Cuentos para pensar de Jorge Bucay ¡3 grandes!

Conoce estos cuentos para pensar de Jorge Bucay, para reflexionar y elevar tu estima propia, por medio de relatos que buscan centrar tu camino, todo y más en este post.

cuentos para pensar

¿De qué trata cuentos para pensar?

Son una serie de relatos que buscan llevar al lector en un camino de reflexión, para sentirse mejor con él y con lo que le rodea. Es un libro de autoestima y con distintos cuentos, cada uno con una carga significativa de buena energía.

Bucay, explica en varias entrevista que nota que los seres humanos van perdiendo ese amor propio y que cuesta que se centren en la idea de eso, de sentirse bien con su propio ser. Él establece que hay distintos tipos de personas con gustos y habilidades únicas, lo que hace imposible e innecesario encasillar o sentirse mínimas, cada una crece a su manera.

Él toca en gran parte de los relatos y temas la palabra «autoestima», a veces de una forma directa y otras indirecta. Es complicado que todos los seres humanos consigan un autoestima completa, pero no imposible.

Sócrates, relata en más de una ocasión que el ser que se conoce es un ser que sabe cuales son sus habilidades y cuales son sus defectos. Cuando el ser está consiente de ello es capaz de mejorarlo o aceptarlo, en algunos casos Sócrates explica que se es posible llegar a la felicidad por medio de ello.

El escritor trata un poco esto, que los lectores puedan conocerse y reconocer que son seres con virtudes y defectos, pero que eso no es razón para que se minimicen, sino para sentirse orgullosos. La idea es mejorar, no sentirse menos que el resto, los cuales son otras personas con distintos pensamientos y otras aptitudes.

A las personas, en ocasiones, les parece imposible llegar a esa cariño propio, pero no lo es. Jorge Bucay, trata con sus historias empatizar con su lector y hacerlo sentir escuchado, pero también apoyarlo para que salga de ese hueco oscuro en donde se encuentra.

El elefante encadenado en Cuentos para pensar

En el elefante encadenado,  un personaje del cual nunca se conoce su nombre, comienza a explicar sus recuerdos de pequeño y de uno que lo impactó, al punto de cuestionarse ciertas cosas por un tiempo. El recuerdo del circo, era algo que volvía a su mente en ciertos momentos, pero no por los payasos o las distintas acrobacias que podía observar por todos los que participaban en el espectáculo, a él lo impresionó algo que no tuve tanta sensación, el elefante.

El elefante era inmenso y, a los ojos de un niño, podía ser descrito como un gigante. El animal se encontraba atrapado, mejor dicho, encadenado, algo que le pareció un poco triste, sin embargo, se percató de algo que lo dejó atónito.

El animal se encontraba encadenado, sí, pero estaba encadenado a un tipo de estaca que no estaba ni muy reforzada ni muy grande, el animal de un jalón podría tumbarlo y escapar si quería. Esto le hizo cuestionarse la situación por un tiempo, no le encontraba cabida a lo que veía.

Preguntó por mucho tiempo a personas de mayor conocimiento que él, puesto que, debido a su edad no entendía mucho de la vida. No había respuesta que lo terminara de convencer, todo parecía muy soso o un poco ilógico.

Le explicaron que estaba amaestrado, pero si fuera así, no sería necesario encadenarlo, le parecía ilógico o poco preciso. No fue hasta ya de adulto que tuve respuesta, le explicaron que el elefante no podía escapar porque desde pequeño está con esa estaca.

Se imaginó la situación y vio a ese pequeño elefante tratando de escapar, pero le era imposible, su tamaño no lo dejaba. Con el tiempo el elefante se acostumbró, se rindió y más nunca se cuestionó o intentó huir.

¿Cuál es la moraleja?

En este relato, de diversos cuentos para pensar se nos explica que el elefante se acostumbró a ese encierro, eso si, en su momento lucho y peleó como ninguno, su energía era única. Pasó el tiempo y no vio escape de su situación y se estancó ahí, ya podía escapar porque no era el mismo elefante pequeño, sin embargo, no se cuestionó su situación y siguió encadenado en ese lugar.

