Los gatos han acompañado a los humanos por miles de años, siendo en la actualidad una de las mascotas más populares. Usualmente los animales domésticos transmiten algunas enfermedades de forma accidental, y los gatos no son la excepción a dicha regla. Para ello te invitamos a conocer en este artículo cuales son las más frecuentes Enfermedades que Transmiten los Gatos no solo a los humanos sino a otras especies animales.

Enfermedades que transmiten los gatos

Enfermedades que Transmiten los Gatos y sus Síntomas

Así como ocurre con otras especies animales, entre las que se incluye la humana, los gatos pueden contagiar variadas enfermedades, tanto a los mismos humanos como a otros animales con los que conviven en casa. Conocer dichas patologías y saber identificar sus síntomas es trascendental para poder actuar de forma rápida y saber cuándo debe buscarse el consejo veterinario.

A los gatos se les considera como una excelente compañía, por lo que se les debe dar un conveniente cuidado, ya que cuando no se atienden como se debe, pueden ser portadores de ciertos parásitos, hongos, bacterias y virus, que pueden transmitir enfermedades a los humanos cuando estos llegan a contactarse con sus excrementos, saliva, orina, pelaje o arañazos. Por lo que para impedir patologías y conservar la salud de su mascota, es de importancia que el veterinario lo evalúe, vacune y desparasite al menos una vez cada año.

Para impedir los inconvenientes de salud más frecuentes que puedan ser provocados por los mininos, se deben practicar ciertas estrategias como responsabilizarse de cuidarlo bien, brindándole un espacio plácido, agua limpia y comida seca, ya que éste es el alimento más apropiado y completo, que contribuye a mantener al felino exento de enfermedades, reduciendo así el riesgo de que tú y tu familia sean contagiados con alguna enfermedad.

En los siguientes párrafos te mostraremos una serie de enfermedades que son transmitidas por los gatos y detallaremos sus síntomas. Las que son particularmente graves requieren de ser tratadas en lo inmediato. Al proseguir esta lectura podrás conocer cuáles son y las acciones que debes tomar si reconoces alguno de sus síntomas.

Enfermedades que Transmiten a los Humanos

Existen una serie de enfermedades que los gatos pueden transmitir a los seres humanos, particularmente si no se lleva un control veterinario que incluya un calendario de vacunación y la desparasitación del felino. Como parte de ese cuadro de patologías encontramos a las siguientes:

Enfermedades que transmiten los gatos

Toxocariasis

La toxocariasis es una enfermedad que produce un parásito que aqueja al gato, el Toxocara cati, una lombriz que tiende a alojarse en el intestino humano. Al ser el humano afectado por esta lombriz, a dicha enfermedad se le denomina como larva migrans visceral.

El contagio tiene lugar por la ingesta de excrementos infectados por los huevos de la lombriz. Esto suele suceder por una limpieza inapropiada de la caja de arena del gato e inclusive al manipular la tierra en la cual evacua la mascota, por lo que perjudica particularmente a los niños. Es una patología peligrosa, ya que la lombriz tiene la capacidad de migrar a distintos órganos del cuerpo, provocando ceguera cuando logra instalarse en el ojo. Sus síntomas suelen ser:

  • Inflamación del hígado
  • Fiebre
  • Hinchazón de los ganglios linfáticos
  • Tos

Campilobacteriosis

Es una patología de naturaleza infecciosa que es producida por la bacteria Campylobacter jejuni, la cual es contagiadas a los humanos por distintos animales, entre los que se encuentra el gato, cuando éste se transforma en portador de la bacteria. Algunos de los síntomas que la caracterizan son:

  • Dolor en el abdomen
  • Diarrea
  • Fiebre elevada
  • Contracciones musculares
  • Náuseas

Enfermedades que transmiten los gatos

Toxoplasmosis

Bastante es lo que se ha dicho acerca de la toxoplasmosis como una patología que los mininos transmiten a las mujeres en estado de gestación. Se ha comprobado que el gato no es el único foco de infección, ya que esta enfermedad igualmente se puede adquirir al ingerir carne cruda (la cual aparentemente es la principal causa en la mayor parte de los casos), asimismo es posible que el felino la contagie al manipularse sus heces sin protección y la persona no se asea las manos luego de la limpieza de la caja de arena.

