Enfermedades de Los Pájaros: Síntomas, tipos y más

A lo largo de la historia se han estudiado distintas enfermedades que tienen su origen en distintas aves y al ser domésticas, pueden repercutir en los seres humanos. Esta extensa lista de enfermedades o infecciones pueden llegar a ser bacterianas, virales, fúngicas, entre otras formas, las cuales pueden llegar a contagiar a los humanos. Sí deseas aprender más acerca de las Enfermedades de los Pájaros y los peligros que corren los humanos con las aves domésticas, no dudes en seguir leyendo este artículo.

enfermedades de los pajaros

Enfermedades de los Pájaros

Específicamente en los Estados Unidos, una de las mascotas más populares que hay son las aves, estas están en el cuarto puesto, después de por supuesto los perros, los gatos y de tercero, los peces. Esta misma popularidad tan grande, hace que una población muy grande de personas se encuentren expuestos a un peligro constante de contraer alguna de estas enfermedades, que como mencionamos anteriormente pueden ser fúngicas, virales, bacterianas, protozoarias, e incluso también zoonosis parasitarias.

Todo este artículo se enfoca exclusivamente en las enfermedades o infecciones que están estrechamente relacionadas a los pájaros domésticos y que pueden repercutir perjudicialmente en sus dueños o en los seres humanos en general. Y estas mismas enfermedades no son contagiosas sistemáticamente en los seres humanos.

No es necesario renunciar a los pájaros como mascotas

A pesar de la gran lista de enfermedades que nosotros, los seres humanos podemos contraer de estas hermosas aves, no debemos desalentarnos y que esto sea un impedimento para adquirir un pájaro como mascota. La capacidad de los microorganismos de estas enfermedades de hacer que un ser humano se infecte, varía mucho según el grado de virulencia específico del que se esté hablando, también depende de la cantidad de exposición que tenga esta persona y la vía por la cual se haya infectado.

Específicamente para el dueño del ave, la principal medida de prevención siempre será la higiene más completa posible, lavarse las manos, el saneamiento y acudir al veterinario de forma constante. Una gran parte de estas infecciones o enfermedades son transmitidas por la ingesta de alimentos o bebidas que contienen partículas microscópicas de los desechos biológicos de estas aves, o también por respirar polvo contaminado.

Por todas estas razones, debes seguir distintos pasos o cuidados para reducir al máximo posible la cantidad de exposición, que como dueño, tienes a estas perjudiciales enfermedades. Muchos biólogos y veterinarios aconsejan mucho la utilización de una mascarilla al momento de limpiar la jaula. Debes contemplar que siempre será mucho mejor adoptar a tu ave en algún centro especializado o criadero, pues, en estos lugares los riesgos de infección disminuyen mucho.

enfermedades de los pajaros

Todas estas medidas o consejos son extremadamente útiles y casi obligatorios para todas aquellas personas que son más propensas a contraer estas enfermedades, como lo pueden ser las personas más ancianas, los niños, personas con enfermedades crónicas o que presenten problemas en su sistema inmunológico.

Enfermedades asociadas a las aves

En el caso de los seres humanos, la gran mayoría de enfermedades que se originan en las aves acostumbran ser asintomáticas o autolimitadas, pero también se debe tener en cuenta sí el dueño está presentando algunos síntomas constantes, o síntomas poco habituales que indiquen que pueda tener una infección; a su vez, debe contemplarse si el ave ha muerto o se ha enfermado en los últimos días o semanas. En toda la gran lista de enfermedades relacionadas a las aves domésticas podemos encontrarnos:

Psitacosis

La transmisión de esta infección llamada C. psittaci o Psitacosis, es debida exclusivamente a la respiración de distintas partículas aerosolizadas de excrementos, plumas, secreciones nasales, o incluso tejidos. Desafortunadamente también se puede contagiar entre los mismos seres humanos; una neumonía atípica es la manifestación más común de la psitacosis en las personas.

