La Palabra de Nuestro Señor y la oración son dos grandes medios que nos ha brindado para vencer al enemigo, así que  Entre en este artículo, y aprenda cómo orar por un hijo, porque no hay nada más poderoso sobre la tierra, que la oración de una madre.

cómo-orar-por-un-hijo 2

¿Cómo orar por un hijo?

A través del tiempo el enemigo espiritual de los cristianos y de la Iglesia, Satanás, desea destruir la familia, sin embargo Nuestro Padre Celestial nos ha heredado grandes bendiciones y una de ellas es proporcionarnos las herramientas para saber cómo orar por un hijo.

Cuando Satanás pretende quitar uno de nuestros hijos, el rol de los padres es arrodillarse ante Dios para mediar por ellos y con ese acto tan poderoso el enemigo tiembla. Es por ello que el propósito de este artículo es describirte cómo orar por un hijo.

 El Señor dice en su Palabra:

Salmo 2:8

Pídeme, y te daré por herencia las naciones,
Y como posesión tuya los confines de la tierra.

Así que se puede descansar en Jehová y realizar planes de oraciones eficientes y con propósito fundamentado en la Palabra de Dios, éstas representan grandes herramientas en la lucha espiritual que se nos presentan diariamente.

Las oraciones al Todopoderoso las podemos realizar en todo momento, por ejemplo: en las tentaciones, luchas y  victorias, así como también, en  el caso que nos ocupa  los hijos rebeldes  que se alejan de casa.

Muchas veces nos preguntamos ¿Por qué nuestro hijos no obedecen?, ¿Por qué tan rebeldes? ¿Porque se alejan de casa? En esos momentos nos arropa el desaliento y la frustración nos invade, y es allí donde debemos seguir, sin lugar a dudas, la ruta de la oración como dice el libro de:

Jeremías 33:3

Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

Efesios 3:14-15

14 Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo,

15 de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra,

Ahora bien, Jehová nos ha hecho un regalo muy valioso que es la familia. Ciertamente, Dios nos  ha bendecido la familia, por lo tanto no existe nada que pueda quitárnosla. Claro pero por eso  Satanás no deja de utilizar sus artimañas para hacernos  caer en las tentaciones y en ese momento es cuando debemos aferrarnos a la oración como un medio y recurso  de intercesión.

cómo-orar-por-un-hijo 3

Forma correcta de orar

Por medio de las Santas Escrituras podemos ver  claramente que orar,  no es más que hablar con Dios. Al momento de orar le  abrimos el  corazón al Señor para decirle cómo nos sentimos. Jesús dice:

Mateo 6:5-8

Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.

Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.

No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.

Desde el mismo momento que el Señor nos da la oportunidad de tener un hijo comenzamos a experimentar un nuevo mundo, sentimos un gran amor y protección hacia ellos, que nos lleva a ser vigilantes de su bien tanto material como espiritual.

Por supuesto con el tiempo se aprende que los hijos pasaran por etapas difíciles en su mundo espiritual, bien sea por rebeldía o por actuaciones del enemigo espiritual, y es allí  donde debemos asumir el rol de padres y aferrarnos  a nuestra fe para lograr ayudarlos por medio de las oraciones.

Cuando existen padres y madres que bendicen  a sus hijos no hay quien los maldiga y la gran misericordia de Nuestro Señor se derramara sobre ellos.

cómo-orar-por-un-hijo 4

Pasos para orar por un hijo rebelde

Si tienes un hijo rebelde  que se alejó de casa y ya no sabes qué hacer, las situaciones han ido creciendo y no sabes cómo orar por un hijo, en la Palabra de Dios siempre están las soluciones. Ante cualquier situación que estés pasando siempre debemos tener presente a Dios.

Despertar el propósito

Al momento de orar por aquel hijo rebelde que se alejo de casa, que falta el respeto, que van en contra de los valores morales y cristianos que se profesan, además de ir en contra de sus propios cuerpos y vidas.

Por eso lo primero que debemos aprender cuando estamos orando es despertar el propósito que Dios ha dado a los seres humanos en el vientre de su madre.

