¿Cómo influye la alimentación en el estado de ánimo?

hombre enfadado, estado de ánimo
En la mesa, como es sabido, se contribuye no solo a satisfacer el paladar y el gusto, sino también al bienestar físico y psíquico. Varios estudios han demostrado que existen algunos alimentos que podrían promover y aumentar el mal humor. También se habla de cambios de humor repentinos y objetivamente perjudiciales para la salud en general.
Y por contra, sujetos aquejados de depresión o propensos a estados de ánimo negativos, tristeza, ansiedad  podrían encontrar en la comida una forma de consuelo, pero nada beneficiosa. De hecho, en estos estados piscológicos existe una tendencia a aumentar las cantidades y no prestar atención a la calidad de los alimentos consumidos.

¿Qué debemos hacer para mejorar nuestro estado de ánimo?

Las recomendaciones, en general, son tender siempre a elegir una alimentación sana y variada, así como adecuada al estilo de vida. Estemos como estedos anímicamente. También es importante tener en cuenta qué alimentos pueden ser buenos para el estado de ánimo, evitando especialmente los alimentos refinados ricos en grasas, así como las frituras y el exceso de azúcar, cafeína y bebidas alcohólicas que pueden favorecer cambios de humor repentinos.

alimentos a evitar si estamos de mal humor

¿Qué alimentos debemos evitar si estamos de mal humor?

Existen alimentos que tendríamos que evitar si estamos de mala leche porque solamente conseguirán que estemos peor. Entre ellos destacan:

  • Café.
  • Alcohol.
  • Alimentos que contienen glutamina y por lo tanto glutamato.
  • Alimentos que contienen tiramina, por lo tanto salchichas, carnes rojas, carnes procesadas o salsa de soja.
  • Alimentos que contengan grasas ricas en colesterol y  grasas saturadas.
  • Exceso de azúcares y carbohidratos

Nutrición y su relación con el mal humor

La primera categoría de alimentos que, quizás sorprendentemente, exacerban los cambios de humor y promueven estados depresivos y negativos después de un momento inicial de excitación, son los azúcares. En realidad, un trozo de chocolate negro es beneficioso y aumenta las endorfinas, pero excederse con alimentos envasados, postres ricos en azúcar refinada como snacks y tartas industriales podría provocar el efecto contrario.

También hay que tener en cuenta los picos glucémicos, y  los cambios bruscos en el nivel de glucosa en sangre que favorecen el mal humor e incluso la depresión. Los alimentos en los que está presente la Tiramina, una amina derivada del  aminoácido tirosina, presente en embutidos y carnes rojas, deben ser considerados de la misma forma.

Incluso la ingesta elevada de  glutamato  -otro  aminoácido  que actúa como neurotransmisor  excitante, además de  un aditivo alimentario  utilizado como  potenciador del sabor presente, por ejemplo, en salsas y cubitos de caldo para cocinar- puede provocar la alteración y empeoramiento el estado de ánimo.

Alimentos que mejoran el estado de ánimo

Pero igual que hay alimentos que pueden hacer que nos sintamos peor, ttambién los hay que, al contrario de los enumerados hasta ahora, ayudan a contrarrestar las fases de decaimiento y favorecen el buen humor. Los más destacables son:

  • Plátanos: el contenido en vitaminas del complejo B, sales minerales (especialmente potasio), probióticos y triptófano, ayudan a aliviar el estrés.
  • Chocolate negro: contiene prebióticos, antioxidantes y triptófano, y estimula la liberación de hormonas relacionadas con la emoción (endorfinas, feniletilamina, serotonina ) actuando como antidepresivo natural. Pero cuidado, debe ser chocolate negro puro.
  • Lentejas: contienen ácido fólico y magnesio, y ácido gamma-aminobutírico (que reduce la ansiedad).
  • Arándanos: rico en antioxidantes y vitaminas.
  • Nueces: contienen vitamina E, ácido fólico, magnesio, melatonina y omega 3. Reducen la tensión emocional y son neuroprotectores naturales.
  • Patata dulce: aumenta los niveles de dehidroepiandrosterona y serotonina, las hormonas del bienestar.
  • Tomates: vitaminas, fósforo y potasio, se acompañan de licopeno, un auténtico antidepresivo.
  • Espinacas: vitamina C y magnesio, favorecen la producción de serotonina y dopamina, las hormonas del buen humor.
  • El yogur es rico en probióticos que estimulan la producción de hormonas positivas.

¿Qué es el glutamato monosódico?

El glutamato monosódico es un potenciador del sabor, que se añade a otros sabores para no tener que usarlos en dosis altas.

La capacidad aromatizante del glutamato es aprovechada por la industria alimentaria para potenciar el sabor de productos almacenados, carnes, pescados y algunos tipos de vegetales.

Hace unos años se realizó un estudio en Estados Unidos en el que a un grupo de niños se les hizo probar muslos de pollo fritos tratados con y sin glutamato. Hasta el 95% de los niños expresaron su preferencia por el pollo enriquecido con glutamato. De hecho, en nuestra lengua existen receptores gustativos específicos con una marcada sensibilidad hacia esta sustancia; el reciente descubrimiento de su existencia demuestra indiscutiblemente la presencia de un quinto sabor, además del clásico cuarteto formado por dulce, salado, agrio y amargo.

bananas-1642706_1920plátanos y esto de ánimo

Nutrición ideal para mejorar nuestro estado de ánimo

  • Dieta normocalórica y supervisada por un especialista.
  • Consumo moderado de cafeína.
  • Dieta totamente libre de alcohol.
  • Minimizar las cantidades de alimentos que contienen histamina, glutamina  y tiramina.
  • Que haya una concentración adecuada de macronutrientes.
  • Rico en ácidos grasos esenciales omega3.
  • Consumo de verduras, legumbres, frutos secos, yogur y aceite de oliva virgen extra.
  • Dieta baja en colesterol y grasas saturadas.
  • Actividad física de forma regular.

La dieta ideal siempre está representada por la dieta mediterránea, que incluye el consumo habitual de verduras, frutos secos, aceite de oliva virgen extra, pescado, legumbres y alimentos ricos en antioxidantes. Elige alimentos que contengan buenas cantidades de  omega 3. Se debe limitar el consumo de dulces, así como el de snacks envasados ​​y bebidas carbonatadas.

Correlación entre la nutrición y la depresión

Como hemos visto, existe una correlación entre la dieta y el mal humor, pero también los estados depresivos. En primer lugar, las dietas hipocalóricas son un importante factor de riesgo para la aparición de depresión, especialmente tras la toma de  anorexígenos; esto tiene efectos negativos en las emociones y el comportamiento.

El consumo excesivo de café  y  alcohol en la dieta también puede incidir negativamente en la depresión, ya que existe una tendencia al abuso. El café, cabe subrayar, tiene una acción psicoestimulante y sus repercusiones sobre el sistema nervioso (y por tanto sobre la depresión) son evidentes.

El consumo de café no está prohibido, pero no se deben superar las 2-3 tazas al día, y nunca en horas de la tarde. Se considera que es dañino si se toma más allá de las cuatro de la tarde, cosa que no es de esteañar si se tiene en cuenta que el pico más alto de su actividad está a las cuatro horas de haberlo ingerido, luego descansamos peor y se forma un círculo vicioso de cansancio e insomnio que acaba afectando al estado emocional. Del mismo modo, por el nerviosismo, no se deben consumir cantidades excesivas de bebidas alcohólicas, ya que su acción desinhibidora tiene efectos negativos sobre el estado emocional del sujeto deprimido.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.