La enfermedad la provoca el parásito Toxoplasma gondii, el cual está presente en todo el orbe, y cuya presencia en gatos y seres humanos usualmente no manifiesta síntomas, empero cuando éstos son evidentes es posible observar:

  • Fiebre
  • Fatiga injustificada
  • Hinchazón de los ganglios
  • Dolor en los músculos
  • Erupción en la piel

Las mujeres en estado de gestación que han sido contagiadas corren el riesgo de padecer un aborto, entretanto que la presencia del parásito puede provocar ceguera y malformaciones en el feto. Se sugiere acudir al veterinario para efectuar las pruebas correspondientes para corroborar la presencia o no de dicho parásito.

Infecciones

Las mordidas y los arañazos de los felinos pueden producir infecciones si la herida se mantiene abierta y sin ser atendida, ya que queda expuesta al ingreso de bacterias. De ello ocurrir suelen aparecer los siguientes síntomas:

  • Inflamación de la zona
  • Enrojecimiento
  • Dolor

Enfermedades que transmiten los gatos

Ante una mordida o arañazo, se ha de lavar el área de forma inmediata y estar atentos a su evolución. De aumentar  o no ceder la hinchazón, se ha de procurar que le administren antibióticos.

Giardiasis

La giardiasis es una infección provocada por el parásito Giardia intestinalis, el cual es transmitido de gatos a humanos al entrar en contacto con su excremento infectado, a su vez, el felino puede adquirir el parásito al ingerir agua o alimentos contaminados. Pese a que la presencia del parásito puede no manifestar síntomas, igualmente es posible que la persona contagiada muestre:

  • Diarrea fétida
  • Náuseas
  • Cansancio
  • Dolor en el abdomen

Alergia

Ciertas personas tienden a desarrollar alergias ante la presencia de los felinos. Ello es debido a que los mininos producen una proteína llamada glucoproteína, ante la cual numerosas personas son susceptibles. Algunos de los síntomas que en ellas se suele apreciar son:

Enfermedades que transmiten los gatos

  • Flema
  • Estornudos
  • Inflamación de los ojos
  • Tos

Pese a que no es una patología “contagiada” por los felinos, sí son ellos los que la desencadenan.

Enfermedad de Lyme

A pesar de que la enfermedad de Lyme es producida por la picada de garrapata, en ciertas situaciones puede ocurrir el contagio entre felinos y humanos. La garrapata que suele transmitir la enfermedad de Lyme porta cierta bacteria que pertenece al género Borrelia, la cual es la responsable de esta patología. Entre los síntomas que la evidencian están:

  • Erupción de la piel
  • Fiebre
  • Temblores
  • Cansancio
  • Jaqueca

Los citados son los síntomas que suelen mostrarse en la etapa inicial de la enfermedad. No obstante, su desarrollo prosigue en el cuerpo del ser humano por meses o años, tras los cual empiezan a surgir trastornos cardíacos, meningitis, parálisis en el rostro, alucinaciones, artritis, y demás, ya que es una patología crónica.

Esporotricosis

La esporotricosis puede contagiarse a través de la mordedura o arañazo de un gato infectado con el hongo que produce dicha enfermedad, el Sporothrix schenckii. Su tratamiento puede efectuarse con el empleo de antifúngicos como Tioconazol, bajo vigilancia médica. Al tener el animal dicha enfermedad es usual que aparezcan heridas que no cicatricen y cuanto mayor avance tenga la enfermedad más heridas pueden aparecer.

