La confianza en uno mismo es una acción de tipo mental que viene acompañado de autoestima y seguridad, conoce más de este tema leyendo el siguiente artículo.

Confianza-en-uno-mismo 1

Confianza en uno mismo

Cuando en las personas invade la falta de confianza comienzan las perturbaciones y las situaciones negativas en la vida. Los pensamientos se enfocan en el fracaso y las dudas invaden toda la integridad humana. Este tipo de situaciones lleva directamente a las personas a dejar a un lado las oportunidades.

Una de las alternativas para ganar confianza es a través del conocimiento de las emociones. Cuando desconocemos qué reacción tener al momento de una situación, las decisiones posteriores generalmente resultan en factores negativos  en nada tiene que ver con las emociones reales.

Al plantear el conocimiento de las emociones comienza un proceso de análisis donde la importancia de llorar cuando se está triste, deprimirse por alguna acción muy lamentable, alegrarse cuando sea necesario y sufrir cuando realmente se necesite, permiten conocer cada una de las emociones en las cuales el ser humano debe gestionar en su vida.

 ¿Cómo confiar?

En primer lugar hay que identificar las emociones donde podamos expresar cada una de ellas sin temores y sin limitaciones. Por ejemplo, las depresiones no deben ocultarse, ni esconderse, ni huir les, se deben dejar llevar y esperar que pasen, realizando tareas de pensamiento positivo y de avance, donde cada acción pueda ir entrando en el subconsciente y alejar los pensamientos que perjudican las acciones.

Cada reto en la vida representa una acción de fortaleza y valor, por lo tanto debemos pensar en cómo venceremos el miedo. Recientemente se escuchó un comentario de un gran pensador el cual plantea que los miedos y temores (que nunca resultan ser tales), son los que generan la desconfianza y la inseguridad.

Sentirse confiado implica entre otras cosas ir directamente a la acción, no basta solamente con sentirse seguro, donde en algunas ocasiones se pueden generar situaciones adversas. La confianza se gana cuando se derrotan los temores. La acción y la determinación permiten obtener resultados importantes en nuestra forma de pensar.

Confianza-en-uno-mismo 2

Sin embargo las emociones pueden limitar las acciones de valor para enfrentar alguna situación. Por lo tanto la semilla de la desconfianza penetra en nuestra mente y se riega con los pensamientos negativos formando la desconfianza real. Los actos deben estar separados de las emociones. De allí que sea de gran importancia conocerlas e identificarlas.

Eliminar la desconfianza

Existe un axioma que dice: «Nunca estés totalmente preparado para enfrentarte un reto, no esperes esa confianza lo haga todo. Entra en acción y no dejes que los sentimientos de confianza se adelanten a la verdadera forma de actuar, ellos deben esperar».

Esta reflexión nos ayuda a conocer un poco más las acciones a tomar cuando las emociones intentan resolver algo que la fortaleza y la determinación debe hacer. Las formas en cómo saber si los sentimientos de confianza interfieren en las propuestas previas a la acción, se conocen cuando entra la duda, y se piensa en forma interna.

Por lo que se trata de predecir la situación posterior sin entrar en acción. Sin embargo, las cosas que realicemos, sin importar estar al lado del fracaso o del éxito permiten determinar el nacimiento de la confianza en uno mismo.

Claves para ganar confianza

Los especialistas en esta área han determinado que se pueden aplicar ciertas herramientas de tipo psicológico, con la finalidad de buscar la confianza en uno mismo. Mostraremos a continuación de qué forma se pueden implementar procesos mentales que clasifiquen los sentimientos, las emociones y las acciones.

Confianza-en-uno-mismo 3

No corras detrás de ella

El sentimiento de confianza siempre debe estar al lado de cada persona, aunque sea inestable se debe hacer lo posible por mantenerla. En muchos casos nos rodeamos de personas pesimistas que desconfían de las acciones a tomar, la mejor forma es no tomarlas en cuenta inmediatamente.

Estas situaciones debe ser un aprendizaje para las personas, saber que cada acción a realizar en la vida va a estar llenas de fracasos. Aunque suena un poco extraño, esas pérdidas son las que permiten dar confianza hacia futuros procesos de crecimiento. La insistencia y la perseverancia ayudan a mejorar esa confianza en uno mismo.

Muchas personas de éxito sufren adversidades constantemente. De manera que la confianza no es algo en lo cual tengas que estar detrás de ella, solo es una forma de acción que permite en algún momento de la vida lograr el éxito. Para algunos especialistas es llamada la ley del esfuerzo invertido.

