Historia de La Cultura Chachapoyas y su Origen

Por medio de este interesante artículo puedes descubrir todo sobre la Cultura Chachapoyas, su religión y más. ¡No dejes de leerlo! y además sabrás algunos de los más importantes detalles de su antigua civilización tanto como de las ruinas de sus edificaciones.

 CULTURA CHACHAPOYAS

Cultura Chachapoyas

La cultura Chachapoyas, estando integrada por un grupo de comunidades autónomas, se establecieron en los bosques del norte de los Andes peruanos. Una región caracterizada por lluvias casi permanentes, nubosidad, espesa vegetación y pantanos.

De esta manera, expandió su territorio entre 800 y 1570 d. C. a unos 300 kilómetros sobre los departamentos actuales de Amazonas y San Martín.

Resumen histórico de la cultura chachapoyas

Los chachapoyas eran descendientes de otros pueblos inmigrantes andinos, que cambiaron su cultura al fusionar las costumbres y tradiciones amazónicas. Esta cultura floreció prácticamente aislada, floreciendo en el período clásico, sin embargo, en el siglo 15 se anexaron a Tahuantinsuyo.

Como resultado, los llamados guerreros de la nube, a pesar de la oposición al dominio inca, fueron rápidamente conquistados. Sin embargo, los constantes alzamiento de los chachapoyas obligaron a los incas a separarlos en diferentes partes del territorio.

Alrededor de 1532, con la llegada de la colonia, los Chachapoyas apoyaron a los españoles en sus conquistas, pero esto terminó reduciendo la pequeña población que existía, hasta que desapareció.

 CULTURA CHACHAPOYAS

Aspectos de la cultura chachapoyas

La civilización Chachapoyas estaba conformada por mínimos liderazgos que se ubicaron en las alturas del río Utcubamba. Todos estos pueblos, que tenían las mismas prácticas, eran de una política individualista y estaban gobernados por una clase sacerdotal, dirigida por un curaca. Solo las razones para la integración de estas provincias fueron militares y religiosas.

En cuanto a la actividad económica, se favoreció la agricultura, ya que los suelos de la región eran muy fértiles. Los cultivos de papa, olluco, oca, papa amarga y quinua también han desarrollado la caza, la recolección y la cría de ganado.

Las creencias de la cultura chachapoyas

Por la poca existencia de evidencia para determinar quiénes fueron los principales dioses de la cultura Chachapoyas, se cree que adoraban a la serpiente, al cóndor y al jaguar. Lo que realmente se confirma es que en sus creencias había un culto a los muertos.

El ritual funerario de la cultura Chachapoyas consistía en envolver en tela los restos de los fallecidos. El entierro se llevó a cabo en lugares aislados o precipicios de montaña, en dos tipos de cementerios:

Sarcófagos: creencias de la cultura del sarcófago de Chachapoyas
Formados por caña de azúcar y arcilla, solo se depositaron dentro de los restos de una persona, que generalmente son grandes. Lugares destacados como Karajía, Ayachaqui, Léngate, Pueblo de los Muertos, Chipiruc y Ucaso.

 CULTURA CHACHAPOYAS

Mausoleos o tumbas colectivas: creencias culturales mausoleos chachapoyas, eran tumbas en forma de casas, construidas con piedras de chicuelas y barro, paredes exteriores pintadas con techos a dos aguas.

Este modelo está ubicado en Revash, Sholón, Laguna de los Cóndores, Los Pinchudos, Pueblo de los Muertos, Guanlic, La Petaca-Diablohuasi.

La arquitectura de la cultura chachapoyas

Si hay algo que distingue a la cultura Chachapoyas, es su arquitectura, determinada por edificios hechos de piedras, frisos y decorados con adornos de formas geométricas o diseños iconográficos de serpientes en rocas repetidamente.

Por lo general, las casas eran circulares, sostenidas por un sótano con escaleras o rampas que conducían a la entrada. Algunos complejos arquitectónicos destacados de la cultura Chachapoyas fueron:

Kuelap.

Chachapoyas Cultura Arquitectura Kuélap. Una ciudad protegida con altos muros de más de 600 metros, ubicada en la cima de los Andes amazónicos al borde de un precipicio.

Con solo tres entradas, tenía un sistema sofisticado de caminos y drenaje de agua de lluvia a través de canales que atravesaban el complejo. Alberga alrededor de 500 edificios, muchos de ellos circulares, siendo el más importante:

Torreón, una estructura de 7 metros de altura que sirvió como defensa contra posibles ataques de pueblos vecinos.

