¿Cómo cuidar un Gato de 2 Meses? Consejos

Si estás interesado en adoptar como mascota a un gato que es un cachorrito, esto es, que tiene poco tiempo de nacido, entonces necesitas adquirir algunos conocimientos especiales y en este artículo tenemos la intención de mostrarte todo lo que necesitas para que sepas Cómo cuidar un Gato de 2 meses, así que te invitamos a leerlo.

como-cuidar-un-gato-de-2-meses-1

¿Cómo cuidar un Gato de 2 meses?

Adoptar un gato cachorro o, si tienes que cuidar de una camada de gatitos bebés, puede convertirse en una bella experiencia. No obstante, si bien es cierto que se considera que estos animales independientes e instintivos, en sus primeros meses de vida se tratan de animales que necesitan de muchos cuidados especiales.

Por eso, en este artículo queremos darte una especie de guía de cuidados, para que aprendas  a cómo cuidar un gato de 2 meses, en el que te mostraremos cómo se comportan, que accesorios resultan ser indispensables para el día a día y todos los requerimientos necesarios, desde la forma de alimentación hasta la atención veterinaria.

Así pues, te recomendamos leer este artículo por completo, para que puedas descubrir los elementos esenciales para el desarrollo físico y mental adecuado, así como algunas tácticas para garantizar el bienestar de tu mascota.

La llegada de un gato a casa

Si nunca antes has convivido con un gato en casa, comencemos con varios consejos esenciales para que cuando llegue a tu hogar, ello se convierta en una experiencia positiva posible. Tener idea de cuáles son los accesorios necesarios y cómo deben ser colocados los mismos, no solo será beneficioso para que se verifique una adecuada adaptación, sino que, además, permitirá  que su relación contigo sea más próxima.

La primera actividad que debes realizar para brindarle a tu gatito los óptimos cuidados y saber cómo cuidar un gato de 2 meses, es darle todo lo que necesita para su diario vivir en tu casa, por tanto lo primero que necesitas tener es:

Comedero: es significativo que el comedero sea colocado alejado del bebedero y de la caja de arena, debido a que los gatos son muy escrupulosos y es posible que dejen de comer si piensan que su comida está muy cerca de estos artículos. Pero si posees varios gatos, entonces lo más oportuno es que coloques varios recipientes para comer en tu casa para que evites probables inconvenientes entre ellos a la hora de que se alimenten.

Bebedero: debes ubicarlo en un sitio que tenga fácil acceso y el agua tiene que ser cambiada de manera regular de forma que no sea rechazada por el gatito. Además, se recomienda que uses un recipiente de calidad, pongamos por caso que sea de acero inoxidable. Hay que colocarla lejos de la caja de arena y del recipiente para comer y, al igual que en el caso anterior, es recomendable que coloques varios bebederos si tienes más de un gato en tu hogar.

Como extra, es posible que te parezca más adecuado comprar un dispositivo para gua que sea especial para los gatos, que además será un elemento que influirá de manera positiva en el entorno ambiental.

Arenero: por lo general, se coloca en el baño, aunque es posible que lo puedas colocar en una terraza o balcón, siempre que se trate de un área tranquila. Es esencial colocar varias cajas de arena si posees más de un gato en la casa y hay que limpiarlos una o dos veces a la semana por lo menos.

como-cuidar-un-gato-de-2-meses-2

Rascador: hay múltiples tipos de rascadores y conseguir el que le guste más a tu gatito es muy importante, porque son eso se evitará que rasguñe los muebles. Puedes encontrar uno que sea del tipo tabla y otro vertical.

Zona de descanso: debes ubicar su camita en un área que sea tranquila, que se aleje del tránsito, para que pueda dormir tranquilamente sin que sea interrumpido en su sueño. Hay que tomar en cuenta que resulta esencial para el desarrollo mental y físico del gato cachorro, que pueda descansar muy bien, al igual que para su adecuado aprendizaje.

