Cuánto Vive un Gato según su Raza: Características

La expectativa de vida de un gato está supeditada al cuidado que le brindemos, así como a una correcta alimentación, un estilo de vida sano y la presencia regular al veterinario. El tiempo que vive un gato va a depender de todo ello así como de lo que su raza predispone. Atender todos estos aspectos redundará en que nuestra mascota felina nos acompañe por muchísimos años más.

Cuanto vive un gato

¿Cuánto vive un Gato?

Los años que pueda vivir nuestra mascota van a depender de las atenciones que se le proporcione a lo largo de toda su existencia. Un gato que habite en un hogar puede contar con una perspectiva de vida que supera los 12 años. Con algo de supervisión y control podremos conseguir que nuestro animal logre vivir el mayor tiempo posible. Los gatos como la mayor parte de los animales domésticos, se hacen más rápidamente viejos que los humanos.

En efecto un error muy común es considerar que cada año humano se equipara a siete años de un gato. Gran parte de los expertos concuerdan en asegurar que el envejecimiento gatuno es mucho más acelerado en sus dos años iniciales de existencia.

Se puede ver en una tabla de equivalencias que indica que al cumplir un gato un nuevo aniversario, en verdad es como si cumpliese 15. Con apenas dos años de edad, ese mismo gato, vendría a ser un joven de 24. Desde dicha edad, por cada año que transcurre envejece casi cuatro años. Habitualmente la vida de los gatos es más prolongada que la de los perros. Entretanto que un gato callejero tiene una expectativa de vida de 3 a 6 años, uno doméstico cuenta con una esperanza que rebasa los 12 años. Inclusive un gato bien atendido puede superar los 20 años de existencia.

Se podría señalar que la longevidad de un gato va a depender esencialmente del cuidado que obtenga. Los felinos están  caracterizados básicamente por ser criaturas muy curiosas y autónomas. Estos aspectos de su personalidad son los que ocasionan que estén constantemente expuestos a riesgos. Pero sencillamente con algo de supervisión y control, se puede lograr que nuestra mascota pueda superar a salvo uno que otro percance y alcance a vivir la mayor cantidad de años posibles. Conozcamos los peligros más frecuentes a los que se encuentra expuesta nuestra mascota.

Peligros del Gato cuando sale de casa

Como se ha señalado, los gatos son muy autónomos y curiosos. Sumado a ello, mientras nuestra mascota crece se va incrementando su deseo de salir a la calle. Lo ideal sería que nuestro felino no saliese de casa y de hacerlo sería bajo nuestra vigilancia. Los riesgos más comunes a los que se enfrenta nuestra mascota cuando sale de casa son los siguientes.

Cuanto vive un gato

Accidentes

Un gato doméstico, en sus incursiones iniciales, cuentas con pocas destrezas de supervivencia, y las probabilidades de tener algún percance son muy altas. Es elevada la probabilidad de que en sus salidas iniciales se consiga alguna carretera que atravesar en la cual pueda ser arrollado. Igualmente puede conseguirse con alguna trampa o puede ser atacado por algún perro. Otros incidentes pueden ocurrir al saltar de un tejado a otro, o al treparse a una valla. Asimismo pueden alimentarse de comida envenenada o quedar encerrado en algún sitio.

Contagio de Enfermedades

La probabilidad de adquirir enfermedades infecciosas es muy común en un gato que se la pasa en la calle. Al estar una gata en celo, las riñas que enfrentan a los felinos para conquistar a la hembra son muy habituales. Las heridas que se producen por estas peleas pueden ocasionar severas infecciones y el contagio de enfermedades.

Posibilidad de Tener Camadas no Deseadas

Al estar una gata en celo, experimentará una necesidad urgente de salir de casa para emparejarse con otros felinos. En efecto las posibilidades de que retorne embarazada de conseguir salir de casa son elevadísimas. Por lo tanto, es importante impedir las salidas de nuestra mascota al encontrarse en dicha condición.

Por otra parte, hay que tener muy presente, que los mininos que han nacido de una camada no deseada, cuenta con mucha probabilidad de vivir una existencia infortunada. La mayor parte de los expertos recomiendan la castración como el mejor consuelo a las escapadas de nuestro animal. El deseo de salir de casa se reduce sustancialmente al estar nuestro gato castrado.

Cuanto vive un gato

Peligros del Gato en casa

Que un gato lleve su existencia dentro de casa no nos asegura que su vida sea prolongada. En efecto al vivir nuestra mascota con nosotros en casa, ha de encarar ciertos peligros. Analicemos algunos de ellos:

Riesgo de Padecer Obesidad

La obesidad es muy usual en un gato hogareño de no tenerse algo de cuidado. El gato que mora dentro de casa apenas encuentra motivo para hacer ejercicios. Usualmente pasa gran parte del día dormitando o echado. Adicionalmente, no necesita pelearse por lograr su comida y su comedero está continuamente disponible.