 CULTURA CHACHAPOYAS

Inkwell, con forma de cono invertido y una altura de poco más de 5 metros, era un observatorio astronómico.

Castillo era el hogar de un gobernante de la cultura Chachapoyas, con una estructura rectangular compuesta por tres plataformas.

Gran Pajatén; Ubicada en la jungla de San Martín, la impresionante fortaleza presentaba frisos con motivos simbólicos de figuras antropomórficas con brazos y piernas abiertas o pájaros con alas extendidas. Alrededor de veinte estructuras fueron construidas en el sitio, tres de las cuales tenían un diámetro de 15 metros.

Manifestaciones de la cultura chachapoyas

Entre las principales expresiones artísticas de la cultura Chachapoyas se encuentran:

Cerámica

Estéticamente era un arte cerámico simple con funciones utilitarias y hecho de arcilla. Para hacer esto, utilizaron la técnica del rodillo, es decir, amasaron largos cilindros de arcilla con los dedos.

Las formas principales eran vasos de cuerpo ovalado, macetas de fondo plano con asas y vasos globulares. Decorado con patrones geométricos pintados o incisiones lineales rectas o curvas.

Escultura

Eventos de la cultura cerámica chachapoyas, hicieron sarcófagos para la nobleza tardía, también hicieron figuras de madera como los Pinchudos, imágenes que usaron como adornos arquitectónicos que tenían grandes falos asociados con la fertilidad. Asimismo, tallaron formas antropomórficas en piedras y crearon frisos decorativos.

Textil

Con una función esencialmente funeraria, eran excelentes tejedores, especialmente en algodón, siendo los cinturones más usados.

Dejando obvias obras arquitectónicas y funerarias, la cultura Chachapoyas puede haber sido una civilización superior del antiguo Perú, sin embargo, su destino ha sido borrado por eventos históricos.

Un Poco Más de La Cultura Chachapoyas

Hablemos un poco de una de Los Chachapoyas en especial el sitio llamado; Kuélap, o Cuélap.

Kuélap

Es un importante sitio arqueológico pre incaico ubicado en el noreste de los Andes del Perú, en la provincia de Luya, fue construido por la cultura Chachapoyas.

Forma un gran conjunto arquitectónico de piedra caracterizado por su condición monumental, con una gran plataforma artificial, orientada de sur a norte, asentada en la cresta de piedra caliza en la cima del Cerro Barreta (a 3000 m sobre el nivel del mar). La plataforma se extiende casi 600 metros y tiene una pared como perímetro que alcanza 19 metros de altura en algunos lugares.

Se estima que su construcción debería haber comenzado alrededor del siglo XI, coincidiendo con el período de floración de la cultura Chachapoyas, y su ocupación debería haber alcanzado su punto máximo a mediados del siglo XVI.

Sus colosales paredes y su intrincada arquitectura interior dan testimonio de su función como un grupo de población bien organizado, que incluye espacios administrativos, religiosos, ceremoniales y de residencia permanente.

Ubicación y acceso

El complejo arqueológico de Kuélap está ubicado en el departamento de Amazonas, provincia de Luya. Se accede desde la carretera del distrito de Leimebamba, dejando la carretera de asfalto a la altura de Nuevo Tingo.

Cerca de las orillas del río Utcubamba, donde el camino continúa por una calzada cuesta arriba, hasta llegar a una llanura cerca del monumento, donde hay un camino que conduce directamente a la Ciudadela.

El acceso también es posible a través de un camino empinado que comienza desde el pueblo de El Tingo, cerca de la costa de Utcubamba, con una distancia de 8,9 kilómetros y una caída de 1.200 metros. A partir del 2 de marzo de 2017, se podrá acceder al complejo utilizando los teleféricos.

Descubrimiento

Este significativo exponente de la arquitectura de los Chachapoyas permaneció prácticamente ignorado hasta 1843. La razón radica en la inaccesibilidad del área, que está boscosa y sujeta a lluvias permanentes.

Sin embargo, el 31 de enero del año antes mencionado, durante una actividad en el área, Juan Crisóstomo Nieto, juez de Chachapoyas, pudo admirar su grandeza guiada por lugareños que ya conocían el sitio arqueológico. Este hecho puede ser considerado como el «descubrimiento» de Kuelap.

