¿Qué diferencia hay entre un grupo y un equipo?

Grupo de gente, equipo, trabajo

En el lenguaje cotidiano hablamos de grupo y equipo como si fueran sinónimos. Sin embargo, cuando se usan correctamente, son dos conceptos que significan cosas diferentes. Podríamos resumir el tema diciendo que la principal diferencia es el compartir metas y objetivos.

Varios estudios muestran que los mejores equipos de nivel gerencial, compuestos por miembros con antecedentes y habilidades muy diferentes, toman decisiones de mayor calidad que las que toman equipos relativamente homogéneos. Ser diferente no es suficiente: para resaltar la riqueza que da la heterogeneidad, es necesario que el equipo tenga dinámicas que permitan a los miembros tener un diálogo crítico constructivo, estar abiertos al cambio y dispuestos a aprender unos de otros.

Los miembros deben ser capaces de identificar y comprender las perspectivas de los demás, sintetizándolas en mejores decisiones que las que se derivan de los procesos de competencia y compromiso, tan comunes en la vida laboral cotidiana.

Diferencia entre equipo y grupo: ¿es mejor ser diferente o similar?

Sin embargo, está claro que la diversidad puede conducir fácilmente a conflictos. Pero, ¿el conflicto dentro de los equipos indica un mal funcionamiento? No, no es necesariamente algo malo, depende de cómo se maneje y de los resultados que genere. Dentro de cualquier equipo, los conflictos ocasionales son casi inevitables. Un buen trabajo en equipo permite aprovecharlos al máximo y convertirlos en riqueza.

Para lograrlo es necesario:

  • Reflexionar sobre las situaciones de conflicto para aclararlas en nuestra mente antes incluso de discutirlas.
  • Tratar de resolver los conflictos primero entre las personas involucradas y solo en segundo lugar, y si es necesario, en grupo.
  • Aceptar que la otra parte tiene un punto de vista diferente, que puede depender de diferentes factores en juego (prioridades, expectativas, experiencias pasadas…).
  • Tratar de comprender el punto de vista del otro.
  • Buscar soluciones que satisfagan y sean beneficiosas para ambas partes, pero sobre todo para la consecución del objetivo del equipo.
  • Nos comprometemos a respetar y aplicar las soluciones acordadas.

gente trabajando en equipo con trajes y en una oficina

Primeras diferencias entre los términos grupo y equipo

El término grupo se utiliza para indicar un conjunto de personas unidas por funciones, entornos, sentimientos… pero que realizan sus acciones de forma mayoritariamente individual, sin influirse entre sí de forma recíproca.

Por otro lado, el equipo es un grupo de personas que llevan a cabo acciones para lograr un mismo objetivo en conjunto. Piensa en equipos deportivos, o incluso en equipos de trabajo dentro de una empresa. Los miembros del equipo pueden trabajar individualmente o en conjunto, siempre que el objetivo a lograr sea común.

En resumen, esta es la principal diferencia entre los dos términos, que a menudo se usan indistintamente. Exploremos ahora algunos aspectos fundamentales, considerando que esta distinción es especialmente importante en el mundo laboral, ¡donde necesitas sentirte más como un equipo que como un grupo!

Los “goles” de un equipo

En un equipo los diversos componentes tienen un objetivo común, y la unión representa el primer gran medio para lograrlo.

Solo uno del equipo es suficiente para sentirse en el filo de la navaja, y se afloja el agarre de toda la cadena. Para mantener la cohesión es importante tener un miembro del equipo que tienda a positivizar el ambiente. En la empresa, por ejemplo, se necesitará un líder que mantenga altas ambiciones para lograr la meta.

Todo esto no existe en un grupo, dado que cada uno trabaja para sí mismo, y persigue su propio objetivo encaminado a la individualidad, no importa si hay un líder o un entrenador que está ahí para hablar, dialogar o comunicar.

Del grupo al equipo, ¿por qué vale la pena invertir tiempo y recursos en el equipo de construcción?

Ket de Vries -reconocido entre los 50 pensadores gerenciales más importantes del mundo y entre los estudiosos más influyentes de la gestión de recursos humanos- con más de 30 años de experiencia en las más grandes multinacionales y con estudios realizados en INSEAD, destacó que en efectivo equipos, personas:

  • son animados a dar lo mejor de sí mismos;
  • saben dar sentido a su trabajo;
  • tener la sensación de que pueden determinar su propio futuro;
  • tener un fuerte sentido de pertenencia a la empresa;
  • disfruten de su trabajo;
  • ven emerger lo mejor de sí mismos y ven compensados ​​sus defectos por las cualidades de los demás.

Los equipos funcionales van de la mano de entornos de trabajo dinámicos, productivos, creativos y con un clima positivo claramente perceptible. Por último, pero no menos importante, se ha demostrado que las empresas que respaldan grupos de trabajo efectivos son significativamente más rentables y sostenibles.

