Erupciones Dérmicas en Perros y su Tratamiento

Desafortunadamente existen una gran variedad de enfermedades en la piel o erupciones dérmicas que atacan a los caninos, incluso, estas enfermedades representan una gran parte de todas las consultas veterinarias que se hacen alrededor de todo el mundo. Sí deseas saber mucho más acerca de estas enfermedades dermatológicas o Erupciones Dérmicas en Perros, no dudes en seguir leyendo este artículo.

eupciones dermicas en perros

Erupciones Dérmicas en Perros

Existe una gran variedad de enfermedades que atacan la piel de nuestro can, y a su vez estas son una de las principales razones de las consultas veterinarias alrededor de todo el mundo; pues, es de suma importancia acudir a tu veterinario de confianza en el momento que comiences a notar que tu amigo peludo está presentando algunos síntomas, ya que todas estas afecciones resultan extremadamente molestas para nuestro perro, sin contar que muchas de estas son zoonosis y las podríamos llegar a padecer nosotros los humanos.

Síntomas

Antes de exponer detalladamente una extensa lista de todas las enfermedades dermatológicas que pueden llegar a sufrir los caninos, debemos enfocarnos primero en los síntomas más comunes, de este modo podrás constatar si tu perro está sufriendo de alguno de estos signos, si es así debes acudir lo antes posible a un veterinario antes de que la enfermedad o infección empeore. Los síntomas más comunes de estas enfermedades son los siguientes:

  • Rascado o prurito, bien sea leve o intenso
  • Alopecia en ciertas áreas de su cuerpo
  • Presentación de dermatitis, o eccema, lo cual vendría siendo la inflamación de la piel
  • Enrojecimientos o eritemas en varias zonas de su piel
  • Pústulas, o distintas lesiones con presencia de pus
  • Granos, bultos, masas o nódulos que se podrán ver y tocar con mucha facilidad de diferentes tamaños y en cualquier lado de su piel
  • Distintas heridas abiertas o úlceras
  • Piel muy oscurecida o hiperpigmentación
  • Pápulas que son protuberancias rojas redondas
  • Piel engrosada o hiperqueratosis

Dermatitis alérgica a la picadura de la pulga

Esta grave infección llamada DAPP, o bien, Dermatitis alérgica a la picadura de la pulga, es extremadamente común y es originada por una reacción de hipersensibilidad a la saliva de estos parásitos. Estas pequeñas pulgas se alimentan de la sangre de nuestro can y al momento de alimentarse, pican la piel del perro. Esta misma picadura ocasiona una alergia bastante molesta para nuestra mascota, sin contar que con una sola picadura será suficiente para ocasionar esto.

Una vez nuestro perro se infecte, él se empezará a rascar constantemente y podremos observar claramente varias heridas y en estas mismas heridas podremos ver alopecia, más que nada en la zona lumbosacra. Es importante destacar que si no llevamos a nuestra mascota al veterinario, las lesiones se agravarán mucho más, para esta misma curación es imprescindible el control de pulgas.

erupciones dermicas en perros

Dermatitis atópica

Esta precisa aparición de prurito y el lamido constante e intenso son los causantes principales de las lesiones en la piel de nuestro amigo peludo. Esta afección también puede llegar a afectar otras partes del cuerpo generando otro tipo de síntomas como lo pueden ser secreción ocular y nasal, estornudos o incluso otitis. Suele ser bastante común observar los pies de nuestro can con manchas de un color marrón.

Entre las alergias se pueden destacar reacciones indeseadas a distintos alimentos como lo pueden ser los lácteos, soja, carnes, entre muchos otros, estas mismas reacciones pueden ocasionar en nuestro amigo pústulas, prurito intenso, e incluso bultos rojos. En todo caso suele ser bastante complicado determinar con exactitud cuál es el verdadero desencadenante.

Hongos

En el caso de los hongos se tiene que destacar obligatoriamente un hongo específico que causa una enfermedad bastante conocido y habitual en los caninos, esta enfermedad se trata de la tiña en perros, la cual causa unas lesiones rojas circulares que presentan alopecia, este hongo suele afectar más que todo los perros más jóvenes; es muy importante mencionar que este hongo es extremadamente contagioso entre los mismos animales, y que también es una zoonosis, lo que nos quiere decir que también los humanos pueden verse afectados por este.

Por todas estas razones es extremadamente importante e indispensable empezar lo antes posible el tratamiento para eliminar este hongo, y además hacer las medidas de higiene pertinentes para la rápida curación de nuestra mascota y evitar el contagio a nosotros los dueños.

Dermatitis por malassezia

Esta afección se basa en una levadura que puede llegar a ocasionar una enfermedad dermatológica en los perros e incluso también en humanos, esta misma enfermedad se encuentra bastante implicada en otitis. La malassezia es considerado un habitante natural de la piel de los canes y se suele manifestar solo en momentos donde nuestra mascota sufra algún tipo de desequilibrio patológico. En el caso que se manifiesta se podrá evidenciar prurito, lesiones con descamación presente, e incluso puede llegar a tener un mal olor característico.

eupciones dermicas en perros

Sarna

La sarna es una enfermedad cutánea causada por unos ácaros específicos, esta enfermedad suele ser habitual en los caninos. Existen dos tipos de sarna, la sarna sarcóptica que causa una gran inflamación, alopecia y sobre todo un prurito extremadamente intenso; además de estos síntomas, es bastante contagiosa, incluso hacia los mismos humanos, por esto mismo es de suma importancia iniciar su tratamiento lo antes posible.