Más tarde, ese lugar mereció la atención de ciertos estudiosos y curiosos sobre las antigüedades. Entre ellos, destacan el francés Louis Langlois, que lo analizó en la década de 1930, y Adolf Bandelier, que lo describió anteriormente.

Sin embargo, fue el arqueólogo e historiador peruano Federico Kauffmann Doig quien pasó la mayor parte del tiempo estudiando e investigando el sitio y la cultura de Chachapoyas.

Descripción

Acceso principal : La entrada principal atestigua su uso para figuras de alto rango, no solo por su forma y detalles arquitectónicos, sino también por la ubicación de muchos bloques de piedra en su construcción adornados con varios símbolos religiosos, incluidos rostros y animales, mítico, serpientes y símbolos con profundo contenido religioso.

En este acceso, se han mantenido los testimonios del proceso de crecimiento del sitio, en particular grandes capas de relleno que sucesivamente permitieron la extensión del acceso, tanto en altura como en crecimiento interior.

Gran templo:  es uno de los centros sagrados más importantes del monumento. Este edificio, con forma de cono truncado invertido, mide 13.5m de diámetro en su parte superior, en el cual se ha registrado una amplia evidencia de varias ofertas en rituales complejos que incluyeron la colocación de huesos humanos dentro del contenedor. interior, que se ha convertido bien en un gran osario.

Alrededor del edificio, se han descubierto varios entierros y ofrendas humanas desde la costa norte, como la Sierra de Ayacucho al sur y Cajamarca al norte.

Plataforma circular: ubicada inmediatamente en la pared sur del sitio, tenía una función estrechamente relacionada con el Templo Mayor. En esta plataforma debería haber residido el personaje responsable de operar el templo.

El final de la historia de que se hacía en Kuélap está vinculado a una masacre a gran escala que ocurrió exclusivamente dentro de los límites de esta plataforma, que no incluía mujeres, pero que fue llevada a cabo por un grupo local bien organizado, en el contexto de un conflicto por el poder.

Este hecho fue seguido por un gran incendio que marca los últimos días de ocupación del sitio. Un evento tan triste debe haber sucedido alrededor de 1570, cuando se estableció el sistema de cortes indios por parte del poder colonial español. En el centro de esta plataforma había un osario similar al registrado en la parte superior y central del Templo Mayor.

El Pueblo Alto;  está ubicado en la parte norte y oeste del sitio y tiene un muro que lo demarca y lo separa del resto del asentamiento.

Tiene tres sectores bien definidos, a los que se puede acceder desde dos lugares, uno que da acceso a los sectores norte y central y el otro que permite el acceso solo al sector sur, que es esencialmente residencial.

La tumba inca en el pueblo de Alto Sur : Dentro de una estructura especial, se ha descubierto una tumba inca, de una figura adolescente, con ofrendas de alta calidad, que incluyen cerámica fina, objetos de madera muy destruidos y un anillo de nariz de metal.

Es posible que se tratara de una ofrenda tipo Capacocha, una costumbre inca en los centros de mayor importancia religiosa en el imperio.

Área central de Pueblo Alto ; este sector debía cumplir una función pública durante los últimos momentos de ocupación. Por esta razón, solo cuántos con tres estructuras de formas cuadradas y rectangulares, del período Inca, que se superponen con estructuras circulares más antiguas.

En el extremo sur de esta área hay una estructura cuadrangular muy destruida, que contenía muchos entierros humanos primarios y secundarios. Este edificio debe tener un techo a dos aguas o a dos aguas. Debajo hay rastros de edificios más antiguos.

Función

En cuanto a la función para la que se construyó este lugar arqueológico, también falta una respuesta satisfactoria. Popularmente, el monumento se describe como una «fortaleza», debido a su ubicación y la fuerza y ​​altura de sus paredes.

Algunos arqueólogos , intentaron demostrar que este sitio, más que una fortaleza, podría haber sido una fortaleza destinada a servir de refugio a la población en una emergencia. Le atribuyeron, probablemente por analogía, el mismo papel que desempeñaron los distritos en la Europa medieval.

Los altos muros que cubren la plataforma y el estrecho acceso a la ciudadela en su última parte sugieren, de hecho, que el monumento Kuélap podría haber sido construido para servir como reducto defensivo, o que al menos tendría sido un sitio protegido de intrusos. Pero esta posibilidad no niega necesariamente otras interpretaciones, quizás más importantes.

A continuación le dejamos algunos enlaces de su interés:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.