El dios Eolo, todo sobre este personaje mitológico y más

El dios Eolo, es uno de los integrantes de la mitología griega que representa tres personajes diferentes. De allí, que las historias referentes a él se basen en diferentes temáticas, sin embargo, se le conoce principalmente como el dios de los vientos. Conoce en este artículo, lo relacionado a él.

El dios Eolo

El dios Eolo

En algunas ocasiones, hay personajes mitológicos que forman parte de distintas tradiciones y que de hecho se representan de distinta manera. Uno de esos es el dios Eolo, quien representa tres personajes.

Mayormente el dios Eolo es descrito como la deidad de los vientos que habitaba en una pequeña isla en la que era posible trasladarse de manera libre a través del mar, localizado muy cerca del borde de Eolia. En ese lugar vivían sus descendientes, además él era el encargado del manejo de cada tempestead, ya que Zeus le otorgó el poder de calmar y también de generar los vientos.

No obstante, el dios Eolo representa tres personajes distintos en la mitología griega, así que cada una de sus historias son totalmente diferentes.

Hijo de Helén

El dios Eolo, en esta ocasión, se describe como el descendiente de Helén, un héroe epónimo de los helenos y de la ninfa acuática Orséis. También tuvo como hermano a Doro y a Juto. Asimismo, es considerado como el rey de Eólida, que luego se denominó como Tesalia .

También se le determina como el que creó la rama eólica de la nación helénica. El dios Eolo fue quien desposó a Enárete, quien era hija de Dímaco, con ella tuvo varios hijos, los cuales según las descripciones de la mayoría de autores, se nombraron como:

  • Creteto: fundador de Yolco.
  • Sísifo: fundador y rey de Corinto.
  • Deyoneo: padre de Día y esposa de Ixión.
  • Salmoneo: rey de Elis y fundador de la ciudad de Salmone.
  • Atamante: rey de Coronea y hay quienes dicen que en Tebas.
  • Magnes: padre de Polidectes y Dictis.
  • Perimede: amada por el rio Aqueloo y tuvo como hijos a Hipodamante y Orestes.
  • Alcíone: esposa de Ceix.
  • Perieres.
  • Etlio.
  • Cálice.
  • Cánace.
  • Pisídice.

Según algunos autores el dios Eolo, también tuvo como hijo a Macareo, quien tuvo relaciones amorosas con su hermana Cánace y tuvieron una hija a la que llamaron Anfisa, ya que no sabían que el incesto era un tabú para los mortales.

Cuando el dios Eolo, se dio cuenta del incesto, le envió a Cánace una espada para que se suicidara y se echó a la hija de ella con Macareo a los perros. Aunque Macareo huyó del castigo y se dirigió al santuario de Delfos donde fue sacerdote de Apolo.

El dios Eolo

No obstante, hay otra versión que describe que el dios Eolo se suicidó con la misma espada que utilizó Cánace. Este personaje referente a Eolo, según autores, tuvo con Hipe (hija del centauro Quirón) una descendiente ilegítima a la que llamaron Arne o Melanipa. Quien fue madre del segundo Eolo por Poseidón.  Además se le vincula con otros hijos que se relacionan con el tercer Eolo. Conoce más del dios Júpiter.

Hijo de Poseidón

Esta es otra de las representaciones que tiene el dios Eolo. Pero en esta ocasión, es el descendiente de Poseidón (dios de los mares y los terremotos) y Arne o Melanipa.

Este dios Eolo, tuvo un gemelo llamado Beoto  (el cual era un antepasado epónimo de los beocios). En este mito se describe, que al momento en que Arne le informó a su padre que iba a tener un hijo de Poseidón, él no le creyó y dio la orden a un extranjero de la localidad de Metaponto que se la llevara.

Lo cual tuvo como resultado que Beoto y el dios Eolo, nacieran y fueron adoptados por otro hombre de Metaponto que no poseía descendientes. Al crecer, los gemelos ejercieron poder en el reino debido a una revuelta. Luego ocurrió una controversia entre Arne y Autólite . Así que los gemelos mataron a Autólite y debido a la indignación del metapontio, huyeron de la ciudad junto a Arne y otros conocidos.

El dios Eolo

Posteriormente  Beoto se dirigió al país de su abuelo Eolo, fue quien lo sucedió en el trono y denominó Arne al país y a los habitantes Beocios.  Sin embargo, Eolo fue a varias islas del más Tirreno, a las que se le denominó como Islas Eolias y es considerado también como el que fundó la ciudad de Lípara.

Otra versión de este personaje de Eolo, describe que la madre de los gemelos, es decir Melanipe, hija de Desmontes o de Eolo, se le encadenó por orden de su padre, quien fue rey de Icaria denominado como Metaponto. El cual adoptó a los gemelos abandonados.

Así que la esposa de Metaponto, Teano, tuvo otros hijos a los que ordenó que mataran a Eolo y a Beoto. Sin embargo, Poseidón les avisó que su verdadera madre se encontraba en prisión, por lo que fueron a liberarla. Por lo que,  Melanipe y Metaponto se casaron. Conoce más de Orfeo.

Hijo de Hipótesis

El dios Eolo en esta tercera representación se le describe como el descendiente de Hipótesis, hijo de Mimante, quien fue uno de los hijos del Eolo de Helénida.

Esta interpretación es descrita en la Biblioteca histórica de Diodoro Sículo. Además se une la información del segundo y tercero dios Eolo. Debido a que se cuenta que al llegar a la isla de Lípara en el que gobernaba el rey Líparo, lo ayudo a que tomara poder en el área de Sirrento, al momento en que se casó con la descendiente del rey, llamada Cíane, por lo que pasó a ser el rey de la isla.

El dios Eolo, era muy amable y justo con los extranjeros, además brindó sus enseñanzas a los navegantes respecto al dominio de las velas y algunos decían que podía predecir los vientos. Según esta versión, el dios Eolo tuvo 6 descendientes.

En la obra de la Odisea, se describe este Eolo como el Señor de los Vientos, que habitaba en la isla de Eolia con sus 6 hijos y 6 hijas, los cuales se casaron entre ellos. Además Zeus le otorgó el poder del dominio de los vientos.

Así que el dios Eolo mantenía a todos encerrados y bajo su poder. Sin embargo, hizo el intento de ayudar a Odiseo quien se dirigió a él cuando estaba regresando a Ítaca. Eolo lo atendió de buena manera, le brindó un viento bastante aceptable y también un odre con todos los vientos, para que los utilizara con cuidado.

Pero la tripulación de Odiseo creía que la bolsa tenía oro, así que la abrieron y ocasionaron tempestades muy graves, que ocasionó que la nave se dirigiera de nuevo a los bordes de Eolia. Aunque Eolo esa vez se negó a brindarle ayuda nuevamente.

Si te interesó la información de este artículo, quizás también te interese saber acerca de Perseo.}


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.