¿Cómo tener una mente sana y equilibrada? ¡Todos los detalles!

¿Cómo tener una mente sana y equilibrada?, esta es una pregunta que muchas personas se hacen actualmente y que será respondida a lo largo de este artículo.

mente-sana-2

Equilibrio mente-cuerpo

Equilibrio y bienestar: ¿Cómo tener una mente sana?

La salud, ampliamente entendida como un estado de bienestar, suele ser reducida solo al aspecto físico o patológico, sin embargo, abarca mucho más. Las emociones y conductas, son factores esenciales de un buen equilibrio mental y por ende de la salud de una persona.

Una salud mental óptima, se traduce en una mente sana y está, a su vez en un estilo de vida saludable, demostrando autonomía y control sobre las emociones y sentimientos propios.

La capacidad y productividad de un individuo, dependerá del grado de estabilidad y bienestar físico, mental y social con el que cuente, incluyendo las relaciones interpersonales establecidas.

En otras palabras, para estar realmente sanos se debe estar complacidos en todos los aspectos que se relacionan con el concepto de ¨salud¨ y sobretodo, con la salud mental.

Ciertamente, para llevar una vida sana se debe contar con bienestar mental, cuando se logra entender cómo tener una mente sana, el desenvolvimiento diario cambia en pro de su tranquilidad, impactando en forma positiva la vida de cada individuo.

mente-sana-3

Cuidado integral

¿Cuál es la importancia de tener una mente sana y equilibrada?

Diversas son las razones por las que tener una mente sana y equilibrada es tan importante, aquellas personas que cuentan con salud mental son capaces de afrontar de forma positiva sucesos negativos que pueden presentarse en su vida.

Lo anterior, no quiere decir que las personas con mente sana son ajenas a las preocupaciones o sentimientos no gratos, sino, que cuentan con la tranquilidad que les brinda el saberse aptos para hacerle frente a dichos sucesos, es allí donde radica la importancia de este tema.

 Otras razones

Una buena salud mental nos permite  autoconocernos, tener control sobre nuestras emociones y establecer mejores relaciones interpersonales.Tener conocimiento de sí mismo  permite que el individuo avance en su desarrollo personal determinando sus metas y objetivos.

Por el contrario, una persona que no se conoce, siendo además incapaz de controlar sus emociones, tiende a actuar de forma exacerbada ante los demás durante situaciones que podrían resolverse de forma sencilla, perjudicándose y afectando a su entorno diario.

Así mismo, cuando no existe en un individuo estabilidad mental, el establecer relaciones interpersonales con otros individuos se convierte en un reto difícil de superar, ocasionando sentimientos de rechazo y baja autoestima, además de conducir al aislamiento social del afectado.

Tener una mente sana, aumenta la funcionalidad y productividad de las personas, contribuyendo al cumplimiento de los objetivos laborales, sociales o personales, sobrellevando de la mejor manera los estímulos (presiones, expectativas) que pudieran afectar dicho proceso.

Lo expuesto anteriormente, se logra gracias al manejo eficaz del estrés que generan los diferentes ambientes, impidiendo que este se convierta en un problema de salud con el que haya que lidiar a mediano y largo plazo.

Por último, cuando de control de ansiedad hablamos, contar con salud mental es el mejor «remedio». Como se ha mencionado, una mente sana es sinónimo de tranquilidad,  fortaleza y afrontamiento adecuado de situaciones adversas.

Un ejemplo, el paciente preoperatorio que presenta altos niveles de ansiedad, tiene mayor riesgo de sufrir complicaciones durante la cirugía, a diferencia de aquel paciente preoperatorio que con una mente sana se mantiene tranquilo y calmado.

Consejos para tener salud mental

Ejercicio físico

Estudios demuestran que el ejercicio mejora el estado de ánimo y el bienestar mental de quienes lo practican, ayuda a reducir los niveles de estrés, ansiedad y depresión; además, mejora la creatividad, la memoria y la seguridad en sí mismo. Se recomienda practicar la actividad física de su preferencia, mínimo por 30 minutos al día.

Alimentación saludable

Una alimentación balanceada permite satisfacer  con los requerimientos de nuestro cuerpo para el correcto funcionamiento de todos los órganos, aumentando el rendimiento físico y también mental. Los alimentos nos brindan los nutrientes necesarios para mantenernos sanos y con energía.

