¿Cómo aprender a escuchar a los demás ? ¡Consejos útiles!

¿Como aprender a escuchar a los demás? Es algo realmente útil tanto para ti como para quien escucha. En este artículo te enseñaremos como hacerlo!. Escuchar significa oír hasta entender lo que otros están tratando de transmitir. Así que en este articulo lo aprenderemos.

Como-aprender-a-escuchar-1

¿Cómo aprender a escuchar?

Conocer a los demás y transformarse en un mejor oyente es una buena calidad para las personas y los líderes. Tal vez debido a la gran cantidad de tareas a tratar en la labor diaria, solo podemos escuchar a un interlocutor, y parte de la platica con otros. De igual forma es posible contestar al oyente sin asegurarse de que haya terminado de expresarse.

En las relaciones interpersonales, en las actividades sociales, es importante escuchar con atención. Valoramos las oportunidades para expresar plenamente nuestras expectativas. Debes aprender a escuchar al resto. La comunicación es una de las habilidades más importantes. Para obtener los mejores resultados debe realizar cambios, teniendo en cuenta las siguientes sugerencias para aprender a escuchar.

La mayor parte de nuestro tiempo se basa en la comunicación. Si no fuera por nosotros para vivir en sociedad, no podríamos tener los estándares de calidad de vida que tenemos. Sin embargo, a veces olvidamos que también debemos contribuir a esta fórmula. Para que la comunicación no se vea obstaculizada, es importante aprender a escuchar realmente.

Evitar hacer juicios

Sé a dónde vas, se a lo que vienes. Son expresiones de uso frecuente, especialmente cuando conoces personas, las actividades que realizan o por historias similares. A pesar de saber por lo que están pasando, lo que quieren expresar es lo que esperamos de ellos. ¿Quieres expresar preocupación y prevenir problemas? ¿Hay alguna idea interesante de gran valor para el futuro? ¿Por qué deberías prejuzgar las conversaciones de los demás?.

Para comunicarse y desarrollar habilidades de escucha de manera más efectiva, debe detener las conversaciones de diagnóstico o tratar de adivinar lo que otros quieren decir. Para aprender a escuchar a los demás debe dejar que expresen el mensaje completo. No molestes a las personas cuando hablan. Cómo aprender a escuchar las opiniones de los demás también está relacionado con evitar emitir juicios en el diálogo con el interlocutor.

Los juicios basados ​​en ciertas palabras representan áreas de oportunidad en el proceso de comunicación. Tomar esta acción no permite a las personas expresar su información. Además, el diálogo puede tomar diferentes direcciones. Por ejemplo, cuando el interlocutor hace una pregunta, se interrumpe la conversación se enfoca solo en hablar del tema, y ​​la sugerencia inicial es hacer la pregunta y luego proponer una solución alternativa.

Otro resultado es la pérdida de oportunidades para promover soluciones y resultados. A nivel individual la confianza también se ve afectada. Una parte importante de cómo aprender a escuchar es dejar a un lado su juicio y evitar molestar al interlocutor, de modo que el contenido de la información se explique por completo.

Como-aprender-a-escuchar-3

Evitar distracciones

Para escuchar efectivamente la voz de alguien, debe despejar la atención de otras actividades y centrar su atención en el interlocutor. Hay solicitudes pendientes durante todo el día, verifique correos electrónicos, asista a reuniones y reciba clientes, todos estos tienden a ser estáticos e intentan considerar cada tarea al mismo tiempo. Sin embargo, desarrollar habilidades de escucha significa trabajar duro y dar espacio y atención a la tarea, o a la persona que tiene delante. Esto ayudará a comprender lo que el interlocutor quiere transmitir.

Evitar el ruido y las interrupciones

Uno de los requisitos para una mejor utilización en actividades como la formación de equipos o la capacitación empresarial es operar en un lugar donde se evite el ruido y la interferencia tanto como sea posible. En el proceso de comunicación, esto es similar. El ruido y la interferencia interrumpen la atención del diálogo entre las personas. En este caso la importancia de comprender la escucha radica en el momento favorable para el diálogo.

