Eminem celebra el 20 aniversario de The Slim Shady LP 2
Eminem celebra el 20 aniversario de The Slim Shady LP 2

¡ESCUCHA YA el nuevo disco de Eminem Music to be murdered by! Haz clic en este enlace.

Hoy finalizan los fastos con los que Eminem ha estado prácticamente todo el año 2019 celebrando sus dos décadas de éxitos mainstream al abrigo de la discográfica Interscope de Dr.Dre y Jimmy Iovine. Hoy se pone a la venta el doble CD y el triple vinilo de The Slim Shady LP 2 0: Expanded edition.

Se trata de una edición muy especial del primero de los discos de Eminem (sin contar Infinite, del cual sólo existieron 1000 casettes). En Postposmo te detallamos qué incluye exáctamente esta edición tan especial del que para muchos sigue siendo el mejor disco de Eminem. Ése que, además de incluir My name is, también tenía joyas como I just don’t give a fuck.

En realidad The Slim Shady LP 20: Expanded edition existe desde febrero de 2019 en plataformas de streaming. De hecho, el verdadero aniversario del disco fue durante ese mes. Eminem ya aprovechó para vender una «cápsula» repleta de artículos de coleccionista dedicada a todo el imaginario Slim Shady. Había desde una figurita de Lego de Eminem a un vinilo con dos caras (y una canción por cara, I just don’t give a fuck y Still don’t give a fuck junto a Royce da 5 9.

La novedad que hoy nos ocupa es que Interscope ha decidido publicar dicha versión expandida en formato doble CD y vinilo. Esta Expanded Edition no cuenta con remasterización alguna de su sonido. Contiene los veinte cortes original y diez adicionales consistentes en a capellas y versiones instrumentales. Y para los motivados, también está disponible la Expanded Collector’s Edition al módico precio de 150 dólares que incluye

  • Un archivador de vinilos con portada de efecto en tres dimensiones (y capacidad para tres vinilos).
  • Libro de fotografía de alta calidad con 24 imágenes (algunas inéditas) de las tomadas por el fotógrafo Danny Hastings en la sesión original de 1999 para ilustrar The Slim Shady LP (ilustraciones de Skam2)
  • Póster
  • Y, como no, el tracklist al completo con los 30 cortes

Tracklist de ‘The Slim Shady LP 2 0: Expanded Edition’

1Public Service Announcement0:33
2My Name Is4:25
3Guilty Conscience

Featuring – Dr. Dre

3:19
4Brain Damage3:38
5Paul (Skit)0:15
6If I Had4:02
7’97 Bonnie & Clyde5:04
8Bitch (Skit)0:19
9Role Model3:24
10Lounge (Skit)0:46
11My Fault3:56
12Ken Kaniff (Skit)1:16
13Cum On Everybody3:32
14Rock Bottom3:31
15Just Don’t Give A Fuck4:00
16Soap (Skit)0:34
17As The World Turns4:22
18I’m Shady3:31
19Bad Meets Evil

Featuring – Royce Da 5’9″

4:13
20Still Don’t Give A Fuck4:07
21Hazardous Youth (A Cappella)0:44
22Get You Mad

Featuring – Sway & King Tech

4:22
23Greg (A Cappella)0:52
24Bad Guys Always Die

Featuring – Dr. Dre

4:39
25Guilty Conscience (Radio Version)

Featuring – Dr. Dre

3:19
26Guilty Conscience (Instrumental)3:22
27Guilty Conscience (A Cappella)

Featuring – Dr. Dre

3:16
28My Name Is (Instrumental)4:29
29Just Don’t Give A Fuck (A Cappella)3:35
30Just Don’t Give A Fuck (Instrumental)4:08

Una detonación nuclear llamada ‘The Slim shady LP’

The Slim shady LP inició un sexenio en el que, a lo Phelps, a lo Messi, a lo Bolt, la palabra éxito se volvió inservible para la etiqueta. La creencia popular es que el por entonces ubicuo ‘My name is’ fue el primer single de Eminem, y no. Antes de la bomba atómica, hubo una primera prueba experimental fallida llamada I just don’t give a fuck.

Lanzada en radios y televisión el 13 de octubre de 1998, la canción pasó casi desapercibida. Aunque el mensaje de niño malote ya estaba ahí, era demasiado lírica y elaborada. Que el videoclip fuese en blanco y negro no ayudó. El corte, que ya formaba parte de la segunda maqueta de Eminem, The Slim Shady EP, fue notablemente remozado por el oído maestro de Dr. Dre (una leyenda de productor desde los tiempos de N.W.A., y máximo tótem (tras los asesinatos de Biggie y 2Pac) por aquel entonces del rap como género de masas). Sin la mediación de este padrino, Eminem no habría tenido carrera musical. Él mismo lo ha reconocido en infinidad de entrevistas: “Dr. Dre me salvó la vida”.

A día de hoy, I just don’t give a fuck sigue siendo una de las mejores canciones de Eminem. También una de las menos conocidas. Con el demonio de su alter ego liberado, es uno de los primeros ejemplos del jugueteo constante con la rima a lo largo de todos los versos (y no solo al final) conjugado con los ingredientes básicos del mensaje demencial que se repetirá en toda su obra posterior: misoginia, abuso de sustancias, recuerdos de niñez y vida miserable reconvertida en estrellato:

I can’t take the pressure, I’m sick of bitches
Sick of naggin’ bosses bitchin’ while I’m washin’ dishes
In school I never said much, too busy havin’ a headrush
Doin’ too muchrush had my face flushed like red blush
Then I went to Jim Beam, that’s when my facegrayed
Went to gym ineighth grade, raped the women’s swim team

No aguanto la presión, estoy harto de las putas
Harto de jefes quejicas puteándome mientras friego los platos
En la escuela nunca dije gran cosa, estaba demasiado ocupado con los mareos
De tanto rush (Popper) se me estaba poniendo la cara como de colorete rojo
Después me pasé al Jim Beam (whisky), es ahí cuando la cara se me puso gris
Me apunté al gimnasio en octavo grado y violé al equipo femenino de natación

A sus 47 años y con diez discos de estudio a las espaldas (dos de ellos de Diamante, The Marshall Mathers LP y The Eminem Show), Eminem está más en forma que nunca. Hace sólo unos pocos días que lanzó su quinta colaboración de 2019 (Lord Above junto a Fat Joe, Dre y Mary J Blige) y en estos momentos, mientras lees estas líneas, mantiene bien caliente el enésimo beef contra una de sus históricas enemistades: Nick Cannon.

No falta quien opina que este beef no está siendo más que una pantomima-calienta-motores de cara al lanzamiento del undécimo disco de Eminem. Se prevé que más pronto que tarde Eminem lance (puede que por sorpresa) su nuevo disco continuación del exitoso Kamikaze. Es de prever que continue la senda de éste último y que deje para el olvido la defenestrada vía del rock/pop/rap que tan cuestionables resultados de crítica y acogida le dio en Revival.