Jehová  le dio un propósito y no está del todo activo hasta que reciba al Señor, sin embargo,  en el transcurso de la vida va ayudando a llegar a ese destino y propósito;  y es donde entra la oración como recurso primordial para despertar el propósito y activar la salvación y que puedan salir esas tiniebla que están en sus ojos.

Ese propósito  está dormido y lo que está despierto es el de Satanás,  adicional a  las decisiones que tome la persona de no seguir el camino del bien. Porque el Señor puede transformar lo malo en bueno.

 

Despertar de la conciencia

Cuando las personas en reiteradas oportunidades cometen pecados entran la iniquidad. Podemos decir que tienen la conciencia cauterizada, ya no pueden distinguir entre lo que está bien y mal.

Este punto, te invitamos a que leas el siguiente enlace sobre Parábola del hijo pródigo que lo tuvo todo y lo perdió. Fue muy rebelde y justo en el momento que ya no tenía nada, es cuando llego a lo más bajo y es allí donde  reacciona y dirige su mirada hacia arriba, hacia el cielo.

Dios en su misericordia infinita  escucho el clamor y las  oraciones de sus padres para que volviera en sí, allí despertó su conciencia y tuvo la   capacidad de discernir en entre el  bien y mal.

Llamar a las cosas como son

Es muy importante, como dice en las sagradas Escrituras:

 Proverbios 18:21

21 La lengua tiene el poder de la vida y la muerte, y los que la aman comerán su fruto.

Aquí es donde las madres que les hablamos mal a nuestros hijos, estamos declarando oscuridad para ellos, por lo que  debemos cambiar maldiciones por bendiciones y decir que mi hijo está marcado por dios, sirve a Dios y cumplirá su propósito aquí en la tierra. Eso logra en el mundo espiritual  un despertar y aleja las tinieblas de lo hijo rebeldes.

Hay que rendirse  al clamor y a la oración, a ese Espíritu de ruego. Adorar y alabar a Nuestro Señor antes de orar,  porque Él va delante de nuestros hijos peleando sus batallas. Es importante que leamos el  Salmo 140  y complementa la oración para los hijos rebeldes.

Oración para hijos los rebeldes

Padre Amado

En esta hora me pongo delante de tu presencia para interceder por mis hijos, por mi familia.

Es este momento Señor me encuentro atribulada por la rebeldía de mis hijos

Tú Señor conoces sus corazones. Sólo Tú puedes ayudarme.

Intercedo en esta hora para que en el nombre de Jesús, sea rota toda

cautividad de vicios, rebelión, altivez

y declaro libre las mentes de mis hijos de todo vicio.

Establezco el futuro de mis

hijos libre de influencias de pornografía, fornicación, pandillas, trabajos inmorales y deshonestos.

Amado Padre, sólo Tú puedes alejar a mis hijos de toda doctrina falsa, idolatría,brujería, de todo lo que se levanta contra la voluntad de Dios

y clamo porque siempre busquen la verdad en tí.

Señor intercedo porque sus

mentes vayan cautivas a la presencia de nuestro amado Cristo.

Padre en el Nombre de Jesús que mis hijos se somentan a tu perfecta voluntad

Orientame como padre/madre a guiar, orientar y corregir a mis hijos en tu Palabra.

Permite Señor que pueda escuchar tu dirección y que la aplique con sabiduría de los Alto.

No sea yo imponiendo mi voluntad, sino la tuya en mi hogar.

Glorifícate señor en mi casa, en mi familia y en la vida de mis hijos.

Ahora Padre mío intercedo por mi esposo (a) para que también le des la dirección para poder enfrentar esta situación con nuestros hijos.

Aleja todo dardo del enemigo, rompe y quebranta cualquier atadura de rebelión Señor en nuestras generaciones.

Acuérdate Señor de la casa de tu sirvo (a) 

En este momento Señor reposo en tí porque seguro (a) estoy que has escuchado mi petición y que Tú tienes el control de todas las cosas.

Todo esto mi Dios te lo hago llegar en el Nombre de tu hijo Amado y Señor Jesucristo

Así sea.

Además, es interesante que vayamos al siguiente versículo.

