Consumado es, fueron las últimas palabras de Jesús al ser crucificado, pero sabe usted ¿cuál es el verdadero significado? o ¿qué fue lo que quiso decir nuestro Señor con ellas?, descúbralo con nosotros a través de este interesante artículo.

consumado-es-2

Consumado es: Las últimas palabras de Jesús

En los instantes finales antes de la muerte de Jesús, los evangelios canónicos de la Biblia recogen varios acontecimientos similares. Así como acciones o palabras exclamadas por Jesús previo a la entrega de su Espíritu, a lo que posteriormente resucitaría nuestro Señor Jesucristo, al tercer día en señal de victoria.

Es el evangelista Juan, el mismo que presenta a Jesús al mundo en su evangelio como el Hijo de Dios, quien precisamente escribe lo dicho por Jesús: Consumado es. Palabras que exclama Jesús en agonía justo antes de entregar su espíritu.

En las horas previas y a pesar de ser la hora del mediodía, acontecerá en la tierra una gran oscuridad. Estas tinieblas permanecerán por tres horas, hasta la hora de la muerte de un inocente, nuestro Señor Jesucristo:

Mateo 27:45-46 (BLPH): 45 Desde el mediodía, toda la tierra quedó sumida en oscuridad hasta las tres de la tarde. 46 Hacia esa hora Jesús gritó con fuerza: – Elí, Elí, ¿lemá sabaqtaní?, es decir: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”.

Este pasaje del evangelista Mateo, representa la agonía de Jesús como hombre. Que siendo inocente y sin pecado, se hizo pecado para llevar a la cruz toda la culpa y los pecados de la humanidad.

La crucifixión de Jesús fue el sacrificio perfecto, la mayor obediencia que puede existir de un Hijo hacia su Padre. Jesús estuvo dispuesto a pasar todo ese oprobio con tal que se cumpliera el plan perfecto de su Padre Celestial, reconciliando con esto a Dios con la humanidad.

Por eso Jesús en un último suspiro exclamó: Consumado es, se cumplía así el propósito de Dios para con la humanidad.

Juan 19:30 (LBLA): Entonces Jesús, cuando hubo tomado el vinagre, dijo: ¡Consumado es! E inclinando la cabeza, entregó el espíritu.

Las últimas palabras de Jesús en los evangelios

En los evangelios canónicos del Nuevo Testamento bíblico, los cuatro autores describen la muerte de nuestro Señor Jesús. Pero tres de los cuatro evangelistas, tales como: Mateo, Marcos y Lucas usan términos o expresiones similares, veamos lo siguiente:

Mateo 27:48-49 (NVI): Al instante uno de ellos corrió en busca de una esponja. La empapó en vinagre, la puso en una caña y se la ofreció a Jesús para que bebiera. 49 Los demás decían: -Déjalo, a ver si viene Elías a salvarlo. 50 Entonces Jesús volvió a gritar con fuerza, y entregó su espíritu.

Marcos 15:37 (LBLA): Y Jesús, dando un fuerte grito, expiró.

Lucas 23: 46 (NVI): Entonces Jesús exclamó con fuerza: -¡Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu!- Y al decir esto, expiró.

En estos tres evangelios considerados sinópticos por la visión en común que muestran sobre lo que rodeó a Jesús durante su vida terrenal. Reflejan una acción en común de Jesús justo antes de entregar su espíritu.

Esta acción está representada en un grito o exclamación fuerte, mediante el cual expresaba que estaba cumpliendo con la misión dada por su Padre celestial. Con este grito, Jesús marcaba su victoria contra el mal, el pecado y la muerte.

Solo el evangelista Juan es el que da a conocer las palabras exclamadas por Jesús en el grito fuerte: Consumado es. No obstante en los cuatro evangelios canónicos se puede sentir el gran amor de Dios y de nuestro Señor Jesucristo por cada uno de nosotros, en la consumación del sacrificio perfecto.

