El aprender a compartir es una acción que se practica con amor, y en este artículo destacaremos la importancia de los Diezmos y ofrendas que se deben entregar a Dios de corazón, en señal de agradecimiento por todo lo que nos concede en la vida.

Diezmos-y-ofrendas 1

¿Qué es el diezmo?

La biblia dice que todos tienen la obligación de entregar hasta el 10% de todos sus bienes a la iglesia, para que esta pueda invertirlo en ayudas para el prójimo que se encuentre más necesitado y no tenga como sustentar su alimentación, vestido y un lugar donde resguardarse por las noches.

Esta pequeña porción es conocida como diezmo, sin embargo, muchas personas desconocen el destino bíblico de esta contribución y en algunos casos deciden no entregarla, por considerar que no es importante, sin embargo, he allí la explicación de lo que Jesucristo señaló en cuanto a cómo se debía invertir este dinero para ayudar al prójimo.

¿Qué se conoce como ofrenda?

La ofrenda es el tributo que la persona le ofrece a Dios, utilizando parte de ese 90% que le resta de todos sus bienes, es decir, es un aporte adicional al diezmo y por lo tanto no debe confundirse con este.

Las ofrendas al igual que los diezmos deben ser entregados de corazón y con mucho desprendimiento, porque es así como Dios siempre estará presente y cuando haya carencias nunca abandonará a sus hijos, es más les triplicará sus ofrendas y sus buenas acciones a lo largo de toda su vida, siempre y cuando lo hayan hecho de corazón.

Conoce la utilidad de los diezmos y las ofrendas

Los diezmos siempre han sido de gran ayuda, desde la antigüedad se utilizaban para brindar alimento y cualquier otra necesidad de los más pobres, los cuales estaban a merced del hambre y la enfermedad en las calles, por lo que estos recursos económicos eran de gran ayuda.

Si deseas saber más sobre diezmos y ofrendas te invitamos a leer el siguiente artículo: Cómo orar por las ofrendas, diezmos y primicias.

Diezmos-y-ofrendas 2

Algunos versículos que hablan del diezmo:

Proverbios

El hombre debe retribuir a Dios con parte del fruto de todos los bienes, Proverbios 3:9.

Santiago

El verdadero sentido de la religión es ofrecer la palabra de Dios y tratar de subsanar las carencias físicas de hombres, mujeres y niños, tales como: el hambre, el vestido y un lugar de abrigo, Santiago 1:27.

Corintios

La forma en que compartimos con los demás tiene más valor de lo que realmente estamos entregando, porque si damos de corazón Dios amará al hombre que comparte con alegría, más no al que entrega sus bienes con tristeza o por necesidad, Corintios 9:7.

La iglesia y sus representantes deben actuar como lo haría el mismo Jesucristo, es decir, avocar sus recursos en el rescate y ayuda del prójimo.

Beneficios de los diezmos y las ofrendas para el hombre espiritual

Para algunas personas, no existe nada más satisfactorio en este mundo que dar de corazón al prójimo y sin esperar nada a cambio, ya que esta era la manera en que Jesucristo entregaba amor a todos sus seguidores, por lo que es un digno ejemplo de rendir tributo a este ser maravillosamente perfecto.

Aquellas personas que no están acostumbradas a compartir nada, por considerar que es lo único que tienen y sienten temor a perderlo, se pierden de disfrutar esta sensación de gozo hacia las enseñanzas de Dios, en consecuencia, este no podrá retribuirles nada, ya que ellos no forman parte del ciclo de dar y recibir.

Para conocer más sobre diezmos y ofrendas te invitamos a ver el siguiente video:

Además, el desprendimiento de las cosas materiales y superfluas es un acto liberador del alma a los apegos que impone el mundo, ya que todos deberían agradecer las bendiciones que se reciben, un mejor empleo, una gran cosecha, entre otros y entregar a los menos afortunados parte de esa ganancia, para que Dios les continúe retribuyendo sus buenas acciones.

Jacob es un digno ejemplo de entregar el diezmo a Dios en agradecimiento, por todo lo que obtuvo y por lo que le entregaría en un futuro, su fe era grande y por eso fue respetado, ya que sus buenas acciones se transformaron en una inversión positiva y de esta manera el espíritu del hombre se mantuvo generoso y prospero.

Existe una fiscalización de los diezmos y ofrendas en la era moderna

Los diezmos deben ser s para la ayuda de los más pobres y necesitados, pero en la actualidad se ve muy poco esa actividad, ya que muchos dirigentes pastorales son ricos y viven en lujo que a Jesucristo no le hubiese simpatizado, porque como dijo una vez, más rápido entra un camello por el ojo de una aguja que un hombre rico al cielo.

Las iglesias en el mundo entero están exentas de pago de impuestos, debido a su naturaleza de realizar acciones humanistas a favor de los más desposeídos, por lo que los Gobiernos destinan un porcentaje de la riqueza de la nación para estas instituciones, sin embargo, es muy difícil certificar que los recursos sean destinados para lo que realmente agradaría a Dios.

Hemos llegado al final del artículo y esperamos que haya sido de tu agrado para que conozcas un poco más sobre la importancia del diezmo y ofrendas, que se le entregan a Dios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here