5 diferencias entre fruta y verdura

Diferencias entre fruta y verdura

Nuestra dieta se basa en la importancia de tomar frutas y verduras, dos clases de alimentos imprescindibles para nuestra supervivencia. Hay una gran controversia entre este tipo de alimentos, pues genéticamente están categorizados como lo que son, pero ya nos hemos acomodado a creer qué son. Por eso, señalaremos las diferencias entre fruta y verdura, ya que si no lo habías pensado, hay verduras que son frutas y no lo conocías.

Seguro que más de una vez te has comido un plato de pisto, sin conocer que realmente te has tomado un plato de frutas. O lo mismo ocurre con una ensalada, dónde el mismo tomate que categorizamos como verdura, es realmente una fruta. Pero no pasa nada, la fruta siempre ha llegado hasta nuestras cabezas como lo que son, aunque en nuestros libros de ciencia los hayan seleccionado por lo que no parecen. Veamos cuál son las diferencias que explica estas diferencias.

Las diferencias entre fruta y verdura

Solo hay una diferencia real entre fruta y verdura. Comenzaremos comentando cómo se clasifica una fruta, dado a que su apariencia y la forma de tomarla, es comiéndonos la parte carnosa del alimento. Su parte carnosa se forma a partir de una semilla, siendo la fruta la parte del fruto.

Diferencias entre fruta y verdura

Sin embargo, la verdura puede suministrarse totalmente, sin independencia de si tiene semilla o no, o sea, se puede consumir con normalidad. Veamos dónde están las diferencias:

  1. Hay un dato claro, la fruta solo está considerada oficialmente cuando contiene semillas, se puede comer y es de origen vegetal. Mientras cumpla ton todos estos requisitos es considerada como tal. De ahí que comencemos a asociar mucho más a los tomates o los pimientos como una fruta y más lejanos de las cebollas o las lechugas.
  2. También son consideradas frutas cuando su apariencia tienen un alto repertorio de colores variados.
  3. Generalmente las frutas suelen ser dulces, ya que contienen un azúcar simple llamada fructosa. Sin embargo, los vegetales son menos dulces.
  4. Las frutas son bajas en calorías y grasas, además de contener un alto contenido en fibra y azúcares naturales.
  5. Las verduras suelen comerse en los platos principales en todos los menús. Sin embargo, la fruta siempre pasa a segundo plano o se suele servir como postre.

Excepciones raras con algunas frutas

¿Qué ocurre con el plátano? El plátano no tiene semilla, pero sin duda es considerada como una fruta. En realidad, es una fruta evolucionada y es considerada como híbrida y estéril. Es considerada dentro del grupo de los partenocápicos.

Diferencias entre fruta y verdura

Las fresas también necesitan su explicación. Son frutas, pero no son consideradas bajo este término, sino más bien “infrutescencias”. Se describe así a la unión de frutos que se desarrollan tan juntos que parecen ser solo uno.

Los pequeños puntitos que hay fuera de la fresa no son semillas, en realidad son pequeños frutos, ya que las semillas se encuentran dentro de las fresas. Por ello, se la cataloga como fruta.

¿Las frutas están siempre dulces?

La fruta tiene como normativa ser dulce, ya que está compuesta por un sabor agradable para que sea comida, como los pájaros, y que sus semillas queden dispersas en el suelo para que vuelvan a ser germinadas.

Pero la fruta no está siempre dulce. Según la explicación anterior, la fruta tiene como premisa tener siempre sus semillas dentro. Lo podemos observar en algunos alimentos que siempre utilizamos habitualmente en cocina y que consideramos como verduras: el calabacín, el tomate, el pepino, la calabaza, la berenjena y el pimiento. Incluso el limón, no llega a estar dulce, es un alimento ácido, pero cumple la norma de una fruta.

Diferencias entre fruta y verdura

Pequeñas clasificación de algunas verduras:

Las verduras se clasifican porque generalmente se toma toda la parte de la planta. Lo podemos ver por ejemplo:

  • Tubérculos: como la patata.
  • Verduras con raíces, como la zanahoria, rábano, remolacha.
  • Semillas: garbanzos, guisantes, lentejas.
  • Bulbos, como la cebolla, ajol, puerros.
  • Flores, como el brócoli, coliflor, alcachofa.
  • Hojas, como espinaca, col, lechuga.

El azúcar en la fruta ¿debe de preocuparnos?

La fruta está dulce y la verdura no. Ahora bien, ¿deberíamos preocuparnos por el azúcar que contiene la fruta? Depende. Hay diabéticos que tienen restringido su consumo, pero generalmente su consumo de carbohidratos no son iguales. Los hidratos de carbono que contiene la fruta están presente de manera intrínseca, en la matriz del alimento, y por lo tanto, no es el azúcar que comúnmente conocemos.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda fielmente tomar fruta, ya que considera que el azúcar que contiene es un «ázucar intrínseco», y no es para nada un efecto negativo para la salud.

Por lo tanto, la OMS, recomienda tomar entre 400 gramos de fruta y 400 gramos de verduras al día, sumando un total unas 5 raciones. Eso quiere decir, variar estas raciones como apetezca, ya sea entre fruta y verdura.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.