Si quieres saber más de las escrituras sobre la vida, pasión, muerte y resurrección de Jesús, te invitamos a entrar en el artículo, Los evangelios: Origen, canónicos, apócrifos y más. Donde podrás conocer sobre su origen, los tipos de evangelios que existen, y cuáles son los aceptados.

consumado-es-4

El significado de la expresión: consumado es

Las últimas palabras exclamadas por Jesús que describe el evangelista en el verso Juan 19:30, previas a la entrega de su Espíritu son: ¡Consumado es! La palabra consumado proviene del término griego ἀποτελέω apoteléo, la cual está formada por dos raíces, a saber:

  • -ἀπό apó: Raíz que denota si se usa como prefijo, separación, partida, cesación, terminación, reversión, restablecimiento, etc.
  • -Y τελέω teléo: Cuyo significado es completar, ejecutar, concluir, pagar o perdonar una deuda, satisfacer, terminar, acabar, consumar, cumplimiento, cumplir, etc.

¿Qué fue lo que Jesús terminó de ejecutar en la cruz del calvario?

Según estas definiciones y significados originales, ¿Qué fue lo que Jesús terminó de ejecutar en la cruz del calvario? ¿Cuál fue el restablecimiento concluido? ¿Qué deuda terminó pagando en su totalidad?

En las respuestas a estas preguntas se puede encontrar el sentido y significado de las últimas palabras de Jesús: ¡Consumado es!, y es que Jesús se colocó en la posición del cordero, para llevar a cabo el último sacrificio de purificación, el sacrificio perfecto.

Jesucristo cumplió, consumó en la cruz la sentencia de muerte que había sobre la humanidad debido al pecado, establecida por la ley de Moisés. El apóstol Pablo lo explica muy bien en su carta a los romanos, al decirnos que no existe condenación para los que están unidos conjuntamente con Cristo por el espíritu Santo:

Romanos 8: 2-3 (DHH): 2 porque la ley del Espíritu que da vida en Cristo Jesús, te liberó de la ley del pecado y de la muerte. 3 Porque Dios ha hecho lo que la ley de Moisés no pudo hacer, pues no era capaz de hacerlo debido a la debilidad humana: Dios envió a su propio Hijo en condición débil como la del hombre pecador y como sacrificio por el pecado, para de esta manera condenar al pecado en esa misma condición débil.

Solo en Cristo Jesús el hombre puede cumplir con la justicia demandada por la Ley de Moisés. Ya que en Cristo dejamos de vivir según las debilidades de la carne, para tener vida en abundancia, si vivimos según el Espíritu.

El sacrificio perfecto, consumado es

¿Porque se dice que la crucifixión de Jesús es el sacrificio perfecto?, en la Ley mosaica del antiguo pacto, Dios estableció el cumplimiento de cinco tipos de sacrificio; Eestos sacrificios u ofrendas serían un estatuto perpetuo que debía cumplir el pueblo judío por todas las generaciones. Los cinco tipos de sacrificio u ofrendas se pueden encontrar en el libro de Levíticos de la Biblia, y son los siguientes:

El Sacrificio del holocausto (Levítico 1:1-17)

Sacrificio de olor grato a Dios, que tenía el propósito de representar una vida entregada completamente a Dios. Se sacrificaban tres tipos de animales, todos machos y sin defectos: Un buey como significado de servicio, un cordero o cabrito como representación de sumisión y humildad; y por último, un ave como representación de la paz y mansedumbre.

El Sacrificio de la ofrenda de cereal (Levítico 2:1-16)

Sacrificio de olor grato a Dios, que tenía el propósito de entregar los frutos de vida de cada hombre y mujer para Dios. En este sacrificio se presentaban cuatro tipos de ofrendas: Harina sin levadura como significado de genuina y sincera, aceite que significaba la unción del Espíritu Santo, incienso como las oraciones de los santos y sal en representación de las obras eternas.

