En el presente artículo te haremos un análisis sobre la obra de arte conocida como El Carnaval de Arlequín, realizada por el pintor surrealista Joan Miró uno de los máximos representantes del arte surrealista que hizo esta obra de arte en una época de crisis donde no tenía nada que comer ¡Sigue leyendo y conoce más sobre la obra!

EL CARNAVAL DE ARLEQUÍN

El Carnaval de Arlequín

Es una de las obras más conocidas del pintor surrealista Joan Miró realizada entre los años 1924 y el año 1925, conocida como El Carnaval de Arlequín, una de las pinturas más importantes del arte surrealista. Que en la actualidad se encuentra en exposición en el Albright-Knox Art Gallery en Buffalo ubicado en los Estados Unidos.

El Carnaval de Arlequín es una de las mejores obras de la época del surrealismo. Así lo afirmó el escritor, ensayista y teórico del arte surrealista André Breton quien llegó a decir del pintor surrealista Joan Miró era “el más surrealista de los pintores”

Cuando la obra de arte conocida como El Carnaval de Arlequín fue expuesta en la exposición colectiva de la Peinture surréaliste de París. La pintura llamó la atención del público espectador. Eso fue una gran noticia para el artista Joan Miró que para ese momento de su vida prácticamente no tenía nada que comer y literalmente se estaba muriendo de hambre.

Será por eso que el pintor Joan Miró al realizar la obra El Carnaval de Arlequín se inspiró en el delirio, en los sueños y las memorias que tenía cuando era un niño. De esta forma el pintor surrealista llegó a declarar lo siguiente:

“Intenté plasmar las alucinaciones que me producía el hambre que pasaba. No es que pintara lo que veía en sueños, como decían entonces Breton y los suyos, sino que el hambre me producía una especie de tránsito parecido al que experimentaban los orientales”

La obra El Carnaval de Arlequín, es una pintura plasmada en óleo donde el pintor Joan Miró se enfocó en el universo infantil donde la pintura demuestra diversos seres y objetos, que parece que todos se estuvieran moviendo dentro de la pintura y van marcando un ritmo que le dan colores y formas que llaman la atención del público espectador. La pintura conocida como el carnaval de Arlequín tiene las siguientes medidas 66 cm por 90,5 cm.

EL CARNAVAL DE ARLEQUÍN

Contexto de la Obra

La obra creada por el pintor surrealista Joan Miró conocida como el Carnaval de Arlequín. Que fue pintado entre el año 1924 y en el año 1925, es el comienzo en que el pintor va a iniciar su etapa surrealista.

En la pintura el carnaval de Arlequín, el pintor nos cuenta en su lenguaje poético y en los objetos y formas que pinta la fantasía, la ensoñación, la ambigüedad y la ingenuidad.

Cuando el pintor surrealista Joan Miró se inspira en crear la obra El Carnaval de Arlequín, este pasaba por una crisis económica por el cual no tenía trabajo y no generaba dinero para poder comprar comida. Por eso cuando el pintor Joan Miró llego a comentar que cuando pasaba hambre era una manera de transito que experimentan los orientales en sus meditaciones.

Llegado el año de 1927, el pintor surrealista Joan Miró realiza la ilustración para el conocido libro Gertrudis, de J.V. Foix. Luego de ganar fama con la obra de arte, decide cambiar de estudio para una más amplio que se ubica en la calle Tourlaque.

En esa parte de la ciudad se encontró o buenos amigos los cuales fueron  Max Ernst y Paul Éluard, luego conoce a los artistas a Pierre Bonnard, René Magritte y Jean Arp. Con todas estas personas aplicó experimentos en las obras del surrealismo dando buenos resultados.

En el año de 1928. Gracias al éxito de sus obras decide realizar un viaje a los Países Bajos y a Bélgica con la finalidad de mejorar su técnica por eso empieza a recorrer todos los museos de esos países y aprender sobre el arte holandés y de Bélgica.

EL CARNAVAL DE ARLEQUÍN

El pintor Joan Miró aprende mucho de las pinturas y obras de artes que se encuentran en los diferentes museos de Holanda y de Bélgica. Por lo cual llega a decir que los pintores del siglo XVII. Son unos verdaderos maestros del arte, ya que causaron gran asombro en él. Hasta llegó a comprar postales de color sobre las obras de varios pintores y al volver a París emprendió un proyecto que se conoció como la serie Interiores Holandeses.

