¿Has escuchado decir que hay razas de perros que son muy veloces? Pues el Galgo Español es una de ellas y se trata de un perro que posee una gran alzada, es estilizado y enérgico. El galgo español es semejante al galgo inglés, pero hay algunas particularidades que los diferencian y te vamos a mostrar aquí en este artículo cuáles son.

galgo-español-1

El Galgo Español

Es una raza de perros que es muy común en la península ibérica, pero no se sabe mucho de él salvo en España, aunque se ha incrementado la demanda de adopción de esta raza de perros es otros lugares, en razón del maltrato que han sufrido estos animales en su país de origen.

Normalmente era considerado un perro para el trabajo, debido a que se empleaba en actividades como la cacería, por su velocidad y predisposición de carácter, pero en cuanto terminaba la época de cacería muchos de esos canes eran abandonados o sencillamente morían, de allí el interés por adoptar a un perro de esta raza, pero lo primero que se debe analizar es si este tipo de perro es el adecuado para nosotros.

Son perros que tienen su origen en Europa, concretamente en España, es fino, proporcionado y posee orejas cortas, el tamaño es grande, la medida es de entre 55 y 70 centímetros, llegan a pesar entre 10 y 25 kilos, tienen una expectativa de vida de entre 12 y 14 años, se recomienda un gran nivel de ejercicio físico para estos animales, tiene un carácter dócil, tímido, sociable y activo y es una raza ideal para apartamentos, para el senderismo, para la cacería y para actividades deportivas, la temperatura ambiental ideal para él es que sea temperada y su pelo es corto, liso, duro y fino.

Origen

No son muy claros los orígenes de la raza de Galgo Español. Existen hipótesis que indican que el podenco ibicenco, o un pariente ancestral de éste tuvo una intervención en el origen de esta raza. Otros expertos, en gran número, tienen la idea de que el galgo árabe o saluki es otro de los parientes ancestrales del galgo español. El galgo árabe fue traído a la península ibérica en la época de la conquista árabe, y fue su cruce con algunas razas locales la que produjo la raza que fue el origen del galgo español.

Sin tener claro cuál fue el real y verdadero origen de esta raza, lo que sí se sabe es que fue ampliamente empleada para actividades de cacería en la Edad Media. Así de importante fue esta raza de perros para la caza en España, y las clases altas estaban encantadas con estas raza, tanto, que fueron inmortalizados en la obra Partida de caza, que también ha sido llamada la Caza de la Codorniz, del insigne pintor español Francisco de Goya y Lucientes.

Pero al momento en que comenzaron a hacerse populares las carreras de galgos, el galgo español fue objeto de cruce con el greyhound, con el objetivo de obtener perros más veloces. La consecuencia de esos cruces es conocida como el galgo anglo-español y no se trata de una raza reconocida por la FCI. La cacería con galgos es una actividad muy discutida en España, y múltiples sociedades protectoras de animales exigen que se excluyan de esta actividad por las salvajadas que sufren estos animales.

Otros afirman que el galgo español es descendiente de los lebreles de los celtas, que desde el año 600 antes de Cristo, ya participaban en actividades de cacería. Siendo los celtas los que los llevaron a España, donde luego de la conquista de la península ibérica por los romanos, recibieron el nombre de canis gallicus, esto es, perro galo, de donde deriva el nombre de galgo.

En épocas posteriores, en plena invasión mora, el sloughi y el podenco ibicenco tuvieron su parte en la creación del galgo español. En particular, en el noroeste de España, esta raza se empleaba sobre todo para la cacería, porque tienen la tendencia a perseguir con mucha tenacidad a los animales silvestres, la mayoría de las veces conejos y liebres, pero también animales de mayor proporción como los jabalíes, con la facilidad con la que se podrían mover a distancias más largas y en terrenos difíciles.

Entre los siglos XVI y XVIII se llevaron muchos perros de España a Irlanda y Gran Bretaña, para que fueran cruzados con las razas de esos lugares. El galgo español es considerado como el ancestro del greyhound. Esta actividad casi fue fatal para la esta raza, luego de que se comenzaran a emplear menos para la cacería y más para las carreras de galgos, de manera que los muchos cruces con greyhounds casi fueron la causa de la extinción de esta raza.

Carácter del Galgo Español

El galgo español es una raza con un carácter discreto y un poco tímido, en particular con extraños. Esa es la causa por la que se recomienda que sean socializados mientras son cachorros y continuar haciéndolo mientras se encuentran en la etapa de adultez. Son perros que son gallardos, afables y cariñosos, muy dulces con aquellos a los que les tienen confianza, en definitiva se trata de un perro que es muy sensible y muy dulce.

Aunque posee un gran impulso ancestral de ser perro de presa desarrollado por muchas  generaciones, son muy amigables con animales pequeños como gatos y perros de razas chicas. Por eso resulta una elección magnífica para aquellas personas que quieren tener un perro galgo, pero además poseen otras mascotas. Este es otro aspecto que debe reforzarse en su educación.

Por otra parte, poseen un comportamiento inmejorable con niños, adultos y toda clase de personas. Son animales muy afables dentro de la casa, pero fuera de ella convierten en animales muy veloces y enérgicos que son muy proclives a efectuar excursiones, largos paseos y visitas a la playa.