El sacrificio por la paz (Levítico 3:1-17 y Levítico 7:1-11)

Sacrificio de olor grato a Dios, que tenía el propósito de entrar en comunión con Dios reconociendo el hombre la culpa. Es este sacrificio se ofrecían los tres tipos de animales, todos machos y sin defectos como en el sacrificio del holocausto; además de panes con levadura.

El sacrificio por el perdón (Levítico 4:1-35 y Levítico 5:1-19)

Este sacrificio guarda una gran diferencia con los anteriores porque su olor no es grato para Dios, debido a que al Señor no le agrada el pecado. El propósito de este sacrificio es reconocer la naturaleza pecaminosa del hombre.

Se debía ofrendar como sacrificio expiatorio según fuera el caso, un novillo sin defecto, un macho cabrío sin defecto, una cabra sin defecto o un cordero hembra sin defecto. Con este sacrificio se lograba el perdón para todos los tipos de pecados.

El Sacrificio de expiación (Levítico 5:14-19 y Levítico 6:1-7)

Este sacrificio se hacía ante una falta cometida contra el prójimo, de manera que no contenía olor agradable a Dios. Ya que al ofender al prójimo también se ofende a Dios. El sacrificio de expiación tenía el propósito de hacer la restitución de la ofensa por medio del perdón.

Jesús consumó el sacrificio perfecto

Reflexionando sobre los sacrificios comprendidos en la Ley Mosaica se puede entender muy bien las palabras de Jesús: Consumado es. Ya que Jesucristo se ofreció como sacrificio perfecto, porque en Él se cumplieron todos los sacrificios descritos arriba:

Hebreos 10: 10(NVI): Y en virtud de esa voluntad somos santificados mediante el sacrificio del cuerpo de Jesucristo, ofrecido una vez y para siempre.

10:14 (NVI): Porque con un solo sacrificio ha hecho perfectos para siempre a los que está santificando.

Hebreos 10: 16-18 (NVI): Este es el pacto que haré con ellos después de aquel tiempo -dice el Señor-: Pondré mis leyes en su corazón, y las escribiré en su mente». 17 Después añade: -Y nunca más me acordaré de sus pecados y maldades-. 18 Y, cuando estos han sido perdonados, ya no hace falta otro sacrificio por el pecado.

En la Biblia podemos ver que Jesús es la representación del hombre perfecto y sin pecado; es Dios personificado en un hombre. Durante su permanencia en la tierra vivió una vida santa sin mancha, sólo el hijo de Dios podía ser presentado para cumplir con los sacrificios establecidos en la ley.

Este era un sacrificio de olor grato a Dios en todos sus propósitos, incluso tomó el papel del chivo expiatorio al ser tentado en todas las cosas sin cometer pecado.

Hebreos 4:15 (RVC): 15 Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo de la misma manera que nosotros, aunque sin pecado.

Solo Jesucristo podía significar la puerta de entrada a la salvación para la humanidad y su reconciliación con el Padre Celestial.

Consumado es y el velo del templo se rasgó en dos

Nuevamente en los evangelios sinópticos y junto al momento de expiración de Jesús, los autores coinciden en una expresión. Veamos los siguientes versículos de estos evangelios:

Marcos 15:37-38 (RVC): Pero Jesús lanzó un fuerte grito y murió. 38 En ese momento el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo.

Mateo 27:51 (RVC): En ese momento el velo del templo se rasgó en dos, de arriba hacia abajo; la tierra tembló, las rocas se partieron.

Lucas 23:45 El sol se oscureció, y el velo del templo se rasgó por la mitad.

Pero, ¿Qué quisieron hacer significar con esta expresión los tres evangelistas?, ¿Cuál es el significado de que el velo se rasgara en dos?,  primeramente, el velo en el tabernáculo de Dios, era la cortina ubicaba entre el lugar Santo y el Lugar Santísimo.

¿Qué representaba el velo?

El velo establecía una separación entre la naturaleza pecadora del hombre y la santidad de Dios. Antes del pacto de la gracia a través de Jesucristo, sólo el sumo sacerdote de Dios, podía entrar y estar en la presencia de Dios.