Luego nos podemos encontrar el tipo de sarna demodécica, esta se manifiesta de forma localizada, bastante similar a la tiña, o también puede estar generalizada en toda la piel de nuestra mascota, ocasionando así lesiones con alopecia en sus patas, tronco y en su cabeza.

Seborrea

En el caso de los perros, la seborrea es una enfermedad en la piel que ocasiona escamas que acostumbran a ser bastante secas, como caspa u oleosas, esto es debido a una producción de sebo mucho más alta, lo cual aparte de esto puede traer consigo un mal olor. Esta misma enfermedad en el caso de los perros puede llegar a ser primaria, es decir, que es crónica pero se puede controlar fácilmente; o bien, puede llegar a ser secundaria, lo que nos indica que puede venir originada por otra patología previa.

Pioderma

En este caso se trata de una infección profunda que puede llegar a originarse como una complicación secundaria de otras enfermedades en la piel de los canes. Esto ocurre debido a que es mucho más fácil que las pieles se infecten cuando están en un mal estado por el exceso de lamido, el rascado, o las diferentes lesiones que pueden llegar a aparecer. Para tratar esta infección deberás llevar a tu mascota lo antes posible a un veterinario para que le recete un tratamiento con antibióticos y de desinfección.

Foliculitis

Esta es una enfermedad que ataca la piel de nuestros canes y también puede llegar a aparecer en humanos, se caracteriza especialmente por la aparición de pústulas o pequeños granos. La causa de esta enfermedad es una infección en los folículos pilosos. Esta misma infección puede llegar a ser bastante leve, o muy profunda en el caso que la infección llegar a afectar zonas internas de la dermis, esto mismo ocasiona forúnculos los cuales se rompen y pueden liberar pus.

eupciones dermicas en perros

Dermatitis húmeda aguda

Esta afección se le suele conocer comúnmente como “manchas calientes”, esta dermatitis húmeda puede llegar a resultar extremadamente dolorosa para nuestros canes, por esta misma razón dentro del tratamiento se suele recetar habitualmente analgésicos. Esta enfermedad ocasiona distintas zonas inflamadas que destilan un mal olor característico y también pus. Estas zonas se manifiestan de forma aguda y pueden regarse por todo el cuerpo de nuestro can con mucha rapidez.

Pododermatitis

En el caso de esta enfermedad radica especialmente en las patas de los perros. Esta puede ocasionarse debido a algún traumatismo, irritantes, alergias, distintos parásitos, cuerpos extraños, entre otras razones. Las principales lesiones que causa esta enfermedad son edemas, inflamación, eritemas, exudación, e incluso también puede ocasionar que nuestro perro cojee. Al momento que notes esto en tu can, debes llevarlo al veterinario lo antes posible para determinar cuál es la causa principal de esto y así recetarle el tratamiento indicado.

Neoplasias

Estas neoplasias son básicamente masas anormales de tejido que se podrán evidenciar claramente como bultos que se encuentran debajo de la piel, estos bultos se conocen como tumores en los perros, los cuales pueden llegar a ser benignos, o bien, malignos. Es de suma importancia diferenciar bien de estos bultos con otros los cuales son determinados como abscesos, las cuales son acumulaciones de pus que son ocasionadas regularmente por distintos cuerpos extraños, mordeduras, entre otras razones.

En el caso de los granos, los forúnculos, y las pústulas se tratarían de pequeños abscesos que suelen aparecer con mucha frecuencia como síntomas secundarios de otras distintas enfermedades cutáneas en perros.

Lesiones

Estas no son consideradas realmente como enfermedades de la piel, sin embargo, todo tipo de lesión, traumatismo o cuerpo extraño en nuestro perro puede llegar a ocasionar daños de mayor o menor gravedad. Las heridas más superficiales podemos curarlas sin mucha dificultad en nuestra casa, pero cualquier herida de mayor gravedad debe de ser atendida inmediatamente por un veterinario o especialista.

Por el otro lado, distintas lesiones de carácter generalmente agudo, que posean inflamaciones o distintos bultos rojizos, lo más probable es que el causante de esto sea el contacto con alguna sustancia que pueda resultar en una irritación. Este cuadro es llamado dermatitis de contacto, y suele afectar generalmente en zonas sin pelaje.

Otra lesión bastante común en los perros son los callos, o úlceras por decúbito. Regularmente estas se manifiestan en varias zonas de las articulaciones de nuestro can, y son bastante comunes en perros muy grandes que duermen en superficies muy duras.

