¿Cómo empezar a escribir un libro de mi vida? paso a paso

El cómo empezar a escribir un libro de mi vida, es primordialmente la chispa que se requiere para detonar todo el potencial creativo que nos permita desarrollar con buen pie nuestra propia obra literaria.

como-escribir-un-libro-de-mi-vida-1

¿Cómo empezar a escribir un libro de mi vida?

Quizás, el alguna oportunidad te habrá tocado escribir algún relato donde la autor principal de la historia eres tú mismo. Posiblemente, hayas sentido que a pesar de tratarse de una situación que bien conoces, las palabras no fluyeron como esperabas.

Y es que, cómo empezar a escribir un libro de mi vida, no es algo que debe tomarse a la ligera. Aunque no lo creas, exige de una preparación previa tanto del espacio como de los hábitos propios. Y tal vez, este último punto es el más difícil de dominar.

Debes tener claro que será nuestra propia vida  la fuente de inspiración para la obra. Y solo tú tendrás la capacidad de llevarla al papel, por lo que decidir la forma literaria en que lo quieres hacer será un aspecto importante para un buen inicio.

Memorias o novela

Existen dos formas básicas de narrar tu propia historia. Estas son como Memoria o como Novela; la primera constituye básicamente una recopilación de recuerdos o vivencias particulares que bien podría no tener un orden cronológico  y la segunda sería una especie de autobiografía narrada en forma cronológica de tu vida o algún episodio particular.

Ambas tienen particularidades muy precisas y fines diferentes. En las memorias,  se plasman recuerdos o anécdotas que carecen de un hilo histórico  y se van redactando en la medida de lo que queramos expresar. Por ello, esta forma literaria es la más sencilla de elaborar.

En la segunda forma, la novela, debemos tener claro que debemos expresar nuestra historia con una trama definida que comience por nuestra infancia hasta la presente o simplemente de algún período de nuestras vidas que queramos destacar. Lo que sí tenemos que tomar en cuenta, es respetar la estructura y todos los elementos de una novela, por lo que de cierta forma la hace más compleja de elaborar.

Hay que destacar que en las memorias, generalmente resultan interesantes para personas conocidas o que se identifiquen con alguno de tus valores. En cambio, la novela, si esta bien elaborada, pueden enganchar a cualquier tipo de público.

Lo primero de cómo empezar a escribir un libro de mi vida: la lista

Una vez definida la forma literaria que quieres usar para empezar un libro de tu vida, te sugerimos realizar una lista de anécdotas,  recuerdos,  vivencias o aspectos  resultantes que quieras plasmar a lo largo del desarrollo de tu obra.

Ello te garantizará ir estableciendo un orden en la narrativa, así como también, no dejar por fuera o para última hora, aspectos claves de tu vida que deseas dar a conocer.

No es necesario que sea una lista interminable, bastará con simples enunciados que contengan, de ser posible, lugares, fechas y personas involucradas.

Escoge el ambiente

Para facilitar el proceso de cómo escribir un libro de mi vida, debes hacer unos ajustes en el espacio. Por ello, te sugerimos  escoger un lugar de tu hogar o de tu entorno donde puedas establecer tu ambiente privado y de inspiración.

No es necesario que ese espacio sea una edificación de última generación, lo que si es imprescindible, es que ese espacio constituya un santuario donde puedas contar con los medios inmediatos a la mano para facilitar tu proceso de redacción. Por lo que debes procurar que tenga suficiente iluminación  y los medios para proporcionarte confortabilidad.

Debes dejar claro a tus familiares, amigos o allegados, la importancia de ese espacio para tu proyecto, por lo que deben guardar el mayor respeto a la hora de verte escribir en él.

como-escribir-un-libro-de-mi-vida-2

Fíjate una rutina diaria para escribir el libro de tu vida

Así como debes escoger el espacio adecuado para el desarrollo de tu trabajo, escoge el tiempo o momento del día para hacerlo. Por supuesto, también será algo que tus familiares y amigos deberán respetar.

