¿Habías escuchado acerca del denuedo? Sí estás aquí seguramente sí, pero no tienes del todo claro qué significa, pero no te preocupes, en este post te diremos de qué trata y qué significa el denuedo.

denuedo

El Denuedo

Aquellos que se dedican a predicar el evangelio, o la palabra de Dios, deben contar con autoridad y con convicción. Estos van unidos uno al otro, sin duda alguna, pues es imposible predicar con autoridad cuando no se tiene convicción en lo que se dice, la convicción se trata de la seguridad con la que hablamos acerca de un tema, es la seguridad de que todo lo que se dice y defiende es totalmente cierto.

Es por ello que, si tenemos la certeza de que la Biblia, tiene en ella la Palabra, el mensaje de Dios y a la vez tenemos la seguridad de que lo que se va a predicar es lo que dice en la Biblia, sin duda alguna, vamos a poder predicar con total convicción.

La convicción la tendremos si tenemos fe en lo que decimos, es decir, que la convicción que tengamos va a depender de si creemos en todo lo que se dice en la Biblia, y si lo que predicamos es realmente lo que dice la Biblia. Si no estamos seguro de esos dos aspectos, pues, no se está listo para poder predicar con convicción, porque, si nosotros no estamos seguros ni convencidos de algo ¿Cómo vamos a lograr convencer de eso a otros?

Es por ello que absolutamente nadie, debe predicar o hablar de algo que no entiende completamente. Si no estás seguro de entender lo que el texto de la escritura sagrada dice es mejor que no prediques de eso, busca y predica de algo que, si entiendas, como dice Pablo en 2 Corintios 4:13:

“Creí, por lo cual hablé”

Pero, hay algo más aparte de la convicción y la autoridad que se necesita para poder predicar, y es nada más y nada menos que el Denuedo. Este se trata precisamente de un elemento distintivo dentro de la predicación de los apóstoles, ellos predicaban con denuedo el mensaje de Dios. Palabra de origen griego, que se puede traducir de forma literal como osadía, valentía, confianza, sin miedo.

denuedo

¿Qué es el denuedo? Significado

Podemos de forma general, definir el denuedo como la intrepidez, el valor, o el esfuerzo que hace alguien para llevar a cabo algo. Esta se asocia con la agilidad, con el esmero y con la osadía. Si lo definimos desde un punto de vista ético, sería la capacidad de vivir digna y transparentemente, siguiendo una serie de normas y valores. Desde el punto de vista religioso, se trata de la voluntad para estudiar y predicar la Biblia, con sabiduría y sin miedo alguno.

Cuando hablamos de este término nos referimos a la energía que nos da plena confianza en Dios y la posibilidad de hablar sobre él de forma libre y con total seguridad, sin importar las situaciones contrarias a las que nos podamos someter.

Como ya mencionamos antes, la palabra denuedo deriva de la palabra parrhesía del griego, que se refiera a la idea de expresarse libremente, públicamente sin guardarse nada. Como ven es un término que combina la capacidad de hablar y la valentía, confianza e intrepidez para hacerlo.

También podemos atribuir su significado a la palabra del latín nodus, y traducirlo como sin nudos, sin mordazas, sin ataduras, audaz, libre, valiente. El denuedo suele ser algo que muy pocas veces ejercemos, que muy pocas veces tenemos.

El término del que estamos hablando, en el ámbito evangelista, lo podemos definir exactamente como la valentía para dar testimonios acerca del Señor, sin importar las condiciones o las situaciones, el lugar o incluso la clase de personas que se encuentre en el lugar escuchando.

Este se puede sustentar en la convicción de los valores que tenemos presente en nuestras vidas y en la relación que tiñen con nuestros actos. Y déjanos decirte, que el actuar es la clave. Pues no puede haber denuedo en el pensamiento, es denuedo se trata de una acción que se puede ver, observar.

En el nuevo Testamento, el término se utiliza para referirse a algo que se dice con total honestidad y claridad, como cuando Jesús les reveló a todos sus discípulos que este moriría en manos de los líderes religiosos de la nación de ese momento.

También se utiliza para señalar la valentía de los discípulos al predicar la palabra.Este se ve de forma frecuente en la predicación apostólica, pues un predicador sin denuedo no tendrá la posibilidad de decir: “Estoy limpio de la sangre de todos; porque no he rehuido anunciaros todo el consejo de Dios” tal como el apóstol Pablo.

Si bien es cierto que son muchas las verdades que hay en la Biblia que las personas no quieren escuchar, así como también hay personas que no muestran agrado alguno por estas, por el evangelio en general. Pero todo aquel que ya sea fiel creyente de Dios, no temerá hablar con la verdad frente a quien sea.

¿Existe el denuedo en nosotros?

Quizá definir el término no sea algo sencillo, pero saber cuando lo tenemos no es tan difícil, pues este produce convicción, frutos para nuestro Señor. Pero, exactamente ¿Cómo saber si existe en nosotros? Pues si sientes que hubo un crecimiento en tu espíritu, que tuviste una buena cosecha espiritual, lo hubo, ahora si no hubo cosecha, entonces no lo hubo.

Cuando existe denuedo suelen pasar cosas que realmente no esperamos, todo se convierte en sorpresa, todo lo referente a la actividad evangelística. Y este se convierte en algo que cada día que pasa se anhelara más y más, de modo que llegará un momento en el que no se querrá salir del denuedo, de esa valentía para decir las verdades del mensaje de Dios.

Reconocer a un buen cristiano es algo posible si analizamos su comportamiento, por lo general, estos son amables, amoroso, buenos, bondadosos, serenos, humildes, cada uno de estos es un Fruto del Espíritu Santo, si quieres saber más de ellos, entra en el enlace antes expuesto.

¿Cómo obtenerlo?

Ya que son muchos los predicadores que no tienen denuedo porque  le temen a los hombres, pero  afortunadamente obtener el denuedo tampoco es algo que sea  tan difícil, ya que simplemente tienes que hacer lo siguiente:

  1. Pedirlo al señor antes de salir a predicar, porque este viene de él.
  2. Recordar que este es un elemento fundamental para lograr crecer espiritualmente.
  3. No tener, ninguna atadura, ninguna mordaza, ni miedo para servir a Dios y cumplir sus mandatos.

Y con este  punto hemos llegado al final de este artículo, que esperamos haya sido de gran ayuda para tí, esperamos que hayas encontrado la información que buscabas.

Aquí dejamos un vídeo sobre hablar con denuedo complementario a la información aquí plasmada:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here