Enfermedades de la Piel en Perros: Tipos, Causas y más

Las enfermedades de la piel en los perros es una de las causas más frecuentes por la que los visitan al veterinario. Si estas enfermedades no se atienden a tiempo pueden agravarse y ser muy peligrosas, además de que pueden dejar marcas permanentes en la piel.

Síntomas de las enfermedades de la piel en perros

Conozcamos primero cuáles son los síntomas más comunes que pueden presentar todas las Razas de perros cuando tienen enfermedades de la piel, estos nos indicarán que nuestra mascota puede presentar algún problema dérmico y nos ayudará a tratarlos a tiempo, evitando así que la enfermedad se agrave y sea más molesta y peligrosa para ellos.

  • Prurito y comezón.
  • Alopecia (falta de pelaje en diferentes zonas del cuerpo).
  • Dermatitis (inflamación de la piel).
  • Eritema o enrojecimiento en la piel.
  • Úlceras o heridas expuestas.
  • Pápulas (bultos o granitos rojos que parecen sarpullido).
  • Pústulas (lesiones o heridas purulentas que pueden o no estar supurantes).
  • Costras (estas se formas cuando la herida se está secando o cicatrizando).
  • Bultos, granos, nódulos o masas que se forman en diferentes zonas del cuerpo y que se pueden observar o palpar como protuberancias de diferente tamaño.
  • Hiperpigmentación (oscurecimiento de la piel).
  • Hiperquetatosis (engrosamiento de la piel).

Enfermedades de la piel más comunes en perros

Existen diversas causas por la cuales se presentas las enfermedades de la piel en los perros, algunas de estas son debido a lesiones provocadas por algún objeto, por ectoparásitos o derivan de otras enfermedades.

Nosotros como dueños, debemos conocer cuáles son las enfermedades de la piel más comunes en los perros para que así sepamos como actuar cuando se nos presente alguna de las mismas. Siempre es recomendable que al notar los primeros síntomas llevemos a nuestro can al veterinario, pues este está completamente capacitado para saber de inmediato o luego de algunos exámenes cuáles son los tratamientos adecuados para lograr la mejoría de nuestra mascota.

A continuación dejaremos una lista con las enfermedades de la piel más comunes en perros para que así conozcas un poco más sobre ellas.

Enfermedades de la piel más comunes en perros

Dermatitis alérgica a la picadura de pulga (DAPP)

Este problema de la piel el perros es uno de los más comunes y se debe a una reacción alérgica o de hipersensibilidad a la saliva de las pulgas.

Las pulgas son ectoparásitos (parásito externo) que se alimentan de la sangre de su huésped, en este caso los peros, por medio de una picadura la cual puede desencadenar el cicló alérgico del animal. Cuando se da inicio a la alergia, el perro comenzará a rascarse y así comenzará la formación de heridas y la aparición de la alopecia. Esto se puede notar mayormente en la zona lumbosacra del animal.

Si esta alergia no se trata a tiempo y de manera adecuada las heridas pueden agravarse al igual que la pérdida del pelaje. La manera más efectiva de tratar esta enfermedad dérmica es haciendo un control de pulgas para así eliminarlas del cuerpo del perro.

 

 

Dermatitis atópica

La dermatitis atópica en los perros es otra de las alergias más comunes que se ven en los caninos y Animales domésticos, esta constituye uno de los casos más frecuentes en el consultorio veterinario.

Esta reacción puede aparecer por diferentes causas: polen, polvo, suciedad, ácaros, entre otros. Esta puede comenzar presentándose de forma estacional e inconstante pero con el tiempo se puede convertir en una molestia que dura todo el año.

Uno de sus síntomas principales es la aparición de prurito en la piel. Esto junto con el lamido constante y excesivo son las principales causas de las heridas en la piel del perro. Otra sintomatología que se puede observar en algunos casos son las secreciones nasales, oculares, la otitis y los estornudos constantes. También pueden observarse en sus patitas manchas marrones.

Otra de las variantes de esta alergia es que también puede ser causada por reacciones hacia algunos alimentos, estos pueden ser lácteos, carnes, soja e incluso su pienso (comida seca o perrarina). Cuando el cuerpo reacciona de manea negativa hacia estos alimentos se pueden presentar pruritos, pústulas o bultos rojos que crean comezón y lesiones. Esta es una de las alergias más difíciles ya que cuesta mucho determinar cuál de los alimentos que consume el perro es el causante de la reacción.

 Hongos

Cuando hablamos de los hongos que afectan la piel de los perros debemos destacar una de las enfermedades más comunes como lo es la tiña en los perros, esta se presenta mayormente en los perros jóvenes y puede causar la aparición de pequeñas zonas circulares de alopecia.

Esta enfermedad puede contagiarse entre diferentes especies, así que el ser humano debe tener mucho cuidado y tomar las medidas de prevención e higiene al momento de tratar dicha enfermedad para así evitar su contagio.