¿No les ha pasado esto? Estar encadenado o estancado en una situación, que tiene tanto tiempo o estamos tan acostumbrados a ella que se les hace imposible pensar romper la cadena. A veces no estancamos y decidimos no ir más allá, pensando que no hay opción, mas en solo nuestra costumbre que nos venda para no ver que la cadena si se puede quebrar.

¿Cómo crecer?

La siguiente historia nos centra en el relato de un rey y su jardín. El rey tenía en su castillo un jardín inmenso, con distintas variedades de plantas y árboles.

En el jardín se encontraban el roble, un pino, un vid, una rosa y unas fresias. Notó que algo pasaba con el jardín, todo estaba muriendo, lo cual le preocupaba porque se perdería todo si seguía así.

Se acercó con el roble, para que le explicará porque se pudría y se veía como se extinguía poco a poco. El roblo no tartamudeó y le dijo que envidiaba al pino, que al no ser tan alto como él, sentía que no valía de nada y al no tener tal altura prefirió morir poco a poco.

El rey, luego, va con el pino para saber porque él también se encontraba muriendo. El pino tenía un pensamiento parecido al del roble; pensaba que si era alto, pero que no servía igual, no podía producir uvas por su rama, lo cual lo hacía sentir un incompetente.

Se acercó al vid, pensando que estaría más tranquila, pero ella también moría. Al igual que sus compañeros, pensaba que no era suficiente y que realmente no era importante si producía uvas, ella quería que de ella nacieran rosas, pero como podía se lamentaba.

La rosa estaba en la misma situación que sus compañeros, ella se encontraba lamentada y deprimida, no quería más que fallecer. Envidaba al roble, era frondoso y grande, su madera única, en cambio, ella solo producía rosas y era pequeña, no tan hermosa como él.

Entre todos ellos se encontraba un pequeño fresia, estaba hermoso. Era pequeño, pero no importaba su belleza mantenía bello ese jardín, sea aceró y le preguntó como lo lograba, el fresia solo explicó que el trataba de ser lo mejor de él, si hubiera querido otra cosa, hubiera plantado algo más.

cuentos-para-pensar-

¿Cuál es la reflexión?

En este fabuloso relato, de diversos cuentos para pensar, se nos plantea que las personas tratan en gran parte de su vida de ser algo que no son o, peor, lamentándose por ser alguien o algo más. Esto es innecesario, la esencia de cada uno es única y hay que trabajarla, hacer que sea lo mejor de cada uno para que brille.

El verdadero valor del anillo

Un hombre se sentía dolido con su situación, se sentía incapaz y miserable, que su vida no tenía ningún valor. Decide ir con un maestro para que lo guía y le muestre como mejorar.

El maestro no puede atenderle, pero le pide que le venda un anillo, pero que no aceptara nada que fuera menos una moneda oro. Lo ofreció a distintas personas, pero ninguna estaba dispuesta a pagar tal cantidad de dinero, le parecía a todos que era demasiado.

Va con el maestro y le da la mala noticia, sin embargo, este le manda ir con un joyero, para que determinara el valor del anillo. El joven va y le ofrecen cincuenta y ocho monedas de oro, no obstante, el maestro dijo que no aceptara nada que le ofreciera y que volviera.

El chico haciendo caso a lo de su maestro, vuelve y le da la noticia. El maestro se alegra y le explica que así es la vida, que las personas a veces van a juzgar el valor de las cosas, pero solo alguien que sepa sabrá su verdadero precio.

¿Cuál es la reflexión?

Como seres humanos tenemos un valor único, algo que hemos tratado de explicar seguido en este post. Cada uno tiene su brillo, sin embargo, no nos damos cuenta de ello, del valor de las cosas.

Al igual que el muchacho, a veces estamos varados por la vida sin saber cuanto valemos, creemos que el precio es poco, pero no es eso. No todas las personas son expertos y saben lo que valemos.

Hay que buscar a expertos que estén dispuestos  a ver el potencial y oro que tenemos. Además, encontraremos maestros que nos guíen en nuestro camino, para llevarnos a esas personas que se darán cuenta de nuestro valor o nos recordarán lo que valemos.

Si te gustaron estos cuentos para pensar te invito a leer: «Ofrenda a la Tormenta ¡Libro de Dolores Redondo!«. Un libro que sé que te puede interesar  del que aprenderás.

 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.