Te Enseñamos ¿Cómo Bañar a un Gato? Paso a Paso

Bañar a un gato no es tarea fácil pues estos queridos felinos no son amantes del agua, ellos prefieren lavarse por sí solos. Aunque no es recomendado bañarlos, solo se hace en caso de extrema suciedad y si este es el tuyo te enseñaremos ¿Cómo bañar a un gato? Paso a paso

como bañar a un gato

Los gatos y su relación con el agua

Como todos sabemos el baño no es uno de los grandes atractivos de estos simpáticos felinos, al contrario los gatos aborrecen el agua, pues no la encuentra necesaria para su aseo personal. Por lo general, ellos prefieren pasar su vida con largos períodos de tiempo sin la necesidad de tomar un baño, puesto que por su naturaleza suelen asearse haciendo uso de la lengua.

Sin embargo, esto no quiere decir que en algún momento determinado no requieran de un buen chapuzón, por extrema suciedad y como consecuencia emane un fuerte olor. Para que esta experiencia no te resulte un poco complicada te explicaremos cómo bañar a un gato con pasos sencillos.

¿Se pueden bañar los gatos?

Para nadie es un secreto que los gatos no toleran el agua, y que prefieren hacer uso de su lengua para asearse y mantener su higiene ante otros animales. Pero, cuando nos preguntamos si realmente los gatos necesitan bañarse podemos encontrarnos con diferentes opiniones. Estas nos harán pensar y dudar sobre cuál será la opción más saludable para nuestro felino, siendo lo más correcto consultar a nuestro veterinario, quien nos indicara cuando es necesario bañar a nuestro gato.

Aunque los expertos opinan, que si estos simpáticos felinos gozan de buena salud y buena apariencia, no será necesario bañarlos. Por lo menos no de forma frecuente, solo cuando sea muy necesario, para no provocarles momentos desagradables con el agua. Así que, si realmente los gatos necesitan bañarse, solo dependerá de la condición higiénica en la que se encuentren tu felino.

De igual forma, ten presente que ellos son dignos representantes de la limpieza e higiene. Por lo que, no podemos dejar pasar por alto que debes en cuando necesitan de un pequeño baño, que los refresque y haga sentir más cómodos y limpios.

¿Qué le genera el agua a mi gato?

Estos felinos a pesar de ser uno de los animales que disfrutan de la vida relajada y calmada, también aman sentirse libres e independientes para recorrer con comodidad el espacio que ocupan sin ningún impedimento.

Siendo así, una de las cosas que les desagrada es sentirse atrapado e inmóvil, esto suele suceder cuando el felino está completamente mojado, ya que su pelaje pesa el doble de lo normal, haciéndolos sentir presos en su cuerpo y limitando sus movimientos.

Por otra parte, los gatos son animales que si bien, no son capaces de entendernos porque nos ven como seres diferentes a ellos, si son capaces de percibir nuestra actitud y movimientos. Es por ello que estos simpáticos animales necesitan sentir seguridad y dominio del ambiente que los rodea, en sí necesitan sentir que lo controlan.

Sobre todo a la hora de tener contacto con el agua, por eso se recomienda que antes de tomar el baño los dejemos curiosear y experimentar todo lo que puedan con el agua, de manera que ellos se relajen y puedan disfrutar de la misma, sin verse forzados u obligados a interactuar con ella.

como bañar a un gato

¿Cómo bañar a mi gato?

  1. Primero que nada, debemos asegurarnos de estar en un ambiente tranquilo y agradable que le transmita confianza y seguridad a nuestro felino.
  2. Evita realizar algún tipo de movimiento tosco que pueda asustar al gato y generarle estrés, para ello debemos tener paciencia y hacer uso de un buen tacto acompañado de caricias.
  3. Utiliza una bañera o ponchera que se adapte a su tamaño, así evitaremos que se sienta atrapado e inmóvil.
  4. El agua a utilizar debe estar en temperatura ambiente o templada, para evitar que nuestro gato sienta frío y rechace más el baño.
  5. Utiliza un champú especial, ya que la fórmula está diseñada para el cuidado de su piel, si utilizas otro tipo de champú le causaras daño al pH de su piel.
  6. Comienza mojando suavemente la parte baja de su cuerpo, para esto puedes utilizar una esponja de textura suave o simplemente realizarlo con tu mano, hazlo poco a poco hasta lograr humedecer todo su cuerpo evitando que le entre agua en sus orejas y ojos, así prevenimos que pueda enfermar y contraer alguna infección.
  7. Al aplicar el champú masajea su cuerpo con suavidad, esto lo ayudara a sentir más seguridad y confianza en ti, enjuaga con abundante agua para evitar que queden residuos de champú en su cuerpo, que a futuro le puedan generar algunas molestias.
  8. Por último, al sacarlo de la bañera utiliza una toalla grande y de suave textura, para abrigarlo y secarlo muy bien. Dale muchos mimos y cariños por su buen comportamiento, si es de tu preferencia o es una época muy fría puedes utilizar un secador de bajo ruido para acelerar su secado.