Resulta relevante que un perro de la raza de galgo español sea adquirido por una familia que haga muchas actividades y que demuestre mucho cariño, que sea capaz de tomar en consideración el carácter sumiso y noble de esta raza. La actividad física, los paseos diarios y el cariño no pueden dejar de hacerse y darse todos los días.

Características físicas

En lo que respecta a las diferencias de sexo, los machos pueden llegar a tener una longitud hasta la cruz de 62 a 70 centímetros, y en el caso de las hembras, llegan a tener una altura a la cruz de 60 a 68 centímetros. No se puede decir que exista un rango de peso para esta raza de perros, pero son perros muy livianos y rápidos. El galgo español es una raza que se parece mucho al greyhound, pero de menor tamaño. Tiene cuerpo muy elegante, con la cabeza alargada y cola muy larga, además de patas delgadas pero poderosas que le facilitan ser muy veloces. Se trata de una raza que es muy musculosa para el peso que llega a tener.

galgo-español-2

Como dijimos antes, su cabeza es alargada y delgada, lo mismo ocurre con su hocico, y poseen una excelente proporción respecto al resto del cuerpo. Se puede observar que la nariz y los  labios son de color negro. Su forma de mordida es en tijera y sus caninos se encuentran muy desarrollados.

Los ojos del galgo español son pequeños, de forma oblicua y de manera sesgada. Son preferidos los que poseen ojos oscuros. Las orejas, colocadas en la parte superior de la cabeza, son triangulares, con una base ancha y su punta es redondeada. El cuello es largo, logra unir la cabeza con un cuerpo que es rectangular, dinámico y elástico.

El pecho del galgo español es hundido y el vientre es muy retraído. Posee un lomo un poco arqueado, lo que le da cierta flexibilidad a su columna vertebral. Su cola es robusta en su base y se va afinando de forma gradual hasta que termina en punta muy fina. Es flexible y muy larga, logrando sobrepasar el corvejón.

Su piel se encuentra muy adherida al cuerpo en todo su volumen, sin exhibir piel suelta. El pelaje del galgo español es espeso, suave, corto y liso. No obstante, igualmente hay una variedad que posee el pelo duro y semilargo, con el que se puede formar una barba, bigotes y sobrecejas en la cara. Pueden tener varias clases de color en el pelaje en esta raza de perros, pero son preferidos los que son barcinos y atigrados oscuros, los que son tostados, los de color canelas, los amarillos, los rojos, los blancos, los berrendos y los píos.

Cuidados Físicos

El galgo español debe realizar entre 2 y 3 paseos cada día, en los que se recomienda dejar al perro en libertad por lo menos 5 minutos, para que corra y disfrute. Si nuestras posibilidades no lo permiten, lo que se recomienda es que semanalmente se le dediquen por lo menos dos días a efectuar actividad física con nuestro galgo español. Los juegos como el de la pelota, en el que no te recomendamos usar una pelota de tenis, son muy divertidos y adecuados para esta raza de perros.

Es importante que observes a tu galgo, porque si notas que se encuentra nervioso o muy excitable, cuando se encuentra dentro de la casa, porque de ser así, lo que debes hacer es emplear juegos de inteligencia, para inducirlos a relajarlos, la estimulación mental y el bienestar del perro van a depender de ello.

galgo-español-3

Otra actividad que debemos tener en cuenta es que requieren que les cepilles el pelo una vez por semana, no es necesario que sea más, porque tienen un pelaje corto y áspero, porque no encontrarás nudos ni enredos, pero ese cepillado servirá para eliminar el pelo muerto y asó exhibirán un pelaje lustroso y brillante. En cuanto al baño, debe realizarse cuando el perro se encuentre verdaderamente sucio.

Luego de que el perro haya disfrutado de un paseo con lluvias, nada más al legar a la casa  debes secar su pelo, porque en razón de su poca grasa corporal, se van a enfriar muy rápido. No olvides tampoco examinar su  pelaje a diario, por si pudiera encontrarse alguna garrapata, y si se la encuentras, lo que debes hacer es emplear unas pinzas quita garrapatas para extraerlas de inmediato.

En razón de que posee las orejas caídas y que el clima cálido se mantiene en ellas, será más sencillo que se infecten. Por esa razón, es de vital importancia que  inspecciones sus orejas regularmente, y de ser necesario, que las limpies con un limpiador auricular especial para perros. Otra cosa a considerar es que si las uñas le crecen demasiado, habrá que cortarlas con un cortaúñas especial para perros y teniendo cuidado, porque tienes que recordar que los perros poseen terminaciones nerviosas y venas en las uñas.

Educación

La educación del galgo español tiene que basarse siempre en el empleo de los refuerzos positivos. Hay que recordar que se trata de perros que son muy sensibles, por lo que emplear el castigo o la fuerza física puede producirles una gran depresión y estrés.

El galgo español es medianamente inteligente, pero posee una gran predisposición para aprender, pero se deben usar golosinas o galletas y palabras afectuosas a manera de recompensa. Son perros que disfrutan cuando reciben atención, razón por lo cual no será muy difícil iniciarlo en la educación canina básica y su socialización.

