¿Cuánto dura el Celo de un Gato? y Sus Síntomas

Sí tu gata está atravesando por la época del celo, puede que sea mucho más complicado convivir con ella. Sin embargo, a pesar de esto, existen diferentes opciones y soluciones como puede ser la esterilización, de hecho, la esterilización es probablemente una de las mejores opciones para mejorar la salud de tu gata. Sí deseas aprender mucho más acerca de Cuánto Dura el celo de un Gato, no dudes ni un momento en seguir leyendo este maravilloso artículo.

cuanto dura el celo de un gato

¿Cuánto dura el Celo de un Gato?

Como indicamos en la introducción, la esterilización es probablemente la mejor opción que tienes para hacer frente al celo de un gato, e incluso, no solamente mejorarás increíblemente la calidad de vida de tu gata, sino que también será beneficioso para ti y todos los miembros de su hogar. Con esto podrás darle un fin a todos esos maullidos dolorosos y molestos para ti y para tu gata, sin mencionar todo el comportamiento que involucra el celo en los gatos.

Recuerda que es de suma importancia que le prestes mucha atención a tu mascota y sepas identificar cuando tu gata o tu gato está pasando por esta etapa, de esta forma, podrás proporcionarle a tu gato comprensión a sus actitudes molestas y todos los cuidados que estos necesitan. A su vez, también recuerda que el celo de los gatos tiene ligeras diferencias al celo de las gatas.

El Celo en Gatas

En primer lugar, se hablará del celo en el caso de las gatas, pues, este celo es el más complicado de los dos. Lo primero que debes entender es que las etapas de celo suceden en un momento específico del año, en donde tu gata estará mucho más predispuesta a ser fecundada o a aparearse con otro macho con el fin de tener nuevas crías. Sin embargo, las gatas no permiten ser fecundadas en otros momentos del año, solo mientras se encuentran en su debido celo.

Aproximadamente, las gatas empiezan a entrar en celo a partir de los seis o los nueve meses de edad y finalmente acaba a la edad de doce años. En el caso de que poseas una gata de una raza pequeña, muy probablemente su etapa de celo empiece a una edad más temprana en comparación a las de razas de un tamaño grande o tamaño mediano, de hecho, es bien sabido que las razas más grandes pueden llegar a retrasar el celo hasta que cumplen unos 15 meses de edad aproximadamente. Esta particularidad es debida que las gatas de las razas más pequeñas suelen tener un desarrollo mucho más rápido generalmente.

Una vez que las gatas finalmente alcanzan su primer celo, mientras que por ejemplo, las perras suelen tener un celo por cada estación del año, en el caso de las gatas es diferente y pueden llegar a tener más de un celo durante la misma época del año. Las gatas son animales poliéstricas estacionales, lo que nos indica que estas pueden llegar a tener varios celos en la misma época del año, esto es debido que se ven muy influenciadas por la cantidad de luz que reciben diariamente.

cuanto dura el celo de un gato

De esta forma, en los meses del año donde hay más calor, un sol más fuerte, y la luz se oculta mucho más tarde como verano y primavera, son las épocas donde las gatas se encuentran mucho más propensas a estar en celo.

¿Cada cuánto tiempo entran en celo las gatas?

Durante toda esta temporada, la frecuencia con la que las gatas entran en celo pueden llegar a aumentar bastante y aparecerse cada dos o tres semanas aproximadamente. Sin embargo, la realidad es que no existe ninguna norma básica que nos pueda indicar con exactitud la frecuencia en la que el celo aparece en las gatas, esto debido a que existen factores que son muy determinantes en la frecuencia en la que aparece, entre estos nos encontramos con algunos como:

  • Como mencionamos antes, la raza a la que pertenece el felino influye bastante, sin embargo, otros factores a considerar son su peso y la genética que posea específicamente tu gata.
  • También, como se mencionó antes, en las épocas donde hay mucho más calor y más luz los celos suelen ser mucho más recurrentes, esto debido a que la luz y el clima son factores totalmente determinantes a la hora de la aparición del celo.
  • Muchas gatas podrían llegar a experimentar celo si tienen mucho contacto con alguna otra que ya lo tenga previamente. Esto se debe a que las gatas en celo desprenden una feromona que podría llegar a causar el celo en las gatas a su alrededor.

Fases del celo de las gatas

Para terminar, es de suma importancia que conozcas muy bien todas las fases del periodo de celo de tu gata, y también, a diferencia de los gatos, el celo de las gatas tiene unas fases mucho más concretas y se preparan para ser fecundadas y tener crías nuevas. Las etapas del celo de las gatas son las siguientes:

Proestro: Durante esta fase la gata puede llegar a mostrarse ligeramente más afectuosa de lo normal, aquí empiezan a vocalizar mucho más y experimentan poco a poco algunos síntomas del celo sin tenerlo en sí.

Estro o celo: En cuanto a esta etapa, es de una duración variable, sin embargo, lo normal es que dure aproximadamente entre cinco y ocho días en los cuales la gata puede quedar embarazada sin ninguna complicación. Por esto mismo, es de suma importancia que durante esta fase los cuidados para tu gata sean mucho más extremos.

cuanto dura el celo de un gato

Metaestro o diestro: Durante esta fase la gata para de rechazar a todos los machos que se le acercan, por el otro lado, si ha quedado embarazado, entre en la fase de gestación de sus cachorros. De lo contrario, tu gata pasará un par de días hasta que finalmente llegue el anestro, sin embargo, es muy probable que sufra de un embarazo psicológico.