¿Qué hacer después del baño?

Después de haber conseguido que nuestro gato accediera al baño y haber secado bien su pelaje, debemos proceder a cepillar su cuerpo para retirar el resto de pelo muerto. El cepillo a utilizar dependerá del tipo de pelaje de nuestro felino, es decir, si es corto o largo, ya que para cada tipo de pelo hay un cepillo indicado.

Si hacemos frecuente el cepillado del pelaje de nuestro gato, se disminuirá notablemente la cantidad de pelo que nuestro felino pudiera dejar regado en cualquier rincón de la casa. Además, evitaríamos la formación de bolas de pelo en su estómago que ingieren diariamente y de forma accidental al lamerse, causando una complicación mayor como tener un Gato estreñido.

¿Cada cuánto se puede bañar a un gato?

La mayoría de las personas piensan que por el hecho de, que constantemente los gatos utilizan su lengua para asearse no necesitan de un aseo con agua y champú. Esto porque a simple vista se ven limpios, y más aún cuando saben el rechazo total que los felinos sienten por el agua.

Pero, resulta ser que si queremos tener un minino con buena apariencia es necesario mantener una buena higiene, por lo cual darles de vez en cuando un chapuzón en la bañera no hará daño. Si se trata de un felino muy chico a este debemos acostumbrarlo desde pequeño, a tener acercamiento con el agua. Así poco a poco ira perdiendo el miedo que pueda sentir por ella, iniciando desde el tercer mes de su nacimiento, ya podemos hacerlo frecuente.

En cambio, si permanece siempre en casa el baño se puede hacer una vez al mes. Ahora si se trata de un gato que no se acostumbró al agua desde pequeño y siempre muestra oposición ante ella, podemos recurrir al champú de lavado en seco, ya que no debemos forzar nunca el baño de ningún felino porque no estamos al tanto de cuál será su reacción.

como bañar a un gato

¿Por qué los gatos rechazan el agua?

Son tantas las cosas que se dicen, entre algunas de ellas se comenta que la mayoría de estos mininos son originarios del Oriente Medio, donde sus antepasados tampoco tenían mucha experiencia con el agua. También se habla de una leyenda antigua que hay sobre el diluvio universal, donde el gato se mostró como un animal superior, altanero y arrogante recibiendo como castigo ser amarrado al arca cuando más fuerte era la tormenta.

De allí el temor que los gatos sienten por el agua, aunque hay quienes aseguran que más que miedo los gatos sienten es un gran respeto por el agua, ya que pueden pasar un rato largo observándola pero, sin que les llegue a salpicar.

Con el pasar del tiempo y la evolución de las épocas, todo esto queda atrás convirtiéndose solamente en mitos y leyendas antiguas. Así como la sociedad ha tenido que acostumbrarse y adaptarse a los nuevos cambios, estos felinos han tenido que aprender a darle acceso al agua en su vida cotidiana.

Es por ello que gracias al desarrollo y la evolución que se ha hecho a través del tiempo, y debido a la migración de estos felinos a otros lugares, donde el contacto con el agua es más común y frecuente podemos encontrar algunos felinos que, si les gusta el agua y son capaces de disfrutar de ella mediante un placentero baño, sobre todo si estos felinos son adaptados desde su nacimiento.

como bañar a un gato

¿Cómo bañar a mi gato sin que me lastime?

Es muy común este tipo de Características de los gatos, más si el felino no está acostumbrado. Como bien se sabe ellos se muestran repelentes al agua cuando se trata de bañarlos. A pesar de ser los animales que muestran más higiene y limpieza de su cuerpo, ya que constantemente se acicalan con su lengua, la cual le permite sentirse limpios y no recurrir al agua.