Si hay problemas, angustia u otras condiciones que perturban la atención de las personas es mejor informarles y encontrar un mejor momento para conversar.

Evita el cansancio

Quizás el propósito sea cubrir la agenda completa del día o continuar, pero la energía es muy baja, incluso si participas en reuniones puede recibir personas. ¿Habrá algo para participar en la sesión informativa rápida? ¿Asistir a la reunión requiere mucha energía y excelentes habilidades analíticas? ¿Hay que tomar decisiones importantes en la próxima reunión?

Si la respuesta a las dos últimas preguntas es sí, debes estimar si es el mejor tiempo para prestar atención. La fuerza y la energía positiva son componentes importantes para aprender a escuchar a los demás. Además de aprender a escuchar a los demás, es importante gestionar eficazmente la vitalidad y los niveles de tiempo.

No manipules la conversación

Al manipular el diálogo tal vez se pueda obtener el resultado deseado. Controla una acción o evento. Sin embargo, al manipular estás filtrando la conversación. Escuchas todo lo que quieres escuchar, explicas los hechos y el significado de estas palabras. Por ejemplo, ¿está buscando al culpable durante un análisis de fallas o errores? ¿El objetivo es reconstruir los hechos para encontrar métodos alternativos y de aprendizaje?

Si está buscando la segunda opción, que es manipular la conversación, solo podrá ingresar en un círculo vicioso, lejos de obtener consejos constructivos.

¿El significado de las palabras es el mismo?

En muchos casos se supone que las palabras contenidas en la expresión serán entendidas por otros. Al expresar la altura de una persona, un ejemplo de lo anterior. Si la altura es de 1.85 metros, entonces la altura promedio es de 1.65 metros. Si él es un atleta en el equipo de baloncesto, entonces no lo es. Debido a diferentes estándares, lo anterior puede causar discusión.

Cómo escuchar mejor está relacionado con palabras estandarizadas. Como en el ejemplo anterior, la referencia métrica es una buena manera de hacer que el contenido de una expresión tenga el mismo significado que el contenido involucrado.

Te escucho pero no te escucho

Debido a que es muy importante en el proceso de comunicación, el comportamiento físico puede enviar mensajes, como los siguientes: Estoy escuchando, pero al mismo tiempo no escucho.

Es decir, la atención se centra en el interlocutor pero físicamente se expresa:

  • Indiferencia.
  • Aburrimiento.
  • Molestia, enojo.
  • Cansancio.
  • Algún dolor.
  • Inquietud por hacer algo diferente.
  • Distracción.

Nos preguntamos, ¿cómo aprendemos a escuchar las voces de los demás a través de la comunicación no verbal? Centre su interés en la persona que habla y observe que la compañía enviará el mismo mensaje de atención. Por lo tanto, es importante que ante la incomodidad y el cansancio, no haga juicios y evite distracciones, haga una pausa para dejar de lado estas preocupaciones y luego continúe la conversación.

Realiza pausas para reflexionar

Aprenda a escuchar a las personas. Asimismo de prestar atención al motivo de la conversación, también debe comprender el tema.

Estas son algunas de las opciones a considerar:

  • Silencio
  • Tiempo para reflexionar
  • Despejar la mente y después continuar

El tiempo para la reflexión es la clave. Especialmente cuando se requiere gestión de datos, análisis y planificación. Este tipo de información es importante y debe digerirse antes de pasar a la siguiente etapa, ya sea para discutir el tema con más detalle o para tomar una decisión. Si bien saber escuchar significa que el interlocutor no se verá interrumpido, se recomienda que haga una pausa para reflexionar y comprender cuando el contenido de la conversación es información crítica. Eso es escuchar.

Utiliza preguntas, aprende a escuchar y dialogar con los demás

Como se mencionó anteriormente, escuchar con atención requiere una participación activa y discutir el tema de manera más detallada o clara. La herramienta correcta es el problema. A través de estas preguntas, puede obtener una comprensión clara de la pregunta, y puede hacer que el significado de las palabras sea equivalente. Ejemplos:

  • Explorar el origen de un problema.
  • Confirmar si lo entendido es lo que el interlocutor deseaba expresar.
  • Ampliar la conversación.
  • Obtener conclusiones, alternativas de solución.