Este proceso se establece como la necesidad de sentirse siempre estable y satisfecho, aún existen situaciones en las cuales no lo ameriten. Este comportamiento genera presión de equilibrio irreal, generando tristezas muy fuertes cuando llegan los momentos adversos. Si se conocen bien las emociones, se gestionan de una forma sencilla.

Conocerlas permite saber qué tipo de reacción se debe tomar para cuando llegue la situación adversa, puede ser de tristeza, melancolía, depresión o frustración. Cada una de estas emociones debe aprender a controlar y no luchar contra ellas, en función de buscar mantener un falso bienestar.

La aceptación de una adversidad es una forma de administrar las emociones, se logra en todo caso el equilibrio donde se debe dejar llevar el sentimiento hacia la emoción según la situación. No podemos estar riendo y tratar de sentirnos alegres con la muerte de un familiar cercano.

Esto sería intentar demostrar alegrías ficticias e irreales, la confianza en uno mismo llega cuando identificamos lo que realmente se debe hacer en una situación sentimental y emocional específica.

Los motivos para ganar confianza

Las creencias determinan situaciones en la vida donde algunos consideran que todo sucede gracias a las coincidencias, algunas personas menosprecian sus propios logros y lo convierten en una costumbre. De manera que el éxito se lo otorgan a la suerte y no a las condiciones intelectuales propias.

Esta realidad es llamada el síndrome del impostor, la propia persona se considera un fraude y menosprecia su éxito expresando que no merecen ese logro. Este tipo de pensamientos es el más erróneo que existe.

Por ningún motivo se puede menospreciar el talento propio, mostrando supuestos rasgos de humildad, totalmente diferentes a la desvalorización propia. Este tipo de pensamientos hunde a la persona, y se lleva consigo a todo aquello que tenga a su lado, familiares y amigos. Estos casos aparecen frecuentemente en nuestras vidas.

Observamos como amigos que han logrado graduarse en la Universidad e incluso han conseguido el éxito en organizaciones y grandes empresas, se mantiene estancadas debido a esa forma de pensar tan limitante e insegura.

Si te consideras este tipo de personas, desde ya comienza a identificar qué cualidades te han permitido conseguir el éxito en tu vida. Reflexiona y piensa qué ha motivado obtener esos logros. Es una buena estrategia para salir del síndrome del impostor.

Los objetivos

Cuando se hace un plan de vida se establecen objetivos muy claros y además hay que considerar metas y lapsos que no permitan crear indefiniciones y dudas. El logro de los objetivos en la mayoría de los casos sucede porque creemos que al lograr ciertos objetivos hemos logrado totalmente la meta.

Los objetivos determinan una acción a futuro, las cuales están subordinadas a muchos factores que pueden variar su meta. No se puede establecer una confianza a ciegas, es importante considerar que los objetivos en cualquier momento no pueden ser logrados.

Elaborar la planificación de vida en función de logros hacia ciertos objetivos, permite tomar en cuenta y considerar (Y es algo que casi ningún psicólogo busca de manifestar a su pacientes) el fracaso como elemento de importancia. Pero este fracaso no debe ser visto como el resultado de la incapacidad en los procesos para llegar a donde queremos.

El fracaso es una forma de aprendizaje que tiene elementos fundamentados en el exceso de confianza. Y usted se preguntará ¿Cómo se va a  plantear una meta basada en los fracasos?, la respuesta es muy sencilla, el fracaso forma parte del plan, no es una meta, es parte del aprendizaje, si se fracasa es porque no se han tomado en cuenta los valores humanos.

Los valores definen de manera contundente los objetivos, son el principio para lo cual la vida existe. Por tal motivo cuando realizas un plan de vida debes tomar en cuenta la importancia de los valores. Para lograr una meta es importante considerar la perseverancia, la correspondencia y la constancia.

Utilizando tus valores para centrarte en el proceso, evitarás preocuparte por esas metas de las que haces depender tu felicidad. Esto no se logra confiando a ciegas en el proceso, se logra fomentando los valores de honestidad y amor hacia lo que realmente se desea. No busques la felicidad, ella es solo un camino para lograr el bienestar.

Gestiona el temor

El miedo es una acción generada en la mente a través de pensamientos que no favorecen de ninguna manera las acciones que vayamos a realizar. Cuando sentimos miedo estamos alimentando la mente de situaciones en las cuales no sabemos que van a suceder. Son un factor que tiene mucha fuerza e influye de manera contundente en los pensamientos de los seres humanos.

La interpretación de los miedos puede generar beneficios si se identifican como pensamientos irreales. No se puede ganar desconfianza manteniendo ideas de temor y menos aun cuando se nos presentan situaciones para lo cual no estamos preparados.

