No deja de ser curioso que un felino como el Gato Común Europeo, pese a no ser tan refinado, cuente con cualidades físicas y de carácter que ningún otro gato posee. Los gatos de esta raza tienen gran fortaleza y un sólido sistema inmune. Como todo gato es inteligente, gran cazador, autónomo y audaz, sin dejar de ser muy cariñoso y mimoso con su amo. ¿Acaso no es una maravilla de minino? Entérate de mucho más a continuación.

Gato común europeo

El Gato Común Europeo

Dado a que es uno de los felinos de mayor popularidad en los hogares y que puebla desde hace centenares de años el continente europeo se le ha otorgado la denominación de gato común Europeo. Este hermoso minino ha sido recibido por numerosas  familias, ya que es talentoso, autónomo y además un excelente compañero. Igualmente se le conoce como gato callejero o gato romano.

Orígenes

El gato común Europeo es oriundo del continente europeo y pese a que no se conoce a ciencia cierta cuál es la procedencia de sus antepasados, se ha dicho que desciende del gato montés africano y del gato de la jungla, que son variedades de felinos que han poblado África y Asia desde miles de años atrás.

Igualmente se suele llamarle gato Romano, ya que se cuenta que fueron los romanos quienes lo importaron y diseminaron por todo el continente, es los tiempos del mismísimo Imperio Romano. Era una de sus mascotas predilectas por ser extraordinarios cazadores, además de buenos acompañantes.

La raza obtuvo reconocimiento en 1983 por la Federación Internacional Felina (FIFE), aunque previamente ya se había intentado que se reconociese en 1925 en Inglaterra. Calificado como 3ra categoría por la FIFE con rasgos físicos específicos y unos patrones en la coloración de su pelaje bien definidos.

Características Generales

El gato común europeo es un felino de tamaño medio con una contextura robusta, ancha y maciza. Corpulento más no gordo. Su pelaje es de poca extensión, espeso y afelpado. La cabeza es redondeada y su cola convenientemente amplia en su origen con un extremo algo más flaco. Las patas son de tamaño medio y de gran musculosidad.

Gato común europeo

Sumado a ello  usualmente pesa de 3 a 6 kilogramos y sus ojos son de coloración amarilla, azul o verde (estos últimos, los más frecuentes). Inclusive también pueden contar con un ojo de un color y el otro de color distinto (heterocromía). Su pelaje puede ser de variados colores y patrones. Por ejemplo los gatos europeos de un único color usualmente son blancos, negros o grises.

Otra presentación en la coloración de su pelaje es el bicolor o tricolor (son casi todas hembras), en los cuales los colores más típicos son la combinación de blanco y negro e inclusive naranja, si bien existen mezclas de distintos colores. Igualmente los hay con un patrón atigrado de líneas oscuras y con un patrón jaspeado, de color naranja o pardo, que hace alusión a un estilo atigrado concreto, pero con una línea amplia oscura que va en paralelo con la espina dorsal.

Gato Blanco

Nevosos, mayestáticos, suntuosos, esplendidos, regios… son cuantiosos los calificativos que pueden encajar al porte de los señoriales gatos blancos. No obstante, estos hermosos animales no siempre fueron bien acogidos. Arribaron de Oriente Medio y los nobles de Europa enloquecieron con un gato que, sumado a que es blanco, contaba con el pelo largo. Este rasgo igualmente era ignorado por los europeos de entonces.

Soberanos y cortesanos pujaban por un espécimen de estos hermosos felinos, pese a que se asombraban por su conducta. El gato blanco al parecer era diferente a los otros felinos domésticos. Se mostraban muy soberbios y engreídos y como si lo que ocurriese en su derredor les diese igual. Esta perspectiva cambió cuando llegó a revelarse que esa indiferencia no era más que una simple sordera.

Pese a ser muy bello, el color blanco es totalmente inapropiado para una especie que se dedica a la caza. La rareza son ciertos felinos que viven en montañas nevadas, pero esto no es lo usual. Estas mascotas obtienen su pelaje blanco debido a que son albinos o por que cuentan con el gen S (White Spotting Gen), que origina manchas blancas. Al actuar el gen S a su mayor potencia, puede lograr que un gato sea enteramente blanco, no siendo esto lo frecuente.

Gato Negro

El gato negro es singular, por numerosas razones. Es probablemente el felinos que menos se adopta, por su color en gran medida, pero igualmente por otros motivos, algunos de difícil compresión. Estos gatos fueron tenidos como «dioses» en el antiguo México y Egipto. Hay investigaciones que evidencian la existencia de gatos negros en aquellos tiempos, entre los círculos de poder, donde eran criaturas veneradas y respetadas, con privilegios únicos.