Para un debido control de la obesidad en los gatos caseros, es relevar calcular la cantidad de alimento que come diariamente. Es apropiado darle pienso de bajas calorías y con un nivel prudente de fibra. Igualmente se sugiere inducirle a que haga ejercicios, con pelotas y juguetes utilizables por él.

Muda Continua

La muda de pelo de un gato es gobernada por los foto-períodos. Los gatos que moran en la calle están expuestos a los cambios de temperatura y apenas pierden pelo en ciertos lapsos estacionales. No obstante, el gato doméstico está sometido a más horas de luz natural y artificial, con una temperatura que relativamente no varía en todo el año. Por ello,  en invierno no le afecta el frío por la calefacción y en verano no es afectado por calor debido al aire acondicionado.

Esto ocasiona que sus mudas no tengan lugar en los lapsos naturales. Como resultado de ello, el animal pierde pelo constantemente a lo largo de todo el año. Para beneficiar la salud del pelo de los gatos hogareños que están en muda continua, se sugiere proporcionarles alimentos particulares para el cuidado de su pelo y piel.

Bolas de Pelo

Otra señal frecuente en los gatos domésticos son las bolas de pelo. Las bolas pueden contener además de pelos, despojos de alimentos, de excreciones gástricas o de material vegetal. Un gato saludable se cepilla por medio del lamido. Su lengua es áspera a causa de la presencia de una variedad de espículas o papilas que operan como un cepillo. Con su lamido, recoge el pelo muerto y lo ingiere.

Cuanto vive un gato

A posteriori este pelo discurre por el tracto digestivo y regularmente es evacuado por las heces o vomitado, produciendo en el gato una variedad de irritante tos seca. En oportunidades, al ingerir demasiado pelo, o si el proceso digestivo se ve afectado por algún inconveniente, las bolas de pelo se almacenan en el estómago o en el intestino. Para impedir la conformación de bolas de pelo es aconsejable cepillar con frecuencia a nuestro gato y suministrar productos adecuados para su eliminación.

Accidentes Domésticos

Los gatos, sumado a ser curiosos, son sumamente juguetones y en el interior del hogar siempre están buscando algo con lo que jugar. Los cables eléctricos que proceden de televisores, equipos musicales o lámparas producen un enorme interés en ellos y siempre querrán morderlos. Para impedir que padezcan una descarga, es apropiado disimularlos. En las ferreterías hay unos elementos denominados cable-canal que nos podrían ser de mucha utilidad para recubrir los cables.

Hilos, alfileres, medicinas, cierta planta venenosa o huesos de despojos de comida, igualmente son un peligro para nuestro gato, ya que si se encuentran a su alcance, es prácticamente seguro que los mordisqueará. La cocina es uno de sus sitios predilectos, particularmente si estamos cocinando. Siempre se aproximaran al olor de un buen preparado, por lo que hay que estar muy atentos de que no vayan a quemarse con los fogones o con la vitrocerámica.

Igualmente hay que estar atento a la hora de encender la lavadora, ya que no sería extraño, que nuestro mascota esté dormitando la siesta en el tambor. Es común también conseguirlos en el interior de los armarios o en alguna bolsa. Siempre curiosearan en los sitios menos habitables de la casa. Hemos de tratar de no dejar abiertas las ventanas si moramos en un piso elevado, ya que igualmente hay la posibilidad de que se precipiten y aunque es verdad que aguantan caídas desde gran altura, pueden equivocarse y una desafortunada caída puede devenir en algo lamentable.

Si deseamos que nuestro gato viva el mayor tiempo posible, hemos de ser responsables y vigilar lo que come. Una persona que se alimenta con comida basura no llegar a vivir tanto cómo una persona que se alimenta con dieta mediterránea ¿cierto? pues lo mismo acontece con los felinos. Si damos por seguro que su alimentación sea en base a ingredientes naturales de elevada calidad, su calidad de vida será indudablemente superior. Nuestro gato poseerá una salud más vigorosa y será más longevo.

Falta de Atención Veterinaria

Numerosos dueños de mascotas no realizan la debida consulta con el veterinario al menos una vez al año. Con el pretexto de que “se ve saludable”, el gato no es objeto de atención médica y eso puede, indudablemente, aminorar su calidad de vida. Ciertas enfermedades no cuentan con síntomas visibles y al detectarse quizás sea muy tarde. Descuidar la visita al profesional de la salud es una señal de la importancia que le damos a nuestro felino, y dicha omisión se reflejará en el grado de bienestar y longevidad que experimentara nuestra mascota.

La Vejez en los Gatos

Si nuestra mascota ha vivido en condiciones de vida excepcionales, los procesos degenerativos propios de la edad pueden diferirse. Las mascotas de más edad pueden padecer más o menos inconvenientes de salud de acuerdo a su nutrición y de las atenciones de las cuales ha sido objeto a lo largo de su existencia. Usualmente, desde los 10-12 años los felinos se tornan más perezosos y empiezan a dormir por mucho más tiempo en su cojín o rincón predilecto.

