Cómo escribir una carta

Descubre cómo escribir una carta

A día de hoy, muy pocas personas saben cómo escribir una carta, ya sea formal o informal. Esto se ha visto afectado por el desarrollo de las nuevas tecnologías y la evolución del lenguaje con ellas.

Por ello, en este artículo te vamos a dar unos sencillos pasos de cómo escribir una carta, formal o informal.

Las cartas son útiles ¿Cómo escribir una carta?

Aunque hace unas décadas era más cotidiano escribir una carta, ahora seguimos teniendo que escribir alguna carta bien por motivos laborales, por estudios o personales. Por eso, es importante saber distinguir cuándo debemos usar un lenguaje más formal y serio que el que solemos usar para comunicarnos con conocidos. Generalmente, estamos obligados a hacer esto por motivos laborales y, a veces, por motivos personales.

A continuación te vamos a detallar por pasos cómo escribir una carta, y ejemplos.

Saludos

La carta empieza con saludo

Esta diferencia es una de las más obvias y se debe al diferente uso de la cortesía en los correos electrónicos formales, como por ejemplo:

Saludo formal:

  • Estimado/a Señor/a + (Apellido):
    Puedes usar esta forma en cualquier momento, ya que es atemporal. Además del primer nombre, también puede usar el apellido del destinatario, si eliges esta opción, debes anteponerle Sr./Sra, por ejemplo: Estimada Sr. Torres.
  • Estimado/a + (Cargo o Profesional). El título de una persona es su ocupación o el título para el que trabaja, por ejemplo: Estimado veterinario.
  • Cuando no sepas a quién dirigirte, si es un hombre o una mujer, puedes utilizar el saludo formal «Estimados señores», siempre puede ayudarte ante la duda, o bien usar un terminado neutro para el colectivo, por ejemplo: Estimado profesorado.
  • Distinguido + Señor (Sr.), Señora (Sra.)
  • Distinguido + Sr. (Sr.) + apellido, Sra. (Sra.)+ apellido + puesto u ocupación. Por ejemplo, Distinguido Sr. veterinario Linares

Saludos informales:

  • ¡Hola + (nombre)!
  • Buenos días (hasta las 00:00h) + (nombre de tu destinatario), por ejemplo: Buenos días, Elena.
  • Buenas tardes (a partir de las 13:00 h) + (nombre de tu destinatario), por ejemplo: Buenos días, Carlos.
  • Buenas noches (a partir de las 20:00h) + (nombre de tu destinatario), por ejemplo: Buenas noches, Ana
  • Querido + (nombre), por ejemplo: Querido Antonio
  • ¡Ey + (nombre)!, por ejemplo: ¡Ey Laura!

El trato

Hay que elegir el trato de la carta

Las cartas y correos electrónicos formales deben escribirse en tercera persona, como tratamiento de cortesía, es decir, dirigirse a la otra persona como usted. Mientras que cuando escribimos textos informales, podemos usar tú. Esto se debe a que no compartimos ningún vínculo emocional con la persona a la que escribimos nuestro mensaje formal, por lo que debemos ser educados y verlo como usted. A diferencia del receptor de nuestra carta informal, tenemos una conexión más estrecha con él.

  • Formal: Uso del usted. Ejemplo: Me dirijo a usted, Sra. Torres, para informarle sobre un problema que ocurrió en la clase de hoy.
  • Informal: Uso del tú. Ejemplo: Antonio quiero decirte que hoy ha habido un problema.

Introducción al tema

Los correos electrónicos formales (como las cartas) tienen una introducción más corta al tema o asunto que los correos electrónicos informales. El principal motivo es que en el correo formal solemos introducir una pequeña presentación para que nuestros destinatarios sepan quiénes somos y por qué les escribimos. En cambio, el correo informal tiene el carácter de una conversación, por lo que no tiene una estructura cerrada, sino que es abierta como una conversación real.

  • Formal: Una breve introducción y estructura marcada. Por ejemplo:

Mi nombre es _______, y le/les escribo porque me gustaría su ayuda con el asesoramiento sobre los planes de salud. […]
Mi nombre es _____ y le/les escribo con el objetivo de encontrar información acerca de los planes de salud que ofertan. […]

  • Informal: Introducción y estructura abierta. Por ejemplo:

¿Cómo estás Silvia? Espero que estés bien, te quería preguntar acerca de lo que me comentaste el otro día, no sé si te acordarás. ¿Cómo son los planes de salud? […]

Cuerpo del texto del mensaje

Las cartas tienen un cuerpo del texto

En esta parte de la carta, debemos recordar la cortesía que utilizamos. Estos correos electrónicos nos permiten escribir más que las cartas tradicionales. Aunque, de todos modos, si escribimos una carta, nuestro mensaje no debe ir demasiado lejos. En cambio, el correo y las cartas informales nos dan total libertad para escribir lo que queramos.

  • Formal: No podemos exceder el número de párrafos.
  • Informal: Tenemos total libertad sobre el número de párrafos.

No solo hay que cuidar los párrafos, también hay que recordar que el trato que estamos usando a la hora de dirigirnos en nuestro correo o carta. Por lo general, en español se utiliza el estilo formal para: solicitar información, hacer una reclamación, presentar una queja, entre otras. Uno de los errores más comunes que cometen todos los hablantes al escribir este tipo de carta es utilizar una estructura informal. Aquí te dejamos algunos ejemplos, de la forma incorrecta y la correcta:

  • Por favor dame información: Me podría facilitar información, por favor/gracias / Me gustaría que me pudiera dar información, por favor/gracias.
  • Tenéis que arreglarlo por favor: Por favor, ustedes deben arreglarlo / Por favor, según el contrato, ustedes tienen que arreglarlo.
  • Llámame/escríbeme lo antes posible: Ruego que se ponga/n en contacto conmigo lo más pronto que les sea posible.

Atento a esto, aunque lo pidas por favor, no significa que ya lo estés haciendo de una forma cortes y formal.

Cómo despedirse

Las cartas tienen partes diferenciadas

Una vez escrito tu carta o correo, te queda finalizarlo con una despedida. En español, tenemos diversas formas:

  • En resumen, después de todo lo anterior, espero que (…)
  • En conclusión, con todo lo dicho, les pido por favor (…)
  • Como se mencionó anteriormente, espero puedan (…)
  • Por todo lo mencionado, sería conveniente (…)

Y para los mensajes más informales, puedes usar las siguientes:

  • En resumen, después de haberte contado todo esto, me gustaría que (…)
  • En conclusión, después de todo lo comentado, te pido por favor que (…)
  • Con respecto a todo lo que te dije antes, espero que lo puedas/podáis (…)
  • Por todo lo que te he mencionado, creo que lo mejor sería (…)

Finalmente, los correos electrónicos y las cartas formales requieren una despedida cordial y la forma cortés correspondiente. No sucede lo mismo en situaciones informales porque cada uno se despide de manera diferente, dependiendo de su relación con el destinatario. Estas son las formas más utilizadas en español:

  • Gracias de antemano.
  • Saludos cordiales, Laura Mateos.
  • Quedo a la espera de tu respuesta.
  • Un saludo cordial, Alonso García.
  • Reciba un cordial saludo, Marta Pino.

Por el contrario, en los correos y cartas informales tenemos más libertad, todo depende de lo cerca que estemos del destinatario. Dependerá de cada individuo, por ejemplo:

  • Muchas gracias, María.
  • Un beso/abrazo.
  • Ya me cuentas. Un abrazo/un abrazo, Abel.
  • Un saludo, María.

Espero que esta información te haya sido útil, y puedas emplearla en algún momento para saber cómo escribir una carta.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.