Descripción de la Pintura EL Carnaval de Arlequín

La obra conocida como El Carnaval de Arlequín, que realizó el pintor surrealista Joan Miró, existen varios personajes pero los que más se destacan es un Arlequín que tiene unos bigotes muy grandes y un autómata que parece que está tocando la guitarra, pero en la obra se pueden observar muchos detalles que son obra de la imaginación del pintor surrealista, ya que hay un pájaro que tienes unas alas de color azul que está como saliendo de un huevo.

También pinto un par de gatos, que se encuentran jugando con un embrollo de lana, hay varios peces que están como flotando y hay un dado que tiene un insecto que está saliendo de él.

En la parte izquierda de la obra se observa una gran escalera que tiene una oreja muy grande y en la parte derecha superior de la obra, hay una ventana donde muchas personas han observado una figura cónica que dicen ser es la representación de la Torre Eiffel.

Como existen muchos elementos en la obra conocida como el Carnaval de Arlequín que según muchos especialistas del arte dicen es un completo desorden que hay en la obra ya que se encuentra pintada en una habitación donde hay una ventana que da vista a la Torre Eiffel. En el pintura del Carnaval de Arlequín hay varias formas como son una guitarra, un ovillo de lana, la torre Eiffel, peces, gatos e insectos.

Según explico el mismo pintor Joan Miró sobre si la obra el carnaval de Arlequín existen muchos objetos simbólicos como la escalera, ya que todos los objetos en la obra le dan una especie de movimiento y un ritmo que hace que los cuerpos se vayan unificando por sus colores y formas.

Lo que tiene por esencia la explicación del pintor surrealista es que todas las formas y figuras simbólicas que se mezclan en la habitación no afectan la expresión artística del pintor. Ya que muchos artistas surrealistas habían pensado que la expresión artística Joan Miró era una nueva forma de percibir y de reaccionar ante el medio ambiente.

Aunque el pintor surrealista trato de experimentar la realidad en el subconsciente ya que lo formulaba a través de las obras que pintaba y de lo que realizaba para que el público interpretara los mensajes surrealistas de sus obras de arte que algunas parecían obras irracionales. Pero en el mundo irracional o subconsciente es el mejor medio para poder realizar obras de artes para así crear una experiencia en la memoria y en la vida.

Análisis Iconográfico de la Pintura

En la obra realizada por el pintor surrealista Joan Miró, este se inspira en el arte surrealista, ya que la técnica plasmada en su obra El Carnaval de Arlequín, la realiza en los bocetos que va diseñando de la obra y como los proyecta y va creando la estructura. Ya que se va enfocando en las figuras y en los objetos que no se encuentran relacionados pero parecen estar junto en la obra gracias a la inspiración del pintor surrealista.

Aunque parece que todas las figuras y objetos que forman parte de la pintura el carnaval de Arlequín, se encuentran pintadas al azar por parte del pintor, el resultado de la obras es una pintura precisa que tiene muchas características del arte surrealista. En diversos estudios que se le han realizado a la obra se puede determinar que la obra presenta una cuadrícula diagonal de color rojo que demuestra una contextura a priori en el lienzo de la obra.

De esta forma haciendo un análisis detallado de la iconografía de la obra de arte el carnaval de arlequín en el centro de la pintura hay una botella que se parece a la lámpara de Aladino, que al destaparla por un lado sale humo blanco que pueden ser los sueños de las mujeres. Mientras que por el otro lado sale humo negro de la botella que se convierte en un brazo que se alarga por toda la obra hasta llegar a la escalera que con la mano sostiene.

Esta escalera es el símbolo que coloca el pintor hacia la libertad. Aunque también se puede notar claramente que el brazo divide a la pintura en dos partes horizontalmente y la cinta de color blanco lo hace pero en mitades verticalmente.

EL CARNAVAL DE ARLEQUÍN

En la parte izquierda de la pintura se muestra un busto de color rojo que posee en su brazo izquierdo una guitarra que empieza a tocar ya que se denota por las tonadas musicales que aparecen pintadas en la obra y el pájaro empieza con su trinar. Mientras que en el brazo derecho sostiene una tela que tiene los colores de la bandera española.