Nido: al momento en que lleguen visitas a tu hogar, o en celebraciones en las que vayan a ocurrir momentos de estés para el gato, como fuegos artificiales y otros, cómo cuidar a un gato de 2 meses puede ser particularmente importante, por lo tanto tienes que disponer de un espacio en el que pueda encontrar refugio.

En este caso, lo recomendable es que puedas colocar su cama que sea tipo nido o una simple caja acondicionada en un sitio que sea alto y tranquilo para que le sea posible esconderse cada vez que quiera. Es notable indicar que mientras el gato esté en el nido no debe ser molestado.

¿Cuánto tarda un gato en adaptarse a una casa?

Los primeros días del gato en tu hogar van a ser muy estresantes, tanto para él como para su nueva familia humana, por lo que tiene que ser recibido con mucho afecto y con deseo de jugar. Sin embargo, tenemos que tener la capacidad de empatizar y comprender que el gatito ha sido separado de su madre y hermanos para encontrarse en un lugar que no conoce y con humanos a los que tampoco conoce.

Lo más probable es que se encuentre muy asustado y que no quiera moverse de debajo de la cama. Por esa razón, hay que ser pacientes y actuar con mucha delicadeza. Lo normal es que al principio se muestre tímido e inseguro.

Una de las cosas que podemos hacer es intentar ganar su confianza al dejar pedacitos de comida que sea sabrosa para él cerca del lugar en el que se ha escondido, o utilizar juguetes que lo animen a salir o emplear un tono de voz agudo y dulce cuando le hablemos. No obstante, si el gatito no quiere salir, no hay que obligarle a hacerlo, sino que tenemos que respetar su espacio los primeros días.

La primera noche por supuesto que el gatito no se va a quedar en su cama de forma tranquila, al contrario, lo más probable es que cuando la casa se encuentre en silencio el gatito aproveche para inspeccionar todas las áreas de tu hogar. Eso es una herramienta que le ayudará a orientarse y a encontrar todos los utensilios que hemos mencionado.

Tener un nuevo gato en casa es una experiencia única y cómo cuidar un gato de 2 meses en cada caso es diferente. No todos los gatitos se comportarán de igual manera o se adaptarán al mismo tiempo, aunque, en líneas generales, se puede decir que un gato tarda entre 1 y 4 meses en adaptarse por completo a su nueva casa. Esta situación se presenta de igual forma cuando ocurre una mudanza.

La alimentación de los gatos bebés

Si hemos adoptado un gatito y queremos saber cómo cuidar un gato de 2 meses de vida, hay que asegurarnos de saber si ya ha sido destetado, porque si o es el caso, tendremos que acudir a un centro veterinario cuanto antes para poder obtener leche maternizada artificial, la cual constituye la base de su alimentación.

como-cuidar-un-gato-de-2-meses-3

Es relevante señalar que no se deben separar los gatitos de su madre hasta que el momento sea oportuno, a menos que sea estrictamente necesario, ya que los cachorritos necesitan de la leche materna para recibir el calostro, porque contiene las inmunoglobulinas que protegen al pequeño y también los cuidados que solo su madre puede brindarles. También se puede elaborar leche maternizada de emergencia, pero eso sólo se trata de una solución temporal.

A partir de los 2 meses de vida ya se puede comenzar por darle al gatito una alimentación sólida, pero de manera progresiva. Hay que ofrecerle de manera diaria pequeñas porciones de comida húmeda o patés, siempre que se encuentren formulados específicamente para gatos cachorros.

Más adelante podemos comenzar a humedecer la comida para gatos seca con agua o con caldo, pero sin sal ni cebolla, y, una vez coma sin problemas, se puede pasar a la alimentación totalmente seca. Te aconsejamos que consultes siempre este procedimiento con el veterinario, quien nos aconsejará sobre la comida para gatos pequeños que sea la más adecuada.

