Las Razas de Gatos Enanos y sus Características

¿Sabías que existen Gatos Enanos? Pues sí, entre las varias razas de felinos domesticados que se pueden encontrar en el mundo, hay algunas que tienen un tamaño muy pequeño, pero el caso de los gatos enanos es muy distinto e eso, porque se trata de una condición patológica que les impide crecer. Te invitamos a leer este artículo para que te enteres de todos los detalles.

gatos-enanos-1

Razas de Gatos Enanos

Como muchas otras condiciones, todo está en los genes. Hay en algunas razas de gatos un gen de tipo recesivo que produce la condición del enanismo. Este tipo de patología normalmente produce una osteocondrodisplasia, lo que produce un crecimiento anormal de sus huesos y cartílagos. Esta condición trae como consecuencia el enanismo en los gatos.

Esta condición hace que el cuerpo de los gatos no se desarrolle de forma corriente. Esto es, que el sistema óseo del gato no se forme de modo proporcionado. Podremos observar que su nariz, mandíbula y cabeza pueden ser más grandes de lo usual, o presentan una malformación en los dientes. Otra característica observable es que el cuerpo tiende a curvarse. Ello es consecuencia de que el peso de las demás partes del cuerpo es excesivo para el tamaño que tienen.

Otra condición que pueden presentar los gatos y que produce su enanismo, es el hiposomatotropismo. Se trata de un desequilibrio en la hormona de crecimiento del gato, que resulta ser una consecuencia de una anomalía en su glándula pituitaria.

Estas condiciones tienen como efecto que se produzcan anomalías en la estructura ósea, lentitud y poca ligereza en los gatos. Por tratarse de condiciones y no de enfermedades, no tienen remedio.

Pero eso no ha dejado de ser aprovechado por los criadores de gatos, que han sido capaces de utilizar este gen para cruzar a los gatos de forma que el gen recesivo se convirtiera en un gen dominante, y con ello, lograr la existencia de razas nuevas que dieran lugar a más ventas de esta clase de mascotas.

Ejemplos de Razas de Gatos Enanos

La primera raza de gatos enanos que se conoció fue la Munchkin. Fue obtenida luego de muchos cruces de gatos en los que verdaderamente existía una singularidad en el código genético.

Esta raza ha sido la base gracias a la cual se han podido crear otras razas de gatos enanos que hoy son conocidas, ya que fue la primera en la que los criadores lograron convertir en dominante el gen recesivo del enanismo.

Gracias a los Munchkin, fue posible que surgieran otras razas, como las siguientes:

Sphynix: es el resultado del cruce de un gato de raza Munchkin y un gato Esfinge. Constituyen características de esta raza el no tener pelos y las patas delanteras más pequeñas que las traseras.

Dwelf: se obtiene por el cruce de tres tazas de gatos que son un Munchkin, un Sphynix y un Curl Americano. Tal como ocurre con los Sphynix, tienen la particularidad de que sus patas traseras son más grandes que las delanteras y su cola tiene la forma de una vara.

Genetta: Se pudo obtener en el año 2006 y resulta ser el producto de un cruce también entre tres razas de gatos, que son un Munchkin, un Bengala y un Savannah. Sus particularidades son que tiene las patas pequeñas, el hocico y el cuerpo de tamaño normal y el pelaje corto.

Lambkin: Es el producto del cruce entre un gato Munchkin y un gato Rex Selkirk de pelo rizado. Es una de las razas enanas de gatos que mayor comercialización tiene, en razón de que tienen los ojos de color claro y su pelaje singular, que los hace asemejarse a una bola de algodón.

Combinaciones en las razas de gatos y la ética

En la actualidad, hay una gran discusión con respecto a estas mutaciones provocadas por los criadores, debido a que se ha demostrado que influyen en la salud de estos animales y disminuyen su calidad de vida. Inclusive, existen personas que han calificado estas prácticas como una forma de maltrato de animales. Pero aún no se ha llegado a acuerdos sobre el tema y mientras no sean prohibidas y sigan resultando un negocio rentable, los criadores seguirán practicándolas.

La mayoría de los veterinarios especializados han coincidido en que se trata de un grave error cruzar razas de gatos. Aunque no en todos los casos consideran que existe maltrato animal.

La existencia de experimentos en gatos no es de reciente data. Ya desde el siglo pasado en Inglaterra y Rusia había aparecido por primera vez el gen del enanismo en las razas de gatos. Lo cual fue producto de distintas mutaciones causadas por el incremento de personas que querían un gato muy pequeño como de mascota, por lo que ha sido el mercado el que ha determinado la existencia de esta práctica.

Tamaño pequeño natural en las Razas de Gatos

A pesar de la existencia de razas de gatos que han sido manipuladas genéticamente para que tengan un menor tamaño, es posible encontrar que existen razas de gatos que son de menor tamaño de forma natural. Sin embargo, poseen un desarrollo corporal equilibrado. En consecuencia, no se puede decir que sean gatos enanos, sino gatos de pequeño tamaño.

gatos-enanos-3

La gran diferencia se encuentra en que, a nivel de las razas, los gatos enanos son casos de mutaciones genéticas por manipulación de los criadores, mientras que las razas pequeñas de gatos tienen su origen en causas naturales. Pero bien es cierto que las razas de gatos pequeños no son extremadamente pequeños, sino que son menores que el tamaño de un gato en promedio.

Un caso típico es el de los gatos de la raza Siamés, debido a que normalmente son más chicos que el tamaño normal de los gatos, pero su los observamos, su cuerpo y su crecimiento va a encontrarse perfectamente proporcionado, porque no son producto de una mutación genética inducida.

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos que leas:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.