Este hongo puede transmitirse entre felinos cuando se enfrentan en pelea, al arañarse o mordisquearse, y la única manera de controlar esta patología es con la utilización de medicinas prescritas por el especialista. Para que las personas estén protegidas deben mantenerse alejadas de los animales heridos y si su gato es uno de ellos, debe manipularlo usando guantes de goma gruesos. Adicionalmente debe poner en práctica el tratamiento recetado por el experto para poner a salvo al animal. Si una persona ha sido arañada o mordida debe solicitar tratamiento médico.

Anquilostomiasis

La anquilostomiasis es una infección a nivel intestinal que se manifiesta ante la presencia del parásito Ancylostoma duodenale o por el Necator americanus. Se transmite de los felinos a los seres humanos cuando se entra en contacto con los excrementos infestados y a su ingreso a través de la piel. Sus síntomas suelen ser:

  • Diarrea
  • Cansancio
  • Falta de apetito
  • Anemia
  • Sangrados del hígado
  • Dolor en el abdomen
  • Faringitis

Cuando hacemos referencia a todo este cuadro de enfermedades, es necesario tener presente que únicamente un gato al que no se le proporcione la conveniente atención veterinaria puede ser capaz de transmitirlas. A lo que hay que agregar que, los niños de menos de 5 años de edad y las personas que padecen otras patologías (en particular aquellas dolencias que puede comprometer su sistema inmune) se encuentran más predispuestos a contraerlas.

Enfermedades que Transmiten a los Perros

Pese a que los gatos y los perros son parte de especies animales distintas, hay ciertas patologías que comparten y que pueden contagiarse los unos a los otros. A continuación, te señalamos las más comunes. Los parásitos internos y externos, responsables de numerosas enfermedades, son los que, con mayor frecuencia, suelen contagiarle los felinos a los perros. Entre los parásitos externos podemos citar a ciertas variedades de pulgas que, pese a que prefieren parasitar a perros o mininos, ellas igualmente pueden brincar a un animal de otra especie que conviva en casa.

Sumado a lo anterior, debemos nombrar entre los parásitos internos a las lombrices y bacterias, como los nematodos, los anquilostomas y los tricocéfalos, que son transmitidos por medio de las heces, por lo que el contagio se produce entre canes y felinos que comparten los mismos lugares. Esto sucede primordialmente porque los perros habitúan a consumir las heces de otros animales, por lo que, si el minino se haya infectado de alguno de dichos parásitos, el contagio resulte obvio.

Por otro lado, igualmente existe la posibilidad de que los perros se infecten de toxoplasmosis, rabia (por medio de heridas abiertas o mordidas de gatos) y ciertos tipos de sarna.

Enfermedades que Transmiten los Gatos Callejeros

Los gatos callejeros se encuentran expuestos a contagiarse de una multiplicidad de enfermedades, ya que están indefensos ante toda clase de bacterias, virus y parásitos y no se les proporciona la atención veterinaria que requieren. Las siguientes son algunas de las patologías que pueden contagiar.

Rabia

La rabia es provocada por el virus Rabdovirus y puede ser letal para los felinos. Una mordida de un gato con rabia puede contagiar a los humanos y a los canes, ya que la herida posibilita que el virus ingrese a la sangre. Esta infección la transmiten los gatos a los cuales no se les ha vacunado. Entre los signos de ella se encuentran:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Cansancio
  • Confusión
  • Contracciones musculares
  • Agresividad
  • Alucinaciones

De no atenderse esta enfermedad a tiempo puede ocasionar la muerte de la persona.

Tiña

La tiña es una infección a nivel cutáneo producida por parásitos llamados dermatofitos. Son transmitidos por medio del contacto con animales ya contagiados o con objetos y sitios que suela frecuentar dicho animal, pues el hongo puede sobrevivir en esos lugares. Se manifiesta a través de los siguientes síntomas:

  • Piel con escamas
  • Enrojecimiento
  • Hinchazón
  • Calvicie en el área aquejada