Asimismo a dicha edad comienzan a engordar gradualmente si no se es cuidadoso. Por ello, cuidar de su alimentación es de gran importancia mientras va envejeciendo. Los veterinarios sugieren proporcionar numerosas raciones de comida en modestas dosis a los gatos de más avanzada edad. Los alimentos secos son estupendos para la dentición de nuestra mascota, ya que esta clase de alimento suprime los depósitos de suciedad en la dentadura.

Igualmente es esencial que el agua se encuentre siempre fría, ya que los felinos pierden control de la temperatura corporal y al no sentir que requieren líquidos, pueden acabar deshidratados. Si por toda la existencia del animal es apropiado estar siempre pendiente de su salud, cuando arriba a la vejez, hemos de incrementar aún más el control de su condición física y visitar al veterinario con más frecuencia.

En esta etapa de la vejez, nuestro gato usualmente requiere mucho más cuidado y una consideración especial. Al ser un gato anciano requiere mucho amor y mimos. En conclusión, si logramos tener presentes todos estos puntos reseñados en este artículo, y atendemos de forma responsable a nuestro felino, con seguridad lograremos que esté dándonos su compañía, la mayor cantidad posible de años.

Tabla de Edad Felina

Edad Humanos – Edad Gatos
1 año  ———–>  15 años
2 años ———–>  24 años
4 años ———–>  32 años
6 años ———–>  40 años
8 años ———–>  48 años
10 años ———>  56 años
12 años ———>  64 años
14 años ———>  72 años
16 años ———>  80 años
18 años ———>  88 años
20 años ———>  96 años
21 años ———>  100 años

¿Cuánto Vive un Gato Doméstico?

El confort y la seguridad que ofrece un hogar son factores esenciales para la larga vida. Los gatos hogareños viven, como promedio, 12 años y, si están bien atendidos, pueden vivir hasta los 20 años o más. En efecto, se conoce de gatos que alcanzaron inclusive a la tercera década: Scooter en Texas, Estados Unidos, pereció a los 30 años, mientras que el inglés Nutmeg tuvo su deceso a los 32.

Pero, ¿qué queremos decir con bien cuidados?  A que sus vacunas estén al día, cuenten con una dieta sana y equilibrada y hagan el ejercicio apropiado a su rango de edad. Esto igualmente incluye evitar las andadas nocturnas, que pueden desencadenar en peleas por territorio entre gatos machos o la probabilidad de que queden bajo embarazo si son hembras.

Padecimientos como la inmunodeficiencia felina o la leucemia, que se contagian por medio del intercambio de fluidos, son otros de los peligros de vincularse con gatos que no están apropiadamente inmunizados. La castración es una buena alternativa para descartar su requerimiento instintivo de aventuras. Agregado a ello, y de acuerdo a los especialistas, la erradicación de los órganos reproductores contribuye a la prevención de infecciones y quistes en los ovarios si son gatas y suprime el peligro de quistes prostáticos o testiculares en los machos.

Por último, la raza igualmente tiene influencia. Existen algunas que son más longevas, como el gato europeo o el American Shorthair, y otras con inferior esperanza de vida como el Bengalí o el Ucraniano. El motivo es que algunas especies cuentan con predisposición genética para el desarrollo enfermedades que abrevian sus expectativas.

La diabetes, por ejemplo, se encuentra más presente en ejemplares de Burmés, Siamés, Azul Ruso y Abisinio; los gatos Persas e Himalayos muestran una elevada incidencia de la enfermedad renal poliquística, entretanto que las variedades Maine Collins y Ragdoll usualmente padecen miocardiopatía hipertrófica.

 Expectativa de Vida de un Gato que Vive en la Calle

Desafortunadamente, los gatos callejeros cuentan con una expectativa de vida que no alcanza ni a la mitad de la de los hogareños. El 50 % perece antes de lograr su segundo año y, como mucho, llegan a vivir hasta los seis o los siete. Es racional, si se tiene en cuenta que están sometidos a condiciones climatológicas extremas, a un peligro constante de caídas o arrollamientos y a la pelea por la sobrevivencia con otros ejemplares.

Pocos conocen que los mininos dejados al abandono olvidan con rapidez su condición de caseros. La generación inicial de felinos que nace fuera del entorno hogareño presenta todos los rasgos de los gatos salvajes de los que provienen. Como es obvio, igualmente no llevan una dieta sana.

Los gatos vagabundos subsisten de lo que cazan y, si no hay ratas, ratones o aves en los alrededores, de lo que puedan conseguir en la basura. La inapropiada nutrición, las enfermedades por alimentarse de cosas en mal estado e igualmente los envenenamientos se encuentran entre las más importantes causas de las muertes de este grupo.

No es extraño conseguirse con estos felinos, asimismo conocidos como ferales, en todas las urbes de España. El número  de mininos callejeros en esta nación se incrementa cada año y en numerosas localidades ya operan las colonias felinas, administradas por los vecinos y voluntarios de las sociedades protectoras de animales. No obstante, lo esencial es concientizar a las personas para que, por ningún motivo, echen al abandono a un gato o a sus crías.

Te recomendamos estos artículos:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.