Conjuntivitis en Perros: Causas, Síntomas, Tratamiento

Cuándo se observa que un perro (de cualquier raza) se levanta con uno o ambos ojos húmedos, enrojecidos o un poco entrecerrados y le cuesta para cerrarlos, puede tratarse de que esta mascota tenga una enfermedad llamada conjuntivitis. En este artículo se hablará un poco sobre la conjuntivitis en perros, su tratamiento y más.

cuidados para la conjuntivitis en perros

Conjuntivitis canina

La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva del ojo. La conjuntiva es ese tejido rosado que tiene dos partes, por un lado se encuentra ese lado rosado que recubre el parpado por la parte interna que es esa la que más se conoce y luego está la conjuntiva bulbar que es la que recurre el ojo ocular, no tiene color por su transparencia y es muy finita, prácticamente no se percibe.

La conjuntiva es un tejido muy sensible, se irrita y se enrojece con mucha facilidad, también sucede porque tiene aportes sanguíneos muy elevados y cicatriza con muchísima facilidad.

Sorprende ver que la conjuntivitis también lo pueden tener los animales y no solo los humanos pero sí sucede con frecuencia, por lo que también la solución son gotas. Para ser diagnosticada se debe hacer un examen del ojo con mucho cuidado y solo alguien con el conocimiento de los síntomas y aspectos físicos de la enfermedad.

Esto porque se debe diferenciar del ojo rojo que se observa en caso de otras enfermedades como la hiperemia o la congestión conjuntival. Visualmente puede tratarse de una conjuntivitis pero puede resultar ser otra enfermedad, con otros síntomas internos y otro tratamiento. Es por esto que lo recomendable es que un veterinario examine el ojo para diagnosticar si es conjuntivitis o no.

La conjuntivitis es una de las afecciones oculares más frecuentes en perros, su causa puede ser diversa: bacteriana, viral o alérgica y el tratamiento por supuesto varia dependiendo de cada caso (aunque pueda ser similar el medicamento que se recete). La conjuntivitis es entonces la inflamación de la conjuntiva que es la mucosa que recubre el interior de los párpados, en perros esto puede indicar que hay una inflamación local, pero también puede tratarse en ocasiones de alguna enfermedad mucho más grave como problemas respiratorios y el moquillo.

Es importante que se tenga conocimiento de la raza del perro que se tiene, esto para tener conocimiento preciso sobre sus cuidados, su alimentación y los medicamentos que pueden tomar. Algunas razas tienen alergias a ciertos remedios o requieren cuidados especiales, entonces Cómo saber qué raza es mi perro es primordial para darle un buen cuidado, para facilitar el trabajo de los veterinarios (aunque estos pueden reconocerlos por su amplio conocimiento de razas).

Causas

La conjuntiva puede estar irritada por conjuntivitis, por un glaucoma, por una ulcera corneal, por una enfermedad sistémica, por quemaduras, caída de químicos, etc. Incluso puede tratarse de un golpe que haya sufrido la mascota o un rasguño al rascarse la zona con las patas, no siempre tiene que ser una conjuntivitis. Sin embargo, esta afección puede ser causada por varios factores que serán mencionados a continuación.

Dentro de las principales causas de la conjuntivitis podemos encontrar, bacterias como el Estreptococos y Estafilococos que se acumulan en el ojo y generan una infección y una inflamación local. Este tipo de conjuntivitis puede ser contagiosa para animales de la misma especie o para aquellos que pertenecen a diversas razas como los pastores alemanes, los golden, los dalmata, etc. y los síntomas pueden durar hasta tres semanas.

Los virus también pueden generar problemas musculares en los animales como el caso del mosquito en los perros y el Calicivirus en los gatos. En los animales también se puede presentar la conjuntivitis alérgica la cual no es contagiosa y suele  presentarse por temporadas cuando el animal tiene contacto con la sustancia que desencadena la alergia, en ocasiones los animales pueden ser alérgicos a algún producto de limpieza que se utilice en la casa o ambientadores e incluso esto puede ser un indicativo de que el animal tal vez es alérgico a la comida.

Hay que tener en cuenta que la presencia de cuerpos extraños como polvo o arena dentro del ojo puede generar conjuntivitis al igual que agentes irritantes como champú o perfume.

como detectar la conjuntivitis en perros

Síntomas de conjuntivitis

Un punto importante a desarrollar son las señales de que el animal tiene esta enfermedad, los síntomas más comunes de la conjuntivitis son: dificultad para abrir el ojo afectado, ojo rojo, rechazo a la luz (que se podrá apreciar cuando el animal intenta estar en las zonas más oscuras de la casa) lagrimeo excesivo, el animal va a intentar rascarse puede ser con su propia pata o con algunas superficies que encuentre en la casa como las paredes, los pisos e incluso a veces se utilizan las esquinas de las mesas.