La consideración de cómo debemos gestionar los temores determina en gran medida el éxito de una acción hacia una situación específica. Esa motivación será modificada en nuestra mente al momento que enfrentemos el temor, de manera que al proceder con la acción estamos logrando un voto de confianza.

Muchas personas confían en los temores y dejan que sean ellos quienes los dominen. Es importante saber que con miedo y temor los pensamientos no fluyen e imitan acciones reales.

Cambia la cara

Es una forma de escapar y apreciar una realidad diferente a como se venía haciendo. Cuando modificas tu comportamiento y tu carácter, de manera tajante todo cambia a nuestro alrededor. Generalmente ese cambio siempre es para bien. Por tal motivo conocemos de nuevo la satisfacción y generamos un voto de confianza.

Entonces la pregunta es ¿Estaba realmente actuado de la mejor manera?, resulta que no, sino que estas cambiando parámetros negativos que venias haciendo desde hace mucho tiempo y seguramente pensabas que resultaban.

Recuerde que para ganar confianza es importante comenzar a conocer cómo se gestionan las emociones. Los cambios en los comportamientos son descubrimientos basados en ese principio. La técnica de crear otra personalidad permite salir de una realidad para pasar a otra donde no te atreverías a ir.

Es una forma de protegerse contra el fracaso que siempre va a comparar a la confianza excesiva, la estrategia resulta en muchas personas que a pesar de poseer éxito aún mantiene niveles de desconfianza en ellos mismos.

Ir de menos a más

Las acciones deben estar acompañadas de la confianza, sin importar lograr el éxito, cuando se actúa se está logrando obtener confianza. Cuando desees obtener logros a largo plazo y realiza acciones que vayan de menos a más. Esto poco a poco te irá dando seguridad y podrás ir enfrentando situaciones con fortaleza.

Es bueno tomar decisiones pequeñas donde no se asuman compromisos importantes, solo te permitan acercar a situaciones y lograr metas que tenías pensado realizar hace mucho tiempo. Cuando se piensa en grande las acciones deben ir paulatinamente en función de la meta.

Los procesos para lograr grandes objetivo están compuestos de pequeñas acciones que estructuran en su totalidad un aprendizaje que estimula confianza en uno mismo. La búsqueda de metas es un aprendizaje y debe ser realizado por partes. Ninguna meta se logra haciendo cosas grandes sin haber pasado por pequeñas.

Si deseas obtener éxito en un gran negocio, primero debes ir dando pasos cortos relacionados con el comercio, las ventas, publicidad, etc. Las cuales van a permitir ir ganando confianza, posteriormente avanzar un poco más hacia otros objetivos mayores a los anteriores.

Considera los valores

Anteriormente planteamos la confianza como una forma de estar vinculada directamente a los valores, el logro de los objetivos en un plan de vida deben considerar sin duda alguna los valores morales, sirven para soportar el resto de las opciones y otorgar simplicidad en los pensamientos para que fluyan de una mejor forma.

Las corrientes de pensamiento moderno consideran que la mente es capaz de crear y cristalizar los pensamientos que percibimos. Te invitamos leer el artículo Motivación personal en el trabajo, donde se plantean diversas estrategias de crecimiento.

Los procedimientos para establecer la confianza en uno mismo y lograr metas se basan en mensajes internos repetitivos donde se busca estimular el subconsciente en función de llevar cabo en pequeños lapsos de tiempo, acciones determinadas basadas en las visualizaciones.

Este tipo de acciones deben estar acompañadas de una autoestima muy alto y un grado de confianza enorme. Lo que puede llevar inmediatamente a la frustración. Son procedimientos muy buenos pero al no tomar en cuenta los valores se desvirtúan de toda acción real.

En muchos casos llega la frustración y las personas caen en fuertes estados depresivos. Los mensajes de ese tipo enviados al cerebro crean acciones que pueden lograrse si se tiene en cuenta los valores espirituales. Es importante considerar planteamientos reales, basados en situaciones verdaderas. Considerar los valores tomando en cuenta estas ideas es fundamental.

No se puede hacer creer a la mente aspectos en los cuales posteriormente no se van a procesar ni a fomentar. Es un engaño que se debe evitar. El idealismo es una forma muy interesante de observar el mundo y a diferencia del positivismo no plantea las cosas claras.

Su enfoque está dirigido a lograr la meta y punto. Si no se consideraran los valores morales el éxito llegara a medias, siempre con limitaciones. Las afirmaciones engañan al cerebro y es un arma de doble filo. Este tipo de afirmaciones funcionan únicamente cuando te dices a ti mismo la verdad.