Para finalizar, hay que destacar que la edad óptima para la adopción de un gato es de 3 meses, porque en ese momento se encontrará totalmente destetado, inmunizado y habrá aprendido las conductas que necesita de su progenitora, tales como el hábito de aseo, la micción en el arenero o el aprendizaje del lenguaje felino entre otras. En esta etapa, ya el gatito debe comer alimentos sólidos sin problemas.

¿Es mejor el alimento para gatos o la comida casera?

Cada clase de alimentación tiene sus ventajas y sus desventajas y queda a elección de cada dueño escoger el tipo de alimentación que va a utilizar. Si bien el alimento para gatos que sea balanceado aporta todos los nutrientes que necesita un gato, siempre que en el envase se encuentre una etiqueta que indique que es nutricionalmente completo, no siempre es sencillo conseguir un alimento que sea de calidad y que al mismo tiempo tenga un precio accesible para todos los dueños de estos animalitos.

En todo caso, dentro de las consideraciones de cómo cuidar un gato de 2 meses se encuentra una alimentación adecuada, de forma que si elegimos alimentarlo con comida para gatos, hay que adquirir aquella que se encuentre especialmente formulada para gatos cachorros, y que sea también de gran calidad.

Por el contrario, las dietas caseras, bien sea cruda o cocida, son mucho más baratas y se puede garantizar que se elaboran en base a productos naturales, sin embargo, necesita que se haga un seguimiento veterinario para garantizar la buena salud del gatito. También, se requerirá el uso de suplementos para que se eviten las deficiencias nutricionales y una desparasitación interna estricta.

La socialización de los gatos cachorros

Se aconseja que la adopción del gato cachorro se produzca cuando éste tenga entre 6 semanas y los 2 meses de vida como máximo, porque de esa forma habrá iniciado su lapso de socialización junto a su madre y su camada y lo terminará junto a nosotros.

La socialización es un lapso que comienza cuando el gatito tiene dos semanas de vida y que culmina cuando ha cumplido aproximadamente dos meses. Es una etapa muy importante, en la que el gato aprenderá a relacionarse con otros gatos, con personas y con otras mascotas, pero también es esencial para correcta adaptación al entorno. Una nula o una mala socialización puede provocar que aparezcan conductas indeseables, como la agresividad o el miedo.

Hay que ser conscientes de que tratar de socializar a un gato adulto es muy, y en ocasiones resulta imposible, por esa razón hay que seguir el proceso de socialización del gatito desde el momento que llegue a nuestra casa. Hay que presentarle a toda clase de personas, de objetos, acostumbrarlo a los ruidos, a los entornos y, de ser posible, a otros animales, tratando siempre de que sean positivas.

como-cuidar-un-gato-de-2-meses-4

El comportamiento de los gatos bebés

Hay que conocer que, durante las primeras semanas de vida, el gatito exhibirá un patrón de movilización limitado; no obstante, a partir de la quinta o de la sexta semana, el gatito comenzará a corretear y explorar su medio, así como a exhibir las conductas que son particulares de su especie, tales como cazar de animales, demarcar su territorio con feromonas y la eliminación voluntaria de excrementos.

Siguiendo con ese proceso, el gatito comenzará a desarrollar sus sentidos, es en ese momento en que el que empezaremos a observar todos estos comportamientos de forma mucho más evidente. Para concluir esta sección, hay que advertir que cada individuo posee una personalidad única, por lo que será necesario que te tomes tu tiempo para conocer su comportamiento de manera particular.

Las rutinas básicas de cuidado de los gatitos

En esta parte del artículo, te explicaremos 5 rutinas básicas de las que todo gato debe poder disfrutar de manera regular, y que forman parte de sus cuidados básicos, pues tienen incidencia directa en su bienestar, tanto físico como mental:

  1. Cepillado

Si el gatito es cepillado de forma constante, lo ayudarás a mantener su pelaje en óptimas condiciones y ello te permitirá poder reconocer cualquier inconveniente de salud de manera temprana, porque en este caso estamos refiriéndonos a dolencias en la dermis o de la existencia de parásitos en la piel. Otro beneficio de esta práctica ayudará a reforzar el lazo con tu mascota, al mismo tiempo que le estarás proporcionando al gatito un relajante masaje.