Podemos encontrar que los síntomas se empiezan a presentar entre los primeros siete o catorce días después de la exposición con la bacteria, la personas en cuestión empezará a padecer fiebre, escalofríos, le molestará la luz, dolores de cabeza muy intensos, y también una constante y molesta tos. Es bien sabido que entre el 10 y el 70 % de los afectados por esta enfermedad, llegan a presentar hepatoesplenomegalia, la cual es una condición donde se presenta un recrecimiento del bazo y del hígado, esto debido a que el hígado no puede procesar de la forma correcta el glucocerebrósido.

Otras manifestaciones de la psitacosis pero muy poco frecuentes son: La miocarditis, endocarditis con un cultivo bacteriano negativo, la pericarditis, tromboflebitis, e incluso distintas alteraciones mentales. Al momento en que se combina la neumonitis y esta hepatoesplenomegalia se sospecha, y casi se descarta cualquier otra enfermedad que no sea la Psitacosis.

enfermedades de los pajaros

Influenza

Cualquiera de los subtipos de los virus de la influenza A pueden contagiarse en las aves, a diferencia de la influenza de tipo B. A pesar de esto, existen muchas diferencias genéticas de gran importancia en todos los subtipos de la influenza de tipo A que acostumbran a afectar a humanos y aves por igual. El virus de la gripe aviar como lo son el H5N1, el H9N2, H7N7, entre otros, son una zoonosis, lo cual nos indica claramente que afecta a los humanos y a las aves.

A pesar de que esos sean sus nombres oficiales, coloquialmente se le llama gripe aviar o influenza aviaria; esta enfermedad y sus variaciones emergió aproximadamente en el año de 1997 y se vio extremadamente asociada con las aves de corral. En el caso del H5N1, que es altamente virulento, ha asesinado a millones y millones de aves alrededor de todo el mundo, y a su vez, ha infectado a varios cientos de personas sin importar la región del mundo, cabe destacar que la mitad de los seres humanos infectados desafortunadamente ha muerto.

Diversas variaciones de esta gripe aviar que pueden afectar gravemente a los seres humanos, han sido totalmente aislados de distintas especies de aves que suelen verse únicamente en cautiverio, entre estas podemos encontrar al canario, las aves de corral, las cotorras, y también distintas aves acuáticas y migratorias. Según muchos estudios y distintos científicos, es bien sabido que las aves domésticas no han estado completamente implicadas en la transmisión de esta gripe, pero, sin embargo, son amenazas potenciales si estas han tenido cualquier tipo de contacto con otras aves que si puedan estar infectadas.

La forma de contagio entre las aves y los humanos suele ser por respirar gotículas o cualquier tipo de fluido proveniente de algún ave infectada; también, en menor frecuencia la transmisión puede originarse de fuentes ambientales contaminadas. Según distintos Centros de Control y Prevención de Enfermedades, o CDC, alrededor de todos los Estados Unidos, se han podido evidenciar la presencia del H5N1 en varios grupos familiares, sin embargo, el contagio de humano a humano es muy poco común, muy limitado y también inconstante.

Los síntomas de esta peligrosa gripe aviar pueden llegar a estar completamente ausentes, o pueden responder a una infección en todo el sistema respiratorio, empieza a disminuir notoriamente la cantidad de huevos puestos, enfermedad constante, y por último la muerte. En el caso de los seres humanos, debes sospechar de la presencia de gripe aviar en cualquier persona que presente síntomas de gripe que también haya estado en contacto con aves recientemente, específicamente aves de corral o cualquier pájaro silvestre infectado; también sí ha acudido a regiones endémicas o tenido algún tipo de contacto con personas infectadas o que sospechan de haber contraído gripe aviar.

enfermedades de los pajaros

La OMS, u Organización Mundial de la Salud, usando su Oficina de Alerta de Epidemias y Pandemias, posee información acerca de distintas regiones del mundo donde la influenza aviar tiene un carácter endémico, o en todo caso que puede llegar a aparecer por brotes.