Estos problemas pueden hacer que el personal relevante reflexione. Por supuesto, se debe tener cuidado de no hacer preguntas durante el diálogo, sino de hacer preguntas basadas en el juicio.

Aprende a escuchar activamente

La escucha activa es el mejor nivel de recepción en una conversación. Mostrar interés en las persona puede generar seguridad y gratitud. La escucha activa también ayuda a mejorar las relaciones interpersonales y a cambiar la postura de colaboración entre las personas del equipo. En el próximo artículo, compartiré más beneficios y ejemplos de escucha activa.

Practica la empatía

Escuchar con simpatía es sentir la historia del desarrollo del interlocutor, para comprender sus propios sentimientos. Aunque puede ponerse en la posición de otros sin su consentimiento, podrá brindar apoyo o al menos dar una respuesta más definitiva. El proceso de empatía no es estático en el tiempo, porque requiere observar lo que le sucede a alguien y luego reconocer estos sentimientos.

Oír y Escuchar

Escuchar y oír son dos cosas muy diferentes. Un día después escuché muchas cosas, pero escuché muy poco. Cuando escuchamos, no prestamos especial atención, solo capturamos la continuidad del sonido que ocurre a nuestro entorno. En el tiempo que nuestra atención se centra en ciertos sonidos o mensajes en particular, es una intención, y todos nuestros sentimientos se centran en lo que recibimos. Por lo tanto, las personas que saben escuchar a los demás los acompañarán a lo largo de la vida.

La importancia de escuchar  a los demás

Muy elemental e importante tener una comunicación óptima. Habitualmente las personas se focalizan en su capacidad de hablar y piensan que hablar bien es sinónimo de buena comunicación. La habilidad de hablar bien es una cualidad necesaria para una buena conversación . La capacidad de escuchar es más importante.

Escuchar se refiere a concentrarse en las palabras de la otra parte, tratar de comprender las palabras habladas con precisión y extraer los puntos principales de la información escuchada sin antes emitir juicios sin comprender completamente la información proporcionada por el interlocutor.

Como-aprender-a-escuchar

Existen algunos beneficios que obtenemos al escuchar

  • Un ambiente de comunicación positivo lo hace más efectivo.
  • Logramos captar el significado exacto del mensaje del remitente, reduciendo así los malentendidos.
  • Conseguimos información relevante sobre el interlocutor. Al escuchar activamente a nuestro emisor, le mostramos nuestra consideración de sus puntos de vista, mejorando así su autoestima. Esto le permite continuar proporcionándonos información importante.

Escuchar requiere tiempo y esfuerzo, y esto no puede ignorarse para mejorar nuestra comunicación. Cuando escuchamos música o miramos televisión, por supuesto podemos evitar que nuestros pensamientos vaguen. Si queremos mejorar nuestras habilidades de comunicación, debemos centrarnos en lo que la otra persona nos está diciendo.

Indudablemente, esto puede ser difícil porque no todos los diálogos son de nuestro interés. Sin embargo las habilidades de comunicación significan que enfocamos nuestra atención en el interlocutor, ya sea un niño o un adolescente.

También es esencial para una buena comprensión permitir que la persona con la que estamos chateando termine de expresar sus ideas antes de que comiencen a responder. Recuerde esperar un momento antes de comenzar a proporcionar respuestas o comentarios sobre lo que le acaban de decir. Esto le dará a otra persona la oportunidad de agregar cualquier contenido que pueda ignorar. Otra persona sabía que lo había escuchado por completo.

También es esencial para una buena comprensión permitir que la persona con la que estamos chateando termine de expresar sus ideas antes de que comiencen a responder. Recuerde esperar un momento antes de comenzar a proporcionar respuestas o comentarios sobre lo que le acaban de decir. Esto le dará a otra persona la oportunidad de agregar cualquier contenido que pueda ignorar. Otra persona sabía que lo había escuchado por completo.