Lo que se recomienda es usar un cepillo de cardaje para gatos que tienen el pelo medio, un cepillo de goma para los gatos que tienen el pelo muy corto y un peine de tipo rastrillo para los gatos que tienen el pelo largo.

  1. Estimulación mental

Es esencial darle a nuestro gatito un enriquecimiento ambiental para poder evitar inconvenientes en la conducta. También eso ayuda a estimular la inteligencia de tu animal y a evitar que sufra de estrés, la ansiedad y la depresión. Es posible enriquecer su vida diaria con estructuras especiales para gatos y ello se puede hacer con una simple caja.

También es posible adquirir algunos juguetes que desarrollen su inteligencia, juguetes que sean expendedores de comida o que produzcan estímulos visuales y olfativos. La verdad es que igualmente tu gatito puede ser estimulado con casi cualquier actividad u objeto.

  1. Estimulación física

Adicionalmente a las actividades que facilitan la estimulación de la mente de tu gatito, hay que estimularlo a que realice actividad física, porque ello es necesario para que mantenga una musculatura desarrollada. Otro beneficio es que el ejercicio les ayudará a prevenir la obesidad y el sobrepeso.

Una forme de ofrecer una estimulación física es emplear cualquier clase de juegos e incluso se pueden adquirir objetos especiales para ello, como es el caso de un túnel para gatos. El tiempo que se emplee en el juego también ayudará a que tu gatito se mantenga en forma, siempre que hagamos nuestro trabajo estimulándolo.

  1. Juego y diversión

Los gatos son animales muy sociables y, a pesar de que muchos afirmen que son animales independientes. Es posible que un gato llegue a rechazar sus juguetes luego de una única sesión de juegos, por razón de que requieran tener a su lado a una persona que los incite a jugar y a divertirse. Por esa razón, nuestro consejo es que juegues con tu gato de manera regular, y aunque no tengas la posibilidad de hacerlo diariamente, habrá que hacerlo cada pocos días.

como-cuidar-un-gato-de-2-meses-5

  1. Amor y cariño

Junto con todas estas rutinas, tu gatito necesita algo más y que es amor. Si deseas saber cómo cuidar un gato de 2 meses, una de las principales actividades que debes compartir con él es darle amor y cariño. Ru gatito nunca será completamente feliz si tiene a su lado a una familia que lo quiera y lo cuide, que le permitan dormir encima de ellos o que se deje lamer y mordisquear de manera afectuosa. Así podrás comprobar que el gatito es un animal muy cariñoso, al que, si se le da la oportunidad, se convertirá un excelente compañero de vida.

La salud del gatito

Antes de traer a tu gatito recién adoptado a tu casa, en particular si va a convivir con otros animales domésticos, será esencial que visites al veterinario para que se puedan descartar la existencia de parásitos o enfermedades que pudieran ser contagiosas.

Otros aspectos que son relevantes para la salud de tu gatito y que te ayudarán a cómo cuidar un gato de 2 meses y que son los aspectos claves que te ayudarán a mantener un buen estado de salud en tu gatito son:

La vacunación del gato cachorro

Sin importar que nuestro gatito no vaya a salir nunca de nuestra casa, nosotros mismos al regresar a nuestra casa podemos introducir virus y bacterias sin darnos cuenta. Por ello resulta absolutamente relevante que se inicie el programa de vacunación para entender cómo cuidar un gato de 2 meses de edad. Las primeras vacunas que normalmente se aplican son la triple felina o trivalente y el test de la leucemia. Con ellas, nuestro gato quedará protegido frente a las siguientes enfermedades:

  • Panleucopenia
  • Rinitis infecciosa
  • Calcivirus
  • Leucemia

Las vacunas requieren una dosis de refuerzo anual, y es necesario para que nuestro gato se mantenga sano, que sigamos de manera estricta la periodicidad de la vacunación.