Se puede decir que el galgo español posee un corazón de oro, porque es un perro que resulta muy amable con la gente y se lleva muy bien con otros perros. Resulta muy apegado a las personas con las que convive, pero sin ser muy pesado. Por lo general, tiene un carácter más bien cuidadoso.

De acuerdo a cuál ha sido su trato en las etapas de crecimiento, logrará adaptarse muy bien, por lo que resulta un acompañante perfecto para personas que sean deportistas. Así como es muy tranquilo y prudente dentro de casa, resulta ser muy rápido cuando observa una posible presa. Es en esos momentos en los que exhiben sus instintos cazadores que se encuentran arraigados desde hace siglos atrás, y que son casi imposibles de detener.

Si el galgo que has adquirido es un perro adoptado y observas que es miedoso y que no ha sido bien adiestrado, debes buscar información y los consejos que te puedan dar para que lo ayudes a resolver los miedos e inseguridades que tenga.

Finalmente, lo que podemos recomendarte es que te apoyes en actividades físicas que se relacionen con la obediencia, como ocurre con el juego Agility, el Canicross u otras actividades deportivas para perros. El galgo es un  perro que necesita una gran cantidad de ejercicio, por lo que resulta muy adecuado enseñarle este tipo de actividades con las que se distraerá muchísimo.

La Salud del Galgo Español

Lo que siempre recomendamos, no sólo con los galgos españoles, sino con todas las razas de perros, es que te hagas un calendario de visita al veterinario cada seis meses, de manera que puedas hacerle seguimiento a su salud y a sus condiciones generales, para que se pueda detectar de manera temprana cualquier problema.

galgo-español-4

Otro aspecto muy importante es que sigas al pie de la letra el calendario de la vacunación del perro. Esta raza es normalmente muy sana, pero existen dolencias con las que se debe tener cuidado con el galgo español, así como con otras razas de perros grandes, que son típicas de ellos. Varias de las enfermedades que pueden incidir sobre el galgo español son las siguientes:

  • Cáncer de huesos
  • Torsión gástrica

Una recomendación que te daremos, si posees un galgo español, es que los alimentes en recipientes que se encuentren a un nivel elevado, para evitar que bajen su largo cuello al nivel del suelo y no sufra de torsiones gástricas. Otra recomendación que hacemos es que no te olvides de desparasitarlo de forma regular con pipetas externas, si es posible de manera mensual y con pastillas para los parásitos internos de manera trimestral.

Aunque son perros que tienen una complexión estilizada, los galgos son muy resistentes. Son muy pocas las predisposiciones genéticas a ciertas enfermedades. Lo óptimo es que tu  veterinario ya posea a otros galgos como pacientes, pues los galgos, si se los compara con otras razas de los lebreles, poseen un porcentaje de grasa corporal muy inferior, aproximadamente de un 15 %.

Si es necesario someterlo a un evento quirúrgico, uno de los efectos de ello es que los anestésicos, que se aglutinan esencialmente en la grasa corporal, afectan mucho más a sus órganos y a su torrente sanguíneo. Las anestesias por inhalación representan un riesgo inferior y se recomiendan particularmente para esta raza. Además, hay que tratar de que siempre se mantengan cálidos en la fase de recuperación para que no sufran de un enfriamiento.

Alimentación

La alimentación del galgo necesariamente tiene que ser rica en proteínas y baja en grasas. Un alimento para perros de excelente calidad para perros grandes es una opción que funciona muy bien para un galgo español en desarrollo. Es esencial que la masa corporal de los galgos españoles jóvenes no crezca de forma más rápida que su estructura ósea.

galgo-español-5

Hay que colocar una atención especial a que la carne sea el principal ingrediente de la comida para perros que estas adquiriendo, por lo que debes leer la etiqueta, y asegúrate de que no contenga cereales. Otro aspecto que debes tener en cuenta es que luego de comer, el galgo español debe descansar, así que se prohíbe que realicen actividades deportivas inmediatamente después de comer.

También es saludable que le des a tu perro meriendas que sean saludables, como golosinas de carne, meriendas para la higiene dental o, cada cierto tiempo, un hueso especial para morder u orejas de buey secas y en todo momento debe tener a su disposición agua fresca, para que beba cada vez que tenga deseos de ello.

Criador de Galgo Español

La mayor parte de los galgos españoles siguen encontrándose en España. Si quieres tener un cachorro de esta raza, te recomendamos que busques a un criador que sea reconocido, que constates que trata a sus animales con cariño y que críe según los estándares que necesita esta raza.

Hay que evitar los criaderos que ofrecen cachorros que no tengan pedigrí o que sean mestizos, debido a que de esta raza ya hay muchísimos. Por lo tanto, si eres un fan de la raza, también deberías preocuparte por el bienestar animal asociado con ella, porque hay galgos y mestizos adultos en busca de un nuevo hogar inclusive en asociaciones protectoras, que pueden ser objeto de adopción.

Si te ha parecido útil este artículo, te recomendamos leer también:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here