Problemas hormonales

En muchos casos, la enfermedad en la piel de nuestros perros no es ocasionada de forma directa por alguna infección o problema dermatológico, sino que puede ser una consecuencia secundaria a algún tipo de patología que estén vinculadas estrechamente con problemas hormonales, estos pueden llegar a ser enfermedades como el síndrome de Cushing, hipotiroidismo, el hipoestrogenismo o el hiperestrogenismo. En el caso de ser un problema hormonal, no causará picazón intensa, pero sin embargo, si se manifestará una alopecia bilateral simétrica. Todas estas afecciones deben ser tratadas inmediatamente por un veterinario.

Problemas de conducta

Muchos perros que suelen sufrir distintas enfermedades, o que se ven sumidos en situaciones de estrés y distintos problemas conductuales pueden redirigir esta misma ansiedad hacia su propio cuerpo, esto nos indica que pueden lesionarse a sí mismos por mordisqueo, exceso de lamido, rascado, entre otros comportamientos perjudiciales. De forma específica podemos destacar la dermatitis acral por lamido, la cual aparece en carpos y tarsos.

También puede llegar a existir una causa física en este comportamiento, como lo pueden llegar a ser ácaros, una herida superficial, hongos, entre otras cosa. Independientemente de cuál sea el caso de nuestro amigo peludo, debemos tratar de llevarlo al veterinario lo más rápido posible y mejorar su calidad de vida lo más que se pueda, estas afecciones pueden llegar a ser complicadas de curar.

¿Cómo curar estas enfermedades?

Como mencionamos anteriormente, existen una extensa lista de enfermedades que afectan de menor o mayor grado la piel de nuestro perro, además de esto suelen ser enfermedades muy difíciles de detectar en los primeros días, sin embargo, la mayoría de estas se hacen imposibles de ignorar por la magnitud que tienen. En muchos casos nos puede alertar algún profesional específico de esta área, como lo podría llegar a ser nuestro peluquero canino.

En el caso de las lesiones más leves, como heridas superficiales, sustancias que hayan provocado dermatitis de contacto, o alguna pulga, podremos resolver este problema nosotros mismos con algún tipo de desinfectante o antiparasitario que haya sido recomendado previamente por tu veterinario de confianza, a su vez, en el caso de la dermatitis de contacto, solo con evitar el producto que causó la irritación será suficiente.

Por el otro lado, sí nuestro amigo peludo no para de rascarse, presenta alopecia en distintas zonas, tiene su piel inflamada, presenta pústulas, o distintas protuberancias o masas, debes llevarlo de forma inmediata a algún veterinario. Si la piel de nuestro can no se trata de forma veloz, el cuadro empeorará mucho más y su piel se engrosará mucho y a su vez se oscurecerá.

Diagnóstico de enfermedades cutáneas en perros

Al momento de visualizar algún tipo de afección, infección o enfermedad en nuestra piel, nuestro veterinario elegido con la ayuda de un auxiliar técnico veterinario, puede aplicar distintas pruebas para diagnosticar de forma exacta que es lo que tiene nuestro can; estas pruebas pueden ser la famosa lámpara de Wood, la cual detecta muy fácilmente la presencia de algún hongo; los raspados, los cuales permiten visualizar bajo un microscopio la piel o el pelaje de nuestro can, de esta forma se pueden detectar la presencia de ácaros, parásitos, distintos cultivo o biopsias en la piel del perro.

En el caso de las alergias o dermatitis, pueden llegar a aplicar pruebas cutáneas. Sí nuestro veterinario tiene la sospecha de alguna enfermedad sistémicas se nos puede pedir que le hagamos una prueba de sangre a nuestra mascota. Es extremadamente importante realizar el diagnóstico más exacto posible, para así recetar el mejor tratamiento que se pueda.

Tratamientos

En cuanto a los tratamientos para estas enfermedades, existe una variedad enorme, esto debido a que como hemos podido observar, existe una variedad enorme de causas y de enfermedades, sin contar las variaciones de estas mismas afecciones. Estos tratamientos pueden basarse principalmente en la eliminación del parásito y prevenir su aparición futura en el caso de haberlo. También es bastante regular una desinfección de la piel de nuestro can, en donde tendremos que limpiar a nuestra mascota que distintas medicinas tópicas, champús, o incluso se le tendrá que administrar antibióticos si son infecciones bacterianas.

De forma habitual se suele recetar corticoides o productos que causan efectos similares para reducir notoriamente el prurito y la inflamación, suele recetarse en casos de eccema. En el caso de los problemas hormonales requieren una gran medicación y sobre todo un constante seguimiento de tu veterinario. Además de todo esto, sí la conducta influye directamente en la enfermedad debemos mejorar las condiciones de vida de nuestra mascota, a realizar esto nos puede ayudar un etólogo, o algún educador canino.

Por último, muchas veces se suele aplicar inmunoterapia, y en el caso de abscesos o neoplasias puede llegar a suponer una operación quirúrgica.

Sí deseas aumentar tus conocimientos acerca de perros y distintos tipos de animales, no dudes en seguir leyendo estos artículos que seguramente te interesarán:

Gripe en Perros

Pastor Holandés

Águila Real Características


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.