Qué cuidados requiere la albahaca

cuidados albahaca

Una de las plantas aromáticas más comunes en los hogares, es la albahaca, además de ser también, uno de los ingredientes fundamentales para alguna receta. En la publicación en la que te encuentras en estos momentos, vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre esta planta, propiedades, tipos y sobre todo trataremos qué cuidados requiere la albahaca.

La albahaca, es una planta de temporada cuyo origen se encuentra en India, Irán y otras regiones de Asia. Los cuidados básicos que requiere este tipo de plantas, son los mismos este en maceta o en el suelo plantada. La diferencia se encuentra, en las características de los elementos que la acompañas, es decir del sustrato, y de una zona aislada del resto de plantas.

Esta hierba aromática, se cultiva durante los meses más cálidos del año, primavera y verano, ya que crece mejor con temperaturas cálidas. Además, sirve como ahuyentadora de mosquitos y otros tipos de insectos, haciendo de barrera protectora para otro tipo de plantas tanto decorativas como de flor. La albahaca, tiene muchas curiosidades tras ella, que iremos conociendo a continuación.

¿Qué es la albahaca?

maceta albahaca

Pertenece a la familia de las lamiáceas, son plantas con flores de las que nos podemos encontrar un gran número de géneros y especies diferentes. La albahaca concretamente, pertenece al género Ocimum, una especie típica de los climas cálidos. La especie concreta, es conocida como Ocimum basilicum.

Se trata de una planta perenne de temporada, la cual no alcanza una gran altura, pero si anchura. Sus tallos, son cubiertos por hojas ovaladas de un color verde intenso de diversos tamaños.

Existen diferentes variedades de albahaca, algunas de las más comunes abundan en regiones mediterráneas. En el continente asiático, las variedades que se pueden encontrar son aún más, llegando a tener especies con sabores muy diferentes e intensos.

Orígenes de la albahaca

Hojas albahaca

La historia que hay detrás de esta planta es un poco incierta, ya que existen fuentes que indican que era una planta conocida que se cultivaba hace miles de años atrás. Como hemos señalado anteriormente, es una planta originaria de climas tropicales que se dan en diferentes regiones de Asia.

Al continente europeo, llega a través de las rutas comerciales desde India. Pronto, el cultivo de este tipo de planta se asentaría en zonas del mediterráneo. Las hojas de la albahaca, se utilizaban como un ingrediente más dentro de la cocina, pero también como remedio medicinal y de rituales.

A día de hoy, el cultivo de este tipo de plantas se ha extendido por muchas zonas del mundo gracias a su buen desarrollo y sus diversas funciones.

Tipos de albahaca

En este apartado, vamos a hablar de las variedades de albahaca más comunes, una de las plantas aromáticas más utilizadas en gastronomía y que podemos encontrar, fácilmente en cualquier invernadero o tienda de jardinera para plantarla en nuestra casa.

Albahaca dulce

albahaca dulce

Una de las variedades más populares y que, más se utilizan en la cocina. Las hojas de esta variedad son de un verde intenso, además de tiernas y muy aromáticas. En este caso, alcanzan entre los 12 o 18 centímetros de altura.

Albahaca genovesa

Albahaca genovesa

https://es.wikipedia.org/

La característica principal de esta variedad, son la forma de sus hojas, planas y punteadas. El sabor de sus hojas además de ser aromático, tiene un ligero picor, lo que la convierte en una variedad muy común en la gastronomía italiana.

Albahaca tailandesa

Albahaca tailandesa

https://plantasyflores.online/

Se encuentra en zonas del sudeste asiático, es un ingrediente muy popular en su cocina. La albahaca tailandesa, tiene un sabor muy peculiar a regaliz. Tanto los tallos como las hojas de este tipo de albahaca, son muy peculiares debido a sus tonos purpuras. Se aconseja, utilizarla cuanto más fresca mejor, ya que va perdiendo su peculiar aroma.

Albahaca napolitana

Albahaca napolitana

https://www.magicgardenseeds.es/

Como indica su nombre, tiene su origen en Italia, más concretamente en la región de Nápoles. Las hojas de esta variedad de albahaca son de un gran tamaño y son utilizadas en platos italianos como sopas, carnes o pescados. Una peculiaridad que la distingue de otras variedades a parte del tamaño de las hojas es que tiene un sabor picante.

Albahaca de limón

Albahaca de limon

https://www.elhuertodelabuelo.es/

Otra de las variedades más características que podemos encontrar en nuestro país, es la albahaca de limón. Las hojas son tiernas y con un color verde claro muy potente, pueden alcanzar entre los 20 o 24 centímetros de altura. Se utiliza, como condimento para añadir un toque de limón a los platos o bebidas.

Albahaca de lima

albahaca de lima

https://naturnoa.com/

Similar a la vista anteriormente, es otra de las variedades con más sabor que se pueden encontrar, un sabor cítrico muy especial. Para cultivar esta variedad, debes hacerlo en un sitio que reciba luz durante al menos seis horas al día, para que la planta crezca y se desarrolle sin ningún problema.