1 Corintios 1:10

10  Les ruego, hermanos y hermanas, en nombre de nuestro Señor Jesucristo, que todos estén de acuerdo en lo que dicen y que no haya divisiones entre ustedes, sino que estén perfectamente unidos en mente y pensamiento

En el mismo orden de ideas, seguimos con otras alternativas  de cómo orar por un hijo para que elijas la que más se ajuste a tu necesidad.

Oración por los hijos rebeldes

Padre Amado, te pido porque obres en la salvación y el cambio  de mi hijo;  tomo el control de su corazón,  de su mente, 

y de  su voluntad para liberarlo  de los  malos pensamientos que lo dominan; para que pueda salir  de las sombras y ser iluminado por  tu luz protectora.

Señor  mío ordena que todo control que el maligno tenga  sobre mi hijo desaparezca inmediatamente  y pase por completo a Dios Todopoderoso;

y así pueda recibir tu  perdón,  obtenga tu bendición.

Transforma  a mi hijo en un ser  totalmente amable y  dócil.

Otorga tu bendición a mi hijo para que reconozca  sus pecados y haga un acto de arrepentimiento por los mismos,

y pueda salir  de los malos caminos, consejos, compañías  y su norte sea la  honestidad y rectitud.

En el nombre Poderoso  de Jesucristo, amén.

Hijos desobedientes

Diferentes formas de pedir y orar  por nuestros hijos, según las Sagradas Escrituras:

Por misericordia

Dios siempre  perdona nuestros pecados, y por lo tanto,  no nos da el castigo que nos merecemos,  toda su ira por el pecado  de nosotros  recayó sobre Jesús, su  único Hijo,  en tal caso derramará su misericordia infinita sobre nuestros hijos.

Lucas 6:36

«Que mis hijos tengan siempre misericordia como tú mi Dios, padre misericordioso».

Por Fe

La fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve, entonces si nos aferramos a ella y confiamos en el Señor veremos las bendiciones y promesas de Dios  sobre nuestros amados hijos.

Lucas 17:5-6

«Oro porque la Fe en el corazón de mis hijos sea fuerte, y por medio de ella puedan conquistar aquellas promesas que Dios le ha dado».

Dominio propio 

Al orar  por nuestros hijos es importante pedir dominio propio, para que el Señor los haga conscientes y despierten de la oscuridad y regresen al camino de la luz protectora de Dios.

1 Tesalonicenses 5:6

«Mi Dios,  hoy te pido por mis hijos, que puedan tener dominio sobre su carne, que no se desvíen por los placeres pasajeros que este mundo ofrece».

Salvación

Isaias 45:8

«Padre, permite que la salvación llegue a mis hijos y a cada a uno de sus corazones, que puedan reconocer que Cristo es tu hijo amado y que ha pagado por nuestros pecados».

Paz y Procuradores de Paz

Romano 14:19

 “Padre, permite que mis hijos hagan todo esfuerzo para hacer lo que traiga la paz.”

Amor por la Palabra de Dios

Salmo 19:10

“Que mis hijos crezcan para encontrar tu Palabra más preciosa que el oro, que el oro más fino; y más dulce que la miel del panal”.

El gran obstáculo a las oraciones

Es imperativo antes de iniciar  con algún tipo de oración en guerra espiritual que todos los miembros de la  familia se comprometan para cambiar el vocabulario de maldición en bendición. Por lo que deben evitar  las quejas, reclamos, insultos, críticas, así como también acciones de amargura o derrota que no son bien vista por Nuestro Padre Celestial.

Las conductas negativas que incitan a las peleas, griterías, desacuerdos e intolerancia es necesario que desaparezcan del hogar o todo se convertirá en un fracaso. El  lenguaje siempre debe ser de bendición y declarar la victoria de dios. Si persiste un  ambiente de peleas  y amargura en el hogar, para  nada servirán las Oraciones.

Existen muchos  cristianos que oran al Señor ante una determinada situación y luego declaran victoria,  pero resulta que más tarde expresan amargura, derrota o  maldición, por lo tanto, nunca sus oraciones será respondidas.

El lenguaje que se  utilice  para elevar oraciones  debe estar en concordancia con nuestras acciones.

Suele suceder que a las personas cuando  oran  se dispersan  en la oración y terminan orando por tantas cosas, que luego no tiene respuesta de dios.

Y finalmente te invito a ver este material audiovisual por demás interesante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here