La desparasitación del gato cachorro

Hacerle la desparasitación a nuestro gatito será un aspecto esencial para su salud, en particular es un gato que tiene acceso al exterior o que convive con otros animales. Esta rutina ayuda a prevenir la aparición de parásitos internos y externos, lo cual se efectúa con diversos medicamentos de prescripción veterinaria, como pastillas y pipetas, pero también artículos como collares o sprays.

El procedimiento de desparasitación hay que iniciarla al mes y medio de edad y es imprescindible que esto sea supervisado por un veterinario. Lo recomendable es desparasitar al gato cada 15 días, hasta que el cachorro tenga 3 meses de edad, luego de ello la desparasitación se hará una vez al mes, hasta que el gato cumpla los 6 meses de edad y luego se debe hacer 1 vez cada 3 meses.

Es importante tener en consideración que el consejo profesional de un veterinario es imprescindible, ya que la desparasitación, tanto interna como externa, debe efectuarse con productos que sean específicos para gatos cachorros y utilizando la dosis que sea necesaria.

Si deseamos que nuestro gatito crezca de manera saludable, será esencial llevarlo al veterinario de manera periódica. Cuando se haya iniciado el calendario de vacunación, entonces el propio veterinario el que vaya indicando con qué frecuencia será necesario realizar reconocimientos completos para excluir cualquier signo de enfermedad, pero de forma general estas visitas se deben realizar cada 6 o 12 meses.

Consejos básicos para cuidar gatos bebés

Como ya te hemos indicado, para saber cómo cuidar un gato de 2 meses, hay que conocer que se trata de animalitos que cuando son cachorros son muy delicados y necesidad de cuidados especiales para no enfermar. Su no tienes experiencia y requieres de ayuda, además de lo que ya te henos explicado en secciones anteriores de este artículo, te vamos a dar varios consejos que no puedes dejar de tomar en cuenta.

La leche de vaca es muy fuerte para los gatos cachorros, tampoco tiene los nutrientes que el animalito requiere y además le va a provocar diarrea. Si el gatito no está destetado, hay que alimentarlos con biberón provisto de leche materna sintética para gatos, que se adquiere en las veterinarias.

Un aspecto que es muy importante y que no se puede pasar por alto y es la temperatura corporal de tu gatito. Los cachorros de gatitos requieren de una fuente de calor, porque en sus primeras semanas no tienen la capacidad de regular la temperatura de sus cuerpos. Si notas que el gatito se enfría, ten en cuenta que puede morir, por lo que se recomienda colocarle bolsas de agua caliente envueltas en toallas, ubicarlo cerca de la calefacción, ponerle una manta térmica. Todo esto hay que hacerlo incluso en época de verano.

Sobre cómo cuidar un gato de 2 meses, hay que enseñarles a utilizar el arenero para que hagan sus necesidades. Si el gatito no tiene aún la capacidad de moverse por sí solos hasta el cajón, tendrás que estimularlo para que defequen como haría su madre. Una vez que consigan defecar, hay que trasladar los excrementos a la caja de arena para que comiencen a hacer su asociación de ideas.

¿Mi gatito está desnutrido?

Algunas gatas rechazan y no alimentan a los cachorros, otra cuestión es que encontremos un gatito desnutrido y a veces ocurre que un gatito se abstiene de comer. Hay que estar muy pendientes con relación a la alimentación de nuestro gatito, así que verifica cuantas veces come al día y en qué cantidad. Eso es lo más importante en las primeras semanas de vida.

