Todos los perros padecen alguna clase de malestar digestivo durante su vida, particularmente siendo cachorros, ya que les agrada llevarse todo a la boca. Hay numerosos fármacos que pueden servirte para aliviar la indisposición estomacal de tu perro, siendo una de las recomendaciones más frecuentes del veterinario, la administración de metronidazol. Entérate a continuación acerca de cuál es la Dosis de Metronidazol para Perros.

Dosis de Metronidazol para Perros

Dosis de Metronidazol para Perros

El metronidazol es una medicina que ha sido prescrita para los canes con moderada frecuencia por parte de los profesionales de la veterinaria y cuyo componente principal igualmente es utilizado en la medicina humana. Pero, pese a que tengamos disponible dicho fármaco en el botiquín casero, jamás se le debe suministrar al animal de acuerdo a nuestro propio criterio.

Únicamente el profesional veterinario puede recetar este medicamento e indicarnos la forma de administración más conveniente, luego de haber evaluado y diagnosticado al animal. En los párrafos que siguen explicaremos de forma detallada de que trata el metronidazol para perros, los usos con que cuenta este medicamento, de qué depende la dosis a suministrar o los efectos colaterales que podrían producirse.

¿Qué es el Metronidazol?

El metronidazol es un medicamento que actúa como antibiótico y como antiprotozoario. Esto significa que va a ser eficiente su uso para el combate de infecciones provocadas por bacterias anaerobias, que son las que no requieren de oxígeno, y parásitos estomacales como las giardias. De igual modo, igualmente tiene efectos antiinflamatorios a nivel intestinal.

El metronidazol deriva del 5-nitroimidazol, principio activo que ha sido recomendado por profesionales de la medicina animal y humana para combatir microbios anaerobios y protozoos. Entre sus indicaciones de uso se encuentran infecciones del conducto gastrointestinal, urogenital, de la piel, y demás. Pese a que los efectos desfavorables son poco frecuentes se han reconocido aturdimientos o trastornos gastrointestinales y, en ciertas ocasiones, hepatotoxicidad.

Dosis de Metronidazol para Perros

El metronidazol en perros es eficiente contra protozoos y bacterias anaerobias, siendo igualmente eficaz contra la mayor parte de los bacilos gramnegativos anaerobios, bacilos grampositivos esporógenos anaerobios y cocos anaerobios. En lo referente a su función  antiparasitaria es activo contra tricomonas, giardias y amebas, donde se incluyen Trichomonas foetus, Trichomonas gallinae, Giardia lamblia e Histomonas meleagridis.

Usos

Los fines del metronidazol usualmente se relacionan con infecciones en el sistema digestivo, pero asimismo podría recetarse para las del sistema urogenital, de la boca, la garganta o en lesiones a nivel de la piel. Particularmente, es usual administrar metronidazol para perros que sufren de diarrea, pero antes debe ser evaluado por el veterinario, puesto que no todas las diarreas se van a aliviar con este medicamento.

La mayor parte de las diarreas en los perros son causadas por parásitos, pero no se empela de forma habitual el metronidazol para la desparasitación de los perros. Este fármaco se reserva para cuando se consiguen giardias en las heces o se presume su presencia. Esta clase de parásitos son más comunes en los animales más jóvenes. Como es un medicamento sumamente seguro, el veterinario igualmente puede prescribir metronidazol para los cachorros.

Otra clase de diarreas que es tratada con metronidazol son las que devienen en crónicas, como las que puede provocar la enfermedad inflamatoria intestinal. A veces, el metronidazol se recta en combinación con otros medicamentos.

Dosis de Metronidazol para Perros

Administración

Se puede conseguir al metronidazol en variadas presentaciones, lo que facilita su administración, ya que nos posibilita adecuar la dosis de acuerdo al peso del animal y escoger cómo lo va a tolerar mejor. El veterinario elegirá entre metronidazol en comprimidos, que se pueden dividir, para perros de mayor tamaño o jarabe o suspensión de metronidazol para los más chicos o cachorros.

En casa podemos suministrar las dos presentaciones. En contraste, en otras situaciones, el profesional podrá inclinarse por el metronidazol inyectable. Éste usualmente se deja para aquellos canes que se encuentran más graves a los que el  fármaco se les podría proporcionar por vía intravenosa.

Dosis

La dosis que regularmente se proporciona a los canes es de 5 a 20 miligramos por cada kilo de peso corporal de éstos. Adicionalmente, el metronidazol se suministra cada 12 o 24 horas ya que depende de casa caso, de forma que deberás tener presente que si se da cada 12 horas, la dosis será menor en cada dosis. Regularmente se suministra por vía oral o intravenosa, de acuerdo a la enfermedad que esté generando el problema y de cuán grave sea éste.

Hay que tener particular cuidado con las dosis que le suministras a tu can, pues seguir al dedo las indicaciones del veterinario es esencial para una pronta recuperación. Si se te ha pasado la hora, no titubees en administrarle la medicación a tu peludo apenas lo recuerdes. Por otra parte, si olvidaste la hora y lo llegas a recordar al día siguiente, no dobles la dosis suministrada, ya que podría dar lugar a una sobredosis. De ser así, consulta con el veterinario y sigue sus instrucciones.

Efectos Secundarios y Contraindicaciones

En los siguientes apartados, te compartiremos algunos de los efectos colaterales del metronidazol y varias de sus contraindicaciones para que puedas detectar cualquier contrariedad tan pronto se manifieste.

Efectos Secundarios

Debes prestar atención ante la aparición de cualquiera de estos síntomas, que de manifestarse alguno te aconsejamos acudir prontamente con el veterinario:

  • A nivel neurológico, el metronidazol puede provocar una ligera depresión, estremecimientos, e inclusive problemas en las patas. Aunque es verdad que una parálisis de patas es muy poco común, debes prestar atención a cualquier posible síntoma.
  • Puede surgir una alergia a este fármaco, de ser así, podrás notar erupciones, urticaria o respiración acelerada.
  • El efecto colateral más frecuente son los vómitos y diarrea, razón por la cual se sugiere administrar metronidazol de forma inmediata luego de que el animal haya comido. El veterinario puede prescribir otra medicina para impedir las náuseas si lo considera plausible.
  • Babeo, sangre en la orina e inapetencia común, particularmente, cuando se deja de dosificar el medicamento.
  • En pocas ocasiones se ha podido evidenciar que la administración por mucho tiempo de metronidazol puede provocar pancreatitis.

Contraindicaciones

Sumados a los probables síntomas citados previamente, se debe saber que igualmente existen contraindicaciones a tener en cuenta:

  • A las perras gestantes o en lactancia no se les debe administrar metronidazol, ya que el fármaco podría producir problemas a la prole.
  • A los perros con trastornos renales o con patología hepática, igualmente no se les puede suministrar esta medicación, ya que están predispuestos a sufrir complicaciones en el tratamiento.

Ante la administración de una dosis excesiva, el animal puede manifestar estos síntomas:

  • Babeo exagerado
  • Inapetencia
  • Trastornos de coordinación
  • Movimientos incontrolados de los ojos
  • Fatiga exagerada
  • Espasmos extraños y convulsiones
  • Pérdida del sentido de la vista

De manifestarse algunas de estas condiciones o cualquiera de los síntomas citados arriba, lo mejor es acudir con rapidez al veterinario, ya que la vida de tu mascota podría encontrarse en peligro.

También te pueden interesar estos otros artículos:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here