Diferencias entre mareo y vértigo: comprender las sensaciones desconcertantes

mujer mareada

El mareo y el vértigo son dos sensaciones que, aunque a menudo se confunden, son experiencias distintas que pueden estar relacionadas con diferentes afecciones y causas. Ambos pueden ser muy desagradables y preocupantes, por tanto,  es esencial comprender las diferencias entre ellos para poder buscar un diagnóstico y tratamiento adecuados.

A continuación, te ofrecemos la oportunidad de explorar en profundidad las características y causas de estas dos experiencias, ayudándote  a discernir entre un estado y otro. Sigue leyendo y aprende las diferencias entre mareo y vértigo: comprender las sensaciones desconcertantes puede mejorar tu calidad de vida.

¿Qué es el mareo?

hombre mareado siente que se cae

El mareo es una sensación de inestabilidad o desequilibrio que puede manifestarse de varias maneras. Algunas de las características más comunes del mareo serían las siguientes:

  • Sensación de aturdimiento: las personas que experimentan mareo pueden sentirse aturdidas o como si estuvieran «fuera de sí». Pueden describirlo como una sensación de confusión mental.
  • Sensación de flotación: algunas personas sienten que están flotando o que el suelo se mueve debajo de ellos. Junto con la sensación de aturdimiento, genera bastante angustia en la persona afectada.
  • Debilidad o fatiga: el mareo a menudo se asocia con una sensación de debilidad o fatiga generalizada. Es una sensación de “no poder tirar del cuerpo” porque se siente como si pesara más que nunca o las fuerzas habituales han mermado hasta no poder desplazar el peso corporal habitual.
  • Náuseas: algunas personas pueden experimentar náuseas o malestar estomacal cuando están mareadas. El sistema digestivo está íntimamente relacionado con el nervioso y es por ello que es sensible a cualquier cambio que el cerebro interprete como “alarma” o peligro, generando las náuseas o el vómito para vaciar el estómago, ya que evolutivamente esto nos prepara para la lucha-huida.
  • Sudoración excesiva: la sudoración excesiva es otra característica común del mareo. Suele comenzar por manos y pies, extendiéndose posteriormente  por  todo el cuerpo. Genera una sensación sofocante generalizada.

Causas del mareo

hombre sufre mareos cervicales

Mareos cervicales

Las causas subyacentes al mareo pueden ser muy variadas. Te presentamos las más frecuentes a continuación:

  • Hipotensión ortostática: una caída repentina en la presión arterial al ponerse de pie. Todos hemos experimentado esto alguna vez o con relativa frecuencia. El cansancio favorece estas sensaciones ya que el cuerpo no dispone de la suficiente energía para equilibrar de manera eficaz esos cambios de presión debido a los movimientos bruscos.
  • Desencadenantes visuales o sensoriales: cambios bruscos en la iluminación o la estimulación visual pueden causar mareos. Seguro que también lo has experimentado alguna vez tras largas horas de trabajo delante del ordenador, por ejemplo.
  • Estrés o ansiedad: el estrés y la ansiedad pueden provocar síntomas de mareo. En los tiempos que corren de ansiedad creciente por el ritmo de vida que la sociedad nos impone los mareos por ansiedad están a la orden del día. Se les conoce como mareos psicógenos.
  • Deshidratación: la falta de líquidos en el cuerpo puede causar desequilibrios y mareos. El cerebro es un órgano fascinante en su función y composición. Su aspecto in vivo es  como el de una gelatina y esto se debe a su extraordinaria composición acuosa. Con todo esto, el cerebro es el primer órgano que sufre la deshidratación en el cuerpo, viéndose alterada sus funciones y generando mareo.
  • Problemas del oído interno: algunas afecciones del oído interno pueden causar mareo, pero rara vez causan vértigo. El equilibrio de nuestro cuerpo está orquestado por los electrolitos del oído interno que se mueven al compás de nuestros movimientos, mandando una señal eléctrica al cerebro que nos indica nuestra posición corporal. Problemas a nivel del oído interno pueden enviar señales arbitrarias al cerebro, que no sabe cómo interpretar, de manera que al no saber qué posición tenemos, nos sentimos mareados.
  • Problemas cervicales: las disfunciones a nivel cervical son causa frecuente de mareos ya que los pares de nervios craneales se relacionan con el sistema vestibular.

¿Qué es el vértigo?

mujer con vértigo siente que todo gira a su alrededor

El vértigo es una sensación de giro o movimiento que es distinta del mareo. Las características principales del vértigo incluyen:

  • Ilusión de movimiento: en el vértigo, las personas sienten que ellos o su entorno están girando o moviéndose, a pesar de que están quietos. Es una sensación realmente desconcertante que va acompañada de gran confusión, angustia y a veces nauseas, llegando al vómito.
  • Mareo rotatorio: el vértigo a menudo se describe como una sensación de mareo rotatorio. Lo acabamos de mencionar, la sensación de que todo gira a nuestro alrededor va acompañada ineludiblemente de mareo, en ese caso, rotatorio.
  • Nistagmo: en algunos casos de vértigo, los ojos pueden experimentar movimientos involuntarios, llamados nistagmo. Se alcanza cuando el vértigo ha llegado a una magnitud considerable. Requiere atención médica inmediata y resulta bastante impactante contemplarlo desde fuera.
  • Desencadenado por cambios de posición: el vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB) es un tipo común de vértigo que se desencadena por cambios de posición de la cabeza. Esto ocurre debido a la presencia de partículas pequeñas de carbonato de calcio llamadas «otoconias» que se encuentran en los canales semicirculares del oído interno. Cuando mueves la cabeza, estas partículas pueden desplazarse dentro de los canales semicirculares, lo que envía señales contradictorias al cerebro sobre la posición de la cabeza y el equilibrio del cuerpo. Esto provoca una sensación de vértigo, mareo y desequilibrio.