Dormir bien

La falta de sueño o «dormir mal» origina cansancio, irritabilidad, disminución de la atención y hasta dificultad para concentrarse.

Un sueño inadecuado aumenta el riesgo de padecer de estrés o depresión, es por esto que es tan importante tener un buen sueño e intentar cumplir con las horas mínimas necesarias para que nuestro cuerpo y nuestra mente descansen.

Tiempo para ti

Aunque muchas veces el ajetreo de la vida diaria y las responsabilidades pueden impedir que tomemos tiempo para nosotros, es esencial para nuestra salud mental que encontremos esos espacios en donde podamos tomarnos unas horas para estar solos.

Dedicarse tiempo a sí mismo, es identificar y realizar las actividades que nos gusten, establecer y organizar prioridades, querernos, cuidarnos, conocernos, descubrirnos.

Buenas relaciones interpersonales

Tener amigos, sentirse parte de un grupo, relacionarse con compañeros de trabajo o estudio, contribuye a mantener el autoestima alta, así mismo, el estado de ánimo, lo que se traduce en beneficios para nuestra mente, alejándonos de sentimientos como la soledad o el rechazo. Aprecia a cada amigo, cada persona cercana, no esperes que sean como tu quieres, acéptalos y quiérelos como son.

Apoyarte en otras personas trae mejores beneficios que encerrarte en tus propios pensamientos, además debes dar para recibir, comparte tu alegría y felicidad y los demás compartirán las suyas contigo.

Evita las personas tóxicas

Las personas tóxicas son aquellas que actúan generalmente de forma poco empática, grosera y narcisista. Este tipo de personas solo te afectarán negativamente, es por esto debes alejarte de ellas por el bien de tu salud mental.

Ahora bien, si la persona tóxica es alguien del que no te puedes alejar, intenta que influya mínimamente en tu vida y no permitas que su negatividad desestabilice tu paz mental.

Optimismo

Deja de pensar en él «no puedo», «no voy a lograrlo» o «no me pasará», empieza a ver lo bueno incluso en situaciones difíciles, de lo malo siempre puede sacarse cosas buenas aunque parezca mentira. Ser optimista te ayudara a mantener tu mente sana y equilibrada.

Piensa en todo lo bueno que quieres y puedes lograr, esfuérzate e intenta conseguirlo una y otra vez hasta que lo hagas, no te subestimes, concéntrate en todo aquello que puedes cambiar y no inviertas energías en aquello que no está en tus manos modificar.

Vive el presente, planifica objetivos que quisieras alcanzar a corto plazo, no te quedes aferrado al pasado y continúa avanzando dejando atrás miedos e inseguridades.

Sentido del humor

Reírse de sí mismo, de los infortunios, de situaciones embarazosas, permite mantener una buena salud mental, con la risa se pueden convertir situaciones negativas en experiencias positivas. El humor facilita tener una mente fuerte y despejada.

Meditación

Al meditar se obtiene un estado de relajación capaz de brindar la sensación de ligereza y plenitud, esta actividad se realiza principalmente para disminuir el estrés y la ansiedad, pero también para autoconocerse y equilibrar el cuerpo y la mente adecuadamente.

Con la meditación, también se busca identificar los sentimientos y pensamientos propios a través de la paz y calma que genera, aspectos que quienes meditan buscan poner en práctica en su vida diaria.

Consulta a un profesional

Acudir a un psicólogo no tiene por qué ser motivo de vergüenza, al contrario, cuando sientes que has intentado todo y aún te sientes atrapado en una situación de la cual no tienes control o no sabes como manejar lo mejor será que te apoyes en un profesional para que te ayude.

Un psicólogo promoverá en ti, crecimiento, maduración y mejor capacidad para afrontar la vida, mediante una relación de ayuda establecida en pro de tu salud mental, utilizando la escucha activa y la comprensión empática de manera que te sientas cómodo para poder compartir tus emociones y comprender cómo tener una mente sana.

Un cuerpo saludable es reflejo de una mente saludable, una mente saludable revela un buen estilo de vida, esto en conjunto, representa el logro del bienestar pleno, es decir, el equilibrio entre lo físico, mental y social.

Para seguir fortaleciendo tu salud mental, te invito cordialmente a indagar sobre la confianza en uno mismo y otros temas relacionados con nuestra paz mental.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.