Todos los síntomas o los signos de la influenza aviar en los seres humanos son: infección de todo el tracto respiratorio superior, fiebre muy alta, tos constante y problemas gastrointestinales. Los subtipos altamente virulentos como lo pueden ser el H5N1, pueden producir una enfermedad que evoluciona a pasos agigantados hasta finalmente llegar a la muerte. Por el otro lado, podemos destacar otros subtipos menos virulentos como lo son el H9N2, el cual causa síntomas mucho más leves en comparación al anterior mencionado.

Histoplasmosis

Este hongo llamado Histoplasma capsulatum, causa una enfermedad la cual se basa en colonizar todo el tracto gastrointestinal de los pájaros, y a su vez, también contamina el suelo a través de los excremento de las aves, y también de los murciélagos. Entre las zonas más endémicas de todo el mundo podemos destacar todos los valles de Ohio y los alrededores del río Mississippi. Cabe mencionar que las cotorras y los canarios no son para nada susceptibles a sufrir sintomáticamente de este hongo, a diferencia de las palomas, que muchas veces son tratadas como mascotas para los más aficionados a las aves, las cuales pueden infectarse si entran en contacto con el hongo.

En el caso de los seres humanos, lo más regular es el contagio por respirar las toxinas del suelo que se encuentra completamente contaminado por este hongo. Hasta el día de hoy nunca se ha visto algún caso de contagio de humano a humano. En los humanos la gravedad de esta enfermedad depende enteramente del tamaño que sea el inóculo, y a su vez, de la inmunidad que tenga la persona contagiada. Según mucho estudios, más del 90 % de todos los casos en humanos, la infección primaria presenta síntomas extremadamente leves y tiende a pasar completamente desapercibida

La incubación de esta infección suele tardar aproximadamente entre 7 y 21 días; una vez que esta aparece, los síntomas pueden ser: escalofríos, tos muy seca, dolores de cabeza, fiebre alta, e incluso adenopatía con un dolor en la zona torácica. En el caso de la enfermedad diseminada es mucho más común en personas que poseen enfermedades crónicas o con dificultades en sistema inmunológico, los síntomas suelen ser pérdida de peso, fiebre, pancitopenia, e incluso hepatoesplenomegalia como en el caso de la influenza aviar.

enfermedades de los pajaros

Enfermedad de Newcastle

La enfermedad de Newcastle, o neumoencefalitis aviar, es un virus el cual es llamado, paramixovirus 1, este mismo puede llegar a infectar a distintos animales como lo son las aves y los reptiles, pero desafortunadamente también puede infectar gravemente a los seres humanos. Esta enfermedad tiende a ser mucho más común en las aves salvajes, sin embargo, específicamente los loros son extremadamente susceptibles a este virus, además de esto, los loros suelen ser reservorios naturales que pueden seguir alojando y propagando el virus hasta 12 meses después de que los síntomas se han ido.

Los loros que son traídos a los Estados Unidos de forma ilegal desde el Amazonas, conforman la fuente de infección más grande de todas para todos los ciudadanos de este país. Este virus se transmite mediantes las heces de cualquier ave que esté infectada, y también cualquier tipo de fluido o secreción de origen bucal, ocular o nasal, estas mismas secreciones pueden llegar a estar en la ropa, calzado o los enseres.

Muchas de las aves que se encuentran infectadas no presentan ningún tipo de síntoma; sin embargo, muchas otras tienden a presentar diarrea verde, anomalías respiratorias, temblor muscular, movimientos en círculo, parálisis o edema periorbitario y del cuello. Desgraciadamente la tasa de mortalidad en el caso de las aves es de 100 %. En el caso de los humanos la infección se manifiesta en principio con una conjuntivitis, en esta ocasión los escalofríos, el letargo y la fiebre son extremadamente raros.

Esto mismo se debe a que es en las aves de corral donde prevalece este virus, y los cuidadores de estas son los más expuestos al contagio. Sin embargo, la recuperación en el caso de los seres humanos tiende a ser extremadamente rápida. Se debe tener muy en cuenta que cualquier persona que está infectada de la enfermedad de Newcastle o neumoencefalitis aviar, debe evitar a toda costa cualquier tipo de contacto con alguna ave.