Si practicas siempre las personas se relajarán cuando te hablen porque sabrán que tú eres quien puedes escuchar. Apreciarán el hecho de que pueden comunicarse y ser escuchados. Recuerde, no puede aceptar contenido con el que no está de acuerdo; pero puede verificar lo que escucha y mostrar las diferencias en su propia opinión. A veces, aunque se pueden escuchar las opiniones de los demás, no se pueden aceptar de ninguna manera.

No es solo escuchar lo que hablan, también incluye prestar atención a lo que dices, a lo que no dices e incluso a lo que debes prestar atención cuando expresas cierto contenido. Recordemos que la escucha activa brinda una serie de beneficios, que incluyen. Generar confianza, puede reducir la resistencia de los interlocutores y puede producir autoestima y personalidad.

La escucha activa requiere el desarrollo de una variedad de habilidades, pero lo más importante, requiere que mantengamos una actitud abierta y respetuosa con las personas con las que hablamos.

Muestra una actitud adecuada

En otras palabras, evite las distracciones, cuando le hablen, debe prestar atención a lo que le dicen. Por ejemplo, si está hablando desde la distancia, mire a la persona con la que está hablando por teléfono, por ejemplo, concéntrese en lo que le dijo el interlocutor. Además, si está relajado y dispuesto a aceptar, sus interlocutores se sentirán más seguros y tranquilos cuando le hablen, para que puedan organizar sus ideas más fácilmente y la conversación sea más natural.

Presta atención a los detalles

Cuando nos comunicamos, no solo lo hacemos por la pronunciación, sino también por su tono, ritmo y gestos que los acompañan. Para ayudarlo a descubrir estos detalles, puede preguntarse:

Qué …

  • me dicen sus palabras?
  • implica su tono?
  • indica su lenguaje no verbal?
  • tipo de lenguaje emplea?
  • gestos acompañan a su mensaje?
  • emoción está expresando?

No interrumpas

Ya sea que esté de acuerdo o en desacuerdo con lo que escucha, no moleste a su interlocutor y deje que continúe, porque a lo largo del discurso, con frecuencia le explicará por qué habla o actúa de cierta manera. Y, al no molestar, los demás se sentirán realmente escuchando, y es más fácil abrirle la puerta y compartir sus verdaderos sentimientos con usted.

Asegúrate de entender bien el mensaje

Si no sabe algo, pregúntele a su interlocutor directamente pero simplemente sin cuestionar ni juzgar parte de la información que ha compartido con usted. Para verificar su comprensión del mensaje, repita lo que escuchó con sus propias palabras.

Puedes decir esto: «Si te entiendo correctamente, quieres decir …» No agregue ninguna crítica o juicio a lo que escucha, solo asegúrese de comprender la información, y luego tenga tiempo para publicar su opinión (si es necesario) en el futuro, y está dispuesto a hacerlo.

Anima a tu interlocutor a seguir hablando

Sugiero que comience con preguntas básicas y luego pase a preguntas más profundas. Puede usar palabras clave: quién, qué, cuándo, dónde, por qué y cómo. Si esta persona comienza a revertir el tema y le pregunta, pero solo quiere que sea la persona que hable, responda las preguntas brevemente y reitere que realmente desea conocer sus pensamientos o sentimientos.

Demuestra que estas escuchando

Use expresiones como «Bueno, te sigo, uhumm …» También puedes usar posturas abiertas, mirarte a los ojos y pensar en las emociones del interlocutor … Por ejemplo, puede agregar expresiones como: «Sé que esto debería ser molesto», «Creo que algo como esto te hará sentir muy nervioso», «Creo que debes haber tenido una experiencia muy agradable». Como dije al principio, aprender a escuchar es un arte entrenable. Ponlo en práctica tanto como sea posible y agradece a tu interlocutor por la conversación. Recuerde que se aprende mas escuchando que hablando.

Querido lector, si quiere seguir disfrutando de nuestro contenido siga nuestro siguiente enlace:Técnicas de comunicación

Como-aprender-a-escuchar


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.