • Pruebas de aglutinación en tubo o tarjeta: son métodos comunes y sencillos para determinar los grupos sanguíneos ABO y Rh. Se mezclan pequeñas cantidades de sangre del paciente con reactivos conocidos que contienen anticuerpos contra los antígenos A, B y Rh. Si se produce aglutinación (formación de grumos), se identifica el grupo sanguíneo del paciente.
  • Hemaglutinación en placa (placa de microtitulación): es similar a la aglutinación en tubo, pero se realiza en una placa con múltiples pocillos, lo que permite examinar múltiples muestras a la vez.

Herencia de los grupos sanguíneos

Tabla muestra todos los genotipos posibles de los grupos sanguíneos y su herencia

La herencia de los grupos sanguíneos se rige por principios genéticos y es transmitida de padres a hijos. La información genética que determina los grupos sanguíneos se encuentra en los cromosomas autosómicos y está compuesta por alelos específicos que codifican la presencia o ausencia de antígenos en la superficie de los glóbulos rojos.

La herencia de los grupos sanguíneos ABO sigue un patrón de herencia mendeliana, basado en los principios de dominancia y recesividad: donde los alelos A y B son dominantes sobre el O, que sería recesivo. Los alelos A y B guardan una relación de codominancia entre sí.

El sistema sanguíneo Rh sigue una herencia autosómica dominante donde existen dos posibles alelos (de igual modo que el caso anterior, se trata de un patrón de herencia mendeliana): el alelo Rh positivo (Rh+) que determina la presencia del antígeno Rh en los glóbulos rojos, y el alelo Rh negativo (Rh-) que indica la ausencia del antígeno. Rh(+) dominaría sobre Rh(-), que sería el alelo recesivo.

Un salto cuántico en el avance de la medicina: el conocimiento de los  grupos sanguíneos

grupos sanguíenos

En la antigüedad, antes de que se comprendieran los grupos sanguíneos y se desarrollaran las técnicas de compatibilidad sanguínea, los trasplantes y las transfusiones sanguíneas eran procedimientos arriesgados y a menudo mortales. No existía un conocimiento claro sobre la necesidad de compatibilidad entre donante y receptor en términos de grupos sanguíneos, lo que llevaba a graves complicaciones y, en muchos casos, a la muerte del receptor.

Esto pone de manifiesto cuán importante es el conocimiento del que disponemos hoy día a cerca de los grupos sanguíneos y cuántos problemas médicos se han solventado. Es por ello que hoy podemos afirmar orgullosos y agradecidos que el concomimiento de los grupos sanguíneos ha supuesto un salto cuántico en el avance de la medicina: un avance que literalmente evita muertes, salva vidas y mejora los tratamientos.

Actualmente los avances científicos y tecnológicos continúan mejorando para brindar una mejor comprensión de los grupos sanguíneos y sus implicaciones, permitiendo ofrecer una atención médica más precisa y personalizada a los pacientes en todo el mundo. Con todo ello, queda de manifiesto la trascendencia que ha supuesto el conocimiento de la existencia de los grupos sanguíneos: la importancia de la diversidad y la compatibilidad.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.