Muchos especialistas afirman que el guitarrista es de sexo femenino por el tipo del sexo araña donde se introduce el pico de una ave que se asemeja al ave fénix en lo romántico. Que su cuerpo es de color negro mientras tiene las patas de color amarillo. Que se apoya sobre el brazo y parece que está poniendo tres huevos.

La figura más atrayente de la obra es el Arlequín quien posee una largos bigotes. De donde se encuentra sostenido un insecto que está perdiendo como sangre y está poniendo tres huevos que son más grandes que su propio cuerpo. Esto hace referencia a la creación del mundo.

Mientras el Arlequín de la pintura, posee una barba de muy poquitos vellos y lleva un sombrero, el traje que lleva puesto es de corte inglés con pajarita o un arlequín. Además es un fumador porque tiene una pipa a de la que sale humo y tiene un gran sexo rígido que termina en forma triangular.

El cuello del arlequín es muy largo y en el centro de su cuerpo presenta un hueco eso hace mención a que lleva el estómago vacío como el pintor Joan Miró que no tiene nada que comer por la crisis que está pasando en ese momento de su vida.

En una mano del arlequín lleva una paleta triangular muy pequeña que usa el pintor, y en la otra mano lleva una flauta que se transforma en una vela y a su vez se convierte en un dragón de color negro que está jugando con una bolas como si fuera un malabarista.

EL CARNAVAL DE ARLEQUÍN

En la parte de inferior del arlequín se encuentra un animal que se parece a un mono pero tiene alas de colores con varios colores los cuales son el rojo, amarillo y azul que parece salir del dado además es un malabarista por la forma que está jugando con la pelota.

Según el artista el mono en la obra el carnaval de arlequín va a simbolizar la alegría y la diversión también han llegado a decir que personifica a la vida alegre y a las personas que nunca se enoja y es la otra cara del insecto azul la cual es el esfuerzo creativo.

Otra parte importante en la pintura el carnaval de Arlequín es la parte de la escalera donde cada peldaño va disminuyendo con la distancia y la altura, aunque se puede ver la escalera al final tiene un ojo y en otra parte tiene una oreja. Esto nos habla sobre cómo el ser humano evade la escalera para así poder alcanzar su libertad.

También se dice que es el paso que debe realizar cada ser humano para poder elevarse del plano terrenal y estar en el plano espiritual. Al lado del ojo hay un cartabón que hace referencia a los masones donde se cree que el hombre es el creador y el constructor de las cosas.

Cerca de la oreja hay dos figuras muy debatidas ya que muchos afirma son unos peces que están volando y el pez es asociado con el aparato genital masculino. Pero hay otra versión donde se denota que no son peces sino sirenas donde una es femenina y la otra es masculina.

En el centro de la escalera aparece una esfera que se asocia con la cara de la luna aunque es pintada entre un blanco y negro como el símbolo del ying y el yang. Allí podemos observar la cara oculta y la visible de la luna. Que simboliza el equilibrio de las personas.

EL CARNAVAL DE ARLEQUÍN

En la parte baja de la escalera el artista pintó un pájaro y se ha interpretado como un símbolo de elevación espiritual, aunque otros lo asocian con el símbolo freudiano del órgano genital masculino entre la escalera que se asemeja a unas piernas.

En el suelo de la habitación podemos observar una gran cantidad de figuras geométricas. Por ejemplo en el caso de la escalera tenemos un cilindro sobre esta figura hay un pez ojos que parece flotando. Además podemos observar una esfera y un cono.

En la parte derecha inferior de la obra el carnaval de arlequín específicamente en el suelo el pintor surrealista pintados gatos que también se encuentran vestidos de arlequín y juegan con un estambre de lana. Al lado del gato de color amarillo hay otro elemento que parece un insecto conocido como la libélula con alas de color azul. Que está saliendo de uno huevos muy grandes y en la cabeza de la libélula sale una llama de color rojo que muchos asocian con el sexo femenino.

En la parte derecha de la pintura hay una especie de mesa con una sola pata, aunque esa mesa hace alusión al hambre que pasó el pintor, la mesa esta pintada de un color azul claro, sobre ella hay muchos presentes u objetos el más claro a la vista es un pez color amarillo con negro que parece que estuvieran nadando en el océano azul, hay dos frutas una que ya está germinada y tiene tallo y hojas.