Procura que este momento sea sagrado y de obligatorio cumplimiento para crear una rutina. una vez que lo hayas determinado, será mucho más fácil adaptar tu mente para que consiga la ataraxia necesaria que de pie a la motivación e inspiración en el desarrollo de tu proyecto.

Define un objetivo

Al llegar el momento de redactar, debes definir claramente un objetivo. En pocas palabras debes tener claro y decidido lo que realmente quieres contar.

Toma en cuenta que muchas veces el propósito de las biografías o novelas es servir de motivación o inspiración al lector. Es través del relato de situaciones que no forman parte del común denominador en la vida de las personas, lo que genera el interés particular del lector y sus posibles repercusiones.

Deja fluir tus pensamientos y sentidos

A diferencia de un escrito técnico o administrativo, donde se siguen una serie de lineamientos con la finalidad de ser concisos y directos, la redacción de unas memorias o autobiografía se caracterizan por ser relatos largos que van hilvanando fragmentos los de historia personal.

Sin embargo, la disposición de estos fragmentos no siempre o no todos lo tienen a la orden del día. Para lograr esta posibilidad de hilvanar de forma fluida y natural esos fragmentos de historias, muchas veces se requiere de estímulos externos necesarios.

Por ello, te recomendamos dejar fluir  tus sentimientos y sentidos en los momentos que sientas la motivación o inspiración necesaria. Estos pueden darse a mitad de la relajación de la noche o en medio de una conversación personal con algún  amigo.

De cualquier forma, déjalo fluir y anótalo en algún papel o grabadora de voz personal que te permita acceder a estos cuando lo requieras hilvanar en tu historia.

Es recomendable que al dejar fluir tus ideas, pensamientos o sentidos, te absténgase de revisar o releer lo que previamente hayas hecho. El dejar fluir, son momentos específicos para crear. Si te desvías, corres el riesgo de desperdiciar momentos oportunos de inspiración.

El cómo  empezar a escribir un libro de mi vida, ¡siempre será un borrador!

Dado el paso de comenzar a escribir, debes hacerlo sin miramientos en detalles de gramática  u ortografía, ya que, muy seguramente deberás corregir detalles más adelante. Recuerda que el proceso, en resumen se trata de hilvanar fragmentos de historias que para darle sentido, deberás leer y releer, escribir y reescribir constantemente.

Por ello, el cómo empezar a escribir un libro de mi vida, será  un eterno borrador. Muchos escritores, por diversa índole  han terminado  modificando los finales de su historia incluso a instantes de entregar los definitivos al editorial.

Ten presente que pueden ser muchos borradores que constantemente rayarás o tirarás al bote de la basura. Sin embargo, el tener un primer borrador será  un paso gigante en tu proyecto.

como-escribir-un-libro-de-mi-vida-3

La división del trabajo, Menos es más

No es necesario desarrollar el libro de un todo. Nuestra recomendación, es que dividas en partes pequeñas tu proyecto emprendido. Eso quiere decir, que debes establecer pequeñas metas por lapsos que te permitan ir avanzando poco a poco.

Una idea es dividir por semanas las cantidades de palabras, episodios particulares o partes del libro, procurando que la cantidad exigida sea realista y de fácil cumplimiento. Al ver el alcance de esas pequeñas metas, podrás ir haciendo una evaluación de tus adelantos. Esos pequeños progresos te irán motivando en el transcurso de tu trabajo y verás que vale la pena intentarlo.

El factor tiempo

Siempre trabaja con antelación o por lo menos estableciendo lapsos que te permitan solucionar posibles eventualidades. Sobre todo, aunque te suene contradictorio, tómate tu tiempo pero establece fechas limites para concluir.

De allí, la importancia de dividir el trabajo. Estableciendo cantidades en determinados lapsos te permitirá la elaboración de un cronograma de desarrollo del libro. Sin embargo, es importante que te tomes el tiempo necesario para leer y releer o escribir y reescribir.

Debes tomar en consideración de igual forma, los lapsos que te puede establecer la editorial para la culminación de tu trabajo y la revisión del mismo por parte de estos.

