Descubren una «pirámide egipcia» en la Antártida

Pirámide egipcia en la Antártida

Suena raro poner en una misma frase las palabras «pirámide egipcia» y Antártida, sin embargo exactamente eso es lo que ha ocurrido. Sobre las heladas y blancas montañas de la Antártida ha surgido una pirámide al más puro estilo egipcio. Algo que ha avivado las teorías sobre extraterrestres realizando este tipo de monumentos que podemos ver en Egipto y parece ser que también ahora en la Antártida.

En el artículo de hoy vamos a descubrir todo lo que se sabe sobre esta pirámide tan peculiar y el misterio que esconde. Y sobre todo, la peculiaridad de ver una pirámide cuyo lugar de emplazamiento tenemos preconcebido al desierto y no rodeada de kilómetros de hielo y nieve.

Una pirámide egipcia en la Antártida

Descubrir una pirámide egipcia en la Antártida, en el lugar más deshabitado del planeta ha revolucionado a cientos de personas. La estructura, semejante a las Grandes Pirámides de Giza, vuelve a suscitar los interrogantes de quién y cómo ha podido realizarse una arquitectura tal ¿Ha sido cosa de extraterrestres? ¿Sociedades más avanzadas a nosotros y de las que no ha quedado rastro? Si las pirámides de Egipto están rodeadas de misterios, su hermana gemela de la Antártida no se ha quedado atrás. Sin embargo, para ésta última, los expertos han resuelto el misterio de su elaboración. 

La Antártida no sólo es un territorio inhóspito y deshabitado, es un territorio inmenso y sin explorar en gran medida. Es el motivo de que descubrir en el medio de todo ello una pirámide similar a la estructura de las pirámides egipcias ha sido un hallazgo que ha dejado al mundo sorprendido. Son millones los internautas que han visto las imágenes de Google Earth e identificado sin nigún problema la estructura piramidal que emerge entre capas de hielo y nieve. Después de ello, las teorías sobre su origen o realización, no han dejado de sucederse. Sin embargo, la respuesta al misterio de la pirámide de la Antártida es más sencilla de lo que puede parecer y, al mismo tiempo, tan interesante como puede parecer: es obra de la naturaleza.

Dónde encontrar la pirámide

En 1935, durante un vuelo transantártico, Lincoln Ellsworth hizo un descubrimiento, había una cadena montañosa que se extendía por más 350 kilómetros de largo y más de 48 kilómetros de ancho. Lincoln decidió darle su nombre, y por ello, a día de hoy, se las conoce como las montañas Ellsworth. Si decidimos buscar estas montañas con el Google Earth, exactamente en las coordenadas: 79º58´39″S y 81º57´32″W, encontraremos la afamada pirámide Antártida. Podremos apreciar el resultado de una arquitecta llamada naturaleza. Una arquitecta que, con tesón centuria tras centuria, modela el paisaje que nos rodea. Sin embargo, no siempre podemos apreciar esos cambios debido a que ocurren muchas veces de manera lenta.

Antártida

La pirámide en la cúspide de una montaña nevada

La famosa pirámide que ha vuelto locos a todos no es otra cosa que el pico de una montaña rocosa que ha estado bajo efectos como el de la erosión durante millones de años. Han sido numerosos los científicos como, por ejemplo, Eric Rignot (el profesor de Ciencias de la Tierra de la Universidad de California) que han explicado de manera racional este fenómeno. Los factores de hielo, nieve y viento presentes en la Antártida han sido los escultores de la pirámide, que como si de tres pares de manos gigantescas se trataran, martillo y cincel en mano, han tallado en pleno corazón de la Antártida una réplica de lo que podemos encontrar en pleno corazón del desierto.

La erosión es un proceso continuo y natural. Con el paso de los milenios la erosión ha dado forma a los perfiles de las montañas modelando el paisaje con formas variadas. Dependiendo del factor que origine esa erosión (agua, viento, hielo, etc..) la forma de las rocas o montañas resultará de una u otra forma. En el caso que nos atañe, el aspecto de las montañas de la Antártida va cambiando poco a poco a lo largo de los siglos conforme el hielo se derrite y el viendo las golpea. Este tipo de montañas se la denomina «nunatak» (pico de roca que sobresale por encima de un glaciar o capa helada).

La naturaleza es caprichosa y puede llegar a realizar las cosas más increíbles. Aunque debemos señalar que la creación de pirámides por su parte no la ha reservado en exclusiva a la Antártida, en los Alpes también puede apreciarse este fenómeno en lo que se conoce como Monte Cervino.

De una pirámide construida por seres más evolucionados a una pirámide construida por la naturaleza

Como podemos ver, la naturaleza no deja de sorprender al ser humano. Crea formas tan perfectas que seguimos pensando que algún tipo de ser superior o más evolucionado ha debido realizarlas. Desde luego, habría sido todo un hallazgo que «la pirámide» de la Antártida hubiera sido de verdad una pirámide construida. Habría reabierto un millar de teorías sobre lo inverosímil de que el ser humano realizara estas construcciones. Tengamos en cuenta que aún a día de hoy sigue sin saberse cómo pudieron realizar los egipcios sus pirámides. Por otro lado, la naturaleza nos ha demostrado otra vez su gran poder como creadora. 

piramide

Si quieres saber más sobre las pirámides te recomendamos leer los siguientes artículos:


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.