Dermatitis por malassezia

¿Alguna vez has escuchado sobre la malassezia en perros? Esta es una levadura que puede afectar la piel de los canes creando así una enfermedad dérmica, esta está muy relacionada con la otitis. Algunos estudios afirman que esta levadura se encuentra de manera habitual en la piel pero solo se activa o reacciona en situaciones de desequilibrio o en diversos momentos de climatización, especialmente cuando el perro pasa por mucha humedad.

Sus síntomas son la presencia de prurito y de lesiones descamadas, es decir, que parece como si la piel se estuviese pelando. En algunos casos puede que incluso se puede presencias mal olor en la zona afectada.

Sarna

La Sarna en perros es una enfermedad que se produce debido a los ácaros y que afecta mucho la piel de los perros. Hay dos tipos de sarna que pueden afectar a los canes. La sarna sarcóptica la cual produce erupciones dérmicas en los perros, inflamación y alopecia, esta es contagiosa incluso para los seres humanos, es por ello que es muy importante que sea debidamente tratada y tomando las debidas precauciones.

La sarna demodécica se puede presentar de dos formas: de manera localizada, la cual tiene a confundirse mucho con la tiña, o de forma generalizada, la cual se presenta con alopecia en zonas como son la cabeza, tronco y las patas del perro.

Seborrea

Esta es una afección cutánea que se produce por que la piel comienza a escamarse, la misma puede presentante de forma seca (similar a la caspa) o de manera oleosa, esto es causado debido a la excesiva producción de sebo en la piel. En los perros, esta enfermedad puede producirse de dos diferentes maneras:

  • Primaria: la cual puede ser tratable pero incurable. Su tratamiento sirve para controlarla pero el perro padecerá de esta patología toda su vida.
  • Secundaria: es cuando la enfermedad aparece no de manera natural sino que es provocada por otra patología.

Pioderma

Esta es una enfermedad secundaria, pues se trata de una infección que aparece como consecuencia o complicación de alguna otra enfermedad padecida en la piel de los perros. Esto se debe a que es mucho más sencillo que una infección aparezca cuando la piel ya está débil debido a su mal estado por el excesivo rascado, lamido o por otras lesiones.

Su tratamiento es más extensivo ya que requiere de antibióticos y desinfecciones localizadas. Si no se le da un tratamiento adecuado la infección puede hacerse mucho más grave y requerir un proceso de tratamiento mucho más largo y complejo.

Foliculitis

La foliculitis es una infección en los folículos pilosos de la piel de los perros que se caracteriza por la formación de pequeños granos en la piel que puede ser o no purulentos. Esta enfermedad puede ser superficial o profunda, esto se debe a la infección de las zonas internas de la dermis lo cual hace que se formen forúnculos que al momento de romperse liberan pus y sangre.

Dermatitis húmeda aguda

Esta enfermedad es también conocida como manchas calientes, es una afección extremadamente dolorosa para los perros, por esta razón en su tratamiento casi siempre se incluyen analgésicos, los cuales aliviarían el dolor.

Esta patología se presenta afectando zonas inflamadas que segregan pus y tiene mal olor. Estas son lesiones agudas que pueden extenderse de manera rápida por diferentes partes del cuerpo. De no ser tratada con rapidez puede causarle fuertes dolores al canino haciéndolo sentir incómodo y afectando su rutina diaria.

Pododermatitis

Esta es una enfermedad que se puede observar directamente en las patas de nuestros perros y que puede ser ocasionada por diversos factores como los son las heridas por objetos (piedras filosas, clavos, vidrios, u otros objetos punzantes o peligrosos que puedan dañar la piel) o alergias.

La pododermatitis presenta como síntomas: eritema, edema, exudado, inflamación e incluso cojera. Para un mejor tratamiento y de mayor eficacia, es recomendable saber el causante de la enfermedad para así poder elegir el tratamiento adecuado.

Neoplasias

A veces podemos encontrar pequeños bultos bajo la piel de nuestros perros, estos no están adheridos a ningún órgano y se les conocen como «neoplasias» o «tumores cutáneos» los cuales pueden o no ser benignos. Estos deben ser evaluados por el veterinario para que se de un diagnóstico acertado ya que muchas veces son confundidos con los abscesos.

Las neoplasias son tratadas de manera quirúrgica, se retira la masa del la piel y luego a esta se le manda a hacer una biopsia para determinar si la misma en benigna o maligna.

La neoplasia en una enfermedad de la piel en perros

Lesiones

Las denominadas «lesiones» no son consideradas como enfermedades de la piel en los perros ya que las mismas no provienen de una enfermedad sino que son causadas por objetos externos ya sea por algún cuerpo extraño o por traumatismo (golpe, herida hecha en un accidente). Estas lesiones pueden acarrear algunas consecuencias en los perros. Si las lesiones son superficiales, estas podrán ser tratadas en casa, pero en caso contrario las mismas deben ser revisadas por un veterinario.

Algunas de las lesiones que son agudas, como bultos o inflamaciones, se producen debido al contacto con algo que cause irritabilidad, esto también es conocido como “dermatitis de contacto” ya que solo crea a causa de tener contacto físico con algo que lo provoca. Sucede mayormente en las áreas donde el perro no tiene pelo o tiene muy poco.