La única certeza existente para lograr una meta es a través de la implementación e inclusión de los valores como una herramienta necesaria en la búsqueda de la confianza en uno mismo.

Para los especialistas esta premisa no había sido tomada en cuenta hace algunos años y  con el tiempo se ha observado cómo los procesos tienden a simplificarse cuando se establece dentro de la planificación de acciones de vida

Nuestra propuesta es considerar antes de enfrentar un reto colocar los valores por encima de la confianza, sobreponerse y conocerlos muy bien determina la importancia y el éxito de la acción.

Siéntete poderoso

Al momento de enfrentar una situación es importante establecer pensamientos de poder, es decir fomentar en nuestra mente ideas donde vas a ser una persona poderosa en todos los aspectos, con una fortaleza inmensa y conocimiento donde nada podrá destruirte. Puedes saber que el reto es muy fuerte y sin embargo no temes a enfrentarlo.

Este tipo de comportamiento previo al enfrentamiento de la situación permite al organismo dar energías en las cuales llevas a la mente actuar con ideas de fortaleza. Esto te ayuda a disminuir el estrés creado por la presión y dominas los temores. En el popular se denomina tomar el toro por los cachos.

La fortaleza es un valor importante para enfrentar situaciones, permite además estar más confiado y por supuesto someterse a riesgos mayores. Pero recordemos que quien no arriesga no triunfa. Esta situación de tipo mental permite acceder a otro aspecto de nuestros comportamientos basados en la confianza en uno mismo.

Por su parte la actitud guerrera y de valor es lo que diferencia a otra actitud asumida con pasividad y tristeza. A medida que llega el momento ganarás confianza y a pesar de haber algo de miedo, cuando asumimos esta actitud siempre el temor es dominado. Como ejemplo ponemos el caso de un músico solista, el cual debe dar un concierto en un gran teatro.

La actitud que debe asumir antes del concierto debe estar relacionada con la fortaleza y el poder. Deben colocarse por encima de la situación, su actitud es dominar el instrumento y las notas a pesar de sentir algo de temor, el cual podrá dominarlo y llevar a cabo su concierto portando incluso estos sentimientos pero dominándolos y controlándolos.

Algunos especialistas lo llaman Postura de poder y son estas acciones que ayudan a lograr acciones importantes, tanto que pueden llegar incluso a convertirse en hábitos para otras acciones. Te recomendamos leer el siguiente post Hábitos para ser exitoso, donde conocerás alternativas relacionadas con el tema tratado.

Siempre que vayas a realizar algún tipo de actividad es importante considerar la actitud previa. Asume postura de ganador, de triunfador y no intentes pensar en los miedos, son muy traicioneros y se plantan cuando uno menos lo espera. Considera estas situaciones cuando vayas a enfrentar algo fuerte e importante.

Las decisiones

Las acciones tienen un punto cumbre cuando llega el momento de tomar una decisión. En esta parte es donde sabemos hasta dónde llega la confianza en nosotros mismos, consideramos también si ha sido excesiva o simplemente ha servido para lograr lo que deseamos.

Cuando actuamos con determinación estamos creando como ganar confianza en uno mismo, por lo que implica de algún modo realizar un esfuerzo para tomar confianza. La toma de decisión tiene un efecto muy bueno en el cuerpo y sobre todo la mente. Permite activar la llamada córtex prefrontal que ayuda a reducir la preocupación y permite aumentar la confianza.

Siempre que se tomen decisiones relevantes se comienza a sentir una especie de control de nuestra vida. Sin embargo y aunque se puede ir realizando acciones que nos permitan tomar decisiones pequeñas siempre habrá momentos en la vida en la cual debamos tomar decisiones muy grandes.

Esas son las acciones que van determinar el crecimiento real de la confianza permiten lograr que podamos ir creciendo poco a poco. Las decisiones son una forma de acción basada en pensamientos que previamente han presentado opciones para lograr decir si algo es bueno o es malo. Recordemos que para esto se deben tomar en cuenta los valores morales, con la finalidad de reducir los fracasos.

Así mismo es bueno saber tomar decisiones con la mente tranquila, jamás en un marco de tristeza preocupación e incluso de mucha alegría, generalmente no salen buenos resultados. Siempre se considera importante tomar decisiones con la mente en equilibrio y en estado pleno de paz.

Cuando las personas deciden casarse están tomando decisiones que han sido pensadas. Lo mismo sucede si se van a tomar decisiones con respecto a los negocios, cada una tiene un valor y representa una forma de caminar hacia el éxito.