Todo esto puede empeorar el cuadro cuando el animal se rasca y se genera una úlcera corneal, esto lo lleva a necesitar un tratamiento diferente y seguramente una nueva consulta con el especialista. También pueden observar en el animal que su ojo tiene un aspecto verdoso o amarillento.

Cada uno de estos síntomas son visuales y pueden ser detectados al analizar el animal, sin embargo la mascota puede tener dolor en la zona por lo que se recomienda que siempre se observe el estado del animal para detectar cualquier problema con rapidez.

Tipos de conjuntivitis

Existen dos tipos, agudas y crónicas: las agudas aparecen de golpe y duran poquitos días generalmente entre una o dos semanas, o ser más crónica y grave y durar más de dos semanas en función de lo que las haya producido. Estas pueden ir acompañadas de diferentes grados de secreción ocular desde un poco de lloriqueo y siempre tener la zona del ojo húmeda, lagrimeo con mucosidad, aspecto purulento del ojo bien sea verde o amarillento, lagrimeo hemorrágico, o simplemente durar muchos días con estos síntomas ya es motivo para sospechar de una conjuntivitis.

conjuntivitis en perros

Cuando el perro se levanta con una lagaña seca en el ojo, es normal, no es una conjuntivitis ni un problema simplemente es la lagrima que se deshidrata y quedan los restos mucosos pegados ahí y eso con gasa esterilizada se puede quitar. Cuando esta situación es más húmeda si es sinónimo de investigación. Además de eso la conjuntivitis puede ser primaria o secundaria, si es primaria es provocada por una bacteria o un virus, mientras que la secundaria es provocada por una patología como puede ser el moquillo o una lesión, como una espiga.

En los perros, más o menos en el 40%, las conjuntivitis suelen ser primarias, es decir, ahí en la conjuntiva se encuentra una bacteria o un virus que está ocasionando el daño y siendo el foco principal del problema. En el 60%, suelen ser secundarias: tienden a tener los ojos secos ya que el animal no produce lágrimas que mantengan al ojo y la conjuntiva lubricados y funcionando correctamente, por ende se reseca. Puede ser también debido a que se producen unos folículos, unos pequeños puntitos que causen este daño a nivel de la conjuntiva.

También puede ser que tenga la afección por atracciones en el parpado, hay perros que tienen parpado muy grande y por tanto cuelga un poquito y cuando cierran el ojo o parpadean, el ojo no se baña ni lagrimea correctamente y por tanto hay sequedad o secreciones. Otra causa es que un cuerpo u objeto extraño que haya entrado entre el parpado y el globo ocular produjo la irritación.

Finalmente, como se indicó anteriormente, la conjuntivitis en perros se puede producir por intoxicación o por un producto químico que pueda producir una irritación a nivel de la conjuntiva.

Como se aprecia, los motivos o sospechas, son demasiadas cuando se trata o se va a realizar un chequeo al animal, por lo que es importante un examen por parte del veterinario. De manera que la selección de tratamiento se elija y realice de forma cuidadosa y correcta, tras haber analizado todas las posibles causas primarias o secundarias que puedan producir este tipo de inflamación en la conjuntiva. Una vez que el veterinario haya chequeado al animal y haya determinado la causa, por lo general, suelen prescribir un tratamiento tópico, puede ser en colirio o en crema.

Así como se puede ver que los cachorros y adultos pueden tener conjuntivitis, es posible que tengan cualquier tipo de Enfermedades de la piel en perros y varios tipos de enfermedades que es necesario tratar y conocer sus síntomas, esto para alargar el tiempo de vida de las mascotas y darles los cuidados que ellos necesitan. Claramente esto es una responsabilidad que se adquiere al tener un perro, un gato o cualquier otro tipo de animal que se ha adoptado o adquirido para tener en casa, proteger y hacer compañía.

Aplicación del tratamiento

Luego del diagnóstico de la conjuntivitis en perros se recetan los medicamentos para la conjuntivitis o se recomienda la utilización del colirio. Su aplicación no es algo realmente difícil, no se recomienda poner dos o tres gotas porque cuando el animal parpadee podría expulsar o botar al menos una de ellas, por eso se indica que se debe echar solo una gota por ojo en varios intervalos de tiempo. El parpado no se estira hacia abajo, la forma correcta es estirando el parpado superior hacia arriba y luego dejar caer la gota prestando atención a si realmente entró dentro del ojo.

