¿Cuál es la diosa de la belleza?

En muchas culturas politeístas, los dioses representan diferentes cosas

Seguramente habréis escuchado hablar de alguna que otra diosa de la belleza, como por ejemplo Afrodita o Venus. Sin bien es cierto que estas deidades son las más hermosas de su cultura, existen otras que ocupan su lugar en diferentes religiones politeístas. ¿Queréis saber cuáles son?

Aquí hablaremos sobre las diversas diosas de la belleza que hay en las diferentes culturas. Comentaremos algunas curiosidades sobre cada una de ellas para que podáis conocer a las deidades más hermosas de todas.

¿Cuántas diosas de la belleza hay?

Existen diversas deidades del amor

Desde la antigüedad, el ser humano ha venerado diferentes entes superiores que podían representar lo que temía o lo que apreciaba muy profundamente. En las culturas politeístas, cada uno de sus dioses tenía poder sobre algo y/o representaba algún elemento de la vida cotidiana o alguna fuerza de la naturaleza. Por lo tanto no es de extrañar que existan dioses y diosas específicas que representan la belleza, en muchas ocasiones ligada con el amor.

Las sociedades llevan otorgándole al físico mucha importancia desde tiempos inmemorables. Durante cada época y en cada región surgían nuevas modas, tanto en vestimenta como en peinados y más adelante también en maquillaje. Los aspectos estéticos de las personas siempre nos han acompañado, por ello resulta muy lógico que crearan ídolos sobrenaturales que representaran la belleza, la sensualidad femenina, la capacidad de amar y de ser madre, entre muchas otras características idolatradas y destacadas en las mujeres.

A continuación hablaremos un poco sobre las diferentes diosas del amor y la belleza que podemos encontrar en las diversas mitologías. Cada una tiene su propia historia y todas son igual de fascinantes.

Diosa de la belleza griega: Afrodita

Afrodita es la diosa griega del amor y la belleza

Empezaremos hablando de la diosa de la belleza más representativa: Afrodita. Esta deidad griega no representa únicamente la hermosura, si no también el amor. Se considera que ella encarna la fertilidad, la belleza física, el placer y el amor. A pesar de que existen diferentes mitos sobre su nacimiento, el que parece ser el más recurrente es aquel que dice que esta bella diosa nació en una cocha de espuma de mar. En ella se formó de la misma manera que lo hace una perla en una concha de ostra. Por lo tanto no resulta nada sorprendente que Afrodita sea también una diosa importante del agua en la cultura griega. Un pequeño dato curioso: El término “afrodisíaco” es un derivado directo del nombre de esta deidad.

Si bien es cierto que Afrodita es la diosa griega de la belleza más destacable, existe otra que también encarna esta característica. Se trata de Hedone, la hija de la mortal Psique y el dios Eros, hijo de la mismísima Afrodita. También es considerada la diosa del disfrute, del placer y de la alegría. De hecho, la palabra “hedonismo” deriva de su nombre, pues hace referencia a la sexualidad, a la lujuria y a la belleza femenina que ella representaba. Según cuentan las leyendas, Hedone vivía en el templo de Himeros, pero no solía estar mucho ahí. Normalmente visitaba diversas ciudades de los hombres con su antorcha de amor y cosechaba mirto para llevar profundidad, alegría y éxtasis a los mortales.

Diosa de la belleza romana: Venus

Venus es la diosa romana de la belleza

Como muchos ya sabréis, los dioses romanos y griegos guardan muchísimas similitudes. De hecho, en muchas ocasiones sólo varía el nombre. El equivalente en esta cultura a la famosa Afrodita es la diosa Venus, que representa la prosperidad, la fertilidad, la belleza, el sexo y la lujuria. A pesar de haber tenido algún que otro amor ilícito, esta deidad también encarnaba la castidad.

Según la mitología romana, Venus tuvo dos amantes principales. Uno era su marido Vulcano, y el otro Marte, el dios de la guerra. Sin embargo, hubo una ocasión en la que la diosa romana de la belleza y su amante fueron atrapados en la cama con una red por su marido. Por este motivo, su matrimonio no tenía amor y nunca llegaron a tener hijos juntos. No obstante, Venus sí que fue madre. Tuvo varios hijos con Marte:

  • Timor: Personificaba el miedo.
  • Metus: Personificaba el terror.
  • Los Cupidos: Eran dioses alados que simbolizaban el amor.
  • Concordia: La diosa de la armonía

En la mitología romana también existe una diosa equivalente a la deidad griega Hedone. Se llama Volupta, y de ahí proviene el término “voluptuosa”.