Albahaca griega

albahaca griega

Por último, te traemos esta variedad, la albahaca griega, una planta de tan solo 8 o 10 centímetros, lo que la convierte en una de las más pequeñas que se pueden encontrar. Sus hojas tienen formas puntiagudas y sirven de acompañamiento en platos de carne, pescados, platos vegetales o incluso sopas.

¿Qué cuidados requiere la albahaca?

Albahaca hojas

Si tomas la decisión de tener este tipo de plantas en tu huerto o en el hogar, debes ser consiente primero de todo de que se trata de una planta de temporada, por lo que en cuento llegue el fin de su ciclo de vida, se irá secando hasta morir.

Este ciclo del que te hablamos, tiene su inicio cuando comienza la estación de otoño. Cuando comienzan a bajar las temperaturas, la albahaca irá poco a poco marchitándose. Teniendo en cuanta esto que te acabamos de mencionar, a la hora de cuidar a estas plantas debes prestar atención a diferentes factores.

Para comenzar a sembrar y cuidar la albahaca, lo ideal es hacerlo preparando un semillero. Esto se haría en caso de que se compren semillas de albahaca y no la planta ya florecida. Si no tienes a tu disposición un semillero, también puedes hacerlo sin problema en una maceta o en una jardinera. Un consejo que os damos si lo vais a hacer sobre una maceta, es que su diámetro sea mayor a 12 centímetros, cuanto más grande, sin ser excesivo, mejor. Esto se debe a que la planta tiende a crecer a lo ancho.

El segundo de los aspectos a tener en mente, es el tipo de sustrato que se va a utilizar en el momento de plantado. En el caso de que lo vayas a hacer en semilleros, existe un sustrato indicado para ello, si no lo encuentras puedes sustituirlo por uno específico para este tipo de plantas. Llena el recipiente de sustrato sin presionarlo, debes dejarlo medianamente suelto y échale abundante agua.

Las semillas que coloques en el recipiente que vayas a utilizar deben distribuirse por toda la superficie, debes estar separadas. En el caso de que la planta ya esté crecida, asegúrate de que la altura a la que queda es la idónea para cubrirla de sustrato. Las raíces requieren de una correcta oxigenación, por lo que no deben estar apretadas.

Debes regar con cuidado, para que la fuerza del agua no haga surcos ni desplazamientos de tierra. El sustrato siempre debe estar húmedo, así que debes estar al tanto de la frecuencia con la que tienes que regar dichas plantas. Si tu planta está en interior, seguramente tendrás que regarla diariamente, si está en el exterior puede ser con menor frecuencia.

Albahaca plantada

La luz solar es imprescindible para su desarrollo, necesitan temperaturas cálidas, de ahí que sea una planta de temporada calurosa. Coloca el semillero o la maceta, en una zona donde reciba luz solar directa, pero en la que no reciba aire.

Si mantienes tanto la humedad, como la temperatura indicadas desde un inicio, la planta ira creciendo y desarrollándose sin ningún problema. En el caso de ser semillas, al poco tiempo comenzará la germinación y comenzarán a aparecer los primeros verdes.

En el momento en el que tu planta de albahaca tenga dos o tres pares de hojas verdes, es el momento de que procedas a trasplantarla a una maceta de las medidas indicadas al inicio de este apartado. Deberás, tener sumo cuidado a la hora de hacer este proceso, evitando dañar tanto las hojas, como las raíces. El sustrato que utilices puede ser universal o de plantas de exterior.

Un último consejo de cuidado que te damos, es que debes aprender a podarla de la forma correcta. Se debe hacer de forma regular y de diferentes maneras, según si ha sufrido daños, tiene falta de luz o si queremos cosechar. Como norma general, esta planta se suele podar en el momento de la recolección o por motivos de saneamiento.

Se puede realizar un corte gradual si se quiere cosechar las hojas para cocinar u otra finalidad. Para ello te aconsejamos que cortes el tallo, dejando unos 10 centímetros para que este se pueda regenerar. Si, por el contrario, se quiere un corte total se debe podar la mata de la planta a unos 10 o 15 centímetros del suelo donde este plantada.

La albahaca puede sufrir enfermedades, ataques de plagas, daños por el frío, etc., lo que provoca que nuestra planta se seque o incluso se muera. En estos casos, es aconsejable sanear las partes de la planta afectadas, limpiar los alrededores del suelo para una mejor aireación y aportar alimento, abono para estimular su crecimiento y regeneración.

En resumen, podemos decir que la planta de la albahaca se rige sobre todo por tres reglas principales; mucha luz y temperaturas cálidas, nada de encharcamientos, pero si humedad y una poda regular de saneamiento.

Aunque como hemos visto, uno de los usos principales de la albahaca es la aromatización y su uso en gastronomía, también tiene propiedades para mejorar la salud y como repelente anti mosquitos. Esto, convierte a la albahaca en una indispensable en nuestro hogar.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.