Desparasitado

Todos los gatitos pequeños requieren ser desparasitados, porque es usual que tengan tanto parásitos internos, como es el caso de las lombrices, y los parásitos externos, como las pulgas.

La importancia del eructo

Tal y como pasa con los bebés humanos, el gatito necesita expulsar el aire luego de comer. Hay que sostenerlos con una mano por la barriga y con la otra darles suaves golpecitos en su lomo después de cada toma de leche para que expulse los gases.

Estimula a tu gatito para que defeque

A veces, a los gatitos pequeños se les dificulta hacer sus necesidades, y en estos casos hay que facilitarles esa tarea para que no se enfermen. Para ello, lo que tienes que hacer es agarrar un paño mojado en agua tibia y frotarlo delicadamente por el ano y los genitales de los cachorros.

Comprueba siempre las excreciones

Cuando los gatos son muy pequeños, una manera de poder conocer su estado de salud es observando sus excrementos. Hay que revisar que no estén más blandos de lo normal o si contienen parásitos.

Regular la temperatura del gatito

En sus primeras semanas de vida los gatitos no son homeotermos, esto es, no pueden controlar su temperatura corporal, por eso, si no se le puede colocar junto a su madre o hermanos, habrá que usar mantas, calefactores o bolsas de agua.

No alimentes a un gatito frío

Nunca alimentes a un gatito que esté frío, porque la comida probablemente se vaya a caer mal. Si notas que su nariz y sus almohadillas están frías, lo primero que hay que hacer es arroparle, calentarlo, frotarlo con su manta para que entre en calor y luego le puedes dar la comida.

Le enseñamos a usar el arenero

Hay que mostrarle al gatito el arenero y dejar allí sus excrementos allí para que él haga la asociación de ideas. Pero hay que tratar de mantener la caja limpia, porque si está sucia puede ser que no quiera usarla.

Siempre con agua fresca

Cuando los gatitos se destetan comienzan a beber agua. Pero no debemos olvidar que siguen siendo seres muy frágiles, así que hay que estar pendiente de que hay que reponer constantemente el agua para que esté limpia y fresca y no se enfermen.

Le enseñamos a socializar

Tenemos que compartir con el gato la mayor cantidad de tiempo posible. Hay que jugar con él, interactuar, hablarle, enseñarle la casa y cogerle en brazos para que cuando sea adulto sea un gato cariñoso y sociable.

¿Hay otras mascotas?

Si tienes otras mascotas, debes presentarle tu gatito a las otras y una buena forma de hacerlo es si dos personas sostienen a los animales en brazos y los acercan para que se olfateen poco a poco. Pero si el gatito se asusta hay que dejarlo tranquilo e intentarlo de nuevo en otro momento.

Entorno seguro

Te hemos contado cómo cuidar un gato de 2 meses, pero a medida que vaya creciendo, comenzará a explorar, porque es un animal muy curioso por instinto, así que  tenemos que asegurarnos de que en el entorno en el que se pueda movilizar sea seguro para él y no corra ningún peligro de salir lastimado.

Cuidado

En cómo cuidar un gato de 2 meses, la estimulación es importante, y para ello lo incitaremos a que juegue con objetos, pero debes asegurarte de que esos objetos no lo perjudiquen y no tengan piezas pequeñas que no le perjudiquen o que se las pueda tragar. Hay que encontrar los juguetes que sean apropiados para la edad de nuestro gato.

Cosas importantes

Tenemos que acostumbrarnos a observar al gatito, si le encontramos alguna anomalía en sus ojos, puede ser que estemos frente a un probable caso de conjuntivitis. Igualmente hay que observar sus heces, ya que si son líquidas, esto no es una buena señal, y hay que estar pendientes de su actividad, porque si notamos que han transcurrido algunos días y el gatito está inactivo, puede que eso sea la señal de que tiene una dolencia y hay que llevarlo al veterinario.

Si has disfrutado con la lectura de este artículo, es probable que también quieras leer:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.