Otras de las lesiones más comunes son aquellos denominados callos o úlceras por decúbito. Estas aparecen en la piel cuando se le genera una constante presión en una zona específica, en especial en las zonas articulares, lo más habitual es verlo en los perros grandes, en especial en aquellos que duermen sobre superficies duras o rugosas.

Lesiones que causan enfermedades de la piel en perros

Problemas hormonales

Muchas veces estas enfermedades en la piel de los perros no son causadas directamente por enfermedades como tal de la piel, sino que las mismas aparecen debido algunos problemas que puedan tener y que estén relacionados con las hormonas del perro. Algunas de las enfermedades hormonales que pueden afectar la piel de los perros son: hipotiroidismo, el síndrome de Cushing, el hiperestrogenismo o el hipoestrogenismo.

Si bien estas enfermedades no causan picor, si producen alopecia bilateral simétrica. Todas aquellas enfermedades que son causadas por problemas hormonales deben ser tratadas adecuadamente por el veterinario tras haber realizado un diagnóstico adecuado.

Problemas de conducta

Los perros que son sometidos a situaciones de estrés constante o que presentas problemas de conducta puede que dirijan su ansiedad a su propio cuerpo manifestándolo como mordisqueos recurrentes, exceso de lamido, rascadura, entre otros comportamiento que pueden ocasionar lesiones, una de ellas es la dermatitis acral por lamido, la cual se manifiesta regularmente en los tarsos y carpos de los perros.

Este tipo de enfermedades requieren de tratamiento médico y no solo farmacológico, sino también una mejora en la calidad de vida del animal, sin embargo esta es una patología muy difícil de curar.

¿Cómo curar las enfermedades de la piel en los perros?

 Existen muchas enfermedades que pueden ocasionar que la piel de nuestros perros se vea afectada o dañada y estas no siempre pueden ser detectadas de manera inmediata. Algunas veces los peluqueros caninos o aquellos profesionales relacionados al sector veterinario, son los primeros en notar los síntomas de estas afecciones.

Cuando hablamos de lesiones leves ya sean por picaduras de pulgas, heridas superficiales o contacto con sustancias que le causen alergia o irritación, se pueden tratar en casa con algunos tratamientos como son los antiparasitarios, desinfectantes, antibióticos tópicos, que fuesen anteriormente recetados por un veterinario o alejando al perro de aquello que sea la causa de esto.

Por lo contrario, su las lesiones son graves, el perro se mantiene rascándose por mucho tiempo, presenta zonas desprovistas de pelo, tiene heridas abiertas o purulentas, o se detectan masas anormales, se debe acudir de manera inmediata a un veterinario ya que si esto no es tratado en la brevedad posible la piel del perro podría tener daños irreversibles ocasionando también oscurecimiento en la piel o engrosamiento de la misma.

Diagnóstico de las enfermedades de la piel en los perros

Existen diferentes métodos que los veterinarios pueden usar para realizar el diagnóstico de estas enfermedades. Con ayuda de su personal el médico puede tomar un cultivo, biopsias, raspados los cuales permiten observar las muestras bajo un microscopio para realizar la búsqueda de parásitos, como los ácaros, que pueden ser uno de los causantes de la enfermedad. También se puede hacer el uso de la lámpara de Wood para la detección de hongos en la piel del perro.

Cuando el perro presenta enfermedades en la piel por alergias las pruebas que se realizan son cutáneas, sin embargo, cuando se cree que la enfermedad puede ser sistémica, el veterinario puede recurrir a las pruebas de sangre que son totalmente efectivas para el diagnóstico de este tipo de afecciones. Es sumamente importante que se realice el diagnóstico adecuado para así poder proceder al tratamiento adecuado que ayudará a la mejoría del canino.

diagnostico de enfermedades de la piel en perros

Tratamiento de estas enfermedades 

Los tratamientos para estas patologías son diversos debido a las distintas causas que ocasionan estas enfermedades y sus orígenes. El tratamiento puede varias entre simplemente eliminar el parásito causante, prevenir que este aparezca de nuevo, limpiar y desinfectar adecuadamente el cuerpo del perro haciendo uso de productos tópicos como champús o cremas antibióticas (esto en el caso de infecciones por bacterias), el uso de corticoides o medicamentos similares que ayudan a la desinflamación y la disminución del picor en la piel.

Cuando la enfermedad es debido a problemas hormonales, el tratamiento y la medicación deberán ser minuciosamente supervisados por el veterinario para así hacer un seguimiento y evaluación del avance o retroceso de la enfermedad en el perro. Cuando una de las causas es conductual se debe tomar en cuenta el posible requerimiento de un cambio de ambiente para la mascota y la contratación de un adiestrador canino que lo ayuda a cambiar su conducta.

Las enfermedades de la piel por alergias deberán ser tratadas con alergógenos, alimentación hipoalergénica o eliminando de raíz aquello que los produce. Algunos tratamientos requerirán de intervenciones quirúrgicas, como son los casos con abscesos o neoplasias que pueden poder en riesgo la salud del perro si no se retiran por completo de manera quirúrgica.

¿Cómo tratar las enfermedades de la piel en perros?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.