Glaucoma en Perros: Síntomas, Causas, Tratamiento y más

Seguramente muchas personas desconocen el hecho de que los perros también padecen algunas de las enfermedades de los humanos, uno de ellas es el glaucoma, la cual es considerada como una de las patologías oculares más graves y compleja. El glaucoma en perros debe ser tratado a tiempo o podría tener como consecuencias la pérdida total de la vista e incluso el animal podría perder su ojo.

El glaucoma en perros y sus causas

Nos referimos a glaucoma cuando existe un aumento constante de líquido intraocular dentro del ojo que poco a poco va degradando la salud del mismo. Esta es una de las Enfermedades de los ojos en perros más comunes dentro de la medicina veterinaria.

Normalmente dentro de nuestros ojos, así como en el de los animales, se va segregando de manera paulatina una pequeña cantidad de líquidos que se van expulsando de manera natural. No obstante, cuando se padece de glaucoma, este líquido de produce de manera excesiva haciendo que el drenaje no pueda realizarse y por tal motivo el mismo queda atrapado dentro del ojo.

A consecuencia del constante incremento de líquido dentro del ojo, la presión en el mismo también aumenta y como consecuencia puede haber diversos efectos negativos, ya que el ojo comienza a dañarse desde adentro, comenzando por el nervio óptico hasta pasar por la retina, esto puede hacer que el perro quede ciego y en algunos casos mucho más severos puede haber pérdida completa del ojo.

Esta enfermedad puede presentarse debido a dos causas, puede ser heredada de los padres o antecesores del perro, pero también puede aparecer como la secuela de alguna otra patología que esté afectando al canino. Cuando la enfermedad aparece debido a otras enfermedades, es mucho más sencillo tratarla ya que se conoce la causa que la provoca, de esta forma la condición puede tener más oportunidades de curarse y evitar que el ojo se dañe. El glaucoma se categoriza como agudo o crónico.

Tratamiento del glaucoma en perros

El tratamiento para el glaucoma en perros suele ser parecido al tratamiento que se usa en los seres humanos, pues la enfermedad no varía demasiado entre estas dos especies. El tratamiento que debe seguir cada perro que padece la enfermedad va a variar según sea la causa de la misma, la condición en que se encuentre el ojo y que tan severa se encuentre ya la afección.

Tradicionalmente el tratamiento usado para el glaucoma canino es un colirio o gotas para los ojos que ayude a que el líquido intraocular deje de producirse de manera tan excesiva. Si no sabes de qué forma tomar a tu perro para colocarle estas gotas, lo mejor es que acudas al veterinario de tu confianza y le pidas consejos en ese tema y sobre como deberás administrarlo.

En algunos casos, en especial en aquello más severos, será necesaria la aplicación de analgésicos y antiinflamatorios, esto debido a que la enfermedad puede causar muchos dolores e inflamaciones en el ojo afectado.

En algunos casos los dueños del perro junto al médico veterinario deciden que la mejor manera de tratar la enfermedad es mediante una cirugía, esta se realizará con la intención de drenar el líquido que se encuentra atrapado dentro del ojo. Hoy en día existe la cirugía láser para esta enfermedad, no obstante, la misma solo es realizada por especialistas, así que el perro deberá ser atendido en algún centro médico especializado en este tipo de intervenciones en caninos.

Tratamientos para el glaucoma en perros

¿Qué puedes hacer para ayudar a tu perro?

Si en algún momento llegas a creer que tu perro puede estar padeciendo de glaucoma, lo mejor es que tomes a tu mascota y lo lleves lo más rápido posible al veterinario, pues mientras más temprano se detecte la enfermedad, el pronóstico de recuperación será mucho más elevado, además evitarás las complicaciones que esta enfermedad trae consigo.

¿Tu perro sufre glaucoma? 

Si tu perro ya ha sido diagnosticado con glaucoma, deberás seguir en casa al pie de la letra el tratamiento que el veterinario le ha indicado. Deberás poner principal atención en el ojo sano del perro, debido a que el mismo podría correr el riesgo de también padecer el glaucoma, pero si mantienen un cuidado constante y adecuado del mismo se puede prevenir o detectar a tiempo evitando así un daño mucho más severo.

A las personas que tienen perros con glaucoma se les recomienda dejar de lado el uso de collares de paseo y sustituirlos por los arneses, esto se debe a que estudios recientes han comprobado que los collares aumentan la presión dentro del ojo del animal, motivo por el cual su uso podría hacer que la enfermedad avance mucho más rápido u ocasionar dolor al canino.

Remedios caseros para tratar el glaucoma en perros

Lo primero que debemos tener en cuenta es que los remedios caseros por sí solos no pueden curar el glaucoma, no obstante, el uso de ellos en conjunto con los tratamientos médicos, podrán ayudar a que la recuperación sea mucho más rápida y eficaz, pues la misma beneficiará de manera positiva a la salud ocular de tu mascota. El glaucoma es curable siempre y cuando se detecte y trate a tiempo y de la manera adecuada.

Ahora, vamos a conocer algunos de los remedios para la tensión ocular alta (glaucoma) que podrías incluir dentro del tratamiento de tu perro y que son cien por ciento caseros, incluso puedes incluirla en la Comida casera para perros que le preparas:

  • Espinacas: estos vegetales pueden ayudar a que la sintomatología que se presentan a causa del glaucoma será un poco más leve, además de que los corticoides de la espinaca son conocidos por ayudar al fortalecimiento de los nervios oculares. Las hojas de espinacas deberás ser levemente cocinadas y colocar un poco de las mimas en su alimento diario.

  • Hinojo: este remedio casero cumple la función de desinflamar el ojo afectado del perro, el mismo se aplica como gotas para los ojos. Su preparación es muy sencilla, solo deberás hacer una suave infusión con el hinojo o sacar el jugo que se encuentra dentro del mismo para así poder usarlo con un tónico para limpiar el ojo del can.
  • Arándanos: esta fruta podrás désela a tu perro como si fuesen golosinas, eso sí, primero deberás sacarle las semillas ya que no podrán digerirlas. Este rico alimento servirá para reducir la presión en el ojo y ayudará a la obtención de vasos sanguíneos mucho más fuertes.
  • Vitamina A: esta puede ser adquirida de manera comercial como un complemento para su dieta, pero también podrás encontrar mucha de esta vitamina en las zanahorias, las mismas podrás agregarlas en su alimentación diaria. La vitamina A puede ayudar a que la retina mantenga una buena pigmentación. El mito que no dicen sobre que la zanahoria es buena para los ojos es real.

Antes de dar a tu perro algunos de estos remedios caseros, primero habla con tu veterinario y pregúntale cuál de ellos es la mejor opción para tu mascota, además él te podrá aconsejar sobre una dieta adecuada que contenga aquellos suplementos adecuados que le servirán a tu perro.

Causas del glaucoma en perros


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.