Enlace Iónico: ¿Qué es?, Características, Ejemplos y Más

Un enlace iónico es conjunción que se da entre elementos químicos, de átomos metálicos y no metálicos cuyo efecto crea una molécula que va a estar cargada con energía electromagnética, pero no se trata de un proceso que sea sencillo, por lo que le invitamos a enterarse de qué es en este artículo.Enlace Iónico

¿Qué es Enlace Iónico?

Se concibe a un enlace iónico, también llamado enlace electrovalente, como ya hemos adelantado antes,  a uno de las formas de conjunción química, que se produce, por lo general, entre átomos metálicos y no metálicos, que se fusionan por causa de una transmisión constante de electrones, dando como resultado la existencia de una molécula cargada con Fuerza Electromagnética, que recibe el nombre de ion.

La transmisión electrónica en un enlace iónico se produce siempre desde un átomo metálico hacia uno no metálico, o para decirlo mejor, desde los que se encuentran más cargados electronegativamente hacia los que están menos cargados. La razón de ello es que la unión tiene lugar por la fuerza de atracción que ocurre entre partículas de distinto signo, cuya diferenciación en el coeficiente de electronegatividad sea superior o igual a 1,7 en la escala de Pauling.

Es bueno dejar claro que, aunque un enlace iónico es diferenciado del covalente resultante, que es un uso compartido de parejas electrónicas situadas en el campo externo de los dos átomos, en verdad no existe un enlace iónico puro, sino que se utiliza un estándar que en realidad se trata de una exageración del enlace covalente, que resulta práctico para poder explicar el comportamiento y efectuar el análisis atómico en estos casos.

Por ello se debe advertir que siempre hay lugar para un margen de covalencia en estas conjunciones. No obstante, al contrario de Enlace Covalente Polar que forma por lo general moléculas polares, los iones no tienen un polo positivo y otro negativo, sino que ellos se encuentran potenciados por un solo tipo de carga.

En razón de ello, nos encontraremos frente a un catión, en el caso de que tengamos únicamente una carga de signo positivo y estaremos frente a un anión, en el supuesto de que la carga sea de signo únicamente negativo.

¿Cómo se forma un Enlace Iónico?

Sucede cuando un átomo cede uno o más electrones y se convierte en un ión cargado positivamente o catión. Algo que hay que tener en cuenta es que la capacidad de ceder electrones es característica de los metales.

Ahora bien, cuando otro átomo adquiere uno o más electrones se convierte en un ión cargado negativamente o anión. Esta cualidad de adquirir electrones la poseen los elementos no metálicos.

En el momento en que los iones con cargas opuestas se unen, se crea una atracción electrostática y es cuando se forma el enlace iónico.

Características de los Enlaces Iónicos

Las características generales de este tipo de enlace son las siguientes:

  • Se trata de un enlace de carácter fuerte. A partir de la clase de los iones de que se trate, la fuerza de esta conjunción atómica puede ser muy aguda, por lo que la disposición de estos compuestos tiene la tendencia a construir redes cristalinas que son muy duras.
  • Suele producir elementos sólidos. A temperaturas y condiciones de presión normales, normalmente dan origen a elementos compuestos que poseen una estructura molecular cúbica y rígida, cristalina, creando lo que se conoce con el nombre de sales. Igualmente hay líquidos iónicos, llamadas sales derretidas, que no son tan sencillos de encontrar pero resultan muy versátiles por sus usos.
  • Tienen un alto grado de fusión. El punto de fusión, que se encuentra entre 300 °C y 1000 °C y el de ebullición de estos compuestos normalmente es muy superior a la media normal, debido a que se necesita de grandes porciones de energía para quebrar la atracción eléctrica que existe entre los átomos.

Formula quimica de Enlace Iónico

  • Solubles en agua. La mayoría de las sales que se obtienen por este procedimiento suelen diluirse en presencia de agua y otras soluciones acuosas que posean un dipolo eléctrico, esto es, que tenga polo negativo y positivo.
  • Conducción eléctrica. Las sales en estado sólido no constituyen un material conductor de electricidad, debido a que sus iones están ubicados en situaciones inamovibles en una red eléctrica. Por el contrario, una vez que la sal es disuelta en un medio acuoso, se vuelven eficaces conductores de electricidad, debido a que en ese estado poseen partículas móviles con carga que son los iones.
  • Los enlaces iónicos pueden ocurrir solo entre metales que se encuentran en los grupos I y II de la Tabla Periódica, y los no metales de los grupos VI y VII de la misma.

Propiedades de un Enlace Iónico

Ya hemos adelantado varias de ellas en secciones anteriores de este artículo, pero para sistematizar los conocimientos, vamos a listas sus propiedades y son las siguientes:

  • Son propensos a crear redes cristalinas de tipo quebradizo: su lo observáramos a una escala atómica, un cristal iónico posee una organización regular de tres dimensiones, conformada por el catión y el anión que se entreveran.
  • Son eléctricamente neutros mientras se encuentran en estado sólido, por lo que no son materiales conductores.
  • Poseen puntos de ebullición y fusión muy altos: ello se debe a que la fuerza de atracción que existe entre los iones es mayor, por lo que se necesita de más energía para escindirlas.
  • Se tornan en sólidos cuando se encuentran a la temperatura del ambiente, por causa de los altos puntos de ebullición y de fusión.
  • Cuando son disueltas en un medio acuoso son excelentes conductores de electricidad, al contrario de lo que ocurre cuando se encuentran en estado sólido.

Ejemplos de iones

En esta sección del artículo les mostraremos algunos ejemplos de iones que pueden obtenerse por medio de este proceso del enlace iónico:

Fluoruros (F-). Son sales catódicas que se derivan del ácido fluorhídrico (HF), y que se utilizan en la elaboración de pastas de dientes y en otros productos de uso odontológico.

Sulfatos (SO42-). Sales o ésteres producidas a partir del ácido sulfúrico (H2SO4), que al unirse a un metal posee una cantidad de usos prácticos muy disímiles, que van desde agregados para la preparación de materiales de construcción, hasta insumos para radiografías de contraste.

Nitratos (NO3-). Sales o ésteres que se obtienen a partir del ácido nítrico (HNO3), y que se utilizan en la fabricación de la pólvora, al mezclarlos con potasio, y en múltiples fórmulas químicas que se emplean como abonos o fertilizantes.

Mercurio II (Hg+2). En este caso, nos estamos refiriendo a un catión que se obtiene a partir del mercurio, que recibe igualmente el nombre de catión mercúrico y que sólo logra tener estabilidad en un medio que posea un pH ácido.

Permanganatos (MnO4-). Las sales que resultan del ácido permangánico (HMnO4), tienen un agudo color púrpura y un formidable poder oxidante, que puede ser utilizado en la síntesis de la sacarina, para el tratamiento de aguas residuales, así como en la elaboración de desinfectantes.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.