Pero, ¿Cómo es posible que se sientan limpios? si solo hacen uso de su lengua, esto se debe a que los mininos tienen una lengua áspera, la cual es así porque sus papilas filiformes son huecas pudiendo retener la saliva. Esta peculiaridad les permite humedecer su piel para peinarse fácilmente, además de eliminar parásitos y deshacerse del exceso de sudor.

Una de las cosas que nos facilitara el baño de nuestro felino, y nos ayudara a salir airosos de esto, es colocar una toalla pequeña en el fondo de la bañera a utilizar para que el felino pueda encajar sus uñas allí mientras lo bañamos, así evitaremos que nos lastime.

También, podemos optar por cortarle las uñas antes del baño y prevenir que nos arañen. En algunos casos recomiendan utilizar guantes gruesos y resistentes, esta será otra forma de evitar que te pueda rasguñar.

como bañar a un gato

¿Cómo lavar a un gato sin agua?

Una pregunta que nos hacemos muy a menudo, y tal parece ser la forma de baño alternativa de los gatos que no toleran el agua. Y si bien, es mejor no forzarlo a un baño para evitar que se torne agresivo. Por eso te presentamos algunos tips de cómo bañar a un gato sin agua.

  • Lo primordial es un champú para baño en seco, escoge uno que no tenga textura espumosa. De esta forma, te facilitara el cepillado y retiro de su pelaje.
  • El tipo de cepillo que utilizamos depende de su pelaje, para cada tipo hay un cepillo adecuado. Con esto no solo lo dejamos libre de suciedad, pues le ayudamos a estimular la circulación sanguínea.
  • Cortarle las uñas con precaución, solamente sus puntas para que no queden muy filosas.
  • Utilizar toallitas húmedas con pH neutro, para evitar perfumes fuertes que puedan causarle alguna irritación al felino. Al limpiarlo hacerlo con suavidad transmitiéndole confianza y seguridad.
  • Usar un cepillo dental para mantener su higiene bucal y prevenir el sarro en sus dietes.
  • Emplear una mota de algodón o pañito suave, lo humedecemos con un poco de agua tibia y limpiamos con cuidado alrededor de sus ojos las lagañas o costras que se forman.
  • Para limpiar sus oídos puedes emplear un aplicador de spray o algodón, y limpiar sus orejas doblando hacia atrás sin lastimar el canal auditivo.

¿Cómo duchar a un gato sin pelo?

No es muy común conseguir a estos carismáticos mininos en los hogares. Sin embargo, es cierto que debido a su pelicular falta de pelo se vuelven una raza excéntrica, la cual todos quieren tener. Pues esto les suma cierta elegancia y porte ante otras razas de felinos peludos. Lo que la mayoría de las personas no sabe, es que ellos si tienen pelo pero, una capa de bello muy mínima que no podemos percibir por ser tan corta y fina.

Hay muchas razas de gatos sin pelaje, entre las más conocidas están los Gatos sphynx o esfinge. Normalmente, se cree que los gatos con abundante cabellera son quienes más acumulan suciedad y generan un mayor olor. Esto resulta ser opuesto, cuando lo comparamos con los esfinge, ya que son más propensos a acumularla. Debido a que tienen una piel grasa y a su vez emana sudor en exceso.

La hora del baño para estos felinos no es muy diferente, así que podemos aplicar los métodos de cómo bañar a un gato con pelaje. Lo que sí es prestar atención en ciertas partes de su cuerpo que lo requieren, como son los ojos, pues estos gatos no disfrutan de tener pestañas por cual su líquido lagrimal tiene una mayor afluencia, protegiéndolo así de agentes contaminantes.

Ante esto, debemos limpiar sus ojos una vez por semana con ayuda de un suero fisiológico y un pañito, procurando no lastimarlo. Otra cosa que podemos aplicar es limpiar y cortar bien sus uñas, deshaciéndonos de la mugre acumulada. En cuanto a sus oídos, estos felinos suelen acumular más residuos debido a que tienen las orejas ligeramente más grandes que otros. En tal caso, aplicaremos unas gotas y algún algodón, el baño se puede hacer 1 vez al mes.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.