Fiebre Q

Esta grave enfermedad es causada por una bacteria llamada Coxiella burneii, la cual es un bacilo pleomórfico gram negativo. Todas las garrapatas y varios vertebrados como lo pueden ser las ovejas, cabras y con menor regularidad, las aves; son reservorios naturales de esta bacteria. En el caso específico de los seres humanos, el contagio se origina mediante el contacto directo con animales infectados, o al momento de respirar polvo contaminado con tejido placentario o excretas infectadas. Mientras que los pájaros pueden contraer esta infección a través de medios experimentales o naturales.

En los seres humanos los síntomas son: dolores de cabeza muy intensos, neumonía, fotofobia y fiebre alta. En los casos más graves puede llegar a manifestarse una meningitis, trombosis, e incluso una hepatitis. Es importante destacar que si la infección se adquiere durante el embarazo puede ocasionar consecuencias graves como lo pueden ser la prematurez, mortinatalidad, y también el aborto.

Fiebre del Nilo Occidental

En donde más abunda este virus suele ser en distintas aves silvestres, como lo pueden ser los cuervos o las aves rapaces, sin embargo, también puede estar presente en las canoras mascotas. La principal vía de contagio de esta enfermedad de las aves a los humanos, es la picadura de un mosquito a un ave infectada y después a un ser humano. Es importante destacar que no se ha descubierto un contagio directo del ave al ser humano, y tampoco viceversa. Las aves que se encuentran infectadas pueden estar completamente asintomáticas, enfermas, o bien, renuentes a volar, a su vez estas mueren por la infección diseminada.

En el caso de los seres humanos, la etapa de incubación de esta enfermedad es de aproximadamente unos 3 o 14 días, luego de esta incubación comienza una fiebre súbita e intensa, náuseas, vómitos, malestar, linfadenopatías, dolor retroorbitario, y también erupción. La manifestación neurológica es presentada por ataxia, extrapiramidalismo, mielitis, alteración en los nervios que se encuentran en el cráneo, neuritis óptica, e incluso también convulsiones; sin embargo, todo esto es bastante inusual y frecuenta más que nada en personas de la tercera edad, o pacientes con problemas en su sistema inmunológico.

En menos del 1 % de todos los contagiados, la enfermedad se presenta mucho más grave, trayendo consigo síntomas como lo pueden ser meningitis asépticas, encefalitis, el síndrome de Guillain-Barre.

Alveolitis alérgica

La alveolitis alérgica posee una gran variedad de nombres entre los que podemos encontrar, neumonitis por hipersensibilidad, neumoconiosis provocada por la caspa de las cotorras australianas, enfermedad de los ornitólogos, pulmón de criador de palomas, o también, enfermedad pulmonar de la paloma; no es una simple zoonosis, el término ilustra la enfermedad o infección difusa del parénquima, la cual es provocada por la exposición constante alérgeno inhalado. A pesar de esto, debes tener sospechas en cualquier paciente que tenga algún tipo de síntoma pulmonar y que también haya tenido una exposición reciente a pájaros.

enfermedades de los pajaros

Las proteínas aviares son un gran disparador muy conocido. Esta alveolitis alérgica aguda no se diferencia médicamente de una simple infección respiratoria. Esta misma se caracteriza principalmente por la aparición de una tos muy intensa, sentimiento de presión torácica, fiebre, escalofríos, disnea, malestar, y por último mialgia. Todos estos síntomas acostumbran a mejorar enormemente luego de unas 24 o 48 horas si no hay algún tipo de exposición al antígeno, sin embargo, son repetidos cuando existe una exposición constante.

En el caso de esta enfermedad subaguda, manifiesta unos síntomas bastante similares, síntomas los cuales van empeorando de forma gradual con el pasar de los meses o semanas, y a su vez pueden llegar a ser indiscernibles de los signos de alguna enfermedad pulmonar intersticial. En la mayoría de pacientes de esta alveolitis crónica, se les diagnostica o se sospecha en principio de una neumonía tuberculosa o micótica, también se les diagnóstica regularmente fibrosis pulmonar idiopática.