Anestro: Esta fase es básicamente un periodo de total inactividad sexual, y que puede durar de forma aproximada, entre unos 50 y 95 días.

A su vez, es muy importante que sepas que todas estas fases del celo pueden durar juntas, aproximadamente una semana, y volver a aparecer cada diez o quince días aproximadamente.

El celo en Gatos

En el caso de los gatos machos, el periodo de celo suele tener varias diferencias marcadas en comparación con el celo de las gatas hembras. Pues, en primer lugar, el primer celo de los gatos suele llegar considerablemente después que el de las hembras, este puede comenzar entre sus primeros 8 o 12 meses de edad, y suele terminar aproximadamente al momento de cumplir 7 años. A su vez, los machos no presentan todas estas fases que fueron explicadas anteriormente en el celo de las gatas, sino que en el caso de los gatos, se encuentran completamente preparados para aparearse en cualquier momento del año.

Una vez que los gatos llegan a detectar el olor y las feromonas que las gatas en celo desprenden o escuchan los gritos de llamada que estas mismas lanzan, los gatos machos empiezan su etapa de celo con deseo arduo de encontrarse con ellas para aparearse.

A pesar de que se mencionó anteriormente que los gatos machos no poseen unas fases marcadas de celo, la realidad es que durante los meses otoño o de invierno su libido es considerablemente menor que cuando llega un buen tiempo, es decir, en las épocas de verano o de primavera. Esto es debido a que el factor ambiental también juega un papel bastante importante en el caso de los gatos machos, sin embargo, esto no quiere decir que los gatos necesitan de condiciones ambientales ideales para entrar en celo, sí un gato macho oye o huele a una gata en celo en el invierno, el gato reaccionará sin ningún problema, aunque será en menor medida.

¿Cuánto dura el celo de un gato macho?

Normalmente, el celo de los gatos machos suele durar exactamente lo mismo que el celo de las gatas que este tenga en su entorno. Esto se debe a que los gatos machos únicamente entran en celo al momento de oler u oír a las gatas que se encuentran en celo previamente; si el gato vive en un entorno con varias gatas en celo, es bastante común que el gato muestre estos síntomas con mucha regularidad.

cuanto dura el celo de un gato

Síntomas de un Gato en Celo

Ahora que ya conoces con mucha más exactitud todas las características del celo en los gatos, a continuación podrás observar detalladamente todos los síntomas que los gatos y las gatas presentan a la hora del celo, lo que te ayudará a saber con certeza el estado en el que se encuentra tu gato y como debes actuar. Sin embargo, ten en cuenta que los síntomas que estos presentan, varían mucho según el género que este sea, por lo tanto, a continuación podrás leer los síntomas que manifiestan tanto las gatas, como los gatos.

Síntomas del celo en los gatos macho

Una vez que un gato macho llegue a captar el olor o bien, escuchar a una gata que se encuentre en celo, el macho automáticamente podrá experimentar diferentes síntomas característicos del celo, entre estos podemos llegar a observar como nuestro gato se encuentra más nervioso, empiezan a maullar o hacer diferentes ruidos de una forma muy regular, e incluso, muchos gatos pueden llegar a temblar por la excitación tan alta que tienen.

Otro síntoma del celo en los gatos machos, es que empiece a marcar con su orina diferentes áreas donde no es muy normal que lo haga, esta acción se debe a que los gatos marcan su territorio para hacerle saber a la gata en cuestión que ella es suya. De esta forma, esta actitud territorial que empiezan a experimentar, puede llegar a hacer que el gato macho se torne muy agresivo con los otros gatos de su entorno. De hecho, suele ser bastante común observar peleas de gatos callejeros por alguna hembra que se encuentra en celo.

Síntomas del celo en las gatas

A diferencia de lo que puede llegar a ocurrir en las perras, las gatas al momento de estar completamente listas para ser fecundadas no presentan ningún tipo de sangrado. Durante todas las fases que dura este periodo, será bastante difícil ignorar que tu gata se encuentra en celo, pues, esta empezará a maullar mucho más de lo normal, en muchas ocasiones, podría llegar a parecer incluso que está gritando, como si se tratara de un niño pequeño.

Además de esto, podrás ver claramente como tu gata empieza a frotarse y a revolcarse en todos los lados que pueda y con todas las cosas que encuentre. También podrás ver como se recuesta y se mueve mucho en los muebles y toma una actitud mucho más afectuosa. A su vez, probablemente si llegas a acariciar a tu gata en el periodo de celo, esta se pondrá de la misma forma que debe ponerse para recibir al macho y aparearse. Incluso, esta podría incluso tratar de escapar de su casa para encontrar finalmente a un macho y aparearse con él.

Sí deseas aprender mucho más acerca de todos los animales a lo largo y ancho de todo el planeta, no pienses ni por un segundo en salir de esta página sin antes haber leído estos tres maravillosos artículos:

 Razas de Gatos Pequeños

Tigre de Bengala

Pastor Holandés


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.