Para muchos trastornos oculares es bueno tener el colirio frío, porque aparte del tratamiento en si (Antibióticos, corticoides, etc) aportamos el efecto de relajación en el animal, esto le brindará consuelo y le ayudara a bajar el escozor y el picor que pueda sentir.

Por otro lado si el tratamiento lo generan en forma de pomada, no se puede aplicar con los dedos para no contaminar la zona, se recomienda utilizar cerillos o hisopos y en la punta solo poner un poco de pomada, algo similar a un grano de arroz, y a medida que el animal vaya parpadeando poco a poco la pomada irá trabajando.

Sea como sea el tratamiento, el uso del collar isabelino también es súper importante y necesario para que el tratamiento sea mucho más efectivo ya que esta enfermedad para poder curarse requiere tiempo, en ese proceso de recuperación el animal podría tener la sensación de querer rascarse con sus patas o incluso la pared, cortinas o sofá, debido a que les pica y les molesta. Si esto llegase a pasar podría empeorar y tomar más tiempo para la recuperación, aparte de que puede aparecer una ulcera o hinchazón, lo que complicaría aún más su estado.

Por nada del mundo se debe usar un colirio de humanos en perros, primero, porque no se sabe lo que contiene en su totalidad y auto medicar sin saber o tener un pronóstico lo único que puede hacer es empeorar el estado del animal. En segundo lugar, los químicos de los colirios de humanos son un poco más fuertes y concentrados que el que contienen los fabricados para los perros, por lo que esto podría perjudicar la salud de la mascota. Esto aplica no solo con los colirios sino con gran parte de los medicamentos para animales.

El tratamiento de la conjuntivitis va a depender de la causa, sin embargo cuando se observen alguno de los síntomas mencionados anteriormente en el animal de compañía se pueden realizar limpiezas y retirar la secreción qué se produce, con lágrimas artificiales o suero fisiológico y evaluar si hay presencia de cuerpos extraños, sin embargo, el examen final y el examen completo del ojo lo va a hacer un médico veterinario directamente.

Las gotas o ungüentos que se usan en los ojos de los animales siempre deben ser recetados por su médico veterinario ya que en ocasiones podemos encontrar muy fácilmente productos o gotas ungüentos que tienen antibióticos pero también tienen corticoide. El corticoide es extremadamente útil en casos de conjuntivitis alérgica pero puede generar mucho daño cuando hay una úlcera corneal. Cuando hay una úlcera incluso los síntomas pueden ser iguales a los de una conjuntivitis simple la única forma de descartarla es con la prueba de fluorescencia que hace el veterinario.

A la hora de aplicar cualquier tipo de gota o ungüento dentro del ojo se debe evitar que el aplicador toque el ojo, esto puede generar lesiones por trauma en el ojo de los animales y adicionalmente va a contaminar el producto que está entre el frasco. Si se llegase a observar al animal con cualquiera de los síntomas mencionados o que el perro intenta rascarse el ojo, lo primero que hay que hacer es colocar un collar isabelino para evitar que él pueda empeorar la lesión y posterior a esto ser llevado al veterinario.

¿Cómo curar o remediar la conjuntivitis en perros?

Hay quienes en primera instancia optan por el lavado ocular, hay que proceder a lavar completamente el ojo de los animales y para eso puede ser con solución fisiológica o mejor aún algún producto específico para el lavado ocular, lo que usualmente se usa es un producto que tenga efecto antiséptico y descongestivo. Para lavar el ojo del animal se debe proceder a colocar de 5 a 6 gotas del lavador ocular, luego se debe cerrar los párpados del ojo del animal y masajearlo un poco para que finalmente se deba secar el ojo con una gasa limpia.

El segundo paso que se acostumbra a realizar es colocar un colirio con antibióticos, los colirios más efectivos para curar la conjuntivitis canina son aquellos que contienen en su formulación el antibiótico Gentamicina, hay muchos productos en el mercado veterinario que contienen Gentamicina. Es recomendable uno que sea un bactericida muy potente y que contenga el antibiótico mencionado. Se deben aplicar dos gotas de colirio en cada ojo (una gota primero y otra uno o dos minutos después), cada 12 horas  por un período de 7 a 10 días.

¿Cuál es la diferencia que hay entre una úlcera corneal y una conjuntivitis o infección del ojo?

La úlcera corneal es una herida que se produce en el cristalino del ojo como si un vidrio se hubiera rayado y puede llegar a provocar un agujero, puede ser el rasguño de un gato directamente en el ojo, o que haya entrado una piedrita en el ojo. Mientras que la conjuntivitis o infección en el ojo puede ser causada por bacterias, infecciones por el clima, presencia de elementos como arena, etc.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.