En el antiguo imperio Egipcio, se les estimaba como la reencarnación de la deidad Ra, azote de Apofis, reencarnación del desorden y de las fuerzas malignas. Más adelante fueron consideradas manifestaciones de la diosa Bastet y simbolizaban por ende, protección y paz en santuarios y hogares. Se les protegía y cuidaba y de ser asesinados se pagaba con la vida.

Los cultos herejes del siglo XV, revivieron la figura del gato y en particular del negro, en sus ceremoniales, lo que comenzaría a sembrar una visión inicial negativa de ellos. Comenzaron a ser considerados como sirvientes y espías del mundo de las sombras, enviados del mal en la tierra y portadores de nefastos augurios con ojos de serpiente, en una cultura que era regida por temores, profecías y supersticiones. Todo ello fue de ayuda para acrecentar el odio y temor, hacia el  gato negro, al que le aguardaban años de persecución y aniquilación.

Gato Gris

El gato gris es un felino de presencia común entre los millones de ejemplares de esta especie que viven en nuestras calles y hogares. Numerosas personas muestran interés por los gatos que exhiben estos colores, ya que su estética les luce llamativa. Igualmente las hay que se inclinan, tal vez por haber conocido anteriormente a otros mininos de esta clase, por los de esta tonalidad.

Como hay genes dominantes y recesivos y los primeros prevalecen sobre los segundos al momento de la determinación de las herencias genéticas, se deduce que los gatos grises pueden originarse del cruce de felinos blancos y negros como del emparejamiento que tenga lugar entre otros grises y de otros colores.

Por otra parte los gatos originales contaban con un pelaje señalizado por unas franjas, las cuales aún se pueden ver en ellos. Este pelaje con listas obedecía a su necesidad de camuflarse, como criaturas cazadoras que eran, instinto que aún preservan. Sin embargo, el transcurrir de los años y los cruces efectuados por los criadores han producido una casi completa extinción de estas franjas.

Gato Carey

Este felino es indudablemente hermoso, y además tiene un temperamento sociable, es muy talentoso y le encanta juguetear, señales de buena fortuna e irrepetibles, ya que no existen dos similares en todo el planeta. Se pueden denominar gatos carey, cuando en su pelaje se encuentran presentes los colores negro, blanco y anaranjado, o las probables mezclas de grisáceos, cremas y negros.

Una proporción bastante elevada de gatos carey (3000 a 1) son hembras. Como hemos mencionado previamente, los genes que originan a los gatos tricolor, se hallan ubicados en los cromosomas X y en las gatas los cromosomas son XX. Si un gato cuenta con los cromosomas XXY, seguramente será gato tricolor, pero esta mezcla  genotípica atípica lleva implícita la esterilidad en los machos.

Gato Atigrado

El gato atigrado, bien sea de coloración gris, naranja o marrón, es un minino que se encuentra presente en millones de hogares, ya que es una variedad muy diseminada hoy en día, que nos hacen recordar en gran medida a los gatos salvajes o como seguramente fueron sus antepasados, hace millares de años. Esa hermosa mezcla de patrones jaspeados, moteados o rayados en distintos tonos, nos hace pensar en una genética caprichosa.

El gato atigrado gris, es una variedad (no raza), que se manifiesta en la mayor parte de los casos en los gatos comunes. Dichos patrones en el manto y pelaje, igualmente se encuentran presentes en ciertas razas actuales, como los gatos de Bengala o los Scottish Fold. De acuerdo a recientes estudios, este patrón de rayas, atigrado o punteado en los gatos, está muy vinculado con uno de sus ancestros en el tiempo, el gato africano o gato del desierto.

Con seguridad evolucionó a estos rasgos en el pelaje, para mostrarse más inadvertido en su ambiente y llegar a  sobrevivir más, tanto para atrapar a sus presas, como para eludir a sus depredadores. Esta condición se haya presente en la mayor parte de los felinos salvajes de tamaño medio de la actualidad, como el gato montés o el lince ibérico.

Gato Naranja

Hay cuantiosos ejemplos de gatos naranja célebres, como el malévolo felino del maligno Azrael de los Pitufos. Igualmente podríamos incorporar ciertos ejemplares de “Los Aristogatos” y la figura principal de la película “Oliver y su pandilla”, de los estudios Disney. Y, claro está, el gato Isidoro de una de las tiras cómicas de periódicos más afamadas del globo. En efecto, Isidoro (1973) fue antecesor de Garfield y sus travesuras son publicadas en más de 1.000 periódicos.