¡Todo esto nos invita a avanzar con convicción en nuestro trabajo en el desarrollo y apoyo de equipos funcionales, a través de la capacitación pero también en la facilitación del trabajo dentro de las empresas que están abiertas a este tipo de mentalidad!

Significado de equipo: cómo gestionar y crear equipos de trabajo efectivos

Demasiados líderes no tienen idea de cómo formar y administrar equipos que funcionen bien. Para muchos, el trabajo en equipo es una molestia, una carga o un mal necesario. Desafortunadamente, el precio pagado debido a grupos de trabajo disfuncionales puede ser asombroso en términos de repercusiones, tanto a nivel comercial como personal.

Al mismo tiempo, hay quienes sostienen que el trabajo en equipo siempre es mejor que el trabajo individual. Falso: numerosos estudios indican que el trabajo en grupo forzado o mal gestionado conduce a peores resultados que las colaboraciones limitadas, donde cada uno trabaja por su cuenta, colaborando directamente solo ocasionalmente. En resumen, algunos trabajos se pueden completar de manera mucho más efectiva si se asignan a una sola persona. Pero cuando las actividades son interdependientes y la tarea es compleja, los grupos son definitivamente la mejor opción.

Dado el contexto actual de cambio continuo y de interrelaciones cada vez más estrictas, hoy es aún más crucial y fundamental saber gestionar equipos funcionales y, al mismo tiempo, saber trabajar en grupo de forma eficaz y fructífera.

De esto se deduce que no puede haber equipo sin alguien que lo oriente en la dirección correcta. Solo hay que tener cuidado de no confundir el concepto de entrenador con el de líder, ya que el liderazgo está en manos del eslabón fuerte del equipo, en aquellos que son capaces con mayor fuerza, positivismo y espíritu proactivo de positivizar a los demás miembros del equipo como bien.

Ejemplo de un grupo de trabajo

Como hemos podido adelantar, la diversidad de concepto se expresa bien en el sector empresarial. De hecho, un grupo de trabajo está formado por personas que trabajan juntas pero cada una con sus propias funciones sigue selectivamente el camino, resolviendo sus propios problemas de forma independiente. Si por un lado el grupo de trabajo está formado por personas con capacidades diferentes y autónomas desde todos los puntos de vista, un equipo de trabajo coopera, colabora para conseguir un mismo fin.

Cabe señalar que trabajar con otras personas no significa necesariamente ser un equipo: de hecho, un equipo debe sentir en sí mismo ese espíritu de colaboración, comunicación y reconocimiento de un propósito común que facilita y optimiza el trabajo de todos.

niños en un río pescando juntos en equipo

¿Qué hace a un equipo eficaz?

En primer lugar conviene aclarar la diferencia entre un grupo y un equipo. El primero es un conjunto numéricamente reducido de personas interactuando, con un vínculo psicológico que da sentido de pertenencia. Los equipos son grupos de trabajo que se unen para lograr un objetivo preestablecido, en el que los miembros son interdependientes. No solo eso, tienen actitudes y habilidades complementarias y se sienten igualmente responsables de lograr el objetivo común.

Por tanto, además de la interdependencia, también existe un proceso de integración que potencia el proyecto grupal con respecto al individual y desarrolla el sentido de nosotros.

Quienes están involucrados en la creación de un equipo a menudo se olvidan de tener en cuenta también el lado emocional, que inevitablemente tiene un impacto significativo en el trabajo en equipo. Las peculiaridades de personalidades y dinámicas psicológicas pueden causar desviaciones importantes de las tareas asignadas. Porque el equipo es una realidad dinámica y ese dinamismo puede desviarse de la dirección prevista, hasta el punto de sabotear la consecución del objetivo planteado.

Para que esto no suceda, aquí están los cinco elementos fundamentales a tener siempre bajo control para administrar la dinámica subterránea y hacer que un equipo sea efectivo:

  1. alinearse con el objetivo común;
  2. establecer el método de trabajo del grupo;
  3. administrar los recursos disponibles;
  4. supervisar la coordinación
  5. comunicarse de manera efectiva.

Entonces, ¿cómo se puede pasar del grupo al equipo?

“No importa cuán talentosa sea una persona, nadie tiene todas las habilidades para hacer todo bien, incluso si somos capaces de silbar una melodía, no podemos silbar toda una sinfonía solos”. – MFR Kets de Vries

El trabajo en equipo es una de esas cosas que todo el mundo sabe que existe pero difícilmente sabe definir. Trabajar en equipo no significa necesariamente trabajar en equipo, como hemos podido ir viendo a lo largo del artículo. El equipo surge de un proceso evolutivo de maduración de un grupo de trabajo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.