Causas del vértigo

Sistema vestibular del oído interno

Sistema vestibular del oído interno

El vértigo suele estar relacionado con problemas en el sistema vestibular del oído interno, que es responsable del equilibrio y la percepción del movimiento. Algunas de las causas comunes de vértigo incluyen:

  • VPPB: como se mencionó anteriormente, el VPPB es una causa común de vértigo y se debe a pequeñas partículas en el oído interno, las otoconias.
  • Enfermedad de Menière: una afección crónica del oído interno que causa vértigo, tinnitus (zumbido del oído) y pérdida auditiva. Se cree que se relaciona con la acumulación anormal de líquido en el oído interno. Genera episodios de vértigo bastante  debilitantes que  a menudo van acompañados de náuseas y vómitos
  • Neuritis vestibular: una inflamación del nervio vestibular que puede causar vértigo intenso. Puede estar causada por infecciones virales y a veces no tiene una causa aparente.
  • Migraña vestibular: las migrañas pueden desencadenar episodios de vértigo. Quienes padecen de migraña ven afectada su vida de manera significativa. En las crisis de migraña se experimenta una gran sensibilidad a la luz y el sonido, yendo acompañadas frecuentemente de una gran sensación de vértigo, náuseas y vómitos. Este tipo de migraña puede cursar con o sin dolor de cabeza.
  • Tumores del oído interno: estos tumores, llamados neuromas acústicos son pco frecuentes pero cuando se dan pueden causar vértigo, pérdida de audición y tinnitus.

Diferencias clave entre el mareo y el vértigo

mujer mareada

Llegados a este punto, estamos seguros de que ya sabes distinguir con bastante acierto las diferencias principales entre mareo y vértigo. No obstante, para una mejor comprensión de estos dos padecimientos -comúnmente confundidos- vamos a hacer una descripción clave de las principales diferencias entre ellos.

En esencia, los mareos tienen una causa fisiológica de carácter mayoritariamente leve y fácilmente tratable. Los vértigos en cambio, suelen tener una causa subyacente más compleja que requiere tratamientos más especializados. Los siguientes ítems resumen las diferencias sintomatológicas entre estas dos afecciones tan parecidas y a la vez diferentes:

  1. Sensación de movimiento: en el mareo, las personas pueden sentirse inestables pero no experimentan una sensación de movimiento real. En el vértigo, hay una sensación clara de movimiento, ya sea rotación o movimiento del entorno.
  2. Causa subyacente: el mareo puede ser causado por una variedad de factores, como el estrés o la deshidratación, mientras que el vértigo generalmente está relacionado con problemas en el oído interno.
  3. Duración: el mareo tiende a ser más breve y puede mejorar rápidamente una vez que se aborden sus causas subyacentes. El vértigo puede ser más persistente y recurrente.
  4. Náuseas y vómitos: aunque el mareo a veces puede provocar náuseas, el vértigo es más propenso a causar náuseas y vómitos, especialmente durante los episodios más intensos.

Diagnóstico y tratamiento

examen médico en otorrinolaringólogo

El diagnóstico y el tratamiento de mareo y vértigo dependen de la causa desencadenante. Si experimentas síntomas persistentes o recurrentes de mareo o vértigo, es fundamental buscar atención médica. Un médico realizará un examen físico y, en algunos casos, puede recomendar pruebas como pruebas de equilibrio, audiómetros o resonancias magnéticas para identificar la causa subyacente.

El tratamiento variará según la causa y puede incluir:

  • Manejo de la presión arterial en el caso de mareos por hipotensión ortostática.
  • Terapia de rehabilitación vestibular para mejorar el equilibrio.
  • Medicamentos para tratar condiciones subyacentes como la enfermedad de Menière o las migrañas vestibulares.
  • Maniobras de reposicionamiento para el VPPB.
  • Cirugía en los casos de tumores u otras afecciones más grave.

Consulta a un médico o farmacéutico

médico toma la presión a paciente

Aunque el mareo y el vértigo comparten algunas similitudes en sus síntomas, son experiencias distintas con causas y características bien diferenciadas. Si experimentas cualquiera de estos síntomas de manera recurrente, busca la atención de un profesional de la salud para un diagnóstico adecuado y un plan de tratamiento específico para tu situación. La comprensión de estas diferencias es un paso importante para abordar y aliviar estas sensaciones tan molestas como desafiantes.

No lo dudes, tu salud no debe ser postergada y si sufres mareos o vértigos persistentes, acude a un profesional de la salud. Aprecia las diferencias entre mareo y vértigo: comprender las sensaciones desconcertantes que experimentas puede prevenir males mayores y mejorar tu calidad de vida.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.