Numerosas personas consideran que el gato naranja es, de por sí, una raza felina salvaje. No obstante, no es el caso. Es en realidad un rasgo genético que aqueja a diversas razas de gatos. Lo que sí es verdad es que bajo la sombra de este rasgo, se ha dispuesto una denominación para reunir a todos estos gatos, de cualquier raza, llamada “orange Tabby”.

Carácter del Gato Común

Al gato común europeo se le conoce por contar con un temperamento social. Es un felino que lleva cohabitando con los humanos millares de años y es probable que de ello no haya duda. Es un minino que de recibir mucho amor y cariño desde chico, te corresponderá de la misma manera, pues son una raza particularmente sociable.

Cuenta con un temperamento sumamente juguetón, les agrada jugar con sus humanos y pueden ser muy divertidos, realizando saltos y desplazamientos que te harán reír en cantidad. Son felinos muy talentosos y sumamente ágiles con su mente. Se caracterizan por ser animales que aprenden velozmente las normas del hogar, como utilizar el arenero, emplear un rascador.

Se sugiere habitualmente esterilizarlos como fórmula para proporcionarles una mejor calidad de vida e impedir comportamientos y enfermedades no deseadas. Además, son felinos muy aseados y en general muy pacíficos. De tal manera que si optas por adoptar uno en casa seguramente tendrás un extraordinario compañero de vida.

Salud del Gato Europeo

Los gatos europeos cuentan con un sistema inmune de gran fortaleza, lo cual es de ayuda para que disfruten de un muy buen estado de salud. Esto en debido en gran medida a que sus antepasados, una familiar del gato Montés y los gatos de jungla, proveyeron a la raza de unos genes poderosos y resistentes.

No obstante, estos felinos así como todas las razas de mininos, pueden padecer de enfermedades que pueden ser causadas por problemas genéticos pero que no son particulares de la estirpe. Hablamos de inconvenientes problemas renales, alergias, trastornos cardíacos o intestinales. Los gatos comunes pueden vivir en estado saludable hasta 15 años y basta con ser evaluado periódicamente por el veterinario y otorgarles los cuidados esenciales para que no enfrente problemas de salud.

Cuidados del Gato Común Europeo

Como se mencionó previamente los gatos comunes Europeos, usualmente disfrutan de buena salud y son muy autónomos. No obstante, pese a su independencia, se les debe facilitar cuidados esenciales como:

  • Cuidar su régimen alimentario: una apropiada alimentación ayuda a tener un sistema inmune fuerte para enfrentar cualquier enfermedad o virus.
  • Actividad física frecuente. Se le debe programar cierto horario del día para que se dedique a realizar actividad física, en la cual se ejercite con el propósito de impedir el sedentarismo y la gordura.
  • Consulta veterinaria: Las visitas regulares al veterinario ayudan a la prevención de probables enfermedades y particularmente si está padeciendo alguna, se le reconozca a tiempo. Al ser detectado a tiempo un síntoma o enfermedad se facilita su tratamiento.
  • Vacunas Actualizadas: Es de importancia que esto se efectué de acuerdo al calendario de vacunas, aún siendo gatos domésticos.
  • Rascador en casa: Para todo gato doméstico es relevante contar con un rascador en el hogar. A ellos les hace falta rascarse y tener afiladas sus uñas por cuestiones de salud. Adicionalmente, también es de ayuda para su ejercitación física, ya que si es un rascador de tipo árbol o torre, se encontrarán alegres subiendo y bajando todo el tiempo.
  • Hidratación continua: No únicamente los gatos, de forma general todas las mascotas requieren estar hidratadas. Por ello se debe contar con un bebedero con agua fresca y a mano todo el tiempo. En particular en temporadas de elevadas temperaturas.
  • Higiene: Debes ser cuidadoso con su higiene, asear su cara, ojos (lagrimales), orejas y cola con regularidad. Igualmente la higiene del hogar y de sus útiles. Esto con el propósito de impedir el contagio de virus, garrapatas o pulgas, que usualmente ocurre cuando el minino puede acceder al exterior.
  • Cepillado de dientes: Una vez cada semana para prevenir las enfermedades periodontales.
  • Cepillado de su pelaje: Esta raza por tener pelo corto no requerirá de más de un cepillado a la semana. Pero si es de importancia que lo hagas, pues de esta manera separas el pelo muerto e impides la posible acumulación de bolas de pelo en el conducto digestivo.

Para finalizar pero de no menor relevancia, lo que mejor puedes hacer para atender a tu gato, es aportarle sumo amor y cariño. Una apropiada salud y estabilidad emocional ayudará a su salud física por igual.

Otros artículos igualmente interesantes son:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here