Mientras que los afectados no tenga ningún tipo de contacto con este alérgeno, tendrán una evolución extremadamente favorable, de lo contrario, si esta exposición es constante, el paciente podría llegar a desarrollar una fibrosis pulmonar que será irreversible.

Enfermedades con síntomas gastrointestinales

En esta extensa lista de enfermedades, las cuales se asocian con todo tipo de aves domésticas, nos podemos encontrar con graves enfermedades que se caracterizan primordialmente por manifestarse con distintos problemas gastrointestinales, entre todas estas nos podemos encontrar las siguientes:

Salmonelosis

Las especies de la Salmonella que no son tifoideas, se adueñan de todo el tracto gastrointestinal de una gran variedad de animales, que entre estos se encuentran las aves. Es bien sabido que aproximadamente el 80 % de los huevos de gallina se encuentran contaminados por estas bacterias gram negativas.

La diseminación de esta enfermedad, la Salmonella no tifoidea, en el caso de los seres humanos es algo mucho más común proveniente de todas las aves de corral, productos de granjas, aves y reptiles mascotas, e incluso los pollos y los patos han llegado a contagiar esta horrible infección a los seres humanos. Las aves que se encuentran infectadas pueden llegar a ser asintomáticas y transmitir esta infección mientras se encuentran completamente sanas; por el otro lado también en las aves la infección puede llegar a crecer y convertirse en una enteritis, o bien en una enfermedad hepatoesplénica hemorrágica y llegar a la dolorosa muerte.

En los seres humanos, la gastroenteritis ocasionada por la salmonella no tifoidea, comienza aproximadamente unas 18 horas después de la digestión; esta se manifiesta ocasionando en el paciente fiebres, vómitos, náuseas intensas, e incluso una grave diarrea no sanguinolenta. Cabe destacar que la mayoría de las infecciones gastroentéricas se autolimitan, es decir, estas tienden a acabarse en aproximadamente unos cuatro o diez días.

En el caso de la infección más grave, o que avanza de forma sistémica, la cual requiere un tratamiento, es mucho más común en pacientes que presentan algún tipo de complicación o debilidad en su sistema inmunológico, en pacientes que presenten previamente hipoacidez gástrica, o que llega el momento donde se ha perdido toda la integridad de las mucosas gastrointestinales, a su vez también ocurre en niños menores de tres meses, y en pacientes con enfermedades crónicas gastrointestinales, o incluso una infección por VIH.

A pesar de todo esto, la infección causada por la salmonella no tifoidea puede resolverse sin demasiadas complicaciones. Esta también puede llegar a infectar lugares estructuralmente anormales como lo pueden llegar a ser fracturas previas, tejidos pulmonares anormales, artropatía degenerativa muy grave o también, litiasis. En seres humanos con riesgo aumentado, como lo pueden llegar a ser los ancianos, con dolor torácico, abdominal o de espalda, con gastroenteritis previa, se deberá de sospechar de una arteritis de los vasos grandes por la salmonella no tifoidea.

Campilobacteriosis

La campilobacteriosis se basa en una enfermedad que viene dada por una bacteria llamada Campylobacter jejuni, los mayores reservorios de esta bacteria tienden a ser regularmente los pájaros silvestres y también las aves de corral, sin embargo, esta bacteria puede llegar a estar en otros tipos de animales y también muchas otras mascotas. Los más expuestos y afectados a esta enfermedad son los loros, o psitaciformes, y también los gorriones y canarios que son paseriformes.

Este microorganismo se adueña de todo el intestino delgado y colon de los pájaros, y desafortunadamente puede llegar a infectar a los seres humanos al momento de tener algún con las heces o los esqueletos de estos pájaros infectados. Las aves que presentan campilobacteriosis pueden llegar a presentar distintos síntomas entre los cuales nos podemos encontrar la pérdida de apetito, la letargia, junto con esta pérdida de apetito también viene la pérdida de peso, diarrea amarilla, e incluso hepatitis; la gran mayoría de todas las aves infectadas tienden a morir a causa de todo esto.