En la mesa también hay un libro abierto con muchas páginas en color blanco será que nada hay escrito en él. Además hay un mantel que no está utilizado. Pero hay varios especialistas que han documentado que es una paloma blanca por la forma en que está pintada. Ya que se observa las alas abiertas y tiene un pico de color amarillo.

También el pintor Joan Miró  pintó sobre la mesa un globo terráqueo que lleva una flecha que lo atraviesa por el centro. Él usó ese símbolo para poder salir de la crisis económica que estaba pasando que no tenía ni un centavo para comprar comida. Además tenía las ganas de conquistar el mundo. Todos los elementos colocados en la mesa se usaron para equilibrar la obra con las otras formas geométricas que usó el pintor surrealista.

En la parte superior derecha de la obra se puede observar una especie de ventana la cual es rodeada por una cinta o un gran gusano de color blanco. Que muchos lo han relacionado con un cigarrillo. En sitio de la obra figuran muchas líneas curvas y circulares que le dan a la obra mucho dinamismo.

La ventana estando abierta simboliza la libertad de las personas y de realizar el sueño. En la ventana se permite ver algunas figuras que han sido relacionadas con la luna y la torre Eiffel. De igual forma se puede observar un árbol de color rojo.

Análisis formal de la obra

En la obra se aprecia una escena que se conoce como horror vacui, según los especialistas afirman. También en la obra se presenta dos espacios de colores diferentes ya que hay una pared de color beige claro y el suelo es de color marrón claro y se pueden percibir dos ejes en la obra el primero vertical que se forma por la cinta de color blanco y el eje horizontal que lo forma el brazo alargado de color negro.

De igual forma las otras líneas de eje vertical que se pueden notar en la obra de arte es donde está la escalera que se contrarresta con la verticalidad de la ventana y la línea que forma el gusano que muchos relacionan con un cigarrillo. Además la mesa forma un conjunto de líneas que se demarcan en dicha obra así como el conjunto de figuras que existen que son curvas y geométricas además de otras circulares.

La presenta variados colores entre los que destacan los colores primarios como son el azul, el rojo y el amarillo y otros colores secundarios que el artista los usó de forma plana y los colores blanco y negro son separados de la obra para crear un juego de colores en la pintura el carnaval de arlequín.

El espacio que hay en la obra el pintor surrealista Joan Miró le dio un tratamiento especial ya que colocó varios elementos surrealistas en un espacio que los especialista dicen que es una perspectiva clásica. El suelo parece elevarse en la pintura mientras que las paredes de la habitación son más claras.

La forma y el color azul de la mesa le dan un estilo a la pintura, muy surrealista que le van dando una gran profundidad a la obra. La figuras en la obra fueron muy bien tratadas por el artista ya que mezclo muchas figuras grandes con pequeñas como el caso de la guitarra son más pequeña de los gatos. Además de otros elementos que flotan gracias a la imaginación del pintor surrealista.

Biografía de Joan Miró

Conocido como Joan Miró i Ferrà nació en la ciudad de Barcelona España un 20 de abril de 1893, y muere en la ciudad de palma de Mallorca el 25 de diciembre del año 1983. En vida se desempeñó como gran pintor surrealista, grabador, escultor y ceramista. En las obras que realizó siempre reflejó el beneficio que tenía el subconsciente en la cultura de Cataluña y en lo infantil.

Aunque fue uno de los máximos representantes del surrealismo también se le asocia con el arte abstracto ya que el estilo que demostraba era muy formal y estilizado pero con  figura muy creativas. En sus comienzos trabajó con las figuras y tenía fuertes influencias con las formas cúbicas, expresionistas y fauvistas.

Mientras el pintor pasaba un tiempo en París, sus obras de artes se van volviendo muy fantasiosas e imaginativas aunque  las relacionan con lo onírico. Es en ese momento en que empieza a concordar con el arte surrealista y se va introduciendo a este movimiento artístico.

Es por eso que cuando daba entrevistas y en sus documentos llego a afirmar que tenía un gran deseo de abandonar los métodos convencionales de cómo realizar pinturas de arte.  Para poder realizar una forma de expresión más contemporánea y no seguir los mismos patrones que se venían utilizando ya que ahora pertenecía al movimiento surrealista.

Para el año de 1975 crea una fundación conocida con su nombre, que se ubicó en su ciudad natal Barcelona en la actualidad es un centro cultural y artístico ese centro tiene como principal objetivo la difusión de nuevas tendencias sobre el arte contemporáneo.