La idea ideal

A pesar de ser muchas las anécdotas que hayan ocurrido y que quieras contar de tu vida, establece una que sea la central de todas. Si elegiste estructurar el libro como autobiografía o novela, debes tener un punto álgido en la misma y este será el apartado para tu gran acontecimiento.

Debes cuidar bien la manera de hilvanar tu vida con la idea central de lo que quieres expresar. Por ello, es conveniente preparar al público sin dejar de lado el suspenso para engancharlo.

Dejar perder y dejar recrear

Posiblemente conseguirás la inspiración necesaria para aportar grandes grandes anécdotas en tu historia. Sin embargo, ahondar en detalles puede hacerte pedir la dirección que buscas y además, puede resultar en detalles que resultarán aburridos para el lector.

Por ello, no es necesario narrar la historia con gran precisión, sino con suficientes elementos que permitan dar al lector las pistas necesarias para incluirlo en la historia, hacerles imaginar los episodios. En pocas palabras, para crear el dramatismo que atrape al lector, tendrás que dejar perder episodios o circunstancias que permitan al lector recrear su propia historia.

Complementar para escribir un libro de mi vida

Seguramente, llegarás a un punto en el que no tendrás ni los recuerdos, ni los detalles que te permitan desarrollar algún episodio en particular, ni sabrás cómo llegaste a él.

Para ello, deberás recurrir a la imaginación para crear los enlaces que te permitan hilvanar tu historia. Complementar con diálogos que no existieron, o acciones que nunca se dieron del todo, serán una posible herramienta a la que a menudo deberás recurrir. Sin embargo, debes procurar que estas, no desvirtúen la realidad de lo que quieres contar.

Otra herramienta a la que podrás recurrir para estos casos, es a la entrevista con tus familiares y amigos para que aporten algún elemento que te sirve de enlace, si estos fueron testigos de algún acontecimiento en particular. Por ejemplo, tus padres podrían aportar mucha información sobre tu comportamiento en la escuela durante tu niñez.

el-libro-de-mi-historia-1

Deja que la musa llegue a ti

Al escribir tu historia, posiblemente te veas sumergido en un espiral de emociones que te apasionen o te desmotiven por el recuerdo de una mala experiencia. Sin embargo, los momentos de inspiración serán los determinantes para que la historia fluya, ya sea en algún punto emocionante de la historia o en alguno que desearías no hubiera sucedido.

Por ello, deja que la «musa» de la inspiración tome el control y aprovéchala, sobre todo en los momentos difíciles donde deseas desenmarañar esos acontecimientos perturbadores de tu historia.

Si llegado el momento del día que debes sentarte a escribir y no sientes la musa, tomate tu tiempo para tranquilizar tu mente y despejarla de preocupaciones o ideas pendientes. Sal, relájate, diviértete y genera la serotonina necesaria para lograr el estado de bienestar que requieres para darle paso  la musa.

Si quieres buscar la musa que te motive a crear una gran obra escrita, te invito a leer las historias de éxito que seguramente inspirarán la tuya.

Un buen comienzo asegura un gran final

Presta especial atención al inicio del libro de tu vida. Las primeras páginas le darán una idea al lector de lo que se avecina. En este sentido, procura colocar al inicio elementos de interés para el lector que le motive a descubrir el desenlace de la historia.  Muchas veces, en algunos libros se comienza por el final contar la historia en retrospectiva.

Sin embargo, ten cuidado de no dejarlo todo  en entredicho al comienzo; aportar un poco de suspenso y drama necesario. Eso sí, el cierre, debe ser magistral. Ya sea de una historia inspiradora o motivadora, hasta una historia romántica o trágica.

Recompensa tu esfuerzo

Independientemente de los resultados que hayas obtenido, toma el tiempo y el espacio necesario para darte la congratulación por el esfuerzo realizado. Bien sea unos días libres, unas vacaciones o simplemente una cena, hágase saber que el trabajo realmente rindió sus frutos.

Si te decides hacer un libro de tu vida, te invitamos a leer editoriales para publicar tu libro gratis y hacer realidad tu proyecto.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.