En el caso de los seres humanos, la forma de contagio más común de todas es a través del consumo o la manipulación de los pollos infectados; a su vez también puede deberse al consumo de leche, u otros diferentes productos que se encuentren contaminados con las heces de animales portadores. A pesar de esto, según distintos estudios el 24 % de los casos ocurre de fuentes totalmente desconocidas.

De forma vulgar, la enfermedad que ocurre debido al Campylobacter jejuni provoca una afección gastrointestinal aguda, la cual es autolimitada y se caracteriza primordialmente por síntomas como diarrea, dolores intestinales y también fiebre. Esta misma diarrea acostumbra a ser bastante acuosa o incluso sanguinolenta, puede llegar a ocasionar unas ocho o diez evacuaciones al día en el punto más álgido de la enfermedad. En el caso de la fiebre suele durar aproximadamente hasta una semana.

Esta enfermedad en la gran mayoría de los casos suele curarse en no más de siete días, sin embargo, existe un número de pacientes que podrían llegar a tener una recaída donde presentarán una diarrea con unas cuantas semanas de duración. Según varios estudios, aproximadamente entre el 20 y 40 % de los casos de síndrome de Guillain-Barre se encuentran precedidos por esta enfermedad causada por la Campylobacter jejuni.

Giardiasis

Esta misma es una infección intestinal, la cual es originada por un protozoario de la especie Giardia, principalmente el Giardia lamblia; la cual afecta tanto a los seres humanos como a distintos mamíferos. El lugar donde transcurre este parásito es en el excremento de los pájaros, sin embargo, todavía no se tiene conocimiento del papel real que juegan las aves en cuanto a la transmisión a seres humanos. Regularmente la infección es contagiada por el consumo o el uso de agua que ha estado en alguna superficie que se encuentre contaminada, aunque también se ha comprobado que existe el contagio de humano a humano.

Las aves domésticas que se encuentran infectadas sufren síntomas de gastroenteritis y pueden ser tratados sin muchas complicaciones, sin embargo, es muy frecuente que estos pueden volverse a infectar. En regla general, la mayoría de las infecciones que ocurren de Giardiasis en los seres humanos son completamente asintomáticas, sin embargo, aproximadamente el 50 % de los afectados por este protozoario pueden llegar a presentar dolores abdominales, flatulencias, diarrea intensa, náuseas, eructos, y también vómitos, todo esto entre los tres primeros días o tres primeras semanas luego de que el parásito ha entrado en tu organismo.

Un dato clínico bastante importante puede llegar a ser la intolerancia a la lactosa al comienzo de esta infección. Todos estos síntomas pueden llegar a resolverse en aproximadamente una semana; en el caso de la infección prolongada suele ocurrir solo en el 20 % de los afectados. Todos los pacientes que sufran de hipoclorhidria o hipogammaglobulinemia, niños, y distintos viajeros a zonas endémicas son los que se encuentran en mayor riesgo de sufrir por este horrible parásito.

Enfermedades con síntomas cutáneos

Al igual que las enfermedades anteriormente mencionadas, existen otro diverso grupo de infecciones o enfermedades que pueden ocasionar síntomas cutáneos en los seres humanos, y también distintos animales, entre toda esta variedad podemos encontrar:

Pasteurelosis

Esta enfermedad se origina por una bacteria gram negativa la cual es llamada Pasteurella multocida, esta misma bacteria es causante de del cólera aviar y también es habitante de una nasofaringe sana en algunas aves. Una gran parte de las aves domésticas que resultan infectadas de pasteurelosis por la mordida de un gato, suelen morir desafortunadamente por cólera aviar. La bacteria Pasteurella puede llegar a ser contagiada a los seres humanos mediante los arañazos o la mordedura de las aves domésticas.