Además para que esto sólo podía acontecer una vez al año y tras el sumo sacerdote haber cumplido con unos ritos de purificación. Los evangelista con la expresión en común de que el velo fue rasgado, nos indican que al Jesús entregar su Espíritu dejó de existir el velo.

De manera que ya no existe separación entre la humanidad y la santidad de Dios, porque Jesucristo representa la entrada. Jesucristo abrió los cielos para que el pueblo del Señor ahora tenga libre entrada al trono de la gracia.

Hebreos 10:18-20: 18 Cuando los pecados ya han sido perdonados, no hay más necesidad de presentar ofrendas por el pecado. 19 Hermanos, puesto que con toda libertad podemos entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, 20 por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, es decir, de su propio cuerpo,

Dios a través de su Hijo Jesucristo abrió los cielos para poder estar en su presencia y no solo en un solo lugar Santísimo, sino que pasa a morar en nuestros corazones.

Te invitamos a entrar en el artículo, Tabernáculo: ¿Qué es?, significado, y mucho más. A fin de que puedas profundizar un poco más sobre el lugar donde se encontraba la presencia de Dios. En el Antiguo Testamento, la presencia de Dios estaba simbolizada por el arca de la alianza y a través de ella el Señor guiaba al pueblo de Israel. El tabernáculo en el antiguo pacto era solo sombra de lo que vendría, Jesucristo el cordero inmolado.

consumado-es-3

Significado de consumado es, para el cristiano hoy 

Las palabras de Jesús, consumado es, no dice hoy en día al cristiano que el Señor obtuvo la victoria sobre la muerte en su sacrificio en la cruz del calvario. El significado de estas últimas palabras de Jesús se encuentra en que seamos capaces de reconocer la victoria lograda por nuestro Señor Jesucristo.

Una victoria lograda mediante un sacrificio que representa la mayor demostración de amor de Dios para con nosotros que por medio de Jesucristo pasamos a ser hijos de Dios. Quizás nunca podamos entender la magnitud del significado de la misión cumplida y consumada por el Cordero perfecto; pero algo si nos queda claro, y es que se cumplió el plan divino de Dios.

El propósito de Dios divino, lo llevó a cabo nuestro señor Jesucristo al hacer cumplir la ley y clavar en la cruz la sentencia que nos era contraria y nos condenaba, ¡Alabado sea el nombre de Jesús!.

Jesucristo nos justificó ante el Padre Celestial y nos salva, trasladándonos desde las tinieblas a su luz admirable en el Reino de los Cielos.

De tal manera nos amó y nos ama el Señor que derramó su hermosa sangre para la salvación del mundo. De manera que estamos en el deber de reconocer a nuestro Señor Jesucristo como el único digno de recibir toda la honra, toda la gloria, toda la alabanza, por los siglos de los siglos, ¡Amén!.

Romanos 8:10-11: Pero si Cristo vive en ustedes, el espíritu vive porque Dios los ha hecho justos, aun cuando el cuerpo esté destinado a la muerte por causa del pecado. 11 Y si el Espíritu de aquel que resucitó a Jesús vive en ustedes, el mismo que resucitó a Cristo dará nueva vida a sus cuerpos mortales por medio del Espíritu de Dios que vive en ustedes.

La Biblia dice que Cristo venció a la muerte

A fin de que como creyentes nos mantengamos en la fe de lo que representa consumado es, no solo como una expresión que salió de la boca de Jesús. La Biblia nos dice y nos recuerda que esas palabras confirma un hecho, y es el poder de Jesucristo sobre la muerte, al vencerla, ejemplo de ello los siguientes versos:

  • 2 Corintios 5:21.
  • Romanos 6:23.
  • 1 Pedro 1:18-19.
  • Romanos 5:8.
  • 1 Pedro 2:24.
  • 2 Corintios 5:18-19.
  • Romanos 10:9-10.

Continua con nosotros leyendo: Bendiciones de Dios que están esperando por usted.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here