Cada acción por pequeña que sea es importante, desde el momento en el cual decidimos ver una película hasta adquirir un apartamento, es importante estar en calma con la mente y con uno mismo.

Recordemos en cada decisión que tomemos afecta el entorno propio, por lo que es de suma importancia considerar la toma de decisiones como una forma de ir generando como mejorar la confianza en uno. Del mismo modo  se genera la confianza hacia otras personas. Lo que nos lleva a recordar que los liderazgos se basan en la forma en cómo inspiramos confianza.

Confianza-en-uno-mismo 1

Sin embargo la confianza en sí mismo de forma exagerada no se debe considerar por encima de cualquier cosa, ni tampoco como la herramienta principal para lograr sus metas. En el siguiente artículo Objetivos de vida, podrás apreciar todo lo relacionado con estos procesos.

La toma de decisiones permite hacer crecer la seguridad y el autoestima, elementos muy relacionados con la autoconfianza. como ejemplo tenemos las decisiones personales que una persona puede tomar para sentirse bien consigo mismo, lo cual es un tema que a muchos preocupa, sin embargo será tratado en otra oportunidad.

Como consejo te sugerimos tomar decisiones pequeñas que se presenten en tu día a día. No analices tanto los pro y los contra, esto crea limitaciones y fomentan los temores, no importa si la decisión tomada no es la esperada, ya con eso tienes experiencia para saber que decisión tomar en el futuro.

Se tú mismo

Para cualquier persona es importante observarse en el espejo del alma. La confianza en uno mismo se logra cuando podemos observarnos como un amigo más en nuestra vida. Conversa contigo, dialoga, reclamate y gratificate cuando las acciones te beneficien o te perjudique. Es importante apreciar las críticas propias cuando se han cometidos errores.

El auto conversar es una forma de escucharse uno mismo, oír a esa persona consciente que siempre se encuentra de nuestro lado ayudándonos y presentando propuestas, tal como lo haría un verdadero amigo. No importa si eres duro contigo mismo, tu propia opinión puede lograr cambios en algunos comportamientos que estén generando desconfianza.

Si piensas en cómo tratas a un amigo cuando tienes un problema piensa como lo harías contigo mismo. Los pensamientos internos son un gran aliado cuando se ha fracasado o cometido algún error. Los resultados son fabulosos. Podemos decir que la seguridad aumenta, los niveles de estrés y de ansiedad disminuyen así como el crecimiento de pensamientos positivos y optimistas.

Algunos especialistas lo llaman el método de la autocompasión, el cual no es un proceso donde se siente pena y compasión por uno mismo, sino que se intenta establecer una relación de amistad entre la propia persona. Tratarte a ti mismo de la misma forma en cómo tratarías a tu mejor amigo.

Sin embargo se requiere de una auto revisión donde cada quien deba asumir sus responsabilidades. Significa apoyarte y perdonarte en lugar de criticarte. Reconfortarte para volver a intentarlo de nuevo en lugar de castigarte cuando cometes un error.

Nuestro consejo a los que deseen realizar este tipo de terapia es abrirse a cualquier posibilidad, dejar a un lado el fanatismo religioso o espiritual, considerar lo importante que somos para nosotros y lo relevante que es para nuestra vida la confianza en uno mismo.

Confianza y  autoestima

La confianza como hemos visto en este artículo, es una forma de establecer creencias en uno mismo que permitan también fomentar la credibilidad hacia otros, pero con respecto al autoestima resulta una situación totalmente diferente, donde se busca ganar seguridad en uno mismo y para hacerlo necesitas primero tener confianza en nosotros mismo.

El autoestima es un factor determinante para poder realizar acciones importantes en nuestra vida, con ella podemos crear cambios propios y a nuestro alrededor. El aumento de la autoestima determina que podamos generar confianza en uno mismo, para cualquier persona que busque el éxito es necesario establecer niveles de autoestima altos.

La autoestima se logra interpretando los valores como herramientas de crecimiento, Cuando los mantenemos en nuestras vidas los procesos tienden a ser más fluidos  e interesantes, se logra obtener ganancias en todos los aspectos y la calidad del bienestar aumenta considerablemente.

Para subir los niveles de autoestima es necesarios conocer el talento propio y el valor espiritual que poseemos, pensar en ello nos lleva valorarnos y obtener confianza en uno mismo. Exteriorizamos fortaleza e inspiramos a otros como ejemplos a seguir.

Piense en los caminos que ha tenido que cruzar para llegar al éxito, esto permitirá que las ideas fluyan hacia esos momentos y se actualice con la realidad, observándola de una forma distinta. Si aumenta su autoestima inmediatamente aumentará la confianza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here