Enfermedad del Arañazo del Gato

¿Sabías que hay enfermedades que pueden ser transmitidas por medio de los arañazos de los gatos? Una de las cuales justamente se denomina así, enfermedad del arañazo, la cual es provocada al estar el felino infectado con la bacteria Bartonella henselae. Esta patología se manifiesta por medio de los siguientes síntomas:

  • Inflamación en el área afectada
  • Hinchazón de los ganglios linfáticos
  • Enrojecimiento cutáneo
  • Fiebre
  • Debilidad
  • Jaqueca

Sarna

La sarna es una patología a nivel cutáneo que es provocada por diversos ectoparásitos, diferentes subespecies de ácaros que aquejan a los gatos y a otras especies. Puesto que la enfermedad es producida por distintos ácaros, algunos se pueden transmitir del felino a otras especies, entretanto que otras clases de sarna no. Las clases de sarna que sí pueden ser transmitidas son:

  • Sarna otodéctica: afecta las orejas del gato y puede ser contagiada a los perros.
  • Sarna demodécica: afecta todo el organismo y suele afectar a canes y felinos, por lo que puede contagiarse de una especie a otra en ciertas ocasiones.
  • Queiletielosis: igualmente denominada caspa ambulante, es una clase de sarna en la que es posible ver a los ácaros desplazándose a través del pelaje, de lo cual deriva su nombre. Los felinos pueden transmitirla al perro y el ser humano.

Adicional a estas enfermedades, los gatos callejeros igualmente pueden contagiar parásitos y toxoplasmosis. No obstante, aunque las enfermedades citadas son frecuentes en gatos callejeros, un gato de casa al que no se le proporciona la atención veterinaria suficiente y sale de casa frecuentemente también puede ser contagiado con ellas.

Prevención

Cualquier gato al que no se le brinde atención veterinaria puede ser portador de estas patologías, pudiendo padecer los efectos de ellas, por lo que te sugerimos acoger los siguientes consejos:

  • Permite que tu gato sea vacunado contra las más frecuentes enfermedades y sigue las sugerencias de tu veterinario acerca del calendario de refuerzos.
  • Realiza a tu felino exámenes médicos generales par de veces al año.
  • Inspecciona el pelaje del minino en busca de pulgas, garrapatas u otras señales inusuales para combatir las potenciales enfermedades a tiempo.
  • Impide que tu minino entre en contacto con animales de la calle.
  • Asea tus manos con agua y jabón después de manipular a tu mascota y tras limpiar su caja de arena y su cama.
  • Impide que los niños pequeños entren en contacto con las heces del gato o aseen la caja de arena.
  • No des de tu alimento al gato ni le des besos en su boca.
  • Mantén aseados los espacios en los cuales tu gato duerme y juguetea.

Observe con atención a los niños a la hora de relacionarse con los gatos. Los niños pequeños están más predispuestos a contraer las infecciones que pudiese transmitir la mascota familiar ya que gatean por el piso, besan al gato, comparten sus alimentos con él o le meten los dedos en su boca para después llevarlos a su propia boca. Igualmente, si sus hijos van a otra casa donde hay gatos, asegúrese de que comprenden lo importancia de lavarse las manos.

Para garantizar la salud de su gato y la seguridad de su familia, procure controlar los problemas asociados con las pulgas y las garrapatas. Estas alimañas usualmente son portadoras de patologías de muy fácil transmisión a la población infantil. Hay medicinas que se le pueden suministrar al animal por vía oral para controlar las pulgas y las garrapatas; trate de no utilizar el collar anti-pulgas si cuenta con niños pequeños ya que los niños pueden tocarlos y enfermar al aspirar las sustancias químicas contenidas en ellos.

Inspeccione de forma regular a su gato para verificar la presencia de pulgas o garrapatas y ponga atención igualmente en las mordidas y los arañazos, que pueden hacer que su gato sea más vulnerable a las infecciones. Cuando lo lleve fuera de casa, póngale a su gato una correa y aléjelo de aquellos animales que al parecer se encuentren enfermos o no estén convenientemente vacunados.

Otros artículos que igualmente te recomendamos son:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here