Diosa de la belleza vikinga: Freya

Freya es la diosa de la belleza de la cultura nórdica y vikinga

Otra de las diosas de la belleza más famosas a día de hoy es Freya. Se trata de una deidad procedente de la cultura nórdica y vikinga. Según su mitología, existían dos estirpes de dioses: Los ases, a los que pertenecían Odín y Thor, entre otros, y los vanes, de los que forma parte Freya. Estos últimos destacan por tener una relación muy cercana y profunda con la naturaleza.

En la mitología de los vikingos, Freya no sólo era la diosa del amor y la belleza, si no también de la lujuria, de la fertilidad, del sexo y de la brujería. Según los mitos, es la máxima conocedora de la magia seid, al menos antes de transmitirle sus conocimientos a Odín, el Padre de Todos, para que pueda intentar evitar que tenga lugar el Ragnarök, que es la batalla final que destruirá toda la creación.

Si bien es cierto que en la mitología nórdica todas las diosas poseían una belleza inmensa, la de Freya destacaba sobre todas ellas. No sólo por su aspecto, si no también por su fragancia. Resultaba sumamente difícil para los hombres resistirse a la atracción sexual que ella ejercía sobre ellos.

Diosa de la belleza egipcia: Hathor

Hathor es la diosa de la belleza en la cultura egipcia

Bien es sabido que los egipcios adoraban a varios dioses. Entre ellos también se encontraba una diosa de la belleza: Hathor. Esta deidad llevaba a cabo diversas funciones. Era de suma importancia en en el antiguo Egipto, pues era la madre simbólica de todos los faraones. Además, era la esposa de la deidad egipcia principal: Ra, el dios del sol. Haciendo referencia al lado amable de Hathor, hay que destacar que representaba el amor y el cuidado maternos, la sexualidad, la alegría, la danza y la música. Sin embargo, poseía un lado vengativo que se reflejaba cuando desempeñaba su papel como ojo de Ra y protectora.

Mediante esta dualidad existente de dulzura y fuerza, Hathor es la encarnación de la feminidad según la cultura egipcia. Con el fin de realzar su lado maternal, esta diosa se asociaba frecuentemente con la vaca. No obstante, la solían representar como una mujer humana con cuernos de vaca. Hay que destacar que también se la ha asociado con una leona, una cobra y un sicómoro, pues en el Antiguo Egipto, los animales tenían equivalentes divinos.

Diosa de la belleza hindú

Sri o Lakshmi es la diosa de la belleza hindú

También la religión hindú cuenta con una diosa que representa la belleza y el amor. Se trata de Sri, que dignifica “prosperidad”, también conocida como Lakshmi, que se traduce como “buena fortuna”. Como bien se puede deducir por los nombres que recibe, esta deidad trae la riqueza. Al igual que la diosa griega Afrodita, también la hindú nació del mar. Además, hay que destacar que es la esposa de Vishnu, el guardián de los hombres que protege el orden de todas las cosas.

Lakshmi o Sri es muy poderosa, querida y hermosa. En muchas ocasiones la representan con su emblema: El loto. Por este motivo también la suelen llamar la Diosa del Loto. A parte de representar el amor y la belleza, también simboliza la riqueza, la fertilidad y la abundancia.

Otras diosas del amor y la belleza

La representación de las deidades depende de la cultura

Ya hemos hablado un poco sobre las deidades femeninas de la belleza más populares. Sin embargo, hay alguna que otra más. Si no se conocen tanto, es porque su importancia en la propia cultura correspondiente no ha sido demasiado destacable o porque la misma cultura no ha conseguido trascender al interés público, al menos por ahora. Veamos qué diosas de la belleza nos faltan:

  • Diosa africana de la belleza: Oshun. Según las leyendas, esta deidad tiene un carácter muy amable, caritativo y generoso. Sin embargo, también decían que era tormentosa y viciosa. A parte de representar la belleza, era la madre del agua de manantial o del agua dulce.
  • Diosa cananea de la belleza: Astarté. Se trata de la esposa de Baal Hadad, el dios de las tormentas, que más adelante acabaría convirtiéndose en la deidad más importante de Canaán. En la Biblia, Astarté es la reina del cielo y recibe el nombre de Ashtoreth.
  • Diosa baltoeslava de la belleza: Lada. En la mitología báltica y eslava, la diosa de la belleza, de la fertilidad y del amor se llama Lada. Tiene un homólogo masculino que recibe el nombre de Lado. Ambas deidades se suelen mencionar juntos en varias canciones que tratan sobre bodas o sobre las estaciones de cosecha y de siembra.
  • Diosa mesopotámica de la belleza: Inanna. También conocida como Reina del Cielo, esta diosa representa la belleza, el sexo, el amor, la guerra, el poder político y la justicia. Los símbolos más importantes que la representan son la estrella de ocho puntas y el león.

Como podéis ver, existen muchas diosas de la belleza que cuentan con sus propias características y representaciones. Sin embargo, no dejan de existir varias similitudes entre todas ellas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.