Las lesiones en los seres humanos que se encuentran infectadas por esta bacteria son eritematosas y ligeramente dolorosas, pero en la semiología se puede llegar a subestimar bastante la gravedad de esta infección. El contagio por gotículas en el aire suele ser bastante raro y descomunal, sin embargo, en estos casos suele ocasionar síntomas como la neumonía, bronquitis aguda o subaguda, e incluso septicemia.

Erisipeloide

Esta enfermedad se origina en una bacteria llamada Erysipelothrix Rhusiopathiae, esta misma bacteria es contagiable a los seres humanos a través del contacto directo con aves de corral o con aves domésticas. En el caso de las aves domésticas, esta infección puede llegar a resultar en una sepsis, sin embargo, es algo muy raro su manifestación en la práctica veterinaria.

En el caso de los seres humanos, esta infección afecta directamente a la piel con solución de continuidad, la cual causa una infección localizada, considerablemente dolorosa y puede presentar también prurito; en principio esta es de un rojo paliducho para luego tornarse a un azul rojo. Esta misma infección puede llegar a afectar a las distintas articulaciones cercanas; la septicemia o la endocarditis son afecciones bastante raras de ver en el caso de los humanos.

Criptococosis

Esta enfermedad tiene origen en una levadura capsulada que lleva de nombre Cryptococcus neoformans, esta misma enfermedad suele encontrarse habitualmente en aves domésticas y ser completamente asintomáticas y también es contagiosa. Este microorganismo se puede hallar regularmente en el suelo que se encuentra completamente contaminado por las heces fecales de las aves infectadas.

De manera general, los síntomas más comunes de esta enfermedad criptocócica son los meníngeos y también los pulmonares. A pesar de que el contagio habitual se hace por medio de la piel lastimada, la criptococosis cutánea puede llegar a encontrarse en distintas lesiones cutáneas como lo pueden ser la celulitis, el herpes, el molusco y también pseudonódulos símil sarcoma de Kaposi. En el caso específico de personas con problemas en su sistema inmunológico, esta infección puede estar presente en los pulmones y en el sistema nervioso central.

Dermatitis por ácaros aviares

Muchas aves pueden llegar a ser portadores de distintas clases de ácaros, estos pueden llegar a ser ácaros en sus plumas, o bien ácaros «de alarma», que nos indica que no pueden llegar a infectar a los seres humanos. Sin embargo, a pesar de esto existen distintos ácaros que pueden ser perjudiciales para los seres humanos como lo son el Ornithonyssus sylviarum, que se encuentra en las aves de corral que viven en el norte; y también el Dermanyssus gallinae, el cual es mejor conocido como el ácaro de los pollos o de las aves de corral.

Estos dos ácaros pueden hallarse sin mucha complicación inmersos dentro de toda la industria alimenticia que incluya aves de corral, sin embargo, en muchas ocasiones puede hallarse también en distintas aves domésticas.

Micobacteriosis no tuberculosa

La micobacteriosis no tuberculosa proviene de un organismo de la especie Mycobacterium, que puede llegar a ser fortuitum, abscessus, avium, ulcerans, marinum, kansasii y chelonae. Estas son ubicuas en el ambiente y pueden llegar a infectar distintos animales; un ejemplo es el caso de la M. avium subsp avium, es el causante de la tuberculosis aviar.

Todas las aves pueden llegar a ser portadoras de estas micobacterias, pueden llegarse a encontrar en las garras, las patas y también su pico, lo cual facilita inmensamente el contagio hacia los seres humanos. En el caso específico de las infecciones asintomáticas, el lugar donde se inocula la micobacteria, es el lugar donde se determinan los síntomas. Se puede llegar a sospechar de esta micobacteriosis no tuberculosa al momento de que la infección pulmonar o cutánea no evoluciona satisfactoriamente con un tratamiento empírico.

Distintos pacientes con afecciones pulmonares previas o con problemas en su sistema inmune, sufren de un riesgo mucho más alto de sufrir alguna enfermedad pulmonar o diseminada.

Si quieres saber más acerca de las aves y de otros animales, no dudes ni un momento en seguir leyendo estos otros artículos:

Aves Marinas

Aves Rapaces

Águila Real, Características


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.