Orígenes del Pintor

El padre del Joan Miró conocido como Miquel Miró Azeríes, fue un hijo de herrero de la ciudad de Cornudella. Pero para buscar un nuevo futuro se trasladó hacia la ciudad de Barcelona donde instaló su taller de relojería y de orfebrería que se encontraba cerca de la plaza de Barcelona. En ese sitio conoce a Dolors Ferrà i Oromí quien era una hija de un ebanista.

Al entablar una relación amorosa con la chica que al tiempo contrajeron nupcias y establecieron su hogar en la ciudad de Barcelona. Luego de haberse casado al tiempo queda en estado y nace el futuro pintor surrealista Joan Miró.

Con el tiempo el pintor Joan Miró se casó con Pilar Juncosa en Palma de Mallorca el 12 de octubre de 1929, se fueron a vivir a París. Tenían un confortable apartamento que adentro estaba su taller para realizar las obras de artes. El 17 de julio del año 1931 fue padre de su única hija que se llamaba Dolores. Luego de un tiempo de vivir en París decidió volver a su ciudad natal Mallorca pero también pasaba períodos en Montroig.

En el año de 1936 explotó la Guerra Civil Española, pero tenía una nueva exposición de sus obras en París donde decide quedarse y esperar a su hija y esposa que arribaran al país. Una vez que está reunido con toda su familia decide quedarse allí en París.

Lleva tiempo viviendo en París explota la segunda Guerra Mundial todo en París empieza a ponerse complicado por el cual se va un tiempo a la casa de su amigo George Nelson quien era un arquitecto eso fue en Normandía. Allí permaneció hasta el año de 1940 cuando se vuelve a la ciudad de Catalunya.

Estando en Cataluña donde permaneció una temporada, se decide ir con su familia a la ciudad de Mallorca y en el año de 1942 se traslada hacia la ciudad de Barcelona.

La Obra de gran impacto el Carnaval de Arlequín

Joan Miró tiene muchas obras de artes en su carrera artísticas pero una que causó gran impacto es la conocida El Carnaval de Arlequín. Entre los años 1924 y el año 1925, realizó su primera obra surrealista que fue expuesta en la exposición colectiva de la Peinture surréaliste de la Galería Pierre a finales de 1925, la obra tuvo un gran éxito

La obra conocida como El Carnaval de Arlequín. Teniendo gran acogida por el público espectador, ya que fue una obra que se expuso junto a obras de los principales artistas de la época como fueron Giorgio de Chirico, Paul Klee, Man Ray, Pablo Picasso y Max Ernst.

La obra es conocida como el comienzo de la fase surrealista del pintor Joan Miró. En ese momento que era el transitar de los años 1924 y en el año 1925. Cuando el pintor Joan Miró empezó a realizar la obra el Carnaval de Arlequín, pasó un gran período de crisis económica que no tenía ni un peso para comprar comida por el motivo que paso mucha hambre. Por lo cual llegó a afirmar lo siguiente:

“Intenté plasmar las alucinaciones que me producía el hambre que pasaba. No es que pintara lo que veía en sueños, como decían entonces Breton y los suyos, sino que el hambre me provocaba una manera de tránsito parecido al que experimentaban los orientales”

En la pintura el carnaval de arlequín, donde las figuras principales son un autómata que está tocando una guitarra que se encuentra junto a un arlequín que tiene unos bigotes muy grandes. Estos dos personajes de la obra de arte son muy importantes en una pintura que tiene un universo de figuras creativas que solo pueden aparecer en la imaginación del pintor.

Entre los cuales destacan gatos que juegan con ovillo de lana, un pájaro de color azul que parece estar saliendo de un huevo. Peces que están flotando en la pintura y un insecto que aparece de un dado con figuras extrañas. La escalera que aparece como un símbolo de ascensión y de libertad que tiene una gran oreja y un ojo que observa todo.

También tiene en la parte derecha una ventana en donde se observa una figura geométrica y cónica la cual representa a la torre Eiffel. Es por eso que el pintor Joan Miró llegó a escribir en un libro lo siguiente de su obra El Carnaval de Arlequín:

«En la madeja de hilo deshecha por los gatos vestidos de arlequines ahumados retorciéndose y apuñalando mis entrañas”

La obra del pintor surrealista Joan Miró que realizó la obra surrealista El Carnaval de Arlequín se encuentra expuesta en la colección de Albright-Knox Art Gallery en Búfalo, (Estados Unidos).

El surrealismo de Joan Miró

Cuando estaba instalado en su taller en París el pintor Joan Miró, el cual era conocido como el taller de Pablo Gargallo. Teniendo contacto con varios artistas en París que estaban formando el movimiento Dadá que se fundó en el año de 1924. El grupo surrealista estaba encabezado por el poeta y escritor André Breton.

Cuando el grupo surrealista el pintor Joan Miró, empezó a reinventarse en su técnica y abandonó esa pintura que hacía detallista y de sintetizar su obras de artes. Ya que el arte surrealista le daba muchas razones para realizar obras que llamaran la atención al público espectador.  Usando el arte surrealista basado en los sueños oníricos y en el inconsciente del ser humano.

Con estos elementos el pintor surrealista encontró mucho material para sacarle provecho al arte surrealista. Es por eso que al realizar otras obras fueron muy gratificantes para el público y los especialistas como fue Tierra labrada, una escultura que está realizada como la cabeza de un fumador con muchos elementos surrealista que se observan tiene muchas características del arte surrealista.

El pintor Joan Miró realizó una exposición en la Galería francesa conocida como Pierre entre el 17 de junio hasta el 25 de junio del año 1925. Con la exposición de pinturas donde estaba una de sus obras más famosas el Carnaval de Arlequín y unos 15 dibujos que llamaron la atención de varios especialistas de artes así como el público que visitó la Galería para ese momento.

Obras del pintor Joan Miró

En toda su carrera artística el pintor surrealista Joan Miró realizó muchas obras de arte entre las que destacan sus pinturas que son muy famosas entre las cuales destacan:

Bodegón del zapato viejo: cuando el pintor regresa a París debido a que tenía una exposición en el mes de noviembre del año 1936, además que estando en España explota la Guerra Civil española y el pintor tuvo la necesidad de pintar la realidad de lo que estaba sucediendo.

Es por eso que el pintor surrealista con su obra conocida como el Bodegón del Zapato viejo empieza a pintar naturaleza muerta donde plasmó una relación entre zapatos viejos y la naturaleza. En ese momento integra en una mesa una manzana, una botella y un tenedor. Los colores que usa el pintor son agresivos en la obra de arte demostrando que pueden ser ácidos y violentos.

En este cuadro la pintura de la obra de arte no es plana como en varias obras de arte del artista esta tiene más dimensión y los objetos se ven más claros y fuertes. Para llamar la atención a las personas de lo que sucede en Europa con las guerras que se avecinan.

Pabellón de 1937 en París: Después de haber ganado una fama muy notoria con su famosa obra el carnaval de arlequín. El gobierno español le encargó el pintar una obra de grandes dimensiones en el pabellón de la república española. En la conocida exposición internacional de París del año 1937. Esta obra se iba a inaugurar en el mes de julio.

En ese pabellón también estuvieron los siguientes artistas  Picasso con su obra Guernica, Alexander Calder con la pintura Fuente de mercurio, Julio González con la escultura Montserrat, Alberto Sánchez con una obra escultórica El pueblo español tiene un camino que conduce a una estrella y el pintor surrealista Joan Miró que realizó El segador.

Constelaciones: estas obras la realizó el pintor surrealista entre los años 1940 y el año 1941, en el pequeño pueblo conocido como  Varengeville-sur-Mer en las costas de Normandía. El pintor se sintió muy feliz al ver el cielo de ese pueblo que comenzó un trabajo en la que realizó 23 obras artísticas tituladas Las constelaciones.

Todas estas obras tienen el mismo tamaño el cual es 38x46 cm, y estaban realizada en un formato de papel que el artista las empapaba con gasolina para luego estrujarlas y darle una superficie rugosa pero excelente para el público las pueda observar. Luego de eso colocaba colores hasta quedar con el aspecto que deseaba el pintor Joan Miró.

En todas las obras de las constelaciones el pintor surrealista intento plasmar el orden que había en el cosmos, dibujaba las estrellas haciendo hincapié en el mundo celestial y todos los personajes de su pintura representaron a los pájaros y la tierra unidos.

En el año de 1958 se editó un libro al que se tituló constelaciones pero en ese libro se hicieron 22 reproducciones de su obra conocida como constelaciones. Luego de esas obras en el año de 1960 el pintor surrealista se volvía a reinventar en su carrera ya que las pinturas que realizaba tiene más soltura en la forma en que traza las líneas y los gráficos, además obtiene mucha simplicidad en cómo traza las figuras y los objetos.

Todas estas técnicas son propias de él ya que siempre ha pintado con un estilo infantil y surrealistas a través de las técnicas que ha usado del subconsciente y de lo onírico para dar forma a sus obras de artes.

Principales Obras del Pintor Surrealista

El pintor surrealista Joan Miró aunque muchas personas lo reconocen por su pintura emblema conocida como El Carnaval de Arlequín en su vida pintó muchas obras, además trabajo en el arte de la cerámica y con la escultura y en el presente artículo de nombraremos las obras más importantes del autor con la que a tenido mucha fama internacional y ser conocido como un pintor del movimiento surrealista.

Pinturas

  • La casa de la palmera (1918) – Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
  • La masía (1921) – National Gallery of Art Washington.
  • Bailarina española (1921) – Centro Georges Pompidou
  • Tierra labrada (1923) – Solomon R. Guggenheim Museum
  • El cazador – Paisaje Catalán (1923) Museo de Arte Moderno de Nueva York
  • Carnaval de Arlequín (1924) – Museo Albright – Knox
  • Composición (1934) – Museo Soumaya
  • Mujer desnuda subiendo la escalera (1937) – Fundación Joan Miró
  • Una estrella acaricia el seno de una negra (1938) – Tate Modern
  • Las Constelaciones (1940-1941)
  • Serie Barcelona (1944) – Fundación Joan Miró
  • La Lección de Esquí (1966) – Museo de Arte Contemporáneo de Caracas
  • La esperanza del navegante (1968-1973)
  • Personaje delante del sol (1968) – Fundación Joan Miró
  • La esperanza del condenado a muerte (1974) – Fundación Joan Miró
  • Manos volando hacia las constelaciones (1974) – Fundación Joan Miró
  • Cabeza de campesino catalán
  • Beso en la pradera (1976) – Fundación Joan Miró

Murales cerámicos

  • Murales cerámicos del Sol y la Luna, 1958, Sede de la Unesco en París.
  • Mural cerámico para la Universidad de Harvard, 1950.
  • Mural cerámico de la Handelshochschule, 1964 de Sankt Gallen en Suiza.
  • Mural cerámico de la Fundación Maeght, 1964 en Saint-Paul-de-Vence.
  • Mural de cerámica de la terminal B, 1970 del Aeropuerto de Barcelona.
  • Murales cerámicos para el pabellón del Gas, 1970 para la exposición internacional de Osaka
  • Mural cerámico en Wilhelm-Hack-Museum, 1971 de Ludwigshafen.
  • Mural de cerámica de la Cinemateca, 1972 de París, actualmente en el Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo de Vitoria-Gasteiz (ARTIUM).
  • Pavimento Miró, Barcelona, 1976.
  • Mural cerámico del nuevo Palacio de Congresos de Madrid, 1980

Esculturas

  • Personaje con paraguas, 1933 escultura de madera, paraguas y hojas secas en la Fundación Miró de Barcelona.
  • Pájaro lunar, 1946-1949 en bronce diversas copias
  • Pájaro solar, 1946-1949 en bronce diversas copias
  • Reloj de viento, 1967 escultura en bronce.
  • La caricia de un pájaro, 1967 bronce pintado en la Fundación Miró de Barcelona
  • Mujer botella, 1973 escultura en bronce para el Parque Cultural Viera y Clavijo de Santa Cruz de Tenerife.
  • Perro, 1974 bronce en la Fundación Miró de Barcelona.
  • Conjunto monumental para La Défense, 1978 en París.
  • Miss Chicago, 1981 Escultura pública de doce metros en Chicago.
  • Femme, 1981 escultura en bronce, expuesta en la Casa de la Ciudad de Barcelona.
  • Mujer y Pájaro, 1983 escultura de cemento recubierta de cerámica en el Parque Joan Miró de Barcelona

Si te ha parecido importante el presente artículo sobre la obra El Carnaval de Arlequín del pintor Surrealista